Celidonia , todas las curiosidades de esta planta y más

Perteneciente a la familia de las amapolas, la Celidonia, tiene diversas características importantes, conoce en este artículo lo referente a ella.

celidonia

Celidonia

La Celidonia es una planta herbácea perenne, que vive por más de dos años, es conocida también como Hierba de las golondrinas o golondrinera y denominada científicamente como Chelidonium majus, el cual tiene como significado golondrina pequeña; debido a que cuando florecen lo hacen en el mismo periodo de llegada de dichas aves. También se le conoce como verruguera.

Desde la época de los griegos la Celidonia se utilizaba como una planta que podía curar muchas dolencias. Es una planta originaria de Europa y la cuenca mediterránea, su introducción en Norteamérica se debe a los colonos europeos.

Es una planta que tiene unas hojas que se mantienen durante todo el año, tiene gran resistencia, ya que posee grandes rizomas, los cuales contribuyen a que se conserve durante todo el año. Sus hojas son de gran tamaño y se dividen en secciones ovales, lobuladas o dentados.

Las flores de la Celidonia son de color amarillo y sus frutos se perciben en largas agujas que tienen en su interior a las semillas. Puede llegar a medir un metro.

Esta planta florece entre marzo y abril, por lo que es recomendable recogerla antes de la floración y para recoger la raíz esperar hasta el otoño, época en que se concentran más sus principios activos. Al momento de arrancarla, se recomienda utilizar guantes, para evitar el contacto directo con su jugo o látex, que es muy tóxico.

Celidonia

Hábitat

La Celidonia reside en áreas secas, terrenos húmedos y, en algunos casos edificaciones antiguas, escombros urbanos, muros y paredes antiguas,  preferiblemente con sombra; por lo tanto es una planta silvestre que crece en la humedad  y cercana a donde habitan los seres humanos.

Aplicación

Su uso debe ser externo, no se debe utilizar internamente. En el caso de usarse, debe hacerse cuando está fresca ya que tiene más principios activos pero a los cinco o seis meses se seca y queda sin ninguna propiedad.

Por lo que es recomendable que se tenga en casa, de necesitar su látex diariamente para un tratamiento, sin embargo por la toxicidad de la Celidonia, esta ha dejado de utilizarse. Para aplicarlo, lo ideal es hacerlo con gasas, hisopos o bastoncillos con algodón.

Uso

En el caso de decidir utilizar la Celidonia, se debe consultar previamente al médico. Al extraerla se percibe un líquido color naranja en su tallo, conocido como látex el cual es muy tóxico, por lo tanto se debe usar externamente. Una vez extraída se debe poner a secar en capas finas y con una temperatura máxima de 35ºC.

La Celidonia, se puede utilizar toda, es decir: su jugo fresco o látex, la flor, las hojas del tallo y la raíz, siendo la raíz el área que tiene mayor concentración de los alcaloides, por lo que se recomienda evitar usar la raíz ya que puede ocasionar inconvenientes.

Al momento de usarla se debe extraer el látex y aplicarlo directamente en el área a tratar (verrugas, herpes, entre otros). También se puede usar por medio de una infusión o decocción aplicándose con compresas. Se puede usar dos veces al día durante una o dos semanas, hasta que se perciban los efectos. Conoce también las plantas raras.

Propiedades de la Celidonia

A pesar de que se vende en herboristerías en forma de polvo o planta seca y se le considera un remedio homeopático, es una planta que no se trabaja en neuropatía (medicina alternativa), porque no se recomienda su uso interno, sin embargo, se le considera que su uso en pequeñas dosis es bueno pero si se excede puede causar efectos tóxicos y dañinos para la salud. Entre sus propiedades destaca:

Eliminar arrugas

Su mayor uso es el de contribuir a la eliminación de las verrugas, ya que su látex fresco favorece a la descomposición de la excreción que conforma la verruga e impide el crecimiento de las células. Se utiliza también para tratar los callos y papilomas.

Tratar enfermedades infecciosas

Se puede utilizar para tratar enfermedades infecciosas, como el herpes ya que esta planta ataca muchos virus como el que produce el herpes.

Cicatriza las heridas

Gracias al látex de la Celidonia, la misma sirve como cicatrizante para heridas.

Analgésico y sedante

También se puede utilizar externamente como analgésico y sedante, ya que posee los alcaloides de celidonina y berberina, entre otros. Los cuales pueden calmar y sedar, los dolores articulares, entre otros. Por lo tanto para usarlo se deben hacer cataplasmas (pasta blanda que es extendida entre dos gasas y se aplica caliente en algunas zonas determinadas del cuerpo para calmarlo). Conoce más acerca del ailanto.

Tratar las cataratas

Antiguamente diversos autores de medicina alternativa, otorgaban su uso para tratar las cataratas por medio de una infusión que se utiliza en cataplasmas y luego con una gasa se colocaba encima de los ojos durante varias semanas, por lo que se consideraba que podía curarlas así como otras afecciones oculares.

Tiene diversos alcaloides

La Celidonia tiene aproximadamente más de 30 alcaloides diferentes (sustancia nitrogenada que se ubica en algunos vegetales y puede ser un estimulante natural con uso terapéutico, pero puede ser venenosa). Estos alcaloides son muy activos y potentes pero que a largo plazo pueden generar problemas en el hígado, por lo tanto no se debe usar internamente.

Aunque es de la familia de las adormideras (papaveraceae), tiene alcaloides parecidos a la morfina y al opio, con nivel más suave. Por lo que, algunos consideran que puede usarse para que el hígado y la vesícula funcionen bien, así como evitar tener gases.

Toxicidad de la Celidonia

Aunque se le otorga diversas propiedades, también es una planta tóxica, ya que tiene diferentes sustancias que pueden presentar un peligro para las personas, pues puede ocasionar narcosis (disminución de la sensibilidad o consciencia), parálisis de las terminaciones nerviosas sensitivas, bradicardia (descenso de la frecuencia cardiaca normal), contracturas y si se administra continuamente puede ser cancerígena.

Su uso no puede ser internamente sino externamente, por lo que no puede tomarse directamente de la planta y masticarse, porque puede ocasionar vómitos y diarreas, así como irritación gastrointestinal. Si se usa por tiempo prolongado puede ocasionar irritación de mucosas. El uso inadecuado y excesivo de la Celidonia puede causar graves consecuencias a la persona.

Su látex, es de color anaranjado, con consistencia grasa, sabor acre y con un olor fuerte, puede ocasionar la irritación y aparición de ampollas en la piel sana, por lo tanto en el caso que caiga el jugo de látex en la piel debe lavarse con agua fría.

Los niños nos deben consumirla, ni las mujeres embarazadas o que estén en proceso de lactancia, ya que puede ser muy tóxica para ellos. La Celidonia es una planta que ha dejado de utilizarse por ser tóxica y generar problemas internos. Si te gustó este artículo, quizás te interese conocer todo lo referente a las plantas venenosas.

Deja un comentario