Adicción al sexo, todo lo curioso de este tema y más

Los seres humanos tenemos deseos y necesidades esenciales en la vida, como comer, dormir, el sexo, entre otras cosas. Necesidades que necesitan ser satisfechas, y pueden ser deseadas de manera consientes o inconscientes. ¿Has oído hablar de la adicción al sexo? Pues esta adicción, se llega a convertir en el centro de vida de muchas personas que la padecen.  A continuación te contamos más sobre ella.

ADICCIÓN AL SEXO

Adicción al sexo ¿qué es?

Hace poco la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó dentro de las más de 55.000 enfermedades que tiene catalogadas, a este comportamiento sexual compulsivo, como un problema de salud mental. Forma parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades, una lista utilizada por todos los profesionales de la salud a nivel mundial.

Se puede decir que la adicción al sexo es una adicción comportamental, que va relacionada con una detonación de neurotransmisores en el organismo. Este patrón repetitivo consiste en el fallo para controlar los deseos sexuales, haciendo que la persona tenga una conducta compulsiva y mantener el acto sexual con diferentes parejas  para lograr satisfacer el frecuente deseo sexual.

Esta enfermedad tiene una relación muy estrecha con el Trastorno obsesivo compulsivo, (TOC), y con otras  adicciones, pues el afectado vive constantemente teniendo fantasías sexuales. Experimentando grandes ansiedades al no satisfacer su deseo compulsivo. Se estima que este problema afecta aproximadamente al 6% de la población, de la cual una da cada cinco son mujeres y el 12% afecta a los hombres.

¿Y si no se exterioriza el deseo sexual?

Al ser una adicción, las personas que la padecen si reprimen su deseo. Les produce una gran rigidez que solo saben aliviarla con los encuentros sexuales. El afectado al reprimir su obsesión al sexo, manifiesta señales de ansiedad como:

  • Irritabilidad.
  • Insomnio.
  • Apetito sexual exagerado.
  • Estado anímico bajo.
  • Sentimiento de culpa.
  • Inquietud.

A pesar de que para el año 1983 esta enfermedad fue reconocida como un trastorno mental. No está catalogado en la publicación reconocida llamada: Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales de la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos. Sin embargo, se está estudiando incluirla bajo el término de desorden hipersexual. Y la Organización Mundial de la salud lo denomina como “excesivo deseo sexual”.

 Síntomas

Las personas que demuestran este comportamiento compulsivo, es porque relacionan, frecuentemente, consecuencias negativas de su vida con los actos sexuales. Es decir, desean parar de sentir o de pensar en esta adicción pero no pueden conseguirlo. Es entonces que se puede decir que los síntomas que presenta una persona adicta son:

  • Conducta sexual perseverante con características destructivas.
  • Poco control sobre el comportamiento sexual inadecuado.
  • Imposibilidad de comprimir dicha conducta.
  • Cambios rígidos de humor con relación a la conducta sexual, ya sea como la euforia o la depresión.
  • Acentuación desmedida en el número de encuentros sexuales.
  • Inversión de una gran cantidad de tiempo en búsqueda de actividad sexual.
  • Complicaciones en las actividades cotidianas, como el trabajo, socializar o actividades de ocio por la interrupción negativa de la conducta sexual.
  • Sentimientos arraigados de soledad.
  • Desesperación por los encuentros sexuales.
  • Problemas de identidad.
  • Sentimientos de desaliento.

La mayoría de los individuos que sufren de la adicción sexual, buscan la manera de aplacar estos síntomas, sin embargo, la mayoría de las veces es una pérdida de tiempo. Pues, es entonces cuando aparecen los síntomas de abstinencia, haciendo que reaparezca más acentuada esta condición. Se entiende entonces que la actividad sexual de estas personas, no implique una mínima muestra de afecto.

¿Qué causa la adicción al sexo?

La interacción erótica de una persona con comportamiento compulsivo al sexo, solo implica la satisfacción de sus anhelos y necesidades. Al mantener constantes relaciones amorosas les produce diferentes sensaciones de unión, como la seguridad y el poder. Calmando de manera efímera la ansiedad que esto les causa.

Entonces una de las causas de la adicción al sexo es la búsqueda de sensaciones, rasgo imprescindible en el progreso de adicciones.  Quizás quieras aprender sobre Fobias.

Pero, ¿ en sí, cuáles son las causas de esta adicción? Este trastorno es padecido por diferentes causas. Ya que al estar relacionado con otras enfermedades mentales, como lo son el trastorno dismórfico corporal, el juego patológico y finalmente las compulsiones sexuales, facilitan el desarrollo de esta conducta. Todos estas enfermedades se agrupan en la clasificación de los trastornos del espectro obsesivo compulsivo.

Según diversos estudios esta compulsión se refleja a una edad temprana. Y se cree que algunas de las causas implicadas para desarrollarlo son el rechazo social y un núcleo familiar problemático, disfuncional o incluso el abuso infantil.

