Nubes, formaciones curiosas en el cielo y mucho más

Las Nubes se forman gracias a la evaporación de agua desde la superficie terrestre, que está contenida en los ríos, mares, lagos y otras reservas de agua, la cual sube como vapor hasta la atmósfera y se junta en pequeñas gotas, para dar origen a las hermosas y singulares formaciones que vemos suspendidas en el cielo.

Nubes

Nubes

Desde el principio de los tiempos, las nubes han adornado con gracia nuestros cielos; algunas muy grandes, otras pequeñas, a veces blancas como un algodón, otras oscuras que nos advierten que una tormenta se acerca; siempre con miles de formas que nos hacen soñar con solo mirar al cielo.

Las nubes forman parte del paisaje diario de todos los países del mundo, no están fijas, constantemente se desplazan sobre nosotros, dirigidas por el viento.

Una nube es un gran compendio de gotas de agua, son como pequeños cristales de agua muy pequeñitos y ligeros, tanto que pueden flotar en el aire.

Esta masa de vapor de agua se encuentra suspendida en el cielo, son visibles en blanco cuando dispersan la luz del sol que pasa a través de ellas, cuando están muy cargadas de agua, se ven de un azul muy oscuro.

Nubes

Según el aspecto que tengan las nubes y sus características, reciben diferentes nombres, tales como los estratos, a las cuales su forma que parece estar hecha de capas les da el curioso nombre.

También están las nimbus de donde provienen las lluvias, las cúmulos que son las que tienen un desarrollo en dirección más bien vertical,  y las nubes cirros que son las únicas que están formadas por cristales de hielo.

Las gotas de agua que están contenidas en las nubes son diminutas, de hecho son agua líquida en suspensión o trozos ínfimos de hielo si están a una altura considerable.

La razón por la cual las pequeñas gotas de lluvia se encuentran suspendidas en las nubes está relacionada directamente con su tamaño, pues este debe estar entre los 0,2 y 0,3 de diámetro. Cuando las gotas superan este tamaño, ya no pueden mantenerse en las nubes y caen en forma de lluvia. Visita también nuestro artículo sobre la Torre Eiffel

Nubes

¿Qué son las Nubes? 

Una nube es considerada por los científicos en el área como un hidrometeoro, palabra que se utiliza para designar un fenómeno físico natural que se desarrolla en la atmósfera.

La definición formal de las nubes, según la Organización Mundial de Meteorología, es un fenómeno que “Consiste en la suspensión, precipitación y depósito de partículas diminutas, tanto sólidas como líquidas, las cuales pueden tener una manifestación óptica o eléctrica”.

Las nubes son una parte del aire que se ha enturbiado por el vapor de agua que contiene; esta humedad condensada forma pequeñas gotas, muy numerosas, las cuales pueden ser cristales de hielo o esferas congeladas, siempre con un tamaño microscópico.

Las nubes son vitales para que se complete el ciclo del agua; el vital líquido está en la superficie terrestre, y por la acción de los rayos y el calor del sol, comienza a evaporarse.

Nubes

Sube y se agrupa en el cielo, y cuando se condensa lo suficiente como para que las pequeñas gotas crezcan, cae nuevamente en la Tierra para volver a llegar los reservorios de agua dulce, completando así el ciclo hidrológico.

La singular forma que toman las nubes al formarse, viene dada por la velocidad de condensación de las mismas, también influyen la temperatura del ambiente, especialmente en las altas capas de la atmósfera y de la cantidad de vapor de agua que contengan, o sea de la humedad que hayan recogido de la superficie terrestre.

¿Cómo se forman las nubes?

Las nubes se forman básicamente por el enfriamiento del aire, el cual se lleva a cabo mediante el proceso de condensación de las gotas de vapor de agua.

Son estas gotas microscópicas las que logran ascender hasta la atmósfera, debido al proceso de evaporación, el cual consiste a su vez en el paso del agua de su estado líquido al gaseoso.

Las gotas en su viaje a la atmósfera se unen a lo que se llama los “Núcleos de condensación” los cuales no son más que las partículas que se encuentran en el medio ambiente, tales como el polvo, polen y las cenizas entre otras cosas.

nubes

Los núcleos cumplen una función importante e imprescindible para que se lleve a cabo el proceso de formación de las pequeñas gotas de agua, que luego conformarán las nubes.

