Abeja reina, todo sobre su extraño dominio y mucho más

Las abejas son conocidas principalmente por producir miel, por esto cada una de ellas tiene un trabajo importante en la colmena, pero ¿sabías que hay una abeja reina? Conoce todo sobre ella en este artículo.

Abeja reina

La abeja

Conocida como abeja melífera o Apis mellifera, las abejas son insectos voladores que miden aproximadamente 1 centímetro y medio, pertenecen al grupo de insectos himenópteros (los cuales se consideran el grupo más numeroso de insectos, con un aproximado de 153.000 especies, entre las que también se encuentran los abejorros, las avispas, las hormigas, entre otros).

La abeja es considerada un insecto social, ya que habita en colonias, vive junto a otras abejas, lo que permite que se protejan las unas a las otras.  Hay aproximadamente 20.000 especies de abejas, sin embargo solamente siete especies son las que producen miel, por lo que las abejas melíferas occidentales son las encargadas de producir 1.6 millones de toneladas de miel cada año. También se les considera los insectos más organizados.

Cuando una abeja descubre alimento, se comunica con sus compañeras realizando una especie de danza. Tiene un estómago de miel y un estómago de comida, por lo tanto si tiene hambre, abre un obturador en el saco de néctar y parte de la carga pasa a su estómago convirtiéndose en energía para sus propias necesidades.

Partes

El cuerpo de la abeja posee una apariencia aterciopelada y se divide en tres partes:

  1. El Tórax: Constituido por seis patas, que le permiten caminar, transportar polen o apoyarse al realizar diversas tareas. En esta área se encuentran cuatro alas (un par de alas grandes y el otro par de alas pequeñas), las alas de menor tamaño son difíciles de visualizar ya que se unen a las grandes.
  2. La cabeza, la cual está constituida de la siguiente manera:
  • Dos antenas que tienen como función la detección de movimientos del aire, así como las vibraciones y los olores.
  • Dos ojos compuestos, laterales grandes, que son los que le proporcionan la visión y se forman por cientos de ojos simples de tamaño muy pequeño. También tienen tres ocelos, los cuales son ojos pequeños, que les permiten detectar la intensidad de la luz cuando se encuentran dentro de la colmena.
  • El aparato bucal, el cual es de tipo masticador que le sirve para amasar la cera con la que fabrican su nido y el lamedor el cual utilizan como sonda para llegar a los profundos nectarios de las flores.
  1. El abdomen, se diferencia de la siguiente forma:
  • En la abeja reina, su abdomen tiene un aparato para guardar huevos.
  • En la abeja obrera, el abdomen tiene un aguijón, el cual es utilizado para protegerse.

Reproducción de la abeja melífera

Para reproducirse, la abeja reina sale de la colmena iniciando el lanzamiento de feromonas con la finalidad de atraer a los zánganos (machos) de otras colmenas, seguidamente mientras se encuentra volando produce la cópula (para unirse sexualmente) en lo que se le denomina el vuelo nupcial, donde puede aparearse hasta con 15 zánganos diferentes.

La abeja reina posee una espermateca, saco para almacenar el esperma, que luego usa para fecundar a las nuevas abejas.

Transformación

El proceso de huevo a abeja, ocurre porque la abeja melífera (especie de abeja con mayor distribución en el mundo con más de treinta razas), tiene una metamorfosis completa, por lo que su forma y apariencia cambian en su totalidad, por lo tanto cada abeja inicia su vida como un huevo del cual surge una larva que se alimenta con jalea real pero luego cambia su alimentación.

En el caso de las obreras pasan a consumir miel y polen, mientras que la abeja reina continúa alimentándose de jalea real. Seguidamente la larva pasa a convertirse en pupa o ninfa y una vez culminada la metamorfosis, surge la abeja adulta. Conoce también a las mariposas.

Colmena

Es el lugar en el que habitan las abejas; en el interior de él, las abejas fabrican paneles integrados por cientos de celdas hexagonales regulares, forma que les permite que no haya huecos entre una celda y otra. Estas celdas son hechas de cera y permiten almacenar miel, polen, huevos y larvas.

Por colmena existen aproximadamente tres, cuatro, seis o doce celdas que se encuentran selladas, con un gran tamaño para permitir la cría de las abejas reinas.

Su vida en la colmena se caracteriza porque se cuidan mucho las unas a las otras, sin embargo en la temporada de primavera, cuando hay un gran suministro de néctar, se crían muchas abejas jóvenes lo cual ocasiona que la colonia se separe con la finalidad de crear una nueva colonia.

La nueva colonia, la funda la vieja abeja reina y emerge una nueva reina para la primera colonia. Cabe destacar, que los zánganos sólo ayudan en la colmena al momento de la danza nupcial, ya que no pueden alimentarse por sí mismos, lo que ocasiona que se conviertan en una carga para el grupo y al reducir las provisiones de néctar, las obreras los pican hasta que fallezcan o los sacan de la colmena.

Proceso de producción de la miel

En la colmena cada abeja tiene una función determinada, lo cual hace posible que todo el proceso de producción de miel (su alimento) no tenga ningún inconveniente, ya que las abejas trabajan en equipo. Las abejas recolectoras inician en la colmena buscando parches de flores cuando ya tienen tres semanas de edad. El proceso que realizan para fabricar la miel es el siguiente:

  1. Visitan las flores y succionan de ellas un jugo azucarado denominado néctar.
  2. Almacenan el néctar en su estómago de miel, que es diferente al estómago de comida.
  3. Una vez que se encuentran llenos sus sacos de néctar, la abeja vuelve a la colmena.
  4. En la colmena transmiten el néctar a través de la boca a otras abejas obreras, estas lo mastican durante un estimado de media hora, hasta que su contenido de humedad se reduzca de 70% a 20%.
  5. Nuevamente se transmite el néctar de abeja a abeja hasta que se convierta en miel.
  6. Seguidamente las abejas lo almacenan en las celdas de panal, los cuales son como una especie de frascos pequeños hechos de cera.
  7. Debido a que la miel permanece un poco húmeda, las abejas la ventilan con sus alas para que se pueda secar y así se vuelva más pegajosa.
  8. Una vez lista la miel, sellan la celda con una tapa de cera, con la finalidad de mantenerla limpia.

Cabe destacar que la abeja se limpia y cuida a sí misma antes de regresar a la flor por más polen, ya que eso le permite trabajar con mayor eficiencia, pues durante toda su vida le corresponde recolectar de manera incansable, el polen, para llevarlo de regreso a la colmena y hacer el mismo proceso de producción de la miel. Asimismo, se requieren de al menos ocho abejas para elaborar una cucharadita de miel.

Abeja reina

Tipos de abejas

Las abejas adultas, se dividen en tres tipos de individuos o castas en la colonia (dos tipos de hembras y uno de machos):

  1. Obrera: Son las hembras con menor tamaño que la abeja reina, tienen unas glándulas que les proporcionan alimento a las larvas y les permiten fabricar la colmena. El trabajo que realizan cambia según su edad:
  • Su periodo de desarrollo es de veintiún días.
  • Son diploides, ya que son fruto de un óvulo y un espermatozoide, como los humanos.
  • Los primeros días se encargan de alimentar a las larvas.
  • Seguidamente se ocupan de mantener arreglada, peinada y alimentada a la abeja reina, así como se encargan de limpiar, proteger y mantener en orden la colmena. Además de esto fabrican miel y almacenan el alimento.
  • Para finalizar, se convierten en recolectoras y salen de la colmena con la finalidad de buscar néctar, polen y agua, así que se alimentan de néctar de flores y polen.
  • Esta abeja no pone huevos.
  • Vive aproximadamente de 30 a 40 días.

