Animales Prehistóricos, criaturas curiosas y aterradoras

Los Animales Prehistóricos son especies gigantescas, feroces y únicas que poblaron la tierra hace millones de años y ahora están extintas; entre ellas podemos encontrar especímenes maravillosos que con sus gigantescas garras, y filosos colmillos, siguen siendo un símbolo de la evolución que ha experimentado el planeta desde el origen de la vida.

animales prehistóricos

La Prehistoria

La prehistoria es un periodo en el que surgen en nuestro planeta los primeros vestigios de la vida, con la aparición de las especies, tanto humanas como animales, quienes mediante el proceso evolutivo natural, serán en el futuro los antepasados de todos los seres vivos que habitan actualmente en este maravilloso planeta.

Las etapas progresivas de la historia de la humanidad nos muestran distintos períodos de la evolución, donde el hombre poco a poco fue mejorando en el dominio de las herramientas, que construye con materiales simples.

En relación a esto, se considera la edad de piedra un período donde el hombre se da cuenta de las capacidades que posee en el manejo de herramientas hechas de piedra y madera; esta etapa abarca 3 períodos: el paleolítico, el mesolítico y el neolítico.

En el paleolítico, los primeros humanos adaptan habilidades que les permiten sobrevivir, se dan cuenta de que podían recolectar los frutos de la tierra para alimentarse además de que comienzan a utilizar rudimentarias herramientas que les sirven como defensa ante la presencia de grandes animales prehistóricos.

animales prehistóricos

Ya para el periodo mesolítico, la humanidad es consciente de la magnitud de un planeta, al que ha comenzado a recorrer y explorar, como sociedad sabe que en la unión está la fuerza y que juntos podían defenderse mejor de las amenazas que representaban los grandes depredadores de la época.

Finalmente en el neolítico, ya la humanidad va sentando las bases de la vida en común, las cuales serán el precedente de una civilización futura en la que se convive con la naturaleza, que es la que proporciona una fuente inagotable de recursos para vivir y liderar este mundo salvaje.

Características

Las etapas tempranas de la vida en la Tierra incluyen a las primeras especies de organismos vivientes, con lo cual se comienza a armar el mundo prehistórico.

Para documentar y dar testimonio de lo que fue la vida en esta época, la humanidad se ha apoyado siempre en los estudios arqueológicos, ya que es el único medio con que contamos para lograr recrear la vida de nuestros antepasados. Aspectos como las zonas donde solían mantenerse, sus armas y sus rudimentarias obras de arte.

Animales prehistóricos

Gracias a los descubrimientos de yacimientos fósiles, podemos saber con certeza cómo eran los animales prehistóricos; existen hallazgos que ayudan a los científicos a deducir cómo eran los grandes mamíferos, reptiles, aves, peces, dinosaurios y demás criaturas prehistóricas. Encuentra más información sobre este tema en nuestro artículo Dinosaurios

Los fósiles son la prueba fehaciente de los rasgos más básicos de estas especies extintas, a partir de ellos podemos saber aspectos importantes tales como la anatomía de estas feroces bestias, sus costumbres, el modo de vida, así como la relación de estos con otros animales de la época.

Es relevante también conocer el hábitat donde usualmente se desarrollan estos grandes depredadores, el medio ambiente en el cual se sienten más cómodos para vivir, reproducirse y tener sus crías, además de sus hábitos de supervivencia.

En base a esta evidencia científica, se pueden saber todos detalles sobre las especies extintas, efectuando un análisis y uniendo en un complejo proceso de investigación, todas las características de cada uno de ellos; también podemos hacernos una idea de cómo era la realidad vivida en esta época.

animales prehistóricos

Animales Prehistóricos 

Los animales prehistóricos son los que poblaban nuestro planeta en esta época tan remota, son los grandes depredadores que fundamentalmente son los antepasados de los animales que tenemos hoy en día.

Algunas de estas grandes bestias lograron adaptarse, al menos por un tiempo, a los cambios evolutivos que tuvo la mayoría de las especies del planeta, las condiciones ambientales y el desarrollo de las capacidades y habilidades del hombre, afectaron de un modo significativo la permanencia de los animales prehistóricos sobre la Tierra.

Los animales prehistóricos son aquellos seres que pertenecen a este diverso reino y que plagaban la tierra desde el origen de las especies; de los cuales la mayoría encontraron su extinción hace unos 3500 años a.C.

Existen también algunos animales que permanecen en la tierra desde el principio de los tiempos y que de alguna forma todavía pueden verse aunque no de manera frecuente. Estos animales, prácticamente han sobrevivido al paso del tiempo y han logrado adaptarse a los cambios vertiginosos de la evolución.

animales prehistóricos

Conociendo a los Animales Prehistóricos

Según la definición formal un animal prehistórico es aquel que haya vivido sobre la faz de la  Tierra hasta hace unos 3500 años a.C., esto incluye a los que se extinguieron con el paso de los años y a os que todavía permanecen en nuestro planeta.