Las partículas ambientales son tan pequeñas que se mantienen  suspendidas en el aire; por ser tan ligeras la mínima corriente de aire las eleva.

Ahora bien, la temperatura juega un papel importante en todo el proceso, ya que de ella depende todo el proceso de formación de la nube y las características que tendrá.

Cuando el proceso de condensación se realiza a una temperatura, que está por debajo del nivel de congelación, el resultado que se obtiene es que las nubes se forman por ínfimos cristales de hielo. Si por el contrario, el proceso sucede mientras las temperaturas están más cálidas, generalmente las nubes se forman de gotitas de agua.

Nubes

Desarrollo del Proceso

Para que se realice el proceso de desarrollo de una nube, influyen ciertos factores como la estabilidad atmosférica, el movimiento, las corrientes de aire y las condiciones del clima para el momento exacto de formación de la nube.

Las nubes que se forman en estado de reposo, suelen presentar una formación en capas al igual que también presentan cierta densidad. Por otro lado las que se forman con corrientes de aire relevantes o vientos fuertes, presentan gran densidad y un desarrollo vertical inconfundible a simple vista.

Los pasos que se siguen en el proceso de formación así como también los elementos que intervienen en el mismo, son los que determinan las clases de nubes que se obtendrán de dicha combinación.

nubes

Las nubes se pueden formar a partir de 3 distintos procesos diferentes, tales como: el ascenso orográfico, la convección por el frente de aire y la convección térmica. A continuación explicaremos cada uno de ellos.

La convección es la propagación del calor en el aire o en el agua, la cual transmite la energía térmica de una zona a otra. Esta definición influye concretamente en la formación de los diferentes tipos de nubes.

Ascenso Orográfico

El ascenso orográfico es un proceso que consiste en que el aire asciende, como resultado de el choque entre las masas de aire húmedo y caliente cuando se encuentran una montaña o cualquier elevación en el terreno en su camino.

Las nubes que se forman luego de esta colisión, son las nubes tipo estrato, las cuales tienen  una singular forma horizontal cubriendo el cielo con su vistosidad única. Este tipo de nube suele formarse como máximo a unos 3 kilómetros de altura o menos.

nubes

Por convección producida por un frente de aire

Los frentes de aire son áreas en específico donde existen corrientes de aire, las cuales generalmente tienen distinta densidad y temperatura. Cuando estas corrientes de aire en movimiento entran en contacto, se pone en marcha el proceso de formación de una nube.

Si una corriente contiene aire caliente y húmedo en su desplazamiento se encuentra con una corriente de aire frío y seco, se forman los siguientes tipos de nubes:

  • Nimbostratos:  Formados a una altura de 3 kilómetros.
  • Altoestratos: Se forman un poco más arriba, entre los 3 y 5 kilómetros de altitud.
  • Cirroestratos: Son las que se forman a los 12 kilómetros de altitud aproximadamente.
  • CúmuloNimbus: Se forman cuando una masa de aire caliente y húmedo choca con una masa de aire frío.

nubes

Por convección térmica 

Las nubes que se forman en este tipo de proceso, son las de tipo Cúmulos, los cuales se forman cuando una corriente de aire húmedo con una temperatura caliente va hacia zonas que se encuentran en capas más altas y por supuesto más frías. Estos choques e intercambios de temperatura suceden en una altura que no supera los 3 kilómetros de altitud.

Las nubes que se forman durante este proceso pueden llegar a crecer bastante, con una orientación vertical que algunas veces alcanza los 10 kilómetros de altitud. Cuando esto sucede la nube pasa de ser un cúmulo a un cúmulonimbus.

La característica más resaltante de este tipo de nube, es que son las que producen las precipitaciones, incluso si se dan las condiciones atmosféricas requeridas pueden llegar a producir tormentas fuertes con ventiscas de importancia.

nubes

Existe un elemento que se debe tomar en cuenta cuando sucede el proceso de precipitación, el cual consiste en la fragmentación de la nube cuando está lloviendo, esta fragmentación sucede porque la corriente de aire caliente no puede seguir en su movimiento de ascenso dentro de la nube. Cuando ocurre esta separación en la nube es cuando deja de llover.

