Los curiosos Inventos de Leonardo Da Vinci

Los Inventos de Leonardo Da Vinci son creaciones fantásticas de un genio progresista, cuyo diseño innovador revolucionó las ideas preconcebidas en el campo científico. Da Vinci fue uno de los inventores más prolíficos de la historia, sus inventos cambiaron el mundo e impulsaron con creatividad el progreso del ser humano.

inventos de leonardo da vinci

Leonardo Da Vinci

Leonardo da Vinci cuyo nombre completo era Leonardo di ser Piero da Vinci, fue uno de los hombres más inteligentes que ha existido en la historia de la humanidad.

Este sabio vivió el apogeo de la época del Renacentismo Italiano, una época de grandes cambios y logros culturales, donde sus relevantes aportes abrieron una ventana al mundo del progreso científico, la experimentación y el desarrollo.

Leonardo Da Vinci fue catalogado como un ‘Polímata‘ lo cual quiere decir que era considerado una persona que tenía vasto conocimiento en diversos campos de la ciencia, en las artes y en las disciplinas académicas relacionadas con el comportamiento y la cultura  humana.

Múltiples habilidades

Da Vinci fue un reconocido artífice en el arte de la pintura, un incansable admirador de la complexión y la anatomía de los seres vivos, un profesional que se encargaba de proyectar su visión arquitectónica sobre los edificios, ciudades e imponentes estructuras de su tiempo.

inventos de Leonardo Da Vinci

Por si fuera poco, el maestro Da Vinci poseía las habilidades innatas en las finas artes de la escultura, escritura y poesía, con lo cual lograba expresar sus intensas emociones, mostrando al mundo sus inquietudes sobre el mundo que le rodeaba.

Otras de las capacidades que tenía Leonardo eran las de botánico, pues le interesaban todos los aspectos relacionados con las plantas,  el urbanismo y cualquier manifestación artística en la que pudiera expresar su punto de vista único y singular.

La paleontología es una ciencia que le dio  a Leonardo Da Vinci la posibilidad de desencadenar toda la curiosidad que tiene estudiando la vida y estructura corporal de las especies extintas; lo cual le dio muchas ideas sobre implementaciones prácticas de sus observaciones, en el campo de la ingeniería y de la invención.

Leonardo Da Vinci sentía pasión por muchas de las ramas del conocimiento humano, estudiaba con dedicación y detenimiento la esencia de las cosas, para luego crear modelos que imitaran las cosas simples de la naturaleza; ejemplo de ello son sus inventos donde pone de manifiesto su creatividad asombrosa.

Genio sin igual 

Los primeros proyectos, diseños y obras de arte de Leonardo Da Vinci fueron trabajos que realizó entre las ciudades de Milán, Roma, Bolonia y Venecia, donde estableció sus talleres para realizar sus reconocidas creaciones.

Sus últimos años recibe una invitación del Rey Francisco I, lo cual lo lleva a vivir a Francia donde va a trabajar y enseñar a pupilos que comenzaban apenas a transitar en el mundo de la escultura y la pintura.

Leonardo Da Vinci es considerado como el símbolo del Renacimiento; su genialidad nos deja un legado de obras que representan un compendio de ideas inteligentes, novedosas y llevadas a cabo por un talento sin igual.

Este sabio es el hombre con el mayor número de habilidades y capacidades para desempeñarse en múltiples disciplinas; antes o después de él no ha existido una persona con una amplitud de talentos tan amplia y maravillosa.

Inventos de Leonardo Da Vinci

Sus Inventos 

Leonardo Da Vinci fue un ingeniero exitoso, su creatividad e inventiva le apoyaron para desarrollar ideas que estaban muy adelantadas a su época; cosas que los otros hombres de ciencia no se atrevían ni a imaginar, él las diseño y las adaptó a los conocimientos que se tenían para ese tiempo.

Aunque parezca increíble Da Vinci tuvo la visión de un aparato volador que transportara al hombre conquistando el espacio aéreo, para eso realizó el diseño de la hélice, uno de los inventos en los que demuestra su conocimientos de ingeniería.

Así mismo, entre los inventos de Leonardo Da Vinci podemos encontrar la máquina voladora y el paracaídas; los cuales no pudieron ser construidos hasta muchísimos años después, todos fueron de su ideas de su inquieta imaginación.

Gracias a la fascinación de Da Vinci por encontrar la manera de surcar los cielos, el científico observó durante horas los movimientos de las aves y trató de imitarlos, lo cual demuestra su entusiasmo porque algún día la humanidad pudiera volar.

