El protocolo de Kioto, todo lo que debes saber y más

El cuidado del medio ambiente es esencial para la existencia del planeta tierra, por lo tanto debemos conocerlo y cultivarlo para que todos los elementos que lo conforman se mantengan estables, uno de estos acuerdos para preservarlo es El Protocolo de Kioto, conoce más en este artículo.

El Protocolo de Kioto

Elementos ambientales

Debido a que el objetivo principal del Protocolo es detener y reducir el efecto invernadero del planeta Tierra, es necesario conocer los siguientes elementos ambientales:

Efecto invernadero

Es un desarrollo físico en el cual la radiación (emisión de la propagación de energía en forma de ondas electromagnéticas) difundida por la superficie planetaria y recibida por el Sol es impregnada por los gases de la atmósfera (capas de gases que resguardan los astros celestes, atraídos por su gravedad hasta fijarse a su alrededor alcanzando diversas alturas), ocasionando un aumento de la temperatura y la humedad.

Por lo tanto, en un invernadero, el calor del sol entra pero no sale, lo que provoca el aumento de la temperatura, mientras que la atmósfera terrestre, realiza de manera natural un proceso muy parecido, ya que los gases que la forman se encargan de mantener el calor generalmente en zonas que tienen cercanía a la superficie, ya que allí la densidad del aire es mayor.

Debido a esto, lo antes descrito es lo que hace posible la existencia de vida en nuestro planeta Tierra, pero los gases creados por la contaminación atmosférica ocasionan un aumento de retención de calor.

El Protocolo de Kioto

Gases de efecto invernadero (GEI)

Los Gases de Efecto Invernadero los cuales se identifican con las siglas GEI, paralizan la energía calórica, impidiendo que se disipe fuera de la atmósfera terrestre, por lo que se puede causar graves desequilibrios ecológicos debido al aumento de las temperaturas planetarias que perjudica a millones de organismos.

Por lo tanto, los gases de efecto invernadero absorben y emiten radiación dentro del rango infrarrojo, por lo que los principales GEI en la atmósfera terrestre son:

  • El vapor de agua (H20).
  • Dióxido de carbono (CO2).
  • Gas Metano (CH4).
  • Óxido nitroso (N20).
  • Ozono (O3).
  • Hidrofluorocarbonos (HFC).
  • Perfluorocarbonos (PFC).
  • Hexafluoruro de azufre (SF6).

Debido a esto, si no hubiese gases de efecto invernadero, habría una temperatura promedio de la superficie terrestre de aproximadamente -18 ºC, siendo la media actual de 15 ºC. Por lo tanto, para controlar lo antes descrito, se acordó el denominado Protocolo de Kioto.

El protocolo de Kioto

Es un tratado internacional constituido en el año 1997, el cual tienen como objetivo el de reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, sin embargo se mantiene vigente desde el año 2005, fecha en que se ratificó.

Por lo tanto, este compromiso formal de los países desarrollados, se estableció el 11 de diciembre de 1997, con la finalidad de lograr la reducción de sus emisiones de gases con efecto invernadero, ya que se cree que los dichos gases han causado el aumento de la temperatura del planeta y el cambio climático.

El protocolo de Kioto es un tratado de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), por lo tanto representa un acuerdo internacional, ya que dicha convención es una interpretación internacional que tiene como finalidad el reforzamiento de la conciencia pública acerca de los efectos dañinos del cambio climático causado por el hombre.

Debido a esto, a través de esta convención (CMNUCC), la cual entra en vigor desde el año 1994, se tiene como finalidad reforzar la conciencia pública a nivel mundial acerca de todo lo referente con el cambio climático. Este protocolo debe su nombre al acuerdo que se realizó en la ciudad japonesa de Kioto, durante la cumbre del Clima en el año 1997.

Es por ello, que se establece el 11 de diciembre de 1997 en Kioto, Japón, el denominado Protocolo de Kioto, el cual entró en vigor el 16 de febrero de 2005. Impulsando así a diversos gobiernos a establecer leyes y políticas para cumplir sus compromisos, incentivando así a que las empresas deben tener en cuenta a la hora de decidir acerca de su economía e inversiones al medio ambiente.

