Ojos, ¿a qué se debe su curiosa diversidad?, colores y más

Los Ojos son los órganos principales del sentido de la vista, ellos detectan la luz y la transforman en señales eléctricas para que puedan ser captadas por el cerebro a través del nervio óptico. La importancia de los ojos es esencial, ya que básicamente ellos son la ventana que nos muestra el maravilloso mundo en el que vivimos.

Ojos

¿Qué son los Ojos?

Los ojos son los órganos visuales del cuerpo de los seres vivos, ellos son capaces de detectar la luz y transformarla en impulsos eléctricos, los cuales viajan a través de las células cerebrales mediante el nervio óptico, para llegar finalmente a ser interpretada por el cerebro, quien se encarga de descifrar qué es lo que estamos viendo.

En la visión, los ojos están estrechamente relacionados la célula fotorreceptora más simple que tiene un ser vivo consciente, la cual es capaz de asociar la luz con el movimiento.

Un fotorreceptor es básicamente un mecanismo que convierte la energía óptica de la luz la cual influye en la superficie sensible a la energía eléctrica mediante el proceso de la transducción.

La transducción es el proceso mediante el cual una célula efectúa los cambios necesarios para convertir una señal específica que haya recibido (generalmente provenientes de estímulos externos) en otra señal o eventualmente en la respuesta de la información captada.

ojos

¿Cómo es el proceso?

En los seres vivos que tienen organismos superiores los globos oculares son esencialmente sistemas complejos, capaces de captar la luz que existe en los alrededores, a su vez estos potentes receptores pueden controlar la intensidad de la imagen utilizando un diafragma, lo cual se denomina iris del ojo.

También puede lograr un enfoque de la imagen gracias a que poseen una estructura similares a lentes, que prácticamente son ajustables con lo cual se puede formar la imagen, a esta parte se le llama cristalino.

Luego de que se inicia el proceso que pone en marcha todos estos mecanismos, juntos se encargan de convertir en un conjunto de señales eléctricas para que lleguen al cerebro, utilizando una red de vías neuronales complejas, las cuales conectan mediante el nervio óptico la corteza visual con las áreas de procesamiento en el cerebro.

ojos

Estructuras de los Ojos

Los ojos son órganos de forma esférica, miden 2,5 centímetros de diámetro como promedio, están llenos de un gel transparente que recibe el nombre de humor vítreo, el cual se ubica en el espacio que queda comprendido entre la retina y el cristalino.

Otras partes importantes de los ojos, debido a su función estratégica en el proceso de captación de imágenes visuales, son las siguientes:

La córnea

Es la ventana transparente por donde entran las imágenes al ojo, la cual tiene básicamente la función de captar las imágenes, con un funcionamiento similar al de un lente con 43 dioptrías (este término se refiere a la medida que expresa el poder de refracción o potencia de un lente).

La córnea está ubicada en el centro del ojo, y su función es ser la ventana al exterior, está rodeada por las paredes del ojo, las cuales están compuestas por un material biológico fibroso, de color blanco al cual llamamos esclerótica. Esta delicada estructura está protegida por una capa transparente, la cual se le llama conjuntiva.

ojos

La pupila

La pupila es una de las partes del ojo que es más conocida, básicamente es la parte negra y redonda que se ubica en el centro del ojo y que la estructura visual utiliza para captar la imagen. Descubre más información importante relacionada al tema de la visión en nuestro artículo Hologramas

Esta parte del ojo funciona con una técnica de diafragma, o sea, regula la intensidad de la luz que entra al ojo para evitar daños o molestias.

Este mecanismo consiste en que si hay mucha luz se hace más pequeña y disminuye la entrada de la misma al ojo, y si hay poca luz se agranda para tener mejor visión en la ausencia de luz adecuada. Básicamente la pupila es el orificio natural del iris.

El Cristalino

Se ubica exactamente detrás de la pupila, la imagen captada lo atraviesa, y este se comporta de manera similar a un lente de una cámara  fotográfica.

Una de las características de esta parte del ojo es que tiene consistencia elástica, la cual el órgano visual permite de manera automática, enfocar las imágenes para lograr nitidez; de manera que puede captar si un objeto está lejos o cerca de la persona que lo ve. Este mecanismo permite que el cerebro puede apreciar las dimensiones del objeto y la distancia en la que se encuentran.

ojos

La retina y el Humor Vítreo

En su camino hacia el cerebro, las imágenes atraviesan varias estructuras del globo ocular, entre ellas hay una que tiene consistencia gelatinosa y es totalmente transparente, la cual se le denomina el humor vítreo, luego de que pasa por esta es zona, llega al fondo del ojo.

Es en esta área donde se ubica la retina, la cual es una estructura interna que es sumamente sensible a la luz, funciona de manera similar a una tela o a una pantalla donde se proyectan las imágenes captadas. Es aquí donde se guardan las imágenes que luego serán enviadas al cerebro para su proceso correspondiente.

La nutrición del Ojo

Los ojos son un sistema que trabaja de manera continua,todas sus estructuras se alimentan de los nutrientes que recibe por medio de las arterias y venas, las cuales están localizadas en una de las capas internas, justamente entre la retina y la esclerótica, en una zona que se llama la coroides o úvea.

