Huesos Del Cráneo, todo lo que debes saber de ellos

Huesos del cráneo, una importante estructura del cuerpo humano, que tiene como primordial función proteger el cerebro y que además se encuentra compuesto de algunas secciones óseas diminutas que se van fusionando a medida que se envejece. Descubre todos los curiosos aspectos asociados con esta configuración normal dentro de nuestra cabeza y mucho más.

Huesos del Cráneo

Introducción

Como se sabe los huesos son el soporte del cuerpo humano, ellos permiten la adecuada protección de órganos vitales como es el caso del corazón o el cerebro; pero además ayudan en la producción de la sangre que es empleada por todos los sistemas orgánicos.

Esto hace que sea necesario cuidar de ellos, ya que son los que permiten el desplazamiento de los seres humanos; gracias a su trabajo conjunto con los músculos. Sin ellos todo colapsaría, solo se contaría con una gran masa gelatinosa.

Los huesos son tejidos vivos, que crecen dentro de nuestro cuerpo, que se alimentan de los nutrientes presentes en la sangre y se encuentran compuestos de fosfato de calcio; por ello se da su asociación con la idea referente a que la leche ayuda a contar con huesos fuertes, aumentando tras su consumo la cantidad de iones de calcio disponibles para el mantenimiento y formación de todos los huesos del esqueleto.

Huesos del Cráneo

A medida que los seres humanos envejecen, las pequeñas secciones óseas presentes en el cráneo se fusionan, lo que es importante, pues se trata de la estructura que protege el cerebro. Un ejemplo de estos se aprecia al papal la cabeza de un recién nacido; donde claramente se puede sentir cada una de sus divisiones.

Cada hueso es indispensable, ya que están hechos de proteínas y minerales; pero de manera increíble son fuertes, todo ello con la finalidad de poder soportar el peso del cuerpo. Ellos no son sólidos, sino huecos, pues a través de ellos pasa una vía de vasos sanguíneos que traen nutrientes de un lado a otro del organismo, al igual que los nervios. en este sentido pueda que te interese conocer ¿Cuántos Litros de Sangre Tiene el Cuerpo Humano?

En esta ocasión les traemos como tema de este interesante artículos los Huesos del Cráneo, con la finalidad de que todos nuestro lectores descubran importantes aspectos asociados a ellos, como es el caso de saber cuáles son las placas óseas que protegen nuestro cerebro, no te lo pierdas.

Huesos del Cráneo

El cráneo de los seres humanos está compuesto por diferentes huesos, con la función de resguardar el cerebro, uno de nuestros órganos primordiales, ya que dé él depende el funcionamiento del resto de los sistemas del cuerpo. Esta protección es un mecanismo de supervivencia, que está apoyada en la configuración de nuestro cráneo, un término que debe ser identificado como la parte superior de la cabeza, dentro de la cual esta resguardado el cerebelo, el cerebro y el bulbo raquídeo.

Visto de esta manera, se debe precisar, que el cráneo está compuesto técnicamente de una estructura ósea encargada de recubrir el encéfalo; ya que los huesos por ejemplo de la mandíbula, que forman parte de la cabeza, corresponde al esqueleto facial.

De tal forma en la cabeza se aprecia lo que se identifica como neurocráneo que es el cráneo propiamente dicho y el viscerocráneo, que está conformado por las otras estructuras óseas de la cara, entre las cuales se encuentran los oídos, cuenca de los ojos, fosas nasales, cavidades nasales y todos los huesos de la mandíbula.

El neurocráneo, entendido como el cráneo humano de un adulto, se encuentra compuesto en base a ocho huesos bien soldados o unidos entre sí; lo que se hace en base al desarrollo de tejidos conjuntivos que se endurecen.

Esto permite proteger el encéfalo y contar con una estructura básica para permitir que la musculatura facial se adhiera, contando también con una posición estable para la distribución de nervios craneales, vasos sanguíneos y el propio cerebro.

¿Qué es El Cráneo?

El cráneo en los seres humanos es un estructura creada a base de huesos, que permite dar protección al encéfalo, lo cubre de una manera indispensable, para evitar que pueda ser dañado al recibir un golpe.

