¿Cómo se siente un hombre después de una infidelidad?

La infidelidad es considerada como una traición a la confianza mutua sobre la cual se construye una relación de pareja; pues generalmente ambos fundamentan conexión especial en base al respeto y la exclusividad. En este artículo te presentaremos una perspectiva diferente desde el punto de vista masculino, te invitamos a leer sobre Cómo se siente un hombre después de una infidelidad.

Cómo se siente un hombre después de una infidelidad

La infidelidad

La infidelidad es uno de los motivos por el cual se usualmente termina una relación amorosa, pues la pareja se siente traicionada y pierde la confianza en la persona especial que llegó a lastimarla teniendo una relación al mismo tiempo con alguien más.

Generalmente cuando se tiene una pareja se suele hacer ese voto de confianza que implica que exclusivamente se estará en una relación monógama (a menos que exista otro tipo de acuerdo), la cual está basada en el respeto, el cariño y la fidelidad a la persona con quien se establece este tipo de relación.

Una de las bases más fuertes que tiene una relación es la confianza, pues le da a este lazo especial un aire de confidencialidad, estabilidad y lealtad entre personas que quieren estar junta y construir una relación sólida.

El problema comienza cuando uno de los dos olvida estas promesas de pareja y vive una aventura con una persona distinta a la que ha formado este nexo especial.

Cómo se siente un hombre después de una infidelidad

Cuando esto sucede la confianza y el respeto se pierden en un instante; y la sólida base sobre la que se ha fundamentado la relación comienza a desmoronarse poco a poco.

Existen parejas que trabajan en su relación para restablecer la confianza, mientras otras dan todo por terminado, lo cierto es que muchas veces interfieren factores que hacen que la pareja se cuestione el futuro de su relación.

Conceptos como monogamia, infidelidad, mentiras y falta de lealtad asaltan la cabeza de la pareja traicionada; mientras en la mente del que cometió la falta existe todo un rompecabezas emocional que lo lleva a cuestionar su comportamiento y a poner sus acciones sobre la balanza.

Diferentes tipos de engaño

Generalmente cuando se piensa en una infidelidad se piensa en una relación física de tipo sexual con otra persona que no es precisamente la pareja formal; pues esta no es la única forma de infidelidad que existe.

La infidelidad se refiere a todas tipo de encuentros sean de corte romántico o físico, con una duración variable, que puede ir desde un encuentro casual hasta un repetido esquema de infidelidad que puede durante durante largo tiempo.

Intenciones poco sinceras

Una de las diferencias que existe entre las personas infieles es que hay algunos que tienen en su mente el engañar a su pareja y ejecutan cada paso de un plan trazado en su mente con anterioridad para cumplir con este objetivo.

A veces no existe la intención de serle infiel a la pareja, y la persona se siente bien y pleno con su relación estable, pero aún así el deseo de ser infiel surge de forma repentina.

En estos casos cuando se tiene la oportunidad de ser infiel y se consuma el acto, trae consigo fuertes sentimientos de culpa, resentimiento y arrepentimiento que deben trabajarse para poder superar este mal paso.

Cómo se siente un hombre después de una infidelidad

También existe un tipo de infidelidad que se considera como la infidelidad afectiva, la cual no necesariamente se trata de una relación física, es más bien una atracción por la manera de ser y de pensar de otra persona que no es la pareja.

Por último tenemos los casos en los que la infidelidad se origina por la baja autoestima de uno de los miembros de la pareja, donde sienten que deben buscar fuera de su relación el cariño y comprensión que sienten que su pareja no les da.

Muchas veces se siente un compromiso imposible de romper, o se prefiere seguir en una relación destruída a aceptar abiertamente que la conexión se terminó.

Consecuencias de cometer una infidelidad

La persona que comete una infidelidad a menudo se siente emocionalmente agobiada, con sentimientos que combinan la ira y la frustración por haber realizado una mala acción, y con la firme convicción de no volverlo hacer jamás, cosa que muchas veces no se llega a cumplir.