  1. Zángano: Son las abejas macho y su nacimiento se debe a los huevos no fertilizados, sus características son:
  • Su periodo de desarrollo es de veintitrés días.
  • Son haploides, debido a que nacen del óvulo de una hembra sin fecundar, solamente posee la mitad de los cromosomas de su madre, que puede ser una abeja obrera o reina.
  • En la colmena solamente se encuentra unos cientos de ella y su función es la de fertilizar a la abeja reina.
  • Los zángano no se pueden alimentar por sí solos ya que no tienen aguijón.
  • Fallecen al final del verano.
  1. Abeja reina: En cada colmena solo hay una de ellas. Se caracteriza principalmente por:
  • Su periodo de desarrollo es de dieciséis días.
  • También son diploides.
  • El abdomen es más grande que las abejas obreras.
  • Tiene un aparato bucal más reducido.
  • Las antenas son más cortas y no tiene pelos para colectar polen.
  • Su función es la de poner huevos, aproximadamente puede poner mil huevos cada día.
  • Para que una abeja sea la abeja reina, la anterior reina debe abandonar la colonia o fallecer.
  • Vive aproximadamente tres años o un poco más.

Abeja Reina

La abeja reina, es la única hembra que puede ser fecundada por el zángano, por lo que pone huevos fecundados, que dan origen a las abejas obreras y huevos sin fecundar que originan a los zánganos, esto se debe al mecanismo llamado partenogénesis.

La partenogénesis, constituye una forma de reproducción basada en el crecimiento de células sexuales femeninas que no son fecundadas. Esto fue descubierto por el biólogo suizo Charles Bonnet y el apicultor polaco Jan Dzierzon fue el que descubrió primero el origen partenogenético de los zánganos de las abejas. La abeja reina tiene un aguijón atrofiado, por lo tanto no pica.

Para que una abeja se convierta en reina, una larva debe ser nutrida con jalea real y debe alojarse en un celda especial. Las obreras también consumen en sus primeras fases jalea real pero luego tienen otra alimentación, sin embargo, las obreras pueden desarrollar sus opciones de poner huevos pero no pueden aparearse con un zángano, es por ello que sus huevos son infecundos y esto puede ocurrir en colmenas que no tienen abeja reina.

Ciclo de vida

La abeja reina,  generalmente pone los huevos en primavera, según se lo permita las condiciones del exterior de la colmena, es decir, el flujo de néctar, la recolección del polen, la duración del día, entre otras. Esta abeja se caracteriza por ser la única hembra fértil, por lo que es la encargada de depositar los huevos en los que nacerán el resto de las abejas.

De igual manera, la abeja reina no desampara la colmena, a menos que sea durante los vuelos de fecundación (en los que se aparea con el zángano) o cuando ocurra un enjambre (conjunto de abejas) para dar lugar a una nueva colonia. El esperma de los zánganos lo mantiene la abeja reina, en su órgano denominado espermateca.

La abeja reina deposita sus huevos en los panales de cera con celdas hexagonales, construidos por las abejas obreras; cada huevo al tercer día se convierte en una diminuta larva, la cual es alimentada por las abejas obreras jóvenes llamadas también abejas nodrizas. Al pasar una semana, las abejas nodrizas sellan la larva en su celda y se genera el estado de pupa (metamorfosis de larva a adulto).

Debido a esto, el cierre de las celdas recibe el nombre de operculado y al pasar otra semana más surge la abeja adulta. Sin embargo, la abeja reina no se cría en las usuales celdas horizontales del panal, ya que sus celdas son fabricadas con un tamaño más grande y en posición vertical.

Alimentación de la abeja reina

La abeja reina se alimenta de jalea real (sustancia segregada por las glándulas hipofaríngeas de la cabeza de las abejas obreras jóvenes, de las abejas productoras de miel de entre cinco y diez días, que se une con secreciones estomacales) y no de polen como las larvas de las abejas obreras, por lo tanto este tipo de alimentación especial contribuye a que una hembra se desarrolle como reina.