Pero esto depende claro está, de la intensidad del golpe; aunque de manera general le ofrece una amplia posibilidad de hacer que las consecuencias de un golpe puedan ser leves.

Esta estructura del cuerpo humano se forma a partir de los tres meses del periodo fetal, se encuentra incompleta durante el nacimiento, contando con tan solo 6 importantes usos, que posteriormente y de forma progresiva se van desarrollando, hasta alcanzar los 8, con los que contará posteriormente, a pesar de que este desarrollo se mantiene aun durante su etapa de adulto.

El cráneo está dividido en bóveda o calvaria, que es su parte superior, mientras que la inferior es la base, a la cual se encuentra unido el restos del esqueleto de la cara que hemos identificado como viscerocráneo.

Huesos Del Neurocráneo

El cráneo se encuentra formado en base a una estructura de ocho huesos, que son dos temporales, un occipital, dos parietales, un frontal, un esfenoides y un etmoides.

Todos estos huesos se desarrollan de tal forma que pueden articularse entre sí, creando en conjunto una forma ovoide; que cuenta con un polo frontal o anterior de manera estrecha y otro polo considerado como posterior.

En este punto es interesante conocer detalladamente cuales son cada uno de estos huesos, que como se ha mencionado, cuentan con orificios para la circulación de los nervios y vasos sanguíneos.

Frontal

Es el hueso que da forma a la frente, protegiendo de esta manera el lóbulo frontal; el cual llega hasta la parte superior en donde se encuentra ubicada la bóveda del ojo, sirviendo además de unión entre lo que hemos conocido como viscerocráneo y neurocráneo.

También está unido a los huesos parietales, mediante la sutura coronaria, que se trata de una articulación densa de tejido fibrosos y con los nasales por la sutura frotonasal. Cabe destacar que cuando los seres humanos nacen, los huesos de su cráneo no se encuentran unidos.

Huesos del Cráneo

Parietales

Son los huesos más grandes de nuestro cráneo, que dan forma a la región superior y lateral del mismo, ya que son precisamente dos. Como se ha indicado, está unido con el frontal por la sutura coronaria, mientras que ellos mismo son unidos por suturas escamosas y además por una sutura de tipo lambdoidea con el hueso occipital.

A este punto es interesante mencionar que las suturas del cráneo son un tipo de articulación que curiosamente solo está presente en los huesos de la cabeza, para permitir cierta cantidad de movimiento y elasticidad del cráneo.

Como se ha indicado al nacer ciertos huesos permanecen sin soldarse, dando origen a lo que se conoce como “Fontanelas”, que vienen a ser los puntos blandos en la cabeza de un bebé. Luego la posición de los huesos va cambiando aun durante la vida adulta, pero más despacio.

Temporales

El cráneo cuenta con dos huesos temporales, cada uno de ellos ubicado debajo de uno de los parietales y unidos por las suturas escamosas. En ellos se aprecian además la presencia de tres zonas.

  • Escamosa, una zona que puede ser identificada con facilidad, ya que se encuentra alrededor de la sutura escamosa.
  • Mastoides, está cercana a la mandíbula y en ella tienen su asiento algunos de los músculos propios del cuello y de dicha mandíbula.
  • Pétrea, es la más oculta de las tres, ya que se encuentra en las regiones más profundas, que conforman la base del cráneo y donde se apoyan los oídos.

Occipital

Es un importante hueso de la base del cráneo, ya que se encuentra en el lugar donde tanto el encéfalo como la médula espinal se conectan. Desde dicho lugar se encarga de la protección del tronco del encéfalo, cerebelo, lóbulo occipital y el temporal.

La sutura que une este hueso con el parietal es denominada lambdoidea; mientras que su firme unión con el hueso temporal se logra gracias a la sutura occipitomastoidea.

Esfenoides

A la altura de la sien en la cabeza humana, se puede identificar claramente este hueso que tiene forma de mariposa; el que a su vez se conecta con los huesos occipital, frontal y temporal. Está ubicado de lado a lado en el cráneo de forma horizontal, siendo sus partes las siguientes.