Nubes Altas y Nubes Bajas

Las diferentes clases de nubes se pueden clasificar de acuerdo a la altura donde se originen, de esta división se obtienen las clases de nubes altas, medias y bajas. Las nubes también se analizan de forma individual, lo cual nos proporciona el dato sobre si el desarrollo de la misma es vertical u horizontal.

De acuerdo a su altura las nubes pueden dividirse en:

  • Altas:  Se originan en nuestro cielo siempre y cuando la altura supere los 6 kilómetros; son las nubes que forman la familia A en la clasificación oficial. Están conformadas por más de 20 tipos diferentes de nubes, entre las cuales están las variantes de las nubes Cirros.
  • Medias: Tienen un proceso de formación que se lleva a cabo entre los 2000 y los 6000 metros de altura, cuenta con menos tipos de nubes que la categoría anterior, y está conformada básicamente por nubes de tipo estratiformes y estratocúmuliformes. Forman la familia B en la clasificación.
  • Bajas: Aquí se incluyen las nubes que se mantienen en altitudes menores a los 2000 metros. Esta clasificación tiene más de 10 subclases entre las cuales las primarias son los estratos, los estratocúmulos y los cúmulos. Son la familia C en la clasificación.

Tipos de Nubes

Las nubes tienen características diferentes, tales como la apariencia, el tipo de proceso de formación que han tenido y  los aspectos meteorológicos que intervienen en su creación.

Todos estos rasgos específicos dan como resultado una clasificación general en la que se dividen todos los tipos de nubes que hay, las cuales pueden a su vez subdividirse para obtener combinaciones entre las mismas.

Existen 4 tipos de nubes las cuales utilizan nomenclaturas en Latín para cada una de ellas.

nubes

Según la Organización Meteorológica Mundial, de estos 4 tipos principales de nubes que se pueden identificar, pueden agruparse en 10 clases combinadas.

Entre estas 10 subclases se encuentran 8 tipos de nubes llamadas estratiformes,  es decir, que son nubes que se generan de forma paralela a la superficie terrestre; las otras dos subclases son nubes identificadas como cumuliformes las cuales presentan un marcado desarrollo vertical.

Los tipos de nubes incluyen un tipo de nubes llamadas accesorias, lo cual se refiere a las formaciones especiales que presentan diferencias  relevantes en cuanto a alguno de los rasgos de formación, y por eso se quedan fuera de la clasificación principal.

A continuación presentaremos los 4 tipos principales de nubes además de sus características más importantes, los cuales son Cirrus, Cúmulos, Estratos y Nimbus.

nubes

Cirrus

Las nubes Cirrus o cirros, son formaciones que se ven en el cielo de color blanco, con una silueta muy estirada, la cual el sol puede atravesar fácilmente con sus rayos, debido a esto no tiene sombras internas visibles.

Este tipo de nubes suelen estar dispuestas en el cielo formando líneas paralelas,  o bien tienen siluetas con curvas y ondulaciones que siguen un patrón regular.

Las nubes de tipo Cirrus están formadas por cristales de hielo, esto se debe a la altitud en la cual sucede su proceso de formación, generalmente están entre los 8000 a los 12000 metros de altura.

La temperatura del aire en una altitud como esta es sumamente baja; cuando ocurre la precipitación, los cristales de hielo que caen de estas nubes suelen evaporarse, mucho antes de llegar a tocar la superficie del suelo.

nubes

Los Cirrus pueden reflejar la luz del sol, también son capaces de atrapar el calor de la superficie terrestre que sube hasta la atmósfera, debido a estas dos características, no se ha determinado si las nubes de este tipo tienen una función de calentamiento o de enfriamiento de la Tierra.

La presencia de las nubes Cirrus en el cielo representa para algunos profesionales de la meteorología un pronóstico de que dentro de las próximas 24 horas puede haber un cambio brusco en las condiciones climáticas, o que puede haber un descenso importante en la temperatura.

Cúmulos

Los cúmulos son las nubes que vemos en el cielo que no parecen obedecer a ninguna forma precisa o definida. La base de la silueta de las nubes de este tipo es casi totalmente planea, crece muy poco en forma vertical, usualmente tienen una parte superior que presenta una forma redondeada.