Inventos de Leonardo Da Vinci

Da Vinci tiene en su haber un buen número de inventos, que a pesar de sus esfuerzos no pudieron implementarse; sencillamente debido a que no se tenían los conocimientos tecnológicos como para desarrollar cabalmente los diseños de ingeniería del sabio.

Por ejemplo, en la época del renacimiento, era impensable utilizar un traje de buzo, un carro de combate, un submarino o inclusive un automóvil. Todas estas ideas fueron descritas a detalle para su construcción y posterior uso por el genio renacentista.

Adelantado a su tiempo

Da Vinci diseñó proyectos que parecían sacados de una realidad alterna, como una máquina para medir el paso del tiempo que utilizaba dos complicados mecanismos por separado; también ocupó parte de su tiempo en la ambiciosa idea de diseñar la ciudad con el urbanismo perfecto.

Leonardo Da Vinci tuvo una trayectoria como científico, ingeniero e inventor que con su legado de inventos e ideas novedosas, hizo avanzar y expandir los conocimientos que tenía la comunidad científica de la época en las áreas de anatomía humana, óptica y la aerodinámica.

Los aportes que más reconocimiento le otorgan al genio, además de la ingeniería, son la pintura y la escultura. Sus obras más aclamadas a nivel mundial son la Gioconda y la Última Cena.

Estos cuadros de Leonardo Da Vinci son consideradas patrimonio de la humanidad, se ha determinado que no hay otra pintura que sea tan enigmática y genial como estas dos obras; las cuales han sido imitadas, copiadas y utilizadas como muestra de lo que pueden llegara convertirse una idea en manos de una mente privilegiada.

El hombre de Vitruvio  es otra de las obras que se relaciona inmediatamente con la figura del genio renacentista; se trata de un dibujo de Da Vinci en el cual el científico plasmó el cuerpo humano, con una estructura simétrica perfecta. Lo cual representa para muchos la concepción de las medidas perfectas.

Inventos de Leonardo Da Vinci

Inventos de Leonardo Da Vinci

Los conocimientos de Leonardo Da Vinci sobre la ciencia en el área de la ingeniería, son tanto o más impresionantes que sus habilidades artísticas. Los inventos de Leonardo Da Vinci asombraron a sus colegas y seguidores en la época del Renacimiento; aún en nuestros días estos inventos causan curiosidad y admiración.

Los inventos de Leonardo Da Vinci son básicamente, ideas descriptivas de la visión del genio de cómo debían funcionar algunas cosas, siempre con la intención de optimizar y facilitar la vida diaria, poniendo el conocimiento científico al servicio de la humanidad.

A continuación, presentamos las maravillosas ideas que salieron de la mente de un hombre con una inteligencia privilegiada, una creatividad fructífera y una curiosidad que le guió como instinto que debía seguir durante toda su vida. Descubre más sobre las cosas curiosas que existen en Curiosidades del mundo

Anemómetro

Uno de los inventos de Leonardo Da Vinci que demuestra su encendida curiosidad por entender y dominar los elementos que nos rodean, es el anemómetro. Este diseño está inspirado en la fascinación que tiene el genio por volar.

Este curioso instrumento se utiliza para realizar mediciones del viento para su posterior análisis; mayormente el funcionamiento de este dispositivo contaba con una lámina que se movía con la acción del viento, la corriente de aire hacía que esta lámina se desplazara por un riel en forma de arco de madera.

El objetivo de este curioso aparato es el de informar del comportamiento y de la dirección del viento a todo el que estuviera dispuesto a aventurarse hacia los cielos y volar.

Da Vinci no inventó realmente el dispositivo, pues existe evidencia de un boceto anterior, diseñado por León Battista en el año 1450; Leonardo toma esta idea y la rediseña totalmente, mejorandola para que resultara más fácil el realizar la medición; el modelo de Da Vinci salió a la luz entre los años 1483 y 1486.

Reloj 

A través  de la historia, sabemos que Da Vinci no inventó el reloj, él tomó el diseño original y logró que mostrara el tiempo de manera más precisa.

El reloj de Leonardo operaba con dos mecanismos que trabajaban en relación pero estaban separados, uno controlaba el paso de los minutos y el otro era para las horas. Este artefacto tiene un mecanismo intrincado de arneses conectados entre sí; además de un dispositivo para seguir la fase de la luna en un momento en específico.