  • Cuerpo, cuenta con lo que se conoce como silla turca, la cual permite la protección de la hipófisis o glándula pituitaria, donde esta presentes importante hormonas como la del crecimiento.
  • Alas Mayores, son parte de la pared dorsal en la cual está presente cada una de las órbitas oculares, que contienen los ojos.
  • Alas Menores, son el soporte de la parte media del cráneo, permitiendo la completa unión del resto de los huesos de este.
  • Apófisis Pterigoidea, son dos láminas óseas, dispuestas de forma vertical; que dividen la cara inferior del cuerpo del esfenoides, de la parte representada por las alas mayores.

Huesos del Cráneo

Etmoides

Este hueso se encuentra ubicado de forma perfecta entre el hueso nasal y el esfenoides, visto anteriormente. Su presencia permite la adecuada formación tanto de las órbitas oculares, como de las fosas nasales.

Es un importante hueso que está conectado con las meninges; membranas de tejido conectivo que protegen el sistema nervioso central y está provisto de gran cantidad de cavidades que son denominadas celdillas etmoidales o el laberinto.

Este hueso está provisto de dos láminas, una de ellas horizontal y la otra vertical, las que conforman la pared externa del laberinto etmoidal y los huesos donde están los lagrimales.

Hasta este punto hemos conocido los huesos del cráneo o neurocráneo; pero como en la cabeza esta presentes además los Huesos del Viscerocráneo, es interesante conocer algunos detalles de ellos.

Huesos del Viscerocráneo

Los seres humanos tienen en su cabeza un total de 22 huesos, de los cuales 8 de ellos que ya hemos conocido son identificados como propios del cráneo, mientras que otros 14 huesos, son complementarios y parte de los conocidos como huesos de viscerocráneo. Todo esto sin mencionar algunos otros que se encuentran dentro del oído, como es el caso del martillo, yunque y estribo.

Cada persona cuenta en su cabeza con los siguientes huesos del Viscerocráneo:

  • Maxilares
  • Nasales
  • Lagrimales
  • Cornetes
  • Palatinos
  • Cigomáticos
  • Vómer
  • Mandíbula

De estos 14 huesos, seis de ellos se presentan en forma de pares bilaterales como es el caso de maxilar, nasal inferior, cigomático, palatino, nasal y lagrimal. Mientras que la Mandíbula y el vómer son impares, pero también se diferencian de los anteriores, por ser las únicas estructura óseas de este grupo que son móviles.

Huesos del Cráneo

Curiosidades de los Huesos del Cráneo

El cráneo de los seres humanos es una estructura ingeniosa, que ofrece protección al cerebro, pero también está relacionado con la fisonomía facial de cada una de las persona; pues nunca será igual entre dos personas; por lo cual los expertos pueden distinguir con facilidad cuando se trata de un cráneo de un hombre o de una mujer.

Esta cualidad es considerada como el dimorfismo sexual, que permite mediante la observación establecer la diferencia entre estos dos sexos.

Por otro lado el cráneo se desarrolla durante la gestación, pero sigue su maduración con el paso de los años incluso hasta la vejez. Incluso cuando nace un bebe, cuenta con seis huesos craneales en lugar de los ocho que tendrá, posteriormente de adulto.

El cráneo al igual que cualquier otra parte del cuerpo, está expuesto a sufrir enfermedades, malformaciones o defectos genéticos. Un ejemplo de esto es la enfermedad de Crouzon, que se caracteriza por el cierre precoz de la fontanela en los niños, lo que les ocasiona defectos, alteraciones en el rostro o lo que se conoce como hidrocefalia.

Otra enfermedad que ataca al cráneo es la de Paget, la que produce una inflamación el tejido óseo, mediante lo cual se pueden sufrir fracturas o deformaciones; como estas patologías existen muchas otras.

Finalizamos comentándoles que el cráneo al igual que el resto del esqueleto del cuerpo, una vez que una persona muere es lo que perdura de ella por mayor cantidad de años; mientras tanto en vida es la estructura que permite proteger adecuadamente el cerebro, que junto con el corazón, son los órganos más importantes que se deben cuidar.

Si el contenido del presente artículo ha sido de utilidad para conocer ¿cuáles son los Huesos del Cráneo? que debemos cuidar; por la caja que contiene nuestro cerebro; les sugerimos a continuación los siguientes temas.

Deja un comentario