Las nubes de tipo cúmulo, pueden presentarse con un aspecto muy denso en el cielo, en su silueta podemos ver bordes marcados, frecuentemente de un color gris en varios tonos, casi siempre nos recuerdan a una mota de algodón.

nubes

Los cúmulos se forman en grupos y filas, también pueden presentarse de manera solitaria, viajando por el cielo de forma individual. Se encuentran a una altura promedio de entre 500 hasta unos 4000 metros, lo cual se considera una altura media baja.

Los cúmulos se pueden dividir en una gran variedad de clases y subdivisiones, los cuales obedecen a características distintivas de la forma física así como también en su apariencia, otro elemento que se toma en cuenta es su proceso de formación y la estructura de la misma.

Las características presentes en los cúmulos influyen en las condiciones climatológicas, las cuales dependen de algunos factores atmosféricos tales como la humedad que tenga el ambiente, la estabilidad de la temperatura y la variabilidad de la misma.

Es por esto que ciertos tipos de cúmulos pueden originar lluvias, intensas, moderadas o incluso tormentas, con gran cantidad de precipitaciones; otros cúmulos en cambio son tomados como indicadores de buen tiempo.

nubes

Estratos

Los estratos son nubes que se presentan a muy baja altura, su apariencia generalmente tiene una forma muy parecida a la de la neblina.

Frecuentemente las nubes de tipo estrato tienen un color entre blanco y grisáceo, también pueden presentar manchas de distintos tonos y variaciones siempre en color gris. La forma de las nubes estratos no tienen una forma regular, ni definida.

Las nubes de tipos estrato tienen una altura que es relativamente baja, casi siempre se presentan a un nivel inferior de los 2500 metros de altura; cuando estas nubes están en el cielo pueden ocasionar neblina y lluvia dispersa.

Los estratos aparecen durante los días templados de las estaciones más cálidas del año, frecuentemente en las horas más frías de la madrugada, para luego dispersarse a medida que avance el día.

nubes

Cuando estas nubes se ven en el cielo, se pueden tomar como indicadores de muy buen tiempo, aunque si se por condiciones climáticas se presentan muy bajas pueden originar niebla o refrescantes lloviznas.

Nimbus

Los nimbus o también llamadas nimbos, son nubes que anuncian  lluvia y tormenta. La palabra Nimbus  proviene del latín, y significa ‘Nube de lluvia’ o también puede traducirse como ‘Tormenta de lluvia’. Tal y como su nombre lo indica los nimbus son las encargadas de originar las precipitaciones más fuertes en la naturaleza.

En cuanto a sus características, las nimbus son nubes de altura media, con una base irregular; su color por lo general es gris muy oscuro, en diferentes tonos.

nubes

Las nubes nimbus tienen un gran espesor, son muy opacas debido a la cantidad de humedad que contienen, lo cual trae como consecuencia que este tipo de nubes no dejen pasar los rayos del sol hasta la superficie de la Tierra.

Es por esto que el clima se oscurece con la presencia de las nimbus en el cielo.

Las nimbus pertenecen a la misma clasificación de las cúmulonimbus, y ambas se mencionan en el mismo grado. Cuando se denomina a una nube de tipo nimbus  se refiere a una nube de precipitación.

CúmuloNimbus

Los cúmulonimbus son nubes que pertenecen a la clase de los nimbus, por lo cual su rasgo principal es el de causar abundantes precipitaciones.

Las nubes cúmulonimbus dejan caer sobre la Tierra una enorme cantidad de precipitación, la cual puede ser en forma de lluvia, como granizo o como nieve.

El tipo de precipitación que genera este tipo de nubes  se determina por la temperatura atmosférica, la presión y los factores de formación de las mismas.

Algunas veces se produce un fenómeno que aunque se puede presentar de manera frecuente, es poco conocido, se trata de la ‘virga atmosférica’ la cual consiste en que las gotas de lluvia que provienen de las nubes, se evaporan antes de tocar la Tierra, debido a que la temperatura es muy elevada.