Si la persona es capturada siendo infiel, la perspectiva de la situación cambia pues se siente vergüenza, impotencia, y un inmenso sentimiento de miedo ante la posibilidad  de perder la pareja por culpa de una mala acción.

Sentimientos a flor de piel

Por otro lado está la perspectiva de la persona que sufre la infidelidad; pues sus sentimientos también son muy fuertes, de hecho sufre por experimentar la sensación de perder la estabilidad, y la falta de respeto para su persona y para la relación en la cual había depositado su confianza.

La víctima de una infidelidad está lejos de entender las razones que el infiel le pueda dar, pues con el conocer la falta de la pareja le ocasiona resentimiento y se comienza a cuestionar sobre lo que pudo haber hecho mal.

La acción del infiel es considerada como una falta de empatía y consideración hacia la pareja, pues en lugar de evitar que los acontecimientos lleguen a un punto de no retorno, sencillamente es más fácil dejarse llevar para luego arrepentirse y pedir perdón, lo cual es lo más común desde la perspectiva de cómo se siente un hombre después de una infidelidad.

La consecuencia más frecuente de las infidelidades es la separación definitiva de la pareja, pues la mayoría de las veces resulta imposible para una pareja superar un episodio de engaño y desilusión como el que han vivido. Descubre más sobre interesantes temas relacionados en nuestro artículo Alcohol y depresión

No obstante hay parejas que intentan resolver la situación y trabajan para restablecer la confianza, lo cual es un trabajo a tiempo completo, donde el respeto cumple un papel fundamental.

Las parejas que deciden reconciliarse se esfuerzan por realizar acciones que contribuyan a restablecer la confianza,  aunque el fantasma de la infidelidad los perseguirá por un tiempo, por lo cual se debe trabajar a fondo en los celos y en el resentimiento y sanar las heridas del pasado, todo para darle una verdadera oportunidad al amor en un futuro.

Motivos ocultos

Las personas usualmente conciben la monogamia como su patrón de vida, para lograr establecerse, tener un hogar y formar una familia; para algunos es más fácil y hasta natural el llevar este tipo de vida tranquila, pero para otros es una carga que algunas veces les gusta olvidar.

Las causas de faltar a este tipo de votos una vez que se comprometen a estar juntos y a darse esa exclusividad que tanto se ansía en una pareja, son muchas veces de origen psicosocial.

Podemos encontrar múltiples causas o motivos por los cuales una persona sale a buscar satisfacción de cualquier tipo en otra persona que no sea su pareja. Descubre más sobre curiosidades interesantes en nuestro artículo Feromonas

Las relaciones extra matrimoniales o las traiciones que se cometen durante el noviazgo son producto de arraigados patrones de conducta que tienen como fuente la personalidad del individuo, sus preferencias,  así como también su historia personal.

Uno de los motivos frecuentes que alegan las personas infieles es la insatisfacción que sienten con su pareja, pues según ellos no les cubre sus cambiantes y crecientes necesidades sexuales, intelectuales o sociales, y prefieren estar en algunas ocasiones con alguien quien según ellos cumple con satisfacer estas necesidades.

Origen 

La mayoría de las veces la excusa para una traición es el aburrimiento, la curiosidad, y la satisfacción a la necesidad de buscar la novedad son los motivos frecuentes que dan los infieles, lo cual de cierta manera traspasa la culpa a quien sufre el engaño.

Otros motivos ya más preocupantes para ser infiel es satisfacer la necesidad de venganza contra ciertas actitudes de la pareja, el desmoronamiento de la pareja actual, el vacío existencial por la sensación de soledad y la carencia afectiva.

Los infieles muchas veces alegan que  la relación ha caído en una etapa de estancamiento, basada en una falta de comunicación que crea la sensación de abandono, falta de amor o de empatía.

En algunos casos los infieles solo quieren alardear de su habilidad para la conquista y demostrar que aún estando en una relación monógama pueden arrastrar a su trampa a quien ellos elijan, las veces que quieran, ya que por naturaleza se sienten conquistadores.

Antecedentes

Cabe destacar que a veces una persona infiel puede provenir de una familia sin estructura monógama, o se le impuso desde pequeño el modelo de infidelidad como la manera más satisfactoria de vivir. Descubre más sobre interesantes temas en nuestro artículo Adicción al sexo

Si una persona ha tenido una infancia conflictiva, donde el escape sea un comportamiento donde deba destacar por su habilidad innata para la conquista, no cabe duda que tarde o temprano tendrá una aventura en su relación.

Muchas veces se trata de que un cambio fuerte en la vida del individuo puede afectar su autoestima y socavar su confianza, por ejemplo un despido en el trabajo, un problema marital o altibajos económicos lo pueden llevar al terreno insospechado de explorar la posibilidad de conquistar a otra pareja.

Las aventuras a menudo son manifestaciones de problemas en la personalidad del individuo, y tienen muy poco que ver con quien es la persona con la cual se comete la infidelidad, y solo expresa la lucha interna que tiene la persona para encontrar su propia identidad.

¿Cómo se siente un hombre después de una infidelidad?

Los hombre tienen algunas veces una perspectiva sobre la infidelidad totalmente distinta a la femenina, ya que  muchas veces la reacción a la tentación de ser infiel es casi siempre la misma; se deben tomar en cuenta muchos factores, los cuales en su momento pueden nublar el buen juicio y hacer que una persona caiga en una infidelidad.

Mientras que para la mujer una infidelidad comienza cuando un hombre se involucra demasiado con otra persona que no es su pareja, cruzando la delgada línea que divide la amistad de algo más intenso y  entre en el concepto de ‘íntimo y especial’.

Para algunos individuos la monogamia puede resultar  asfixiante, ya que no han logrado eliminar esa parte de su comportamiento instintivo que les hace buscar y cometer actos de infidelidad, muchas veces estos actos se cubren bajo la apariencia de que para ellos no se trata de una infidelidad sino solamente es para satisfacer sus necesidades de hombre.

Ante la pregunta de ¿Cómo se siente un hombre después de una infidelidad? La respuesta es complicada, pues tienen una mezcla de emociones que tratan de explicar de manera lógica y de exponer como si sus actos fueran una consecuencia natural de su hombría, donde los factores externos se combinaron para hacerlo sucumbir ante la tentación.

Datos relevantes

En un estudio realizado con una muestra de estudiantes de una Universidad reconocida de los Estados Unidos, los resultados indican que luego de unos meses de relación, y a pesar de confesar estar totalmente enamorados de su pareja, más de la mitad de los jóvenes encuestados admitió haber sido infiel.

Al preguntar la causa de la infidelidad la mayoría responde de manera sorprendente: el amor y la devoción por su pareja no son indicativo de que el instinto de cacería y el gusto por otras mujeres se haya extinguido de su vida.

Existen teorías que afirman que la monogamia es una utopía imposible de alcanzar, y que la idea de pasar toda la vida con la misma pareja está fuera del contexto de la vida real. Esta teoría apoya la idea de que siempre está latente la opción de involucrarse con alguien más.

Para descubrir ¿cómo se siente un hombre después de una infidelidad? es relevante saber que de acuerdo a encuestas anónimas realizadas a hombres infieles las respuestas obtenidas giraron en torno a el aburrimiento, la monotonía, la presión social y el instinto.

Para respodender a la interrogantes ¿Cómo se siente un hombre después de la infidelidad? la mayoría de los encuestado dio como razón a las infidelidades cometidas afirmaciones como “Necesitaba experimentar un cambio”, “Es por la tensión de estar en una relación monógama”, “Me hace sentir mal lo que hice, pero no puedo evitar que vuelva a suceder”, “Mi instinto como hombre no cambia al cambiar mi estado civil”, “La infidelidad es común… tampoco es tanto problema”.

Si le ha gustado nuestro artículo “¿Cómo se siente un hombre después de una infidelidad?” le invitamos a conocer más contenido interesante sobre temas diversos en nuestro blog.

Deja un comentario