Cúrcuma y Cáncer, todo lo que debes saber del tema

La Cúrcuma es una especia que se utiliza frecuentemente en deliciosos platos ya que su sabor es fuerte y delicioso, especialmente es preferida para integrar recetas de cocina Hindú, Árabe y Asiática. Tiene propiedades beneficiosas para la salud que se toman en cuenta para mejorar síntomas propios de las personas con cáncer. En este artículo te presentamos las ventajas en la relación entre  Cúrcuma y Cáncer.

Cúrcuma y Cáncer

¿Qué es la Cúrcuma?

La cúrcuma es uno de los condimentos más utilizados en la comida alrededor del mundo, en la cocina internacional es muy apreciada pues aporta un sabor único a las preparaciones, su inusual color la hace inconfundible; es un ingrediente para una sazón particular que realza el sabor de los alimentos.

Esta especia es un elemento imprescindible en la gastronomía, esto se debe a que su sabor es intenso, con un toque entre los sabores amargo y picante que combina perfecto a la hora de realizar platos con un sabor complejo y delicioso.

Características 

La cúrcuma pertenece a la misma familia del jengibre, las Zingiberáceas. Se trata de una planta de tipo herbáceo, que proviene de las lejanas tierras al Sur de la India.

La planta de la cúrcuma está clasificada como una hierba perenne, es decir no desarrolla tallos leñosos y tiene una vida que se extiende a más de dos años como mínimo.

La cúrcuma es una planta que tiene rizomas, lo cual se trata de tallos subterráneos que crecen en dirección horizontal, de donde se extienden raíces y brotes herbáceos, que funcionan para el proceso de reproducción de la planta. Descubre más sobre otros nutritivos tubérculos en nuestro artículo Yuca

Los rizomas de la planta de cúrcuma son de color amarillo anaranjado, de forma cilíndrica y con un aroma intenso. Las hojas de esta especie están distribuidas en dos filas sobre las ramas, la unión de todas las hojas forman un falso tallo; son de tamaño grande, pueden llegar a medir hasta 45 centímetros de longitud.

Hábitat 

La planta de cúrcuma se adapta bien en las zonas de clima cálido y húmedo. Se puede encontrar distribuida por todo el continente asiático principalmente en Polinesia y Micronesia hasta la parte sur este del continente.

Para que la planta prospere y tenga un óptimo desarrollo necesita que la temperatura del ambiente se mantenga entre los 20 y los 30 grados centígrados, con una abundante caída de precipitaciones.

cúrcuma y cáncer

Una de las ciudades que es fundamentalmente el mayor productor y exportador de la cúrcuma, se llama Sangli, la cual está localizada en la parte sur de la India.

Uso en la gastronomía

La cúrcuma es una de las especias más buscadas para dar ese toque exótico a las preparaciones, en la India se utiliza en la mayoría de las recetas de la comida típica de este país, integrándola a la dieta como  diaria para darle ese color característico a los alimentos.

Al ser parte de las especias que componen el curry, es uno de los ingredientes esenciales de los países de este lado del mundo También forma parte de famosos preparados como la mostaza, a la cual le da el color y sabor característico.

La cúrcuma es uno de los ingredientes principales del curry el cual básicamente se trata de un elaborado plato que contiene las más exóticas y deliciosas especias, muy popular en la comida Asiática y uno de los elementos esenciales de la comida Hindú.

cúrcuma y cáncer

También es frecuente que la cúrcuma se utilice para hacer infusiones, junto a los ingredientes como el jengibre, el jugo de limón y la miel la cúrcuma libera propiedades medicinales interesantes y maravillosas como por ejemplo su uso está comprobado ya que existen en la cúrcuma sustancias que ayudan en el tratamiento para el cáncer.

Propiedades de la Cúrcuma

Los beneficios y propiedades de la planta de cúrcuma han sido utilizadas desde tiempos muy antiguos, en la India en los años 610 a.c. ya se utilizaba como ingrediente indispensable en las cocinas familiares; también tenía un uso curioso e interesante, la cúrcuma era usada como colorante.

La raíz de la plana se utilizó a lo largo de la historia para poner color en el cuerpo, e incluso muchas veces se utiliza para realizar colorantes textiles, los cuales al ser naturales no causan ninguna reacción alérgica en la persona que la usa.

cúrcuma y cáncer

La cúrcuma también se emplea como colorante textil, ya que con ella se puede teñir perfectamente las fibras de algodón, lana, seda, cuero, papel y se usa también como parte de los componentes de las pinturas sintéticas,  como la laca, el barniz, las ceras y los tintes.

El extracto de la planta es utilizada de varias formas, una de ellas es la de colorante alimentario; en su estado crudo, le otorga a los alimentos un color amarillo intenso, casi naranja, justo como la raíz de la planta.

Otro de los estados que más se conoce y representa lo maravilloso de las bondades de esta planta es la forma de curcumina,  sustancia que se obtiene del rizoma y que tiene cualidades refinadas y purificadas que elevan las propiedades benéficas de la planta, incluso se llega a utilizar la cúrcuma para el cáncer, como apoyo para el tratamiento.

cúrcuma y cáncer

Usos medicinales de la Cúrcuma 

La parte de la planta de cúrcuma que posee las propiedades medicinales son los rizomas, estas raíces particularmente gruesas y tuberosas, las cuales generalmente se presentan como uno principal que tiene forma más bien ovalada y rizomas secundarios de silueta cilíndrica, son muy duros al tacto, tienen color marrón claro por fuera y por dentro un vibrante tono naranja.

Los rizomas  contienen muchas propiedades que contribuyen con la salud de los seres humanos, en especial de las personas que tienen padecimientos graves como el cáncer, ya que la cúrcuma puede ayudar en tratamientos donde se necesite ayuda para controlar algún síntoma en específico.

La cúrcuma contiene fibra, proteínas, niacina, también contiene vitaminas C, E y K, además de sodio, potasio, calcio, cobre hierro, magnesio y zinc. Descubre más sobre los compuestos químicos en los alimentos en nuestro artículo Alimentos con Magnesio

cúrcuma y cáncer

La cúrcuma propicia la producción de mediadores de los procesos de inflamación y los radicales libres, por lo cual se le atribuyen propiedades beneficiosas en estos casos.

Los efectos de estas propiedades son provechosas para los tratamientos como la dislipemia, la cual es una enfermedad en la cual los niveles de los lípidos en sangre están anormalmente altos.

Esto repercute de manera terrible en la salud de una persona ya que aumenta el riesgo de que se obstruyan las arterias, y se produzcan infartos, derrames cerebrales y otras complicaciones circulatorias.

Componentes activos 

Entre los componentes activos más importantes de la cúrcuma son (entre otros) los compuestos curcuminoides, los cuales incluyen las sustancias químicas como la curcumina, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina. 

De estos componentes, el que más se ha estudiado es la curcumina, debido a que es la sustancia más abundante, de hecho tiene un porcentaje de 3,14% aproximadamente en la cúrcuma en polvo.

cúrcuma y cáncer

A la curcumina se le atribuyen beneficios para la salud como las propiedades antioxidantes, y antiinflamatorias. Sus aportes terapéuticos, incluyen sustancias químicas llamadas cetonas como el tumerol, y otros aceites esenciales con efectos tónicos y estimulantes.

De la cúrcuma también se extraen sales minerales, polisacáridos, sustancias elementales como hierro y potasio, ácido valérico y caprílico, además de resinas.

La Cúrcuma y el Cáncer 

El cáncer es el nombre con que se denominan una gran cantidad enfermedades, que tienen como característica común, el que en algún momento de la existencia de un individuo, sus células comienzan a reproducirse de manera anormal, dividiéndose de manera incontrolable.

Estas células son tan dañinas que pueden infiltrarse en los tejidos de las células sanas y destruirlo, además de que causan daños extremos en los órganos internos, los cuales eventualmente dejan de funcionar.