Las nubes cúmulo nimbus pueden dar origen a tormentas eléctricas, con rayos, truenos y actividad eléctrica poderosa; además también pueden afectar el clima de una manera sorprendente, produciendo  inclemencias graves debido al estado del tiempo.

Clasificación de los tipos de nubes

Las nubes se clasifican en los 4 grandes grupos antes mencionados, como los son los Cirros, Estratos, Cúmulos y Nimbos.

De esta clasificación surgen combinaciones para diferenciar una nube de otra, tomando en cuenta aspectos esenciales de sus características básicas, o sea, según su formación, la altitud en a que se encuentren, el color que tengan y la forma en que se hagan visibles.

Con toda esta información se han logrado agrupar los 10 tipos principales de nubes, a las que pertenecen la mayoría de los cúmulos acuosos que podemos ver en el cielo, las cuales a su vez, se subdividen en decenas de clases para poder llegar a identificar a cada una. A continuación presentamos las 6 combinaciones más relevantes  que se originan de los 4 tipos principales, en general son las siguientes:

Cirroestratos

Los cirroestratos, son las nubes que tienen una forma alargada, además como rasgo particular tienen los bordes definidos y casi siempre regulares. Este tipo de nube producen un halo de luz donde con la cual se refleja la luz del sol o la luna.

Cuando un cielo se ve cargado de nubes de tipo cirroestrato, es un preámbulo de tormentas y mal tiempo. Los cirroestratos son como un velo nuboso, de tipo transparente y blanquecino.

Cuando se les observa en el cielo son semejantes a fibras o al cabello, también pueden presentarse completamente liso cubriendo parcialmente el firmamento. Este tipo de nube tiene la particularidad de que está constituida por finísimos cristales de hielo, al igual que las de tipo cirrus.

Altoestrato

Las nubes altoestrato son básicamente capas de nubes muy delgadas y translúcidas, inconfundibles a simple vista; aunque un grupo pequeño de ellas tienen partes con densidad, lo cual impide que la luz solar las atraviese.

Este tipo de nube se presenta en el cielo como si fuera una capa uniforme, la cual anuncia un refrescante descenso de la temperatura y a veces un poco de lluvia leve.

Las nubes altoestratos generalmente son nubes mixtas, es decir en su composición  incluyen ínfimas gotas de agua así como también pequeñísimos cristales de hielo. Este tipo de nube puede cubrir el cielo casi en su totalidad, de un tono grisáceo uniforme, con un aspecto regularmente estriado.

Los altoestratos son nubes espesas, tienen tanta densidad que pueden cubrir por entero el sol y oscurecer el día, no producen halos. Este tipo de nubes se forman a partir de grandes masas de aire, ascienden y luego se condensan.

Altocúmulos

Los altocúmulos son nubes de tamaño mediano, presenta una constitución y una estructura de tipo irregular. A este tipo de nubes se les pueden observar en la parte inferior un aspecto ondulado. Generalmente se presentan en el cielo antes de una actividad de tormenta o precipitaciones fuertes.

Estas nubes son básicamente de agua y hielo, su aspecto blanquecino muestran hermosas formaciones con apariencia algodonada y maciza.

Los altocúmulos están constituidos a base de copos esféricos o con forma cilíndrica, casi siempre con sombras entre ellas, muestran también ondulaciones o estrías en la parte de abajo de la nube.

Cirrocúmulos

Las nubes de tipo cirrocúmulo son muy vistosas, dan al cielo el aspecto de pequeñas motas de algodón. Estas nubes forman sobre el firmamento una capa casi continua, hecha con pequeñas nubes de forma redondeada y arrugas finas y abundantes por todos los bordes. Los cirrocúmulos son nubes muy blancas, no tiene ninguna mancha o sombra, y su rasgo distintivo es que cubren una gran extensión del cielo.

Cuando el cielo está repleto de cirrocúmulos, los estudiosos del clima predicen que durante las próximas 12 horas cambiará el buen tiempo, después existe la posibilidad de que se presenten precipitaciones.

Las nubes cirrocúmulos usualmente están compuestas por grupos de pequeñas nubes redondeadas, a las cuales se les pueden ver unos pequeños flecos blancos, ordenados de forma regular por grupos, con aspecto similar a una pieza de encaje. Este tipo de nube tiene un aspecto en común con las de tipo cirrus y cirroestratos, todas están constituidas por pequeños cristales de hielo.