Tratamiento

¿No conoces los métodos para tratar este trastorno? Pues te lo tenemos. Se ha demostrado que irrefutablemente es una compulsión que requiere tratamientos psicoterapéuticos y psicoeducativas. Que incluyen la terapia cognitiva individual, terapia dialéctica conductual, terapia de grupo, terapia dinámica y grupos de ayuda. Incluso cuando es necesario se recomienda las  terapias de parejas.

ADICCIÓN AL SEXO

La proyección de estas metodologías está asentada en la apreciación precursora de los problemas del afectado. Seguidamente de un programa que incluye educación sexual, cambio de actitudes sexuales, relaciones personales, manejo de emociones y finalmente técnicas de prevención destinadas al control de las conductas compulsivas.

Cuando una persona es diagnosticada con adicción al sexo, antes de indicarle el tratamiento que deberá seguir, es importante conocer las características que presenta. Ya sea su tipo de personalidad, problemas personales, cuántas veces ha intentado solucionar esta condición, el historial de su trastorno y no menos importante que factores externos desarrolla más esta conducta.

Esta técnica cognitiva al ser combinada con ejercicios conductuales, enseña al afectado a frenar el deseo sexual, sin llevar a cabo la compulsión.  Al poner en práctica esta modalidad, el paciente debería de adquirir la habilidad de enfrentarse a los estados de ánimo predominante como por ejemplo la ira.

Y, finalmente al manejo de situaciones externas, como por ejemplo no reaccionar frente a una persona que le inspire deseo sexual incontrolable. Te podría interesar leer sobre Nomofobia.

Cuando son casos muy severos de adicción sexual, se requiere incluso tratamiento farmacológico prescrito por un especialista en psiquiatría. Como por ejemplo: inhibidores de la recaptación de serotonina en altas dosis, naltrexona, bupropion, entre otras.

Prevención de la adicción al sexo

La prevención a este trastorno depende mucho de la condición de cada individuo. Al detectar ciertas características tempranas sobre esta adicción se podrá prevenir el progreso de la misma. Asimismo se podrá inducir en alguna estrategia que sea adecuada para que la persona afectada pueda manejar correctamente sus deseos compulsivos.

Es importante tener en cuenta la variedad de personalidad en cada individuo. Es decir, que es significativo que una persona mantenga cualidades positivas como por ejemplo, buena autoestima, asertividad y  tolerancia a la frustración, para prevenir la adicción al sexo. Esto apoyado en distintas técnicas de gestión emocional que permita reducir la compulsión y la ansiedad que genera la adicción.

Muchas veces la prevención esta en nosotros mismos y en el apoyo de las personas cercanas, una simple conversación amena quizás haga la diferencia.

Cinco películas sobre la adicción al sexo

Al ser un tema delicado, he incluso lleno de tabúes, y hasta complicado, no se llega a entender bien lo que implica padecer este difícil trastorno. Cayendo fácilmente en prejuicios y señalamiento a las personas afectadas. Nos pareció acertado comentarte algunas historias de la pantalla grande, que permiten entender mejor a las personas que viven presas de su incontrolable deseo sexual.

ADICCIÓN AL SEXO

  1. Shame, Deseos culpables: es un film británico, lanzada a la pantalla en el año 2011. Que basa su argumento en Brandon, un hombre apuesto y exitoso de Nueva York, que tiene una adicción peculiar. Su inquebrantable necesidad, hace que deje casi toda su vida de lado, pues prefería pasar su tiempo con damas de compañía, o viendo revistas pornográficas. Hasta que su hermana le hace una visita inesperada.
  2. Don Jon: titulada en otros países como Un atrevido don juan, es una película estrenada en 2013. Se desarrolla en la vida de un joven seductor, que solo vive por su aspecto físico, sus intereses materiales, las bellas mujeres y por una adición a la pornografía. Intentando cambiar cuando conoce al amor de su vida, conocerá lo arraigado de sus hábitos y lo difícil que es dejar sus impulsos de lado.
  3. Cyber Seduction: His Secret Life: lanzada al público en el año 2005. Narra la vida de un adolescente de 16 años, que desarrolla problemas académicos por la adicción a las películas pornográficas. Teniendo como consecuencia problemas en su entorno social y en su núcleo familiar.
  4. Perversa adicción: basada en la exitosa vida de una mujer de negocios, que lo tiene todo, con una vida perfecta. No obstante, Zoe Reynard mantiene oculto un gran secreto. Incurre en la pornografía y en diversas relaciones con otros hombres para satisfacer sus necesidades. Esta película fue estrenada para el año 2014.

5. Thanks for Sharing: basada en la vida de Adam, un adicto sexual en rehabilitación, intenta llevar una vida de sobriedad. Hasta que conoce a una linda joven que pone a prueba su necesidad de expresar su intenso deseo sexual. Es un film del 2013.

La adicción al sexo, como muchas otras adicciones tienen principalmente un origen psicológico y no es desarrollado a nivel genético. Esto quiere decir que cualquiera, sea hombre o mujer puede manifestar esta compulsión.

Este trastorno es complejo, pues puede derivar en otras enfermedades ya que es frecuente que las personas que lo padecen descuiden medidas de protección. Trayendo como consecuencia el contagio de diferentes enfermedades de trasmisión sexual. Si te gusto este artículo te invitamos a leer sobre Scort.

Deja un comentario