Un ejemplo de estos animales de data prehistórica es el tiburón anguila o celecanto, una especie que ha estado nadando desde el período cretácico y todavía se les puede ver cerca de las costas de Sudáfrica y en Indonesia.

Este es solo uno de los ejemplos que podemos encontrar en la naturaleza de estos animales únicos, aunque el 99% de ellas estén extintas, hay otras que evolucionaron en un intento por que su especie permanezca viva.

Los grandes animales prehistóricos que presentaremos a continuación se han dividido  en tres grandes grupos, los animales prehistóricos del mar, los carnívoros y herbívoros, también mostraremos a los que a pesar del tiempo todavía se encuentran viviendo entre nosotros.

animales prehistóricos

Animales Prehistóricos Carnívoros

Los animales prehistóricos tienen sin duda rasgos característicos que los identifica de inmediato, uno de ellos es su ferocidad y el otro es su apetito insaciable, la mayoría tiene un tamaño enorme por lo cual debían ingerir grandes cantidades de comida.

Entre los animales prehistóricos que recorrían la superficie de la Tierra y gobernaban los cielos hay diversas especies, algunas eran habilidosos cazadores que usualmente acorralaban las presas vivas, otros en cambio llevaban una vida de carroñeros; siempre se contaba en aquellos tiempos con abundante alimento.

La mayoría de estos animales tenía la ventaja del tamaño y el conseguir alimento no representa ningún problema, no obstante las luchas por el dominio del territorio eran muy  frecuentes y mortales. Si quieres aumentar tus conocimientos sobre el tema te invitamos a leer nuestro artículo Especies Invasoras 

Megalania

El Megalania es una especie de reptil carnívoro que habitó hace miles de años en Australia durante el período del Pleistoceno, hace aproximadamente unos 40 mil años. El Megalania es un tipo de depredador que pertenece a la familia Varanidae, este imponente animal es el reptil más grande que ha caminado sobre la tierra.

animales prehistóricos

Este  animal tenía dimensiones enormes, algunos científicos creen que pudo llegar a medir hasta 7 metros de longitud, con un peso aproximado de unos 600 kilos.

Su cuerpo era de contextura fuerte, de silueta robusta; por otro lado este animal tenía una mordida mortal, pues en su boca cuenta con una mandíbula llena de dientes aserrados, como pequeños y filosos cuchillos con lo cual le es fácil desgarrar la carne de sus presas.

Titanis o las Aves del Terror

El Titanis es un animal extinto que pertenece a una extraña especie de aves no voladoras  de nombre Phorusrhacidae del orden de las Cariamiformes, las cuales vivían en la Tierra durante los períodos del Plioceno y del Pleistoceno, en una extensa área de América del norte.

Las medidas de esta ave son unos dos metros y medio de altura, con unos 150 kilos de peso, lo cual la hace un individuo bastante grande para ser un ave. No podía volar, pero esta limitante la compensa con la rapidez de sus movimientos al correr, pues podía alcanzar unos increíbles 65 kilómetros por hora en sus carreras.

animales prehistóricos

A pesar de su enorme tamaño, sus alas eran muy pequeñas, con una estructura inusual que no le permite alzar el vuelo.  Su cabeza era grande, con un pico en forma de hacha, muy duro que le servía como arma y para alimentarse, tenía un cuello muy grueso como para que pase sin problemas las presas de las cuales se alimentaba.

En su dieta no podían faltar todo tipo de animales pequeños, pero algunas veces cazaba animales de mayor tamaño  a los cuales vencía y comía sin ningún problema. Descubre más información sobre aves no voladoras en Kiwi un Animal

Argentavis Magnificens

El Argentavis magnificens (significa Magnífica Ave Argentina), se trata de una especie de ave que ya se encuentra extinta desde hace miles de años. Este animal pertenece a la especie Catartiforme de la familia Teratornithidae; hasta ahora es la única especie descubierta del género Argentavis.

En el año 1979 en Argentina, se encontró mientras se llevaba a cabo una expedición un fósil que pertenece a un individuo de esta familia, los científicos creen que este curioso animal se extinguió en el período del Mioceno Superior, hace unos 6 u 8 millones de años. Los estudios aseguran que esta ave extinta es el antepasado del buitre.

animales prehistóricos

Esta ave voladora tenía dimensiones gigantescas, su envergadura era de unos increíbles  7 metros de longitud, además tenía un peso aproximado de unos 70 kilos. La longitud de su cabeza hasta la cola es de casi 4 metros, y un sorprendente dato es que sus plumas podían llegar a medir un metro cada una.

Este es un animal aterrador, muy grande, volador y carnívoro, solía permanecer en la zona de la Patagonia Argentina, en un área en la cual es común que tengan fuertes ráfagas de viento que lo ayudaban a desplegar el vuelo, ya que con ese enorme tamaño necesitaba de todo el impulso posible.