Odómetro 

El odómetro es básicamente el mecanismo antecesor del cuentakilómetros. Un odómetro, cuyo nombre proviene de Odo que significa camino y metro que implica medir; es un instrumento que mide la distancia.

De hecho, se trata de una curiosa carretilla que se emplea para medir las distancias; cada metro y medio un eje da una vuelta y la rueda vertical pasa uno de los 30 dientes. Cuando se avanzan 45 metros, el mecanismo principal se mueve y cae una canica en la caja, para luego contar cuantos metros se ha desplazado la estructura.

El Coloso

En el año 1482 el Duque de Milán para la época, le encomendó a Da Vinci una tarea titánica; le pidió que construyera la estatua más grande de un caballo que haya existido en el mundo.

A Leonardo le encantan los retos y de inmediato se pone a trabajar en el extraño pedido, para lo cual diseña un gran caballo de bronce y  también uno de arcilla.

Para cubrir el modelo de bronce se requerían 80 toneladas del metal, el cual debía ser colocado con una capa uniforme o dañaría la estabilidad de la estructura; por lo complicado del asunto, Leonardo inventó una técnica especial utilizando grandes moldes y un horno innovador que lo ayudaría con la difícil tarea.

La ciudad ideal

Leonardo Da Vinci tenía la ambición evidente de realizar su sueño de vivir en la ciudad perfecta; en esta visión, él quiere plasmar en las calles de su ciudad natal una oleada de genialidad, en la cual se reflejen todas sus habilidades. Encuentra otras interesantes ideas futuristas en nuestro artículo Viaje a Marte

La ciudad ideal de Leonardo expresa su visión como ingeniero, arquitecto y artista; este lugar idílico debe estar perfectamente interconectada, con los servicios de saneamiento y comunicación que faciliten el eliminar los desechos.

En esta obra de ensueño las personas se establecen dos áreas importantes, el área inferior la cual cuenta con canales para comerciantes y viajeros, y el superior con grandes y amplias calles para evitan aglomeraciones de personas.

Caballero Robot

El caballero robot contiene muchas de los conceptos que le gustaba manejar a Da Vinci en materia de ingeniería; para construirlo combina las poleas, las pesas y los engranajes, tres componentes que consideraba imprescindibles para muchas de sus invenciones.

El dibujo completo de los planos para este proyecto nunca fue encontrado, no obstante fragmentos recuperados detallan que consistía en una especie de traje de caballero, en el cual las ruedas y los engranajes estaban unidos a un sistemas de poleas y cables.

A través de estos rudimentarios mecanismos, el caballero robot podía imitar algunos movimientos humanos tales como sentarse, levantarse y mover la cabeza.

El carro autopropulsado y  el equipo de buceo

Estas dos creaciones de Leonardo Da Vinci son verdaderamente adelantadas a su tiempo, aún cuando a todos les parecía una locura el pensar que se pudiera construir un carro que se moviera sin necesidad de empujarlo y un traje que permitiera respirar bajo el agua el genio logró diseñarlo.

El carro fue construido con fines recreativos, ya que se requería como utilería teatral; era impulsado por resortes enrollados que lo impulsaban hacia adelante cuando se le soltaba el freno.

El traje de buceo contaba con  una singular máscara que tenía tubos atados  al área nasal, además de dos tubos de caña que llegaban hasta una campana de corcho que flotaba justo encima del lugar de inmersión del buzo.

Imprenta

Leonardo Da Vinci diseñó un modelo de imprenta que era simple y original; consiste en un conjunto de maderas unidas que forman parte de una sola pieza, estaban conectadas de una manera que no se pegaban con pegamento sino que eran piezas móviles. Este invento es la idea base de lo que sería la imprenta moderna.

Inventos de Leonardo Da Vinci: Ideas para volar 

Leonardo Da Vinci estaba fascinado con la idea de surcar los cielos, el genio italiano dedicó gran parte de sus estudios a la investigación y creación de diseños con los cuales el hombre llegara a volar.

Entre los inventos de Leonardo Da Vinci que se relacionan con su empeño de volar, tenemos el primitivo helicóptero, también llamado el ‘Tornillo Aéreo‘ o la ‘Hélice‘; el ‘Paracaídas‘ y el ‘Ala delta de Bambú‘.

Hélice

Leonardo Da Vinci fue un autor fecundo, este sabio puso sus conocimientos al servicio de la humanidad, con el objetivo de impulsar el progreso.