El Protocolo de Kioto

Cabe destacar, que la Unión Europea (UE), la cual representa un agente principalmente activo para concretar El Protocolo de Kioto, estableció en compromiso de realizar la reducción de sus emisiones de gas durante el periodo de 2008 a 2012 con un total de 8% en comparación con las totales medias del año 1990, por lo que a cada Estado miembro de la Unión Europea, se le indicó un margen diferente de acuerdo a sus variables económicas y medioambientales.

Sin embargo, en cuanto a los Estados Unidos, el presidente para ese momento, Bill Clinton, firmó el acuerdo pero el Congreso de dicho país no lo ratificó, representando así la participación de Estados Unidos en El Protocolo de Kioto más de simbolismo que de integración hasta el año 2001 cuando el gobierno del presidente George W. Bush, decidió retirar de del protocolo, al considerar que la aplicación del Protocolo era ineficiente.

No obstante, aunque diversos países en proceso de desarrollo que no tenían la obligación a cumplir las metas cuantitativas determinadas por El Protocolo de Kioto, formaron parte de la ratificación del acuerdo, como en el caso de Argentina la cual concluyó el trámite en julio de 2001.

Posteriormente en noviembre de 2004, Rusia ratifica, ya que había encontrado que la Unión Europea pagara la reconversión industrial, al igual que la modernización de sus instalaciones, principalmente las petroleras, por lo que el 16 de febrero del año 2005, El Protocolo de Kioto entra en vigor.

Por lo tanto, luego de la ratificación, cuatro países no firmaron el protocolo, lo que ocasionó que sus emisiones no se encuentran reguladas por este acuerdo, estos países son: Kazajstán, Croacia, Australia y Estados Unidos.

Debido a esto, en el año 1997 lo que se buscaba en El Protocolo de Kioto, era que los países desarrollados hicieran una reducción de sus emisiones de gases invernadero en un 5% para el año 2012 en comparación a los niveles del año 1999 , hasta que se realizó una prórroga al año 2020. Conoce también  lo referente a las plantas raras.

Objetivos del Protocolo

Aunque el objetivo principal de El Protocolo de Kioto es disminuir principalmente las emisiones de CO2 (dióxido de carbono), es decir lograr una reducción entre 8% y 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), desde su ratificación, se establece en dos periodos:

Primer Período

Comprendido en el periodo de 2005 a 2007, en donde se estableció un tiempo para la toma de contacto.

Segundo Período

Período entre el año 2008 a 2012, en donde se realizó el Comercio Internacional de Emisiones de Kioto. Debido a esto, entre sus objetivos destacan:

  • Combatir contra el cambio climático a través de una acción internacional de reducción de las emisiones de determinados gases de efecto invernadero, los cuales con los responsables del calentamiento global.
  • Se limitan las actividades energéticas que requirieran de instalaciones de combustión de una potencia térmica nominal superior a 20 MW (refinerías, coquerías e instalaciones de combustión).
  • Limitar la producción y transformación de metales férreos.
  • Se debe reducir la producción y transformación de hierro y sus derivados.
  • Establecer una limitación en la producción de cemento, vidrio y cerámica (Industrias minerales).
  • Se limita la producción de papel y de pasta de papel.

En el Protocolo de Kioto, no se incluyó la energía nuclear como las formas de energía que pudiesen ser consideradas en los mecanismos financieros de intercambio de tecnología y emisiones, por lo que el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático o Panel Intergubernamental del Cambio Climático), en su cuarto informe recomendó la energía nuclear como una de las tecnologías clave para el ahorro energético.

Por lo que el grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (IPCC), fomentó la generación de un desarrollo sostenible, para utilizar también las energías alternativas con la finalidad de disminuir el calentamiento global.