León de las Cavernas

El león de las cavernas (Panthera leo spelaea o P. spelaea) fue un felino que pertenece a la subespecie del león, era muy conocido, pues aún en ese entonces estos feroces animales, habían sido colocados de manera clara por medio del arte rupestre  en dibujos en las paredes de las cavernas, realizadas a menudo como advertencia de la violencia de los ataques del depredador.

La recreación de su silueta se hace a partir de muchos fósiles que se han encontrado, así como también de muestras de arte histórico. Su distribución estaba difundida desde el país Español hasta el área de las Islas Británicas, lugares que eran su casa mientras transcurría el Pleistoceno.

animales prehistóricos

Los leones cavernarios tenían orejas con bordes redondeados, colas con abundantes mechones de pelo en el final de sus colas, y un vistoso collar de pelo que hace de una primitiva melena alrededor del cuello.

El león de las cavernas vivió desde mediados del Pleistoceno hasta el final del mencionado período, su ambiente predilecto era la zona del Norte de América, puede considerarse que esta subespecie es la antecesora de los leones modernos.

Smilodon 

Un Smilodon es un género totalmente extinto de los conocidos felinos ‘Dientes de Sable‘; pertenece a la subfamilia de los Macairodontinos. En este género se observan tres especies el Smilodon Gracilis, el Smilodon Fatalis y el Smilodon Populator.

Este era un animal enorme y atemorizante, los machos podían llegar a pesar más de 300 kilos, lo cual los hace uno de los individuos de esta especie que ha caminado sobre la tierra.

animales prehistóricos

La característica más grande de estos grandes depredadores son sus enormes dientes delanteros, gigantescos caninos para ser exactos, por lo cual es uno de los animales más característicos y más representativos de la prehistoria.

El ‘Dientes de Sable’ se extinguieron debido a la ola de desapariciones masivas de especies completas que ocurrieron durante el Pleistoceno , también debido a la modificación drástica que sufrieron los ecosistemas en este período.

Una de las teorías de las que se tiene conocimiento sobre este tema es que la causa más probable sea la llegada de los humanos a las regiones donde usualmente se desarrollaban estas especies.

Enormes caninos

Entre los animales prehistóricos existían algunas otras especies que tenían los característicos enormes y prominentes caninos, como mínimo se tiene conocimiento de 4 diferentes especies de mamíferos.

animales prehistóricos

En el caso del Smilodon, es la especie que poseía los dientes más largos, en algunos casos llegaban a medir unos 20 centímetros. El ritmo de crecimiento de los colmillos en estos animales prehistóricos era mucho más rápido que los de los felinos actuales, como promedio un Smilodon tardaba 8 meses en desarrollar por completo sus enormes colmillos.

En cuanto a la dieta de este enorme y aterrador animal, era variada, pues como buen cazador oportunista no dejaba pasar a cualquier presa que  se cruzara en su camino; las cuales la mayoría de las veces no tenían ninguna alternativa de escape al enfrentar esas enormes garras y mortales colmillos.

El Smilodon salía a cazar en solitario y gracias a sus enormes dientes, podía enfrentar y vencer presas de gran tamaño, como las crías de mamut y de mastodontes, bisontes, alces, ciervos, camellos y otros grandes mamíferos de la época.

Este increíble animal vivió en Asia, Europa y África sobreviviendo hasta la última glaciación. También se tiene conocimiento de su presencia en América del Norte y Sur.

animales prehistóricos

Gigantopithecus blacki

El Gigantopithecus blacki es un animal extinto del género de los ‘primates hominoideos‘ por sus características físicas además es la única especie que tiene esta subfamilia la ‘Gigantopithecus‘.

Básicamente estos animales ya extintos vivían en la parte sur oriental del continente Asiático. Se le considera un pariente cercano de los orangutanes.

En cuanto a su descripción física el Gigantopithecus blacki  es un simio enorme, cuyo peso oscila entre los 200 y los 300 kilos, los machos de las especie eran notablemente de mayor tamaño que las hembras. Este gigante podía  llegar a medir más de 3 metros de alto.

Titanoboa

La Titanoboa cerrejonensis es una especie extinta de la familia de las Boas, quien se deslizo por toda Sudamérica en el período del Pleistoceno, hace unos 60 millones de años aproximadamente.

animales prehistóricos

A este enorme animal extinto se le considera la serpiente más grande que ha existido, superando a cualquier otra. Su hábitat preferido fue Colombia, específicamente en la Guajira Colombiana. Encuentra más información en nuestro artículo Serpiente

Se realizó un estudio comparativo para determinar el tamaño de esta serpiente gigantesca, haciendo uso de datos encontrados sobre sus vértebras, se han hecho estimaciones de que esta boa pudo haber medido unos 13 metros de longitud, aunque algunos científicos piensan que su longitud máxima es de unos 43 metros.