Inventos de Leonardo Da Vinci

La hélice es considerado como uno de los inventos de Leonardo Da Vinci que tiene vigencia aún en nuestros días; a pesar de que no todos sus inventos funcionaron a la perfección, las ideas, los diseños y las descripciones de los aparatos son impresionantes y muy detallados.

Pocos inventos de este inteligente ingeniero son tan reconocidos como la hélice, o como también se le llama el ‘Tornillo aéreo’, el cual era un aparato con un complicado diseño que para ser manejado lo debían manipular 4 personas, empujando con sincronía las barras que están situadas en el centro de la estructura.

A primera vista este invento presenta un diseño único y atractivo, donde resalta la disposición de los elementos que se unen de una manera que es visiblemente estilizado y hermoso. El primer helicóptero real fue construido en la década de los años 1940, siendo el diseño de Da Vinci su predecesor indiscutible.

El Rodamiento de Bolas o Cojinete de Bolas

Este artefacto fue inventado por Da Vinci para bajar la fricción entre las dos placas que se ponían en contacto mientras se estaba utilizando el helicóptero.

Aunque el diseño de  la hélice opaca un poco al del cojinete, esta idea fue mencionada años más adelante por el sabio Galileo Galilei, como un mecanismo interesante y útil; pero no sería hasta el año 1791 que el Inglés Philip Vaughn desarrolla y patenta el diseño de tan curioso invento. Descubre más sobre otro reconocido sabio en nuestro artículo Galileo Galilei

Máquina Voladora

El ingenio  Da Vinci siempre estaba en la búsqueda de curiosidades para entender, descubrir e imitar. Muestra de ello, es que el sabio tenía un estudio en en el cual se dedicaba a la observación de los pájaros y su manera de desplegar las alas para volar.

Este tiempo de observación Da Vinci lo empleaba para identificar el tipo de movimientos, como ganaban impulso, los puntos clave de la estructura de las alas, y la forma como se desplazaban dependiendo de las corrientes de aire.

Todos estos detalles le aportaban información importante, la cual se dedicó a plasmar en un diseño único, una máquina que serviría para transportar por el aire a una persona,  incluso con carga adicional.

inventos de Leonardo Da Vinci

Así nace el “Ornitóptero” un creativo diseño de Da Vinci en el cual queda demostrado su poder de observación y su imaginación para implementar lo que veía de los animales. La principal inspiración fue el murciélago, de hecho, las puntas de las alas que diseñó para este proyecto son similares a las de estos animales.

La máquina voladora de Da Vinci era enorme, medía 33 pies de envergadura y para construirla se debía disponer de madera de pino cubierta de una fina tela de seda, a manera de crear una membrana que fuera ligera, pero a la vez fuerte.

Paracaídas

Oficialmente el paracaídas fue un invento de Sebastien Lenormand a finales del Siglo XVIII, en el año 1783 para ser específicos, pero el maestro Da Vinci había concebido la idea del mismo cientos de años antes.

En su diseño, el científico italiano hizo una descripción bastante detallada del funcionamiento del mismo, explicando su idea y la manera en cómo ayudaría a llegar a un hombre a tierra suavemente. En su cuaderno de anotaciones encontramos la siguiente inscripción con las especificaciones de la estructura de su paracaídas:

“Para realizar este diseño un hombre debe tener  una tienda hecha de lino, de forma triangular, cuyas aberturas han sido todas tapadas, con unas dimensiones aproximadas de 7 metros de ancho y doce pulgadas de profundidad, puede saltar y arrojarse al vacío desde cualquier gran altura y llegar a la tierra sano y salvo”

El aspecto más interesante del diseño de Da Vinci es que la silueta del paracaídas tiene forma de triángulo, por lo cual muchos otros miembros de la comunidad científica de la época cuestionaron sobre la factibilidad de que el mismo pudiera volar.

La forma triangular en vez de redondeado obedecía a la forma que tenía el dosel, la cual realmente ofrecía la resistencia necesaria para flotar. Una limitante para la fabricación del modelo era que para fabricarse se debía contar con una fuerte tela de lino para recubrir la estructura de madera.

El Ala Delta

El planeador o llamado también el ala delta es un planeador que diseñó Da Vinci en su afán de poder volar. Este diseño fue creado después de horas de observación a los animales voladores, lo cual el sabio intenta recrear.

Este es un mecanismo hecho de bambú, que necesitaba un par de ajustes de para que en realidad pudiera surcar los cielos, es un predecesor del ala delta actual.