En el ojo también podemos encontrar vasos sanguíneos que llevan nutrientes directamente a la retina, los cuales son fáciles de observar cuando se realiza un exámen oftalmológico llamado fondo de ojo. Descubre curiosidades relacionadas al tema en nuestro artículo LLorar

ojos

¿Qué dicen los ojos sobre la salud?

Existen estudios científicos que indican que debido a las conexiones que tienen los ojos con el cerebro, pueden verse en ellos síntomas de presencia de enfermedades en nuestro cuerpo.

Los ojos están conectados al cerebro por la retina, en la cual se encuentran las células fotorreceptoras sensibles a la luz, además de las terminaciones fibrosas que se unen al nervio óptico y son básicamente el camino directo al cerebro.

Debido a esto, se cree que pueden aportar información esencial sobre este importante órgano, ya que las células embrionarias de los globos oculares son del mismo tipo de las que forman los vasos sanguíneos cerebrales.

Existe un examen no invasivo llamado retinografía, por medio del cual se puede observar el fondo de ojo, el cual puede mostrar componentes neurodegenerativos y vasculares los cuales pueden aportar importantes datos sobre la circulación sanguínea del área cerebral.

Actualmente los ojos pueden ser examinados para detectar enfermedades como presión alta, problemas de colesterol, diabetes, deficiencia en la tiroides, problemas de alergias y hepatitis.

Evolución y Tipos de ojos en Animales

Los ojos siempre han sido objeto de curiosidad y motivo de estudio por parte de la comunidad médica, a través del tiempo se ha tratado de descubrir el funcionamiento de dicho órgano que hace posible que tengamos una percepción visual de la realidad que nos rodea. Durante mucho tiempo solo se tuvo conjeturas, ya que no se tienen registros muy antiguos, debido a que no es posible la conservación de los tejidos blandos.

A continuación explicaremos brevemente los tipos de ojos que pueden presentar algunos de los animales agrupándolos según su tipo:

Invertebrados

Los animales invertebrados presentan frecuentemente dos tipos de ojos, los llamados ojos simples (ocelos) y los ojos compuestos. Los animales que pertenecen a estos grupos tienen una visión muy limitada, casi nula. Algunas especies como los cefalópodos y las arañas saltadoras son los que han desarrollado más el órgano visual.

En cuanto a las características de cada uno de ellos tenemos que los ocelos son un tipo de ojo primitivo que consiste en pequeñas cavidades con una retina sencilla y recubiertos totalmente por un órgano transparente muy parecido a una córnea, en este caso el campo visual está limitado, frecuentemente captan solo objetos en movimiento.

Omatidios

Los ojos compuestos tienen pequeños elementos que componen su estructura, los cuales reciben el nombre de omatidios,  los cuales están a su vez formados de unidades sensoriales con células fotorreceptoras, las cuales son capaces de captar imágenes con nitidez.

Los omatidios son estructuras diminutas independientes que agrupan varias de sus células sensibles a la luz, apuntando en una dirección distinta, para entre todos cubrir un ángulo de visión considerable.

Es el sistema nervioso de los invertebrados el que se encarga de reunir toda la información proveniente de estas pequeños elementos ópticos independientes, ya que cumplen la función de córnea y cristalino para formar la imagen.

Este tipo de ojos tienen un campo de visión más amplio que el anterior, aunque las imágenes visuales captadas tienen poca resolución, pueden distinguir entre luz, oscuridad, movimiento y color.

Moluscos

Los moluscos son  muy numerosos en el reino animal, la diversidad de características diferentes entre las distintas especies que conforman este grupo es sencillamente impresionante. Entre ellos encontramos a los caracoles, pulpos y almejas solo por mencionar algunos de ellos.

Cefalópodos

El ojo de los cefalópodos se ha desarrollado de manera similar que el de los vertebrados, aún cuando en su evolución ha sido bastante diferente. Estos ojos pueden alcanzar un tamaño bastante grande, como es el caso de los calamares gigantes, que los pueden llegar a tener hasta de 25 centímetros de diámetro.

Los ojos de los cefalópodos están compuestos por la córnea, cristalino, iris y la retina, todos con funciones muy similares a las de ojo de los vertebrados. Para enfocar las imágenes el cristalino se mueve de atrás hacia adelante, con una técnica parecida a la que utilizan los peces. En la parte de la retina tienen una diferencia significativa, ya que en su campo visual no poseen un punto ciego.

El ojo en este tipo de animales es un órgano inmóvil, o sea que a diferencia de los mamíferos, en su estructura no tiene músculos que le puedan otorgar movimiento.

Artrópodos

Los animales artrópodos son un grupo bastante extenso, pues se trata de los diversos individuos que poseen de apéndices  articulados con un número significativo de patas, tales como algunos insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos.