Sarcosuchus Imperator

El Sarcosuchus Imperator  es una especie de cocodrilo grande, ya extinto, que pertenece al género de los Sarcosuchus el cual es fundamentalmente un pariente de los cocodrilos, cuyo individuo más grande llega a tener un cráneo que se mide de lo  largo de la punta del hocico, hasta llegar a  la parte posterior al cráneo, esta medida es de unos 12 metros aproximadamente.

Como rasgo característico tiene los ojos que le sobresalen  de su cavidad en el cráneo, y su hocico es  considerablemente más ancho que el de los otros cocodrilos de hocico alargado, como por ejemplo el gavial.

animales prehistóricos

Una característica única de esta especie extinta es que la mandíbula superior es más larga que la inferior por lo cual se crea una sobre mordida, además de que al final de este hocico tan peculiar, tiene una expansión que se denomina bula, presente solo en los machos.

Águila de Haast

El águila de Haast es una especie extinta de ave que pertenece a la familia de los Accipitridae, además de que es el único miembro del género Harpagornis, tuvo su lugar de origen en Nueva Zelanda.

Esta ave fue el águila más grande que ha surcado los cielos de nuestro Planeta. Era una hábil y despiadada cazadora, su especie predilecta para engullir eran las Moas, una aves gigantes que no podían volar y por supuesto eran una presa fácil, ya que esta águila desarrolla una velocidad de más de 80 kilómetros por hora.

El águila de Haast se extinguió hace miles de años, la razón es que desapareció su principal fuente de alimento y por la destrucción de su hábitat, ya que esta ave necesitaba  de los bosques densos para sobrevivir.

animales prehistóricos

Según algunas teorías de los científicos que se han dedicado a estudiar a estas aves, es que son las antecesoras de la aguililla australiana y de el aguililla calzada, animales que aunque están muchísimo más evolucionados tenían un tamaño mucho menor.

Oso cavernario 

El oso de las cavernas pertenece a una especie extinta de mamíferos que son familia de los Úrsidos. Este enorme anima vivió en el período denominado el Pleistoceno tardío en un área geográfica extensa la cual abarca casi toda Europa.

El oso cavernario es una de las especies de animales prehistóricos que es más reconocida en el mundo. Se trata de un enorme animal que rivaliza en tamaño con los osos Kodiak (animales enormes que habitan en los bosques de Alaska) y los grandes osos polares.

Se tienen pruebas de que en América del Norte habitaba una subespecie de estos osos (Arctodus) y otra también diferente que era endémica de América del Sur el (Arctotherium), ambas superaban en tamaño al oso cavernario.

animales prehistóricos

Para que podamos darnos una idea de las medidas de este oso, podemos decir que cuando se para en 4 patas mide metro y medio, y cuando esta de pie sobre sus patas traseras, eleva su altura a más de 3 metros. Su peso puede estar entre los 450 y los 600 kilos.

Su nombre se debe a que todos lo fósiles que se han encontrado de esta criatura han sido en cavernas o cuevas, frecuentemente estos osos no despertaban luego de cumplir su tiempo de hibernación.

Daeodon

El Daeodon es un animal extinto que solía habitar América del Norte hace unos 20 millones de años, en los períodos del Oligoceno Superior y el Mioceno inferior.

Es el último y el más grande representante de la subfamilia de los Daeodon shoshonensis, un rasgo relevante es que los individuos adultos de esta especie tenían cráneos enormes, los cuales podían llegar a tener unos 90 centímetros de largo.

Este animal era de grandes dimensiones, a cuatro patas alcanzaba una altura  de unos un metro 80 centímetros, y uno de sus rasgos prominentes es que tenían unos colmillos que son muy parecidos a los colmillos que puede tener un jabalí hoy en día, su mordida era mortal para las víctimas de su voraz apetito.

Megistotherium

El Megistotherium es un sub género extinto del Creodonte, y la única especie que es reconocida como  Megistotherium osteothlastes.  Según estudios realizados este animal es uno de los mayores mamíferos carnívoros conocidos, de hecho se le estima un peso de hasta 500 kilos.

Sus dientes carniceros son especiales para cortar carne y huesos duros, en el caso de este gran depredador, estaban situados entre los primeros molares superiores, los cuales estaban dispuestos en una forma increíblemente útil, pues quedaban interconectados como si fueran un par de filosas tijeras.

Andrewsarchu

Es un mamífero carnívoro que habitó sobre la Tierra en la zona central de Asia, en la época en la cual transcurría el período Eoceno Superior hace unos 40 millones de años.

Una de las características fundamentales de este enorme animal además de su insaciable apetito, es que posee un cráneo de gran tamaño, según estudios mide entre 80 centímetros de longitud y seis centímetros de ancho.

El Andrewsarchu es un animal carroñero de enorme tamaño, que necesitaba grandes cantidades de comida para mantener su grande y robusto cuerpo, su fuerte mandíbula podía llegar a tener la increíble medida de 1 metro de longitud.

En cuanto a sus medidas el Andrewsarchu tenía una altura promedio de metro y medio, con una longitud de más de tres metros de largo, además su peso era gigantesco, pues podía llegar a ser de una tonelada.

Dromornis

El Dromornis es una enorme ave no voladora de la familia de los Dromornithidae. Su rasgo característico es su tamaño pues es una de las aves de mayor tamaño que ha existido desde el origen de la vida en la Tierra.

Las medidas de este increíble animal podían llegar a los tres metros de alto y pesaban más de media tonelada. El ecosistema que albergó al Dromornis fue Australia, pues es el lugar donde vivió desde finales del período Mioceno.

En su descripción física el rasgo más significativo es su largo cuello, su apariencia es como la de un pájaro grande y poco hábil. Este gran animal tenía un gran pico, y una mandíbula muy fuerte, capaz de cortar extremidades enteras de las presas que engullía de un solo mordisco.

Madtsoia

Es una familia de la extinta de serpientes originarias de Gondwana, la cual es una región del antiguo bloque continental que resultó de la división en la Pangea.

Las serpientes Madtsoidas son un grupo de animales muy primitivos, entre los cuales los individuos para alimentarse o defenderse matarían a sus presas con la técnica de la constricción, la cual consiste en rodear a su presa con su enorme cuerpo y apretarlas hasta que morían por asfixia, tal como lo hacen sus compañeras actuales las Boas y las Pitón.

Una de las serpientes más largas del mundo es la Madtsoia, la cual es considerada como una serpiente gigante, la cual podían llegar a medir más de 20 metros.

Archaeopteryx

Este extraño animal es una gran ave la cual actualmente está extinta; tenía en su apariencia las características de los grandes dinosaurios emplumados y algunos rasgos de las aves modernas.

El Archaeopteryx fue un ave que vivió en el periodo Jurásico Superior, su existencia data desde hace unos 150 millones de años, y su hábitat era lo que se conoce hoy en día como el Sur de Alemania.

Esta ave extinta era más o menos de tamaño similar al de un cuervo, lo más característico son sus bien desarrolladas plumas redondeadas que le ayudan a levantar el suelo de manera impresionante.  De hecho, estas tienen muchas similitudes con los plumajes de muchas de las aves actuales.

El Archaeopteryx es uno de los pájaros más antiguos que existe, algunos científicos consideran que estas aves son el paso evolutivo intermedio entre los dinosaurios y los pájaros.

De los animales prehistóricos este es uno de los más reconocidos, fue un ágil pájaro carnívoro con afilados dientes en su pico y enormes y afiladas garras que le funcionan muy bien a la hora de sujetar a su presa para luego comerla.

Thylacine

El Thylacine  también conocido como el ‘Lobo o Tigre de Tasmania’,  es un mamífero de tipo marsupial, fundamentalmente carnívoro, que vivió en el período Holoceno, hasta principios del Siglo pasado.

El Lobo de Tasmania se extinguió completamente de la Australia Continental hace miles de años, logrando sobrevivir, en la Isla de Tasmania hasta nuestros días, vivió junto a otras especies endémicas del lugar, como por ejemplo ‘El demonio de Tasmania’.

Entelodon

El Entelodon  es un animal extinto, era un mamífero de la familia de los Entelodontidae que vivió sobre la Tierra en el período Oligoceno Inferior, hace unos 30 millones de años aproximadamente

Este animal es considerado como un posible pariente de los cerdos, era muy grande, tenía un comportamiento poco amigable y totalmente salvaje. Era una bestia de 1 metro 80 centímetros que podía llegar a pesar una tonelada.

En cuanto a sus características físicas, el Entelodon era similar a un jabalí actual, solo que muy grande; con sus enormes dientes era un gran depredador.

Animales Prehistóricos Herbívoros

Un animal herbívoro es aquel que se alimenta fundamentalmente de plantas, algunos de ellos añaden un poco de proteína animal a su dieta, y de vez en cuando deciden alimentarse de pequeños bocados carnívoros.

Al pensar en los animales prehistóricos nos vienen a la mente que todos son grandes depredadores carnívoros que subsistían devorando otros animales a su paso; lo cual no es cierto, pues también existieron grandes animales que, a pesar de su tamaño tenían dietas fundamentalmente vegetarianas.

Mammut

Los Mammuts, son un género extinto de la familia de los Elephantidae, existieron hace ya millones de años casi 3700 años, en la era del Pilioceno, Pleistoceno y Holoceno Cuaternario.

De entre todas las especies de Mammuts que existieron la del Mammut lanudo es la más reconocida de todas, en su época gobernaba con su gran tamaño la mayoría de los territorios del planeta, pues se han encontrado fósiles de Mammut en casi todos los continentes.

Los Mammuts tenían un tamaño muy superior al de los elefantes, las especies más grandes conocidas medían más de 5 metros  de altura y una longitud de más de 9 metros como promedio. Su peso era enorme, en algunos casos podían llegar a pesar más de 8 toneladas.