Inventos de Leonardo Da Vinci: Artefactos de Guerra

Da Vinci tenía una genialidad innata para desarrollar cualquier idea, uno de esos muchos proyectos eran los artilugios para la guerra, los cuales van desde hileras de cañones hasta vehículos blindados y armas automáticas.

Máquina de Guerra

La máquina de guerra es un invento del ingenio de Da Vinci el cual se le ocurre para contribuir con el problema de que los cañones de su época tardaban mucho en cargarse, lo cual representaba un inconveniente que ponía en peligro la vida de personas inocentes.

El genio italiano construyó un mortero que consiste en múltiples cañones, con el objetivo de que pudiesen cargarse y dispararse de manera simultánea, lo cual le daba una ventaja en cuanto a la rapidez de las acciones bélicas.

El increíble mecanismo que diseñó Da Vinci disponía de tres filas con 11 cañones cada una, los cuales estaban conectados a su vez a una sola plataforma que giraba para brindar mayor precisión en los tiros.

Esta forma de colocar los cañones obedece a la idea de que mientras un juego de cañones era disparado, el otro se enfriaba y los que estaban en la tercera fila  podían cargarse para comenzar de nuevo el trabajo en serie; esto permitía a los soldados no dejar de disparar los cañones en ningún momento.

Vehículo Blindado

Leonardo Da Vinci planea el diseño del vehículo blindado para intimidar al ejército enemigo; cuando los soldados vieran acercarse semejante vehículo equipado y dispuesto a eliminar todo lo que se interponga en su camino se dispersarían del miedo.

Este vehículo tiene una serie de cañones ligeros que estaban unidos a una especie de plataforma circular que al girar pueden disparar en un rango de 360 grados. Esto era por mucho una de las ideas más originales para la defensa o el ataque a las tropas enemigas, las cuales sin importar su número quedarían indefensas.

La ballesta

Da Vinci estaba convencido de que un arma de guerra debía ser intimidante, pues al enemigo se le tenía que asustar antes de atacarlo directamente, con esto sería más fácil vencerlo. El miedo que les hicieran sentir era tanto o más importante que el mismo daño físico en sí.

La ballesta era un arma de enormes dimensiones, tenía 3 ruedas de cada lado, (seis en total) que le daban movilidad y podía direccionarse hacia el objetivo; también tenía un arco hecho en madera fina para añadir flexibilidad y lograr manejarla más fácilmente.

Puente Giratorio

El Duque Sforza pidió a Leonardo que realizara este proyecto especial, un puente portátil que pudiera empacarse y llevarse a donde se necesitara, el cual de manera implícita tenía usos importantes para la estrategia militar.

El puente podía ser empacado y transportado sin problemas por los soldados; podía colocarse sobre un arroyo o sobre algún paso riesgoso que involucrara una fosa profunda, para que los soldados pasaran sin poner sus vidas en peligro.

Esta creación tenía un sistema a base de cuerdas y poleas que le daban movilidad, también contaba con un tanque, el cual hace las veces de contrapeso para mantener el equilibrio.

Cierre de Canales, Bote de Remos y Flotadores de Agua

Leonardo Da Vinci fue un visionario, en su mente pudo imaginar un tipo de esclusa que incluso en esta época puede implementarse sin problema. Este diseño cuenta con las características de sus más aclamadas invenciones era eficiente, ligero, fácil de transportar y de operar.

Para detener el agua, la esclusa de Leonardo utilizaba un bloqueo de dos partes (ingletes) dispuestos en 45 grados, que se juntaban evitando el paso del vital líquido.

Por otro lado el barco de remos, es uno de los primeros modelos de bote que se diseñan, tiene la particularidad de que utilizaba un conjunto de remos dispuestos a cada lado para darle velocidad.

Leonardo diseñó una serie de dispositivos de flotación, los cuales quería utilizar con fines bélicos; considerando que los soldados debían muchas veces atravesar torrentes de agua para llegar a su destino.

Catapulta

El modelo de catapulta de Da Vinci era simple pero muy ingenioso, se utilizaría con el fin de darle ventaja a los soldados en el campo de batalla.

La catapulta consiste en en un sistema que utiliza un trinquete, el cual es un mecanismo que permite girar a un engranaje, de un solo lado, pues en sentido contrario se traba con un gatillo.

Al utilizar la catapulta, a medida que el sistema se aprieta por el soldado que opera el mecanismo, se establece una fuerza de tensión, la cual se transfiere como energía almacenada desde los brazos y cables tensores del brazo, el cual sostiene una bala de cañón.

Deja un comentario