Cuando la abeja reina culmina su etapa de alimentación larval y se transforma en pupa, realiza un desplazamiento en posición cabeza abajo, por lo que en la etapa de pupa, las obreras se encargan de sellar la celda real. Luego de surgir de su celda, la abeja reina produce un sonido, que simboliza como un llamado a batallar con las otras reinas.

La jalea real, es muy rica en proteínas, está compuesta por polen, néctar, agua y enzimas que crean una sustancia cremosa, de color blanco y con un gusto amargo-ácido, lo cual permite que la abeja reina tenga un rápido desarrollo.

Esta jalea es sensible a la luz solar y a la temperatura. Su extracción en grandes cantidades requiere que las colmenas queden huérfanas para que así las abejas obreras alimentan a futuras abejas reinas. Conoce también todo lo referente a las hormigas.

Abeja reina

Tiempo de vida

La abeja reina vive aproximadamente tres años o incluso hasta seis, no obstante con el paso del tiempo su capacidad reproductiva se va reduciendo, por lo que la media de vida es de tres años. Debido a esto, en la apicultura industrial se suprime a la abeja reina cada año, ya que la marcan con un color que indica su año de nacimiento. Mientras que en la apicultura ecológica, la abeja reina se conserva aproximadamente por dos años.

La abeja reina libera feromonas (sustancia química que provoca comportamientos específicos en otros individuos de la misma especie, tiene forma líquida que seguidamente se esparce por el ambiente), para regular las actividades de la colmena y modificar el comportamiento de las abejas obreras para que estas alimenten las nuevas larvas como obreras y no como reina en circunstancias normales.

En el caso de que la abeja reina fallezca, las abejas obreras son las encargadas de crear una nueva reina seleccionandola de una larva joven, que se encuentre entre los recién nacidos, alimentándose con la jalea real.

 

Curiosidades

  • La abeja melífera construye celdas de forma hexagonal, ya que es la forma geométrica que con menos perímetro alcanza mayor área, por lo que con esta forma no hay huecos entre las celdas y por ende se dificulta la aparición de bacterias.
  • Una sola abeja melífera puede visitar durante el día un aproximado de 7.000 flores, por lo que se requieren cuatro millones de visitas para producir un kilo de miel.
  • Una de las principales fuentes de alimentos son las margaritas, ya que florecen durante casi todo el año.
  • Desde hace muchísimos años, las abejas se utilizan para obtener la miel, la cera, la jalea real y el propóleo.
  • Se debe evitar el uso de pesticidas, cambios en el uso de las tierras y los monocultivos, para no amenazar a las abejas.
  • Más del 75% de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta forma de la polinización, ya que los polinizadores contribuyen a que las plantas se reproduzcan.
  • Cuando las abejas obreras clavan su aguijón, inyecta el 50% del veneno, y debido a que el aguijón tiene forma de sierra la mayoría de las abejas no logra recuperarlo, perdiendo así una parte de sus órganos vitales, lo cual hace que fallezca a los minutos.
  • Las abejas se orientan con el sol, adaptan su brújula interna a los movimientos solares.
  • La especie de abeja gigante, recibe el nombre científico de Megachile Pluto y mide aproximadamente 6 centímetros.
  • Algunas personas utilizan su veneno (apitoxina) con fines terapéuticos. La apitoxina es secretada por las abejas obreras de diversas especies y lo utilizan como medio de defensa contra predadores y otras abejas en combate. Pero se emplea como tratamiento alternativo para el alivio del reumatismo y otras afecciones articulares, con la denominada apliterapia o apitoxoterapia.
  • El día de las abejas se celebra el 20 de mayo de cada año, en conmemoración al nacimiento de Anton Janša, quien en el siglo XVIII, fue pionero de la apicultura moderna en Eslovenia, debido a su elogio a las abejas al llamarlas buenas trabajadoras que requieren poca supervisión en su trabajo.
  • Las abejas son esenciales porque sin polinizadores desaparecería aproximadamente un tercio de nuestra alimentación.

Si te interesó toda la información de este artículo, quizás quieras conocer más acerca de los insectos.

Deja un comentario