Paraceratherium

Es un animal enrome ya extinto, del cual se han encontrado indicios de  5 especies diferentes según los estudios realizados a los fósiles encontrados. El Paraceratherium es considerado como uno de los animales más grandes de todos los tiempos.

Los Paraceratherium tenían una altura hasta la cruz de la espalda de 5 metros y medio, si se medía hasta la cabeza su altura podía llegar a los 7 metros y medio; además de ser alto era largo pues su cuerpo tenía una longitud de 8 metros sin contar la cola. Este enorme cuerpo llegaba a pesar hasta 15 toneladas.

Dinoterio

El Deinotherium  es un mamífero extinto considerado como el predecesor de los elefantes, vivió en el período del Mioceno Medio y llegó a estar también en el Pleistoceno Inferior.

Este animal era muy similar en cuanto a sus características físicas a los elefantes que existen actualmente, salvo algunas diferencias notables como el tamaño de su trompa, la cual era probablemente más larga y los colmillos que tiene estaban curvado en dirección hacia su cuerpo.

El  Dinoterio está considerado como el segundo mamífero más grande que ha existido en la Tierra, superado solo por el Paraceratherium. Un macho adulto de la especie de los Dinoterios llegaba a medir casi los 5 metros de altura, con un peso entre las 12 y 14 toneladas.

Por sus costumbres herbívoras este protoelefante, utiliza sus grandes y fuertes colmillos para excavar el duro suelo y extraer las raíces y tubérculos que se encuentran en la tierra. Se cree que este gran animal llegó a convivir con el hombre prehistórico.

Anisodon

El Anisodon es un mamífero extinto, muy extraño y poco reconocido, quien vivió en el período del Mioceno y en la mayor parte del Piloceno, hace aproximadamente unos 11 millones de años.

Su contextura y silueta se asemeja un poco a las de los gorilas, sus patas traseras son mucho más pequeñas que las delanteras, por eso se inclina hacia adelante para caminar como lo hacen los gorilas. Otro dato que hace que esta criatura sea totalmente increíble es que la cabeza era muy semejante a la de un caballo.

Palorchestes Azael 

El Palorchestes Azael es un género extinto de marsupial que es endémico de Australia; este curioso animal era muy grande casi tanto como un caballo. Sus medidas era de más de dos metros y medio de longitud y el peso podía llegar a variar, pero usualmente llegaban a los 200 kilos.

Como rasgo característico el Palorchestes tiene una prosbócide, es decir un apéndice alargado de forma tubular sobre la parte superior de la nariz.

El Palorchestes Azael fue uno de los animales prehistóricos que nos asombran pues era gigantesco y herbívoro; para desplazarse caminaba sobre sus cuatro poderosas patas, en las cuales tenían dedos con garras, con las cuales arranca las hojas de las ramas de los árboles y para rasgar pedazos de cortezas del mismo.

Elasmoterio

El Elasmoterio es una especie extinta de mamíferos que se encuentran emparentados  con la familia de los rinocerontes actuales. Básicamente este animal fue un enorme rinoceronte de la antigua relación asiática.

Este animal era enorme, y como rasgo inusual tenía un cuerno muy grande, de casi dos metros de largo, el cual terminaba en punta y era casi indestructible. Algunos investigadores indican que el tamaño y el grosor inusual de su cuerpo, es porque proviene de la fusión de los dos cuernos presentes en los rinocerontes.

Embolotherium

El Embolotherium es un animal prehistórico que a pesar de tener un gran tamaño era completamente herbívoro. Esta enorme criatura vivió en Mongolia en la época del período del Eoceno, esto es hace unos 34 millones de años aproximadamente.

Con una forma corporal muy parecida a la del rinoceronte, este animal fuerte y robusto, era muy fiero; llegó a medir dos metros y medio de alto pesando alrededor de dos toneladas, muchísimo más pesado que cualquiera de sus parientes actuales, los rinocerontes.

El Embolotherium tiene una característica única, la cual lo hace resaltar  entre todos los otros animales que poseen cuernos, ya que el suyo tiene una estructura ósea en su interior, además de una singular forma de émbolo en la punta; a simple vista el cuerno se ve casi totalmente aplanado.

Rinoceronte lanudo

El Rinoceronte Lanudo también conocido como Coelodonta antiquitatis es un animal muy grande ya extinto, que vivió al norte del  Continente Europeo y en Asia durante el período del Pleistoceno, dejando de existir desde hace unos 30 millones de años.

Este maravilloso animal tenía grandes dimensiones, aproximadamente unos 3 y a veces 4 metros de longitud; en cuanto a la altura esta podía llegar a unos dos metros con un peso promedio de entre 2 y 3 toneladas.

Pájaro Dodo

El pájaro Dodo cuyo nombre científico es Raphus cucullatus es un ave extinta no voladora, las cuales según estudios realizados vivió principalmente en las Islas Mauricio y se extinguió a finales del Siglo XVII.

Esta ave de peculiar aspecto, muy conocida, corrió la misma suerte de la mayoría de las aves de la región cercana al Océano Índico, las cuales perdieron su habilidad de volar, para adaptarse a una vida terrestre, que como ya sabemos no les funcionó.

El Dodo tenía un pico grande y largo, de unos 23 centímetros aproximadamente con una afilada punta en forma de garfio, la cual le permitía quebrar la corteza de los cocos, lo cual era su alimento preferido. Tenía una altura de un metro aproximadamente con un plumaje de color grisáceo y un peso corporal que rondaba los 10  kilos.

Megatherium

El Megatherium es un animal extinto los cuales tenían una apariencia física muy parecida a los osos perezosos actuales. Tenían un gran tamaño y habitaron en el área de América del Sur desde el comienzo del período del Pleistoceno hasta mediados del Holoceno.

Este animal posee enormes dimensiones ya que pesaba más de tres toneladas y media la increíble longitud de 6 metros desde la cabeza y  hasta la cola; incluso se cree que su tamaño supera por mucho a los elefantes de hoy en día.

El Megatherium era un animal netamente herbívoro, su gran altura le permitía alimentarse de las ramas más altas donde los otros herbívoros no podían llegar, sus enormes garras lo ayudan a romper las ramas y la corteza de los árboles para alimentarse.

Moa

El Moa es un ave extinta no voladora que habitaba en Nueva Zelanda, de este tipo de ave se conocen 10 especies diferentes, las más pequeñas tenían características similares a las de una gallina actual, hasta las Moas Gigantes las cuales podían medir más de tres metros de altura, con un peso corporal de unos 250 kilos aproximadamente.

Las Moas se extinguieron a principio del Siglo pasado, ya que la colonización de áreas que eran su hábitat natural destruyó su ecosistema, además que eran cazadas sin discriminación para que sirvieran de alimento.

Alce Irlandés

El Alce Irlandés es también conocido por el nombre de Megalocero, es un animal extinto que vivió en la región de Europa y Asia, desde el período del Pleistoceno hasta su extinción total.

El Alce Irlandés era un animal imponente, un mamífero gigante, el cual sobrepasaba con facilidad los dos metros de altura. El rasgo característico más relevante de este animal es su cornamenta, la cual es gigantesca, en los machos esta singular parte de su cabeza puede llegar a medir tres metros y medio si se mide de punta a punta.

Este es uno de los animales prehistóricos que tiene muchas similitudes corporales con sus parientes cercanos los alces y los ciervos de hoy en día; por el contrario una de las diferencias es que los Alces Irlandeses solían vivir en tundras y estepas abiertas, llevando una vida muy tranquila, alimentándose del pasto y la hierba.

Animales Prehistóricos Marinos

Los animales prehistóricos son diversos e interesantes, en su mayoría son grandes depredadores que habitaron la Tierra hace millones de años; entre estos animales encontramos los animales marinos, los cuales son menos conocidos que las bestias terrestres, pero son únicos, feroces y gigantescos.

Liopleurodon

El Liopleurodon es una especie de gran reptil marino carnívoro, extinto, que vivieron en la época del período Jurásico Medio hasta el Jurásico Superior, hace unos 155 millones de años aproximadamente.

Este animal fue uno de los superdepredadores de los mares, con un increíble tamaño de casi 7 metros de longitud, podía pesar hasta unas 50 toneladas, con lo cual era uno de los asesinos dominantes de los mares.

El Liopleurodon pertenece a una orden de especies considerada como superior denominada como los Pliosaurios, los cuales se destacaban por tener una dentadura potente, específicamente eran 8 veces más fuertes de las que tiene el tiburón blanco, cada uno de estos dientes mide unos increíbles 70 centímetros de largo.

Eurypterida

La Eurypterida  o el Escorpión del Mar  es un animal extinto con una apariencia muy extraña, su forma es muy similar a la de los escorpiones terrestres, de hecho su cola tiene una estructura llamada Metasoma, la cual es fundamentalmente la parte característica del cuerpo de los insectos que se localiza en el área posterior del cuerpo.

A estos raros animales también se les conoce como escorpiones marinos ya que su parte posterior nos hace recordar a la de los escorpiones, pero sin el veneno.

Este animal tan curioso fue acuático y anfibio al mismo tiempo, algunas especies preferían el agua salada, mientras otras estaban a gusto en el agua dulce.

Dunkleosteus

El Dunkleosteus es un pez extinto de dimensiones gigantescas que pertenece a los animales prehistóricos marinos, sus medidas eran increíblemente grandes para ser un pez, pues podía llegar a medir hasta 10 metros y a pesar hasta 1 tonelada.

Este enorme pez carnívoro vivió en el período Devónico tardío, que data de hace unos 370 millones de años. Se han encontrado restos fósiles de este pez en América del Norte, Europa y África.

Este pez era conocido como el pez de hueso oscuro, esto era debido a que su boca no tenía dientes como regularmente se presenta la boca de los peces, la de los Dunkleosteus estaba compuesta con pequeños huesos, lo cual le daba una potencia a su mordida como la de un cocodrilo.

Megalodon

El Megalodon es una especie extinta de tiburón que reinó en los mares de la Tierra hace unos 2,5 millones de años. Este enorme y aterrador animal vivió durante le período Cenozoico desde el principio del Mioceno hasta el final del Plioceno.

El nombre de este imponente y mortal animal es Carcharodon Megalodon, y es por mucho, el tiburón más grande y feroz que ha existido desde el origen de la humanidad, es considerado uno de los mayores depredadores de la historia.

El Megalodon es un animal gigantesco, las estimaciones de su tamaño nos indican que podía medir hasta 18 metros de longitud; sus mandíbulas ejercen una potente fuerza en la mordida que es equivalente a 40.000 libras.

Este tiburón nadaba prácticamente por todo el planeta, siendo su zona preferida para tener a sus crías las áreas costeras. Este depredador despiadado era sin lugar a dudas el rey del mar.

Una de las características más significantes de este enorme animal, son sus dientes, los cuales eran muy grandes ya que medían aproximadamente  20 centímetros en la base y unos 18 centímetros de largo total.

Para tener una medida comparativa de referencia, tenemos que los dientes del tiburón blanco, que es el que más se le acerca, son de apenas 7 centímetros.

Livyatan Melvillei

El Livyatan Melvillei es una especie extinta que básicamente es el antepasado de los cetáceos, tenía unas medidas enormes que superaban por mucho a las dimensiones del cachalote actual.

Este animal prehistórico solía encontrarse en las costas de América del Sur, los fósiles que se han encontrado pertenecen a los huesos del cráneo únicamente.  El gigantesco Livyatan Melvillei tenía unas enormes medidas, aproximadamente de 18 metros de largo y un peso que podía superar las 100 toneladas.

Archelon

El Archelon es una especie extinta de tortuga gigante, que tenía las extraordinarias dimensiones de casi 5 metros de longitud y con un peso de casi dos toneladas aproximadamente. Este inmenso animal vivió durante el período Cretácico Superior, hace unos 65 millones de años, usualmente se encontraba en la zona de América del Norte.

Estar enormes tortugas eran animales omnívoros, su dieta se basa en peces y pequeños animales marinos, gusanos y algas. Para reproducirse la hembra de la especie ponía los huevos en un hueco en la arena de la costa, luego lo tapaba para resguardar a las futuras crías, justo como hacen las tortugas en la actualidad. Si quieres ampliar tus conocimientos sobre las tortugas te invitamos a leer nuestro artículo Tortuga

Animales Prehistóricos Vivos

Existen animales cuyas especies se originaron en las primeras épocas de la vida sobre la Tierra, ellos viven en nuestro planeta desde hace millones de años; su capacidad de adaptación y supervivencia los han mantenido a través de los años entre las especies que aún continúan con vida.

Lepisma 

La Lepisma o también llamada el pececillo de plata, tiene la increíble data de unos 400 millones de años. Es un pequeño y ágil insecto, que huye a toda costa de la luz; viven en lugares diversos con la condición de que sea oscuro y húmedo.

Este pequeño insecto se alimenta de materiales como el moho, el papel, el cartón y los alimentos que contienen almidón. Su tamaño es diminuto pues usualmente ronda el centímetro de longitud.

Mixinos 

Los Mixinos también conocidos como ‘peces bruja‘  son una clase de peces de apariencia extraña que en una sola familia llegan a albergar unas 60 especies que viven actualmente. Tienen hábitos principalmente carroñeros y pueden llegar a medir un metro de longitud.

Estos invertebrados tienen una sustancia pegajosa que recubre su piel, y en vez de mandíbulas tienen unas estructuras fuertes con las cuales se adhieren a sus presas para alimentarse mayormente de sus vísceras.

Alepisauridae

Los Alepisauridae también llamados ‘Lanzones’  son una especie de peces marinos que están distribuidos entre los Océanos Atlántico y Pacífico.

En cuanto a su apariencia, tienen el cuerpo alargado y en forma de cono, pueden crecer hasta los 2 metros de largo, y tienen una característica singular, la cual es que tienen la piel sin escamas, tampoco tienen vejiga natatoria.

Arowana

El Arowana  también conocido como pez ‘Dragón’ está nadando en las aguas de la Tierra desde hace unos 200 millones de años, distribuidos entre la zona del Amazonas, específicamente en la región de Guyana.

Este pez tiene escamas de tamaño grande, la forma de su cuerpo es alargada, al final del mismo tiene una cola afilada. El tamaño máximo al que puede llegar son los 120 centímetros de largo.

Los peces de esta especie tienen una característica inusual, la cual es que saltan del agua para atrapar la presa va pasando cerca de donde ellos se encuentran.

Deja un comentario