Sin embargo, los países de mayor industrialización no respaldaron el segundo periodo de este protocolo (Estados Unidos, Canadá y Rusia), por lo que la conferencia de las partes 18, determinó un segundo periodo de ocho años, con aplicación desde el 1 de enero del año 2013 hasta el 31 de diciembre del año 2020, periodo en el que El Protocolo de Kioto permanecerá vigente, pero con nuevos objetivos y metas.

Por lo tanto, esta prórroga inserta el financiamiento a países en proceso de desarrollo, con la finalidad de realizar una adaptación en sus economías al respeto por el ambiente y la educación ambiental, para así lograr una mayor conciencia en las personas acerca del cuidado de nuestro planeta.

Estrategias en El Protocolo de Kioto

Para lograr los objetivos antes mencionados, se establece en el protocolo lo siguiente:

  • Los países con mayor desarrollo cooperarán su asistencia a otros países en cuanto a los referentes a tecnología y recursos financieros, con la finalidad de obtener un desarrollo sostenible.
  • Los países más desarrollados, entregarán incentivos para limitar la deforestación y la degradación forestal.
  • A raíz del Acuerdo de Copenhague ( conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático realizada en el año 2009 en Copenhague, Dinamarca), se estableció un Fondo Verde para el Clima que será el mecanismo financiero de la convención.

Plazos

Los plazos en el Protocolo de Kioto se determinan de la siguiente manera:

  • En el año 2005, se evidencian avances considerables y significativos en la reducción de los gases de efecto invernadero.
  • En el periodo 2008-2012, se estableció un periodo de compromiso.
  • A partir del año 2012, se denominó en periodo post Kioto. Conoce también al planeta parecido a la tierra

Países que ratifican El Protocolo de Kioto

En el año 1997 los firmantes del protocolo fueron 84 países y 46 lo ratificaron, con el paso del tiempo, específicamente en el año 2001, la cifra aumentó a 180 países, entre los cuales se encontraban de los grandes emisores, solamente los pertenecientes a la comunidad de la Unión Europea y Japón.

Sin embargo los anexos que se formaron previamente al establecimiento de El Protocolo de Kioto, en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, se clasificaron de la siguiente manera:

  • Anexo I: los países industrializados en este anexo, pueden cumplir sus objetivos tal cual como ellos lo decidan, por lo que en este anexo se encuentran países de economías con un gran desarrollo, así como 14 países con economías de menor desarrollo, siendo los antiguos territorios de la Unión Soviética y Europa del Este, los cuales actualmente son independientes.
  • Anexo II: Es un subgrupo conformado por los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Este anexo es el encargado de apoyar financiera y técnicamente a los países de economías más frágiles.
  • Anexo B: es el anexo específico del protocolo de Kioto, ya que integra únicamente a los países del anexo I, los cuales se comprometen a modificar sus emisiones de gases GEI, en la primera parte del Protocolo, es decir del año 2008 al año 2012 o en la segunda parte, la cual tiene como lapso correspondiente desde el año 2013 hasta el año 2020.

Países retirados del Protocolo

Estados Unidos y Canadá, fueron dos de los grandes países potencias que firmaron el acuerdo establecido en el Protocolo, pero luego se retiraron. Canadá se retiró en el año 2011 debido a que no cumplió con la reducción de emisiones establecidas y de esta manera evitaba pagar las multas.

Mientras que Estados Unidos, se negó en el año 2001 a participar en El Protocolo de Kioto por considerarlo ineficiente, por lo que esa decisión ocasionó grandes consecuencias mundiales ya que dicho país es el mayor emisor de GEI del mundo.

Compromisos establecidos en El Protocolo de Kioto

En el protocolo de Kioto, el principal compromiso establecido por los países desarrollados que lo integran, es comprometerse a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, aproximadamente en un 5.2 % en el periodo correspondiente a 2008-2012, con respecto a los niveles que habían en el año 1990. Mientras que los países que conforman la Unión Europea deben reducir simultáneamente sus emisiones en un 8%, entre 2008-2012.

El Protocolo de Kioto estableció como premisa de que existe una “responsabilidad común pero diferenciada”, ya que no  todos los países emiten la misma cantidad de gases GEI, debido a esto el acuerdo establece unos objetivos específicos para cada uno de ellos.

Por lo tanto, en comparación con el año 1990, la disminución de emisiones debe ser:

  • La Unión Europea debe reducir 8% simultáneamente dividido en diversas proporciones:

-Luxemburgo un 28%

-Dinamarca en un 21%

-Alemania en 25%

-Francia con un 1,9%

-Finlandia con 2,6 %

-Reino Unido con 12,5 %

-Italia en un 6,5%

-Bélgica con 7,5 %

-Austria con 13%

  • Suiza y los países de Europa Central en un 8%
  • Canadá en un 6%
  • Estados Unidos en un 7%
  • Hungría en un 6%
  • Japón en un 6%
  • Polonia en un 6%
  • Islandia en un 10%

Requisitos establecidos para la entrada en vigor

Como requisitos fundamentales para entrar en vigor, se acordó lo siguiente:

  • 55 países deben ratificar, aceptar, aprobar o admitir el Protocolo de Kioto, por lo que en febrero entró en vigor gracias a que Rusia lo ratificó en septiembre de 2004.
  • Todos los países que lo ratificaron deben sumar un estimado de 55% de las emisiones de los países ricos.

Mecanismos de flexibilidad

Debido a que se trata de un esfuerzo simultáneo por lograr la disminución de las emisiones mundiales de gases GEI, se establece en el Protocolo de Kioto, tres mecanismos de flexibilidad, los cuales tienen como finalidad, facilitar a los países industrializados el cumplimiento de los objetivos.

  • Realizar actuaciones conjuntas: determinado en el artículo 6, donde se describe que un país puede invertir en otro país para extender un proyecto de energía limpia.
  • Establecer mecanismos de desarrollo limpio: En esta ocasión, un país desarrollado debe invertir en tecnologías de energía limpia en un país menos desarrollado económicamente.
  • Fondos de carbono: Los países que tienen emisión de gases con efecto invernadero por debajo de los límites establecidos por el protocolo, pueden realizar la venta de sus “fondos de carbono” a los otros países que los superen.

Una de las críticas que ha tenido El Protocolo de Kioto, es que solo establece que los países con mayor potencia económica son los que deben aplicarlos de manera obligatoria. Sin embargo, aunque se ha obtenido con la aplicación del protocolo, la disminución de la emisión de gases tóxicos, aproximadamente en un 7,2 %, de igual manera las emisiones han continuado en aumento a nivel mundial.

Las medidas que se describen en El Protocolo de Kioto, tienen como principal ideal , que los ecosistemas logren una adaptación al cambio climático de manera natural, lo cual encaminó a las propuestas acerca de disminuir las emisiones producidas por la electricidad, el refinamiento de los hidrocarburos, la calcinación, la producción de acero y la fabricación de cemento y cal.

El Protocolo de Kioto en el año 2020

El segundo periodo del Protocolo de Kioto se encuentra vigente desde el 1  de enero del año 2013 hasta el 31 de diciembre del año 2020 , estableciendo metas concretas al año 2020, no obstante, Estados Unidos, Rusia y Canadá no respaldaron dicha prórroga. Sin embargo, una vez que culmine la vigencia hasta diciembre de 2020, se iniciará la aplicación en 2021 de las medidas del Acuerdo de París establecidas en el año 2015.

El Protocolo de Kioto, ha permitido reducir el 22,6 % en las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación a los niveles del año 1990, específicamente en 37 países industrializados así como los pertenecientes a la Unión Europea, recordando que el compromiso establecido desde el inicio era el de reducir el 5%.

Por lo tanto es fundamental, conocer tanto El Protocolo de Kioto como todas las demás medidas y acuerdos referentes al cuidado y preservación del medioambiente.

Si te gustó la información de este artículo, quizás te interese también conocer los misterios que aún no se resuelven en el planeta.

Deja un comentario