Hipnotizar, todo lo que debes conocer sobre este tema

Hipnotizar, se refiere a ocasionar que una persona o un animal entre en un estado de hipnosis en el que se suprime la voluntad individual, te invitamos a descubrir como hacerlo en nuestro siguiente artículo.

Hipnotizar

Desde la psicología hasta el esoterismo, los campos donde se ha explotado la hipnosis han sido diversos, de igual forma, los elementos y métodos empleados para lograr someter a la persona a un estado de supresión de la voluntad, en donde el hipnotista puede manipular a la persona y darle órdenes a cumplir.

Para hipnotizar a una persona no basta con el deseo de hacerlo, ya que no cualquiera puede ejercer como hipnotista, se debe tener cierto conocimiento a la hora de llevar a cabo la hipnosis, además de tener en cuenta el objetivo o la intención con la que se desea llevar a cabo la hipnosis.

Es importante evaluar a nivel psicológico a la persona que será hipnotizada, además de explicarle en qué consistirá la hipnosis y los objetivos que se desean alcanzar con ella, los cuales por lo general responden a la necesidad particular del paciente.

Es de vital importancia que exista un clima de confianza propiciado por el hipnólogo, en donde este debe demostrar capacidad, dominio de la situación, ética y seguridad, esto con la finalidad de que el paciente se encuentre de modo receptivo ante la hipnosis, ya que cuando un paciente se muestra inquieto, con dudas o predispuesto, la hipnosis no se podrá llevar a acabo o no tendrá éxito.

hipnotizar

Otro aspecto importante a resaltar es el hecho de que los objetivos de la hipnosis siempre deben ser éticos y tener como finalidad ayudar al paciente, la utilización de esta técnica con fines de lucro o con la intención de controlar o dañar al paciente son consideradas en muchos casos ilegales además de poco éticas.

Siempre se debe mantener un clima de confianza entre el hipnólogo y el paciente aunque no se debe confundir este aspecto con la pérdida de profesionalismo, por el contrario el trato debe ser lo más profesional posible y manteniendo en lato siempre la ética y el respeto mutuo. Descubre todo sobre Fenómenos Paranormales.

Sugestibilidad

Este término se refiere al grado de influencia que puede ejercer el hipnólogo sobre el paciente, existen personas que son menos sugestionables que otras y este nivel de sugestibilidad es un punto clave para llevar a acabo la hipnosis de un paciente. Esto se debe a que las personas con mayor grado de sugestibilidad  pueden ser hipnotizadas con mayor facilidad que las que poseen un menor grado.

una de las pruebas más comunes que se puede realizar para comprobar el grado de sugestibilidad de una persona, es la prueba de la caída libre, la cual consiste en lo siguiente:

  • Se le pide a la persona o paciente que se coloque de pié delante del hipnólogo.
  • El hipnólogo se coloca con las manos en los hombros del paciente.
  • El hipnólogo le dice al paciente “siente como su cuerpo se va hacia atrás, no puede resistirse y no tiene temor a dejarse caer”.
  • El hipnólogo evaluará si el paciente es sugestionable o no, si lo és, dejará caer su cuerpo hacia atrás sin problema, si no lo és mostrará resistencia.

Este mismo principio puede comprobarse a través de otros métodos, como por ejemplo estar pegado a  al silla, moverse en forma de péndulo, tener las manos unidas o incluso desplomarse sin fuerza.

¿Cómo se lleva a cabo la hipnosis?

Una vez que el Hipnólogo establece con el paciente los objetivos y le explica en que consistirá el proceso para hipnotizar, se inicia en sí el proceso como tal. Para realizar la hipnosis se pueden emplear diversas técnicas entre las que destacan las siguientes:

Conteo y metrónomo

Para llevar a cabo este método, el hipnólogo realiza los siguientes pasos:

  • Con el paciente recostado en un diván o sillón, le indicará que se ponga cómo y cierre los ojos.
  • Activará el metrónomo a razón de 60 golpes.
  • Dejará transcurrir unos 10 minutos en silencio total y luego recitará lo siguiente:

Mantenga su mente en blanco, no piense en nada, sienta solo el sueño que tiene, respire lento y profundamente. Está en un estado de total calma y tranquilidad, nada lo perturba ni lo inquieta, deje todo fluir, escuche solo el golpe del metrónomo y mi voz. Mi voz lo tranquiliza y lo hace dormir, se siente seguro y tranquilo. Cuando comience a contar usted entrará en un estado de relajación total y de dejará llevar por completo. Puede que también te interese leer sobre Síndrome de Otelo.

Con el golpeteo del metrónomo inicia la cuenta:

Uno, siente una calidez reconfortante en todo su cuerpo  … Dos,  lo invade un sentimiento de calma … se relaja totalmente y sin preocupación … comienza a dormirse … Tres … Siente como la niebla lo envuelve … se siente rodeado por la niebla … Todo está  negro y oscuro alrededor … Cinco  … Siente mucho sueño …  Seis  … Siente que todo está en calma … todo está oscuro y tranquilo … Mi voz lo guía y lo calma  …  mi  voz  lo duerme  … Siete … duerme profundamente… su cuerpo entra en reposo  …  Ocho … Escucha solo el golpeteo … Nueve  … no puede resistirse a dormir… Diez … Poco a poco entra en la inconsciencia … más y más profundo … Once … Ningún ruido le altera …  únicamente  escucha mi voz y el golpe del metrónomo … Doce  …  Duerma profundamente,  más  profundamente  …  trece  …  Duerma   … Duerma … Catorce … A cada palabra que yo pronuncie, a cada golpe del  metrónomo, Usted se duerme más profundo … duerme totalmente  …  quince  …  no puede evitar dormirse  …  nada le impide dormir  … Dieciséis … Se encuentra profundamente dormido y tranquilo.

hipnotizar

Este no es el único método o técnica que se emplea para hipnotizar, también existen la técnica de los brazos pesados, la bola, el índice y algunos otros menos populares entre los hipnotistas. Sin embargo todas estas técnicas se consideran como técnicas de inicio, ya que posteriormente es necesario profundizar en el sueño del paciente y de esta manera poder introducir la sugestión que se desea con la finalidad de ayudar al paciente con sus necesidades.

Para profundizar en el sueño del paciente se aplican las siguientes técnicas:

Técnica del Bosque

Permanezca dormido … a sua alrededor ve un bosque… un enorme bosque con muchos árboles… árboles inmensos… Puede verse en este bosque… Si, usted está allí …  a su alrededor visualiza todos los árboles, grandes majestuosos y muy verdes… Sus hojas grandes son verdes, sus ramas son fuertes y altas… un sentimiento de paz y tranquilidad lo invade… se siente relajado y tranquilo… Ahora,  está en  el centro   del  bosque  …  En  medio del  bosque … Es muy agradable … se siente seguro y tranquilo… (aquí se inserta la sugestión deseada)

Esta visualización permite comprobar si el proceso de hipnotizar ha sido exitoso e insertar las frases de sugestión con las que se desea ayudar al paciente.

Sin embargo, esta no es la única técnica empleada para profundizar en el sueño, como el método de la risa o el de la sordera, aunque el más comúnmente empleado es el de la visualización del bosque.

hipnotizar

¿Por qué no todos se pueden hipnotizar?

Para hipnotizar a una persona no es suficiente con querer hacerlo, hipnotizar implica que la actividad neuronal de la persona funcione de cierta forma, forma que permita prestar mucha atención y tomar decisiones de forma precisa. En la actualidad es posible determinar qué personas se pueden hipnotizar y que personas no, gracias a la utilización de la resonancia magnética y la identificación de la actividad en ciertas zonas del cerebro.

También es posible que influya el carácter y la personalidad individual de cada persona para que funcione o no el proceso de hipnosis.

Si este artículo te ha gustado, te invitamos a seguir leyendo otros como por ejemplo Misterios para saciar tu curiosidad.

Deja un comentario