El cáncer es una enfermedad mortal, puede presentarse de improviso y extenderse a todos los tejidos del cuerpo. A pesar de los adelantos médicos que se han logrado, la tasa de supervivencia aún debe mejorarse. Se han notado avances en los tratamientos, gracias a la técnica de detección temprana a innovaciones en los medicamentos.

Las propiedades terapéuticas de la cúrcuma tienen potenciales efectos en los tratamientos contra en cáncer. Actualmente se realizan estudios que indican que se obtienen mejores resultados de parte del organismo del paciente que consume cúrcuma durante su proceso de quimioterapia.

La curcumina

La curcumina es una sustancia con propiedades medicinales asombrosas, la cual se obtiene del rizoma de la planta de la cúrcuma. Básicamente es un potente polifenol, el cual posee una gran cantidad de beneficios para la salud entre ellos, la actividad antimicrobiana, antiinflamatoria, antioxidante y anticancerígena.

Existen estudios científicos que indican que la cúrcuma puede ser muy útil en el tratamiento del cáncer, así como también en el control de la diabetes, las afecciones de tipo neurálgicas, la obesidad y los trastornos psiquiátricos.

También está comprobado que este componente actúa como un coadyuvante en los tratamientos para las enfermedades crónicas en sus etapas terminales, ayudando en la sintomatología que afecta el sistema cardiovascular, el tracto digestivo, los tejidos blandos y órganos imprescindibles para la vida como los riñones, hígado y los pulmones.

¿Ayuda la Cúrcuma en los casos de  Cáncer ?

Las propiedades antioxidantes de la cúrcuma benefician de manera significativa los tratamientos para el cáncer, pues genera o acelera los procesos de disminución de la inflamación en los tejidos.

Investigaciones y experimentos realizados en animales de laboratorio indican que la cúrcuma puede en gran medida prevenir el cáncer, además de que puede prevenir la metástasis o sea la diseminación de células malignas  en todos los órganos del cuerpo.

Otro aspecto interesante del uso de la cúrcuma en personas que están bajo tratamiento por padecer alguna patología cancerígena, es que hace que los complicados procesos de quimioterapia resulten más eficaces, y el cuerpo tenga más tolerancia a los mismos.

En algunos casos los investigadores notaron una marcada diferencia entre los que ingerían cantidades altas de curcumina y los que no.

En el año 2007 se lleva a cabo la publicación de los resultados de estudios realizados para determinar hasta qué punto la cúrcuma es beneficiosa para los tratamientos contra el cáncer.

Para esto se realizó todo un análisis exhaustivo y experimental en aspectos importantes como los efectos en los tumores, en la dispersión de las células malignas y en el uso de métodos invasivos en los tratamientos.

La Ayurveda

La cúrcuma es una sustancia que se recomienda en el sistema de medicina tradicional llamado Ayurveda, el cual consiste en un conjunto de técnicas basadas en la medicina tradicional de la India, las cuales tienen como objetivo principal lograr la unión equilibrada y armónica del cuerpo, la mente y el espíritu.

Entre las premisas de vida que tiene la ayurveda es que los practicantes de estas teorías y estilo de vida, afirman que los estados de salud y enfermedad en el ser humano son el resultado de la falta de equidad en las partes que conforman el todo en la vida de una persona.

Los tratamientos ayurvédicos son realizados en base a una dieta abundante en grupos de alimentos naturales, frescos y combinados de manera preestablecida, además de medicamentos que consisten en mezclas de hierbas y otros elementos de la naturaleza. Descubre las vitaminas presentes en las frutas en nuestro artículo Maracuyá

Beneficios

Una de las plantas medicinales que siempre se utiliza como parte de las recetas para lograr el equilibrio entre el paciente y la energía de las influencias básicas de la vida, es la cúrcuma.

De hecho, la medicina tradicional India afirma que la cúrcuma mejora el metabolismo a nivel celular, y es uno de los mejores medicamentos para controlar una hemorragia.

Otras bondades que se le atribuyen a la cúrcuma es la de reducir el tejido adiposo y contribuir con la condición tonificada de los músculos; además de ayudar en la disminución del exceso de sudor.