Estos animales tienen ojos muy diferentes de acuerdo a la especie, por ejemplo existen individuos que tienen ojos simples y otros compuestos, además está el caso de los arácnidos los cuales tienen estructuras visuales muy desarrolladas. Descubre más sobre estos pequeños animales en nuestro artículo Insectos

Entre los insectos la mayoría tienen ojos compuestos, a excepción de los miriápodos, los cuales tienen ojos simples (ocelos). En algunas especies se pueden observar los ojos accesorios, los cuales se sitúan en el lado lateral de la cabeza.

Las arañas tienen 8 ojos simples, no del tipo compuesto como los tienen otros insectos. En su estructura cuentan con el cristalino y la retina, la visión de estos animales es muy limitada, ya que no distinguen formas, solo captan el movimiento en los objetos.

No obstante, existe un grupo especial, el cual son las arañas saltadoras, las cuales tienen ocelos, pero de manera mucho más desarrollada, ya que estos órganos son capaces de enfocar y gracias a que cuenta con seis músculos en cada ojo puede ampliar el campo de visión pues puede mover el ojo a voluntad.

Vertebrados

En los animales vertebrados la estructura de los ojos es bastante similar, el globo ocular es una esfera llena de líquido transparente (humor acuoso), además tienen retina, coroides y esclerótica, todas con las funciones similares a las del ojo humano.

Además de poseer estas partes similares, los ojos de los vertebrados tienen un cristalino y un músculo ciliar los cuales  ajustan y enfocan las imágenes según la distancia, la pupila cuyo diámetro está regulado por el iris y la retina que es básicamente un fotorreceptor.

Ojos en animales acuáticos y reptiles

Los peces, anfibios y ofidios poseen características especiales que diferencian los ojos que poseen a los de otros animales; una característica en común es que carecen de músculo ciliar, lo cual les limita el movimiento.

Peces

En los peces los órganos de visión tienen algunas características especiales, como por ejemplo la ausencia de párpados, el cristalino tiene forma esférica, lo cual representa una diferencia relevante, con los ojos de otras especies que son biconvexos (parte sobresaliente que mira hacia afuera).

Estos animales enfocan las imágenes gracias a que tienen unos músculos que se llaman retractores, los cuales mueven el cristalino de adelante hacia atrás, adaptándose a la distancia en que se encuentre en objeto.

Anfibios 

Los anfibios tienen como su sentido principal la vista; una de las características que resalta en los ojos de los anfibios es que tienen tres párpados.

Estos párpados son el superior, el cual es muy similar al de otros animales, el inferior que presenta una condición de movilidad bastante inusual, y una telilla o párpado auxiliar de características  semitransparente y muy resistente, la cual puede cubrir el ojo en su totalidad, llamada membrana nictitante.

Esta membrana cumple una función de protección al globo ocular de los anfibios cuando están sumergidos, además de que humecta el ojo por debajo de los párpados principales.

Los anfibios tienen glándulas lagrimales, que son necesarias para mantener la humedad de la superficie del ojo, cuando el animal se encuentra en un ambiente seco. El enfoque de las imágenes se logran con la misma técnica de movimiento de los ojos de adelante hacia atrás, al igual que lo hacen los peces.

Reptiles

Los reptiles comparten características similares en sus globos oculares que los anfibios, ya que en sus ojos poseen los párpados (superior e inferior) y la membrana nictitante.

En el caso de las serpientes, las estructura ubicadas justamente sobre el globo ocular, se unen para formar una especie de lentilla transparente, con la cual protegen sus ojos.

Ojos de las Aves

Los ojos de las aves tienen adaptaciones en sus globos oculares, las cuales han surgido a través del tiempo fruto del medio ambiente que tienen los ecosistemas.

En las aves el tamaño del ojo es relativamente más grande en relación al cuerpo que en los mamíferos, el enfoque de las imágenes se realiza por medio de un doble mecanismo que cambia la curvatura de la córnea y mueve el cristalino.

Las células fotorreceptoras son muy abundantes y se ubican en la retina, lo cual los hace disponer de una excelente visión; en algunas especies existen dos fóveas una central u la otra adyacente a ésta, como es común en los halcones y en las águilas.

En los ojos de las aves que no está en los ojos de otros animales es  el pecten, el cual básicamente es un tejido de vasos sanguíneos que está anexa a cada una de las capas del ojo, por medio de esta red es que el ojo de las aves toma los nutrientes necesarios para poder funcionar.

La mayoría de las aves son tetracromáticas, pues como parte de los componentes de sus ojos, poseen conos que pueden captar colores como el rojo, verde y azul, también de manera increíble pueden captar la luz ultravioleta.

Ojos de los Mamíferos

La mayoría de los mamíferos tiene desarrollado perfectamente el sentido de la vista, pues se valen de lo que ven sus ojos para cazar el alimento y poder sobrevivir.

La estructura del ojo es muy completa y similar a la que hemos descrito anteriormente, aunque el enfoque de las imágenes las hacen por medio de cambios en la forma del cristalino.

Los bastones que son las células fotorreceptoras del color presentes en el ojo, y son las que permiten la visión en condiciones de baja luminosidad, son predominantes en la retina y le dan la capacidad a la mayor parte de los mamíferos a tener buena visión con poca luz.

Deja un comentario