Nimbostratos 

Los nimboestratos son nubes que tienen un aspecto un poco diferente, ya que aparecen en el cielo como si fueran una capa con formas regulares y tonos en color gris y blanco.

Este tipo de nubes son vistas con frecuencia en algunos lugares geográficos que tienen una altura considerable sobre el nivel del mar.

Las nubes nimboestratos son las clásicas nubes que producen lloviznas o lluvias muy leves, casi siempre suelen aparecer con bajas temperaturas. Dependiendo de la zona donde se ubiquen, este tipo de nube puede producir nieve.

Estratocúmulos

Los estratocúmulos son la clase de nubes que visualmente presentan ondulaciones muy amplias con forma cilíndrica.

Estas nubes presentan una gran variedad de tonos en color gris con diferentes intensidades siendo los más abundantes las que presentan manchas en gris oscuro.

Aunque pueden dar la idea de ser nubes de tormenta, rara vez originan precipitaciones; de hecho las precipitaciones comienzan a suceder cuando las estratocúmulos crecen y se transforman en nimbostratos.

Los estratocúmulos dejan en el cielo una capa de nubes grises, algunas pueden ser de color blanco pero siempre con manchas oscuras. Este tipo de nubes están constituidas por gotas de agua principalmente, aunque pueden llegar a contener cristales y copos de nieve.

Nubes no clasificadas

Las nubes tienen una clasificación extensa que incluye la mayoría de los tipos de nubes que existen , a pesar de esto, existen algunos tipos de nubes que por algunas características específicas se diferencian  de las demás.

Este tipo de nubes presentan rasgos que las hacen únicas y que son tan relevantes que no permiten que sean clasificadas junto al resto; bien sea porque solo se originan bajo ciertas condiciones atmosféricas específicas o también porque solo pueden ser vistas en un solo lugar del planeta.

Las nubes no clasificadas de las que más frecuentemente se tiene conocimiento, pueden ser de  4 tipos diferentes, las cuales vamos a mencionar a continuación:

Lenticulares

Las nubes lenticulares son originadas por un patrón de onda, este fenómeno es causado por el choque del aire contra las montañas.

Este tipo de nubes son visualmente espectaculares, muy vistosas, pues dan la idea de que son discos  o platillos voladores estacionados en el cielo. Las lenticulares pueden pertenecer a varias familias de tipos de nubes, como lo son los cirrocúmulos, los altocúmulo o los estratocúmulos.

Las nubes más comunes de este tipo son las que tienen por nombre nubes cirrocúmulos lenticulares estacionarias, las cuales se clasifican en forma separada, pues tienen algunas características especiales en cuanto a su formación.

Las nubes lenticulares se originan en áreas montañosas con grandes altitudes, visualmente se presentan aisladas de otras nubes. Una característica de este tipo de nubes es que son estacionarias, prácticamente flotan sobre un lugar en el cielo y de allí no se mueven.

Las nubes estacionarias se formar por la inversión de la temperatura usualmente presente en el área de las montañas, de hecho los habitantes de estas zonas las consideran como un precedente a una fuerte tormenta.

¿Cómo se forman?

El proceso de formación de las nubes lenticulares se inicia debido a que, en las altas capas de la atmósfera la temperatura es mucho más fría que las capas inferiores, ya que estas están más cálidas debido a que absorben el calor y la humedad de la superficie de la Tierra.

El fenómeno de inversión térmica consiste en que si la temperatura del suelo es muy fría, es posible que transfiera esa baja temperatura a las capas inferiores de la atmósfera; lo cual da como resultado que estas cambien y se vuelvan más frías que las capas superiores de la atmósfera.

Las zonas montañosas son muy estables, desde el punto de vista climatológico. Cuando las corrientes de aire que tienen dirección ascendente chocan con las laderas de las montañas intentan desplazar a las masas de aire superiores, las cuales usualmente son más cálidas.

Es este aire cálido, el que se regresa y vuelve a descender, lo cual crea una zona estacionaria que mantiene atrapada la humedad y le da  una forma redondeada a la nube lenticular, que se forma.

Las nubes lenticulares también pueden generarse en un paisaje sin elevaciones montañosas, en este caso las corrientes de aire diferentes y opuestas chocan, generando un ascenso de la masa de aire, con este mecanismo se simula la presencia de un obstáculo físico como una montaña.

Estratosféricas Polares

Las nubes estratosféricas polares son vistosas, se muestran en el cielo con una gama de colores variados que le dan características singulares y tonos únicos, frecuentemente en colores pastel, tales como los que lucen las Mariposas.

Estas nubes están compuestas generalmente por cristales de hielo, los cuales se forman a partir de ácido nítrico o de agua, a una altitud que va aproximadamente entre los 15 a los 30 kilómetros. La temperatura atmosférica, de formación de las nubes estratosféricas, es bajísima ya que está por debajo de los -80 grados centígrados.

Las nubes estratosféricas realizan procesos y reacciones químicas, que se llevan a cabo a partir de los pequeños cristales de hielo que tiene en su estructura, el desarrollo de estas transformaciones en su estructura puede ocasionar una reducción del ozono que está presente el la atmósfera.

Las estratosféricas polares, se pueden dividir de acuerdo a sus características en dos grandes grupos, el primer grupo es el de las nubes que se originan a partir de gotas que se hidratan con ácido sulfúrico y ácido nítrico.

Este grupo de nubes necesita una temperatura inferior a los 78 grados centígrados bajo cero para lograr completar su proceso de formación.

Por otro lado, está el segundo grupo de nubes, las cuales se diferencian de las anteriores en su proceso de formación  ya que están conformadas principalmente por cristales de hielo, que a su vez están hechos de agua pura.

Para que este tipo de nube estratosférica pueda formarse, se requiere que la temperatura de la atmósfera sea muy por debajo de los cero grados centígrados.

Belleza inusual

Las nubes estratosféricas adornan los cielos generalmente durante el invierno Austral, o en el invierno Boreal, que se produce únicamente en las zonas de la Antártida y el Ártico.

Una de las características más resaltantes de este tipo de nubes es su vistosidad, colorido, singularidad y belleza. Cuando están en el firmamento adornan con su variedad de tonalidades de hermosos colores pasteles, que contrastan con la austeridad del paisaje.

Las zonas cercanas a los polos tienen abundante cantidad de este tipo de nube, las cuales nos regalan un maravilloso espectáculo con sus reflejos en el cielo de pinceladas nacaradas e iridiscentes.

 Mesosféricas Polares

Las nubes Mesosféricas Polares también llamadas Nubes Noctilucentes, son fenómenos extraordinarios de la naturaleza, las cuales se originan en las capas más elevadas de la atmósfera.

Este tipo de nubes son únicas, pues su silueta brillante aparece en el cielo justo al final de la puesta de sol, y pueden ser vistas desde zonas muy alejadas; este tipo de nube es una de las más hermosas que existen en la naturaleza.

Las nubes mesosféricas están compuestas principalmente por ínfimos cristales de hielo y otros componentes, entre los cuales destacan una pequeña cantidad de polvo de meteoritos y algunos elementos que provienen más allá de la atmósfera terrestre.

Las mesosféricas son las nubes más altas de las que se tenga conocimiento en la esfera celeste; el nombre de estas nubes está relacionado con el lugar donde se producen, pues son formadas en la mesosfera, específicamente a una altura de entre 75 y 85 kilómetros aproximadamente.

Condiciones especiales

El proceso de formación de las nubes de tipo mesosféricas requiere de condiciones atmosféricas específicas, muy precisas, por lo cual no se forman de manera muy frecuente, pueden pasar períodos en los que sea muy difícil el verlas en el cielo.

Este tipo de nube están a una altura considerable, mucho más que las típicas nubes que solemos ver en la bóveda celeste, por lo cual se pueden apreciar en todo su esplendor cuando el sol las ilumina con sus rayos por debajo del horizonte.

Cuando esto ocurre, las capas más bajas de la atmósfera terrestre deben estar cubiertas por la oscuridad, en lo que se conoce como la sombra de la tierra. Todo esto da como resultado una de las vistas más hermosas de las que se puede disfrutar en el firmamento.

Lo cual le da un toque mágico a estas nubes, pues tanto para su formación como para poder observarlas, se necesitan condiciones únicas de oportunidad y sincronía.

Nuevos Datos

Las nubes mesosféricas son un fenómeno reciente, pues antes de la década de los años 1980 no se conocía ningún dato científico sobre este tipo de nube. Actualmente este tipo de nube sigue en estudios, para poder comprender todas sus características y su proceso de formación.

La frecuencia con que se originan las mesosféricas está en aumento, lo cual es un fenómeno que despierta el interés en los científicos que se dedican a estudiar este tipo de fenómenos.

Otras características que han variado desde que se tuvo conocimiento de este tipo de nubes, además de la frecuencia de aparición, es un aumento de la intensidad del brillo y la extensión de la misma.

Estos cambios pueden significar que en las altas capas de la atmósfera algo se ha transformado también; los científicos tienen mucho interés en este fenómeno puesto que puede tener relación con el cambio climático.

“Morning Glory”

Las nubes llamadas Morning Glory son un fenómeno meteorológico impresionante, maravilloso y muy poco frecuente.

Estas nubes son  un fenómeno poco común y su aparición en los cielos es  para la mayoría de los lugares en el mundo, un evento que muchas veces no llegan a ver jamás. Descubre más datos interesantes en Curiosidades del mundo.

No obstante, existe una zona ubicada al Norte de Australia, específicamente en el Golfo de Carpentaria, donde la formación de las nubes Morning Glory se produce con frecuencia, usualmente entre los meses de Septiembre y Octubre.

Para que se inicie el proceso de formación de estas nubes es necesario que ocurran ciertas condiciones atmosféricas específicas.

En la zona del asentamiento de Burketown, estas nubes son frecuentes, además de que an calado en la cultura popular llegando a ser parte de un espectáculo maravilloso que todos comparten.

Cada año las nubes Morning Glory son una atracción turística, muchas personas se trasladan hasta estas tierras para solo para disfrutar de poder observar este espectáculo en el cielo.

Una de las actividades que se suelen realizar en los meses en los cuales aparecen este tipo de nubes es el de que muchos pilotos de planeadores y aviones sin motor, los cuales tienen la oportunidad única de realizar vuelos rozando este tipo de nubes.

Características

Las nubes Morning Glory son básicamente una formación de nubes en un bloque continuo, las cuales visualmente se presentan como un ‘rollo’ o ‘cilindro’ alargado y bastante extenso.

La longitud de una nube de este tipo puede alcanzar la increíble medida de más de 1000 kilómetros de extensión; con una altura que va entre 1 y 2 kilómetros aproximadamente. La velocidad con la que se desplazan las nubes Morning Glory usualmente es de 60 kilómetros por hora.

Por lo general, cuando este tipo de nube se encuentra en el cielo, comienzan a producirse de manera repentina ráfagas de viento fuerte, lo cual es un indicativo del desplazamiento vertical de las corrientes de aire.

El proceso de formación de este tipo de nubes está todavía bajo el análisis de los expertos, los datos que se tienen hasta ahora nos dicen que uno de los requerimientos básicos para que se originen dichas nubes, es que la humedad sea extremadamente alta, así como también debe existir una brisa marina fuerte.

Nubes Fuera de la Troposfera

Las formaciones nubosas que  se originan en las capas más elevadas de la atmósfera, se ubican fuera de la troposfera, la cual es la capa más baja de las que conforman la bóveda celeste.

Las nubes que se encuentran en esta área son clasificadas en forma individual, ya que por sus características no pueden ser incluidas dentro de las clases y tipos de nubes explicados anteriormente.

Entre las nubes que están fuera de la troposfera, se encuentran las nubes nacaradas, las cuales para su proceso de formación requieren  principalmente cristales de hielo y agua congelada en suspensión. Algunas de las nubes de este tipo se originan a partir de la presencia en el proceso de sustancias como el ácido nítrico, entre otras.

Otra de las nubes que se incluye en esta clasificación son las nubes mesosféricas o Noctilucentes, las cuales se encuentran adornando las capas más altas del firmamento a unos 80 kilómetros de altura. A continuación te invitamos a leer sobre Lugares Misteriosos del Mundo

Deja un comentario