La cúrcuma se incluye entre el grupo de hierbas que se utilizan para controlar las infecciones de la piel, pues mejora la condición de la misma, la elasticidad, humedad y tonificación, además de que funciona cuando se presenta una condición de infección que produce prurito.

Finalmente, según la medicina tradicional ayurvédica la cúrcuma reduce el crecimiento de las masas tumorales, actuando como agente de eliminación de los desechos tóxicos del organismo.

La Cúrcuma en apoyo a los pacientes con Cáncer

La cúrcuma es una sustancia citotóxica, es decir que es un compuesto químico que puede interferir en una célula, ya sea una célula que presente condiciones anormales o cancerígenas, en agentes infecciosos (son los que producen las enfermedades infecciosas) e incluso puede atravesar tejidos blandos.

La condición citotóxica de la cúrcuma hace que sea una sustancia altamente tóxica para las líneas tumorales de diferente origen en su tejido tisular, aunque puede variar un poco la intensidad del daño dependiendo del tipo de tejido que tenga la formación tumoral.

En este sentido, la acción antitumoral de la cúrcuma en los casos cancerosos depende en gran medida de la concentración de la curcumina y de la fase en la que se encuentre el cáncer y del tipo de tratamiento que se esté aplicando al paciente.

La cúrcuma generalmente puede inhibir el crecimiento de las células cancerosas lo cual incide directamente en el crecimiento de las formaciones tumorales, además de que esto contribuye a la prolongación de la vida del paciente.

Los efectos de la cúrcuma no son tóxicos en los seres humanos, siempre y cuando los niveles ingeridos sean menores a los 8,000 miligramos diarios introducidos al organismo por vía oral.

Esto es particularmente beneficioso cuando se trata de prolongados tratamientos paliativos de las enfermedades terminales y en la quimioprevención del cáncer y en los estadios terminales que incluyen metástasis.

La biodisponibilidad

El gran potencial de la cúrcuma como medicina y agente terapéutico como coadyuvante en los tratamientos anticancerosos tiene una desventaja, y es la de que su biodisponibilidad suele ser reducida.

Si la curcumina se ingiere de manera oral la mayor parte de la cantidad que ha ingresado al tracto digestivo se excreta directamente sin pasar al torrente sanguíneo o ser absorbida por los tejidos para comenzar sus efectos medicinales.

Es por ello que si se quiere tomar las cantidades necesarias de cúrcuma llevando una dieta que incluya esta maravillosa sustancia, se tiene que combinar con pimienta negra.

La pimienta negra contiene piperina un compuesto que tiene propiedades inhibidoras que intervienen en el proceso de absorción hepática e intestinal, lo cual aumenta la absorción de la curcumina.

También existen suplementos y complementos vitamínicos procesados a base de cúrcuma natural, estos productos ofrecen una mayor cantidad de curcumina dispersada, la cual es mucho más eficaz para que el organismo tenga la capacidad de absorber el compuesto sacando el mejor provecho de sus propiedades.

El índice de absorción en el ser humano que tome un complemento de cúrcuma es 27 veces más alta que cuando la persona que lo consume en polvo.

Estudios realizados

Se han realizado estudios en pacientes con cáncer de páncreas con tratamiento de quimioterapia basado en el medicamento gemcitabina, de los cuales los pacientes no tuvieron resultados exitosos, pero con el tratamiento paliativo de cúrcuma notaron mejoría en los síntomas en general principalmente en la fatiga.

En los pacientes con cáncer de próstata, la cúrcuma actúa como un protector a nivel celular, lo cual puede tener efectos quimiopreventivos sobre los pacientes que sufren de este terrible tipo de cáncer.

En estudios recientes en pacientes con colitis ulcerosa que ya estaban en la etapa de remisión, la cúrcuma puede ser un coadyuvante eficiente en el control de los síntomas y de los efectos secundarios del tratamiento.

Los tratamientos sintomáticos de la artritis y de otras manifestaciones de enfermedades reumáticas tuvieron una mejoría considerable en cuanto a los síntomas y al alivio en algunos casos del dolor crónico en los pacientes.

Deja un comentario