Marihuana sintética, todos los peligros asociados y más

La marihuana sintética pertenece a una nueva gran ola de drogas de laboratorio. Se muestra como una alternativa a la marihuana tradicional, más segura y económica, sin embargo, la realidad es muy distinta. A continuación te explicamos por qué deberías evitarla si te topas con ella.

¿Qué es la marihuana sintética?

La popularmente llamada “marihuana sintética”, “fake weed” o “hierba falsa” es en realidad una mezcla de sustancias químicas rociadas sobre porciones de hierbas secas. Esta droga es parte de las “nuevas sustancias psicoactivas” o NPS según las siglas en inglés.

Se trata entonces de compuestos fabricados por la acción humana, en laboratorios y que nada tienen que ver con los productos orgánicos o naturales. También se les llama “cannabinoides sintéticos” porque aparentemente tienen una función similar a los cannabinoides de la marihuana.

En la marihuana sintética, no está presente el THC, que es el principal cannabinoide psicoactivo de la marihuana natural. En lugar de eso, se encuentran otras sustancias que buscan emular las funciones del THC, sólo que con efectos mucho más fuertes y nocivos.

El aspecto de la marihuana sintética suele ser variado. Es posible encontrarla como pequeñas cantidades de hojas deshidratadas, rociadas con químicos artificiales, pero también se puede conseguir en forma líquida, para “vapear” con los cigarrillos electrónicos.

¿Cuál es el origen de la marihuana sintética?

Esta droga apareció por primera vez a principios del siglo XXI, principalmente en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, muchos de sus componentes se crearon desde la década de los años ochenta. Se le conocía también con el nombre de Spice.

Hay quienes le atribuyen la invención de la marihuana sintética al científico norteamericano John W. Huffman, especialista en química. Pero él no fue el único, pues hay otras personas cuyos experimentos cayeron en manos inescrupulosas para hacer estas drogas.

El profesor Huffman creó una serie de compuestos denominados JWH (seguido de un número identificador), por las iniciales de su nombre. Pero el fundador de la farmacéutica Pfizer, Charles Pfizer, también creó el compuesto CP47,497 con fines experimentales.

Si te interesa saber más sobre ciencia y experimentos, seguramente te gustará nuestro artículo sobre los Inventos de Leonardo Da Vinci.

Además de ellos, en la Universidad Hebrea, ubicada en Jerusalén, se desarrolló el HU-210, a finales de los ochenta. Este cannabinnoide resultó ser entre cien y ochocientas veces más fuerte que el THC presente en la planta de marihuana natural y principal responsable de los efectos psicoactivos de la misma.

Fue más tarde, cuando agencias como la DEA o el ejército de los Estados Unidos comenzaron a realizar las investigaciones. Sucedió tras haber hallado estos compuestos antes mencionados, entre otros, en productos comercializados por Internet con la categoría de inciensos y que tenían graves consecuencias para la salud.

Actualmente, el continente asiático es el principal creador y exportador del Spice o marihuana sintética, abriéndose campo en los países donde aun no está controlada esta sustancia.

Marihuana sintética en el mercado: Spice y K2

La mayoría de las veces, hay una advertencia en las bolsitas plateadas donde se ofrecen las hierbas de marihuana sintética, o incluso en su presentación líquida. Se trata de una indicación que dice que no es apta para ser consumida por personas, aunque eso no detiene su comercialización como droga.

De hecho, quienes buscan esta clase de productos, suelen adquirirlos con cierta facilidad. Se consigue por Internet o directamente en tiendas de venta legal de drogas (ilegal también, obviamente), o hasta en algunas gasolineras.

Existen muchas marcas que ofrecen marihuana sintética, como Kronic, Black Mamba, Joker, entre otras, pero las más conocidas, al punto de llamar por sus nombres a estas drogas, son K2 y Spice. Estas drogas buscan imitar los efectos que causa la marihuana natural, tal y como se mencionó anteriormente, con la diferencia de que los efectos del K2 o el Spice son notoriamente más potentes.

Son un misterio los elementos químicos presentes en la marihuana sintética, pues cada vez son más las artimañas de las que se valen los fabricantes para modificar los componentes y burlar las leyes que con el tiempo han limitado la comercialización de estas drogas. Aún así, es relativamente fácil conseguirlas en algunos lugares de Estados Unidos y Europa donde todavía no está penado o tan siquiera legislado su uso.

¿Cómo se consume?

Así como con el cannabis, la marihuana sintética se consume de forma fumada, sea en tabacos enrollados o pipas y hay quienes gustan de mezclarla con otras drogas en ese proceso.

Algunas personas prefieren preparar infusiones o té de hierbas y la consumen de esta forma, ya sea por sí sola o mezclada con otras plantas como la marihuana natural. Por otro lado, quienes optan por la presentación líquida, suelen consumirla vaporizada a través de los cigarrillos electrónicos o “vapers”.

Una forma menos habitual, pero igualmente utilizada es a partir de los derivados de esta droga, presentados como un polvillo de color blanco, o en cápsulas, para ser consumidos a través de los tubos llamados “bong”.

Efectos de la marihuana sintética

Te podrías imaginar los efectos clásicos que causa la marihuana tradicional, como el colocón o “high”, pero mucho más elevado a unas cuantas potencias, para que te vayas haciendo una idea de cómo afecta la marihuana sintética a quienes la utilizan. Entre los efectos de esta droga, también conocida como Spice, se pueden encontrar:

  • Sensación de relajación.
  • Euforia.
  • Sensación de felicidad.
  • Percepción alterada de objetos alrededor.

Hasta acá podría decirse que todo se mantiene dentro de lo usual, pero la verdad es que las consecuencias a nivel mental y físico son realmente alarmantes. Por ejemplo:

  • Delirios.
  • Ansiedad elevada.
  • Alucinaciones y paranoia.
  • Vómitos.
  • Aumento de la presión sanguínea.
  • Pensamientos de suicidio.
  • Paranoia extrema.
  • Excesiva sudoración.
  • Convulsiones.
  • Daños renales.
  • Espasmos corporales.

marihuana sintetica

Estos son los síntomas más comunes presentados por las personas que se han dirigido a los servicios de emergencia o que han manifestado cómo se sienten luego de haber consumido marihuana sintética, en cualquiera de sus presentaciones.

Contraindicaciones de la marihuana sintética

Por si no fue suficiente con la lista anterior, resaltamos entonces que los efectos de la marihuana sintética suelen asociarse frecuentemente a los causados por drogas más fuertes, como heroína, en vez de los que causa el cannabis.

El nivel de daño causado por estas drogas artificiales es mucho más rápido y elevado que con las drogas menos “duras”. Esto sucede a tal punto que se han registrado también muchas más muertes causadas por alguna sobredosis de marihuana sintética, cuando aun no se sabe que haya ocurrido algo similar con marihuana natural.

La creencia de que se trata de un solo tipo de droga, hace que se consuma con normalidad por personas de todas las edades, siendo más popular entre los adolescentes. Pero según las investigaciones, hay más de 300 tipos de sustancias diferentes y aún no se sabe a ciencia cierta qué químicos puede contener. Esto hace que muchas veces, quienes están bajo los efectos de esta droga actúen como “zombies”, sin control.

Si te gustan los temas relacionados con zombies y comportamientos extraños en los humanos, te invitamos a leer este artículo sobre el virus zombie.

¿Cómo actúa la marihuana sintética en el cerebro?

En nuestro cuerpo, existen ciertos receptores especiales que se activan en presencia de los cannabinoides, sean naturales o artificiales y que permiten que reaccionemos de forma específica a determinados estímulos.

Los cannabinoides son unas sustancias químicas presentes en la planta de cannabis o marihuana, así como en nuestro sistema nervioso. Su presencia en el cuerpo humano forma el sistema endocannabinoide (SEC), que se encarga de regular, entre otras cosas, funciones básicas como la temperatura, el apetito, el sueño y los estados de ánimo.

Estos cannabinoides que se encuentran en la marihuana sintética, actúan en el mismo SEC, pero su efecto es mucho más agresivo, llegando más rápido al cerebro y actuando con mayor intensidad. Por esta razón, los efectos tienden a ser más potentes que cuando se consume sólo marihuana natural.

¿Por qué es tan accesible?

La marihuana sintética es más o menos fácil de obtener, aunque cada vez hay más restricciones en los países debido a sus niveles de toxicidad.

El punto es que se trata de una alternativa que los laboratorios creadores ofrecen falsamente como segura, en lugar de la marihuana natural, sumado al hecho de que tiene un bajo costo en general.

Por esto, muchas personas la adquieren por internet o en abastecimientos de parafernalia, con la intención de reducir el consumo de cannabis o de cigarrillos convencionales. También la usan pensando que así pueden intentar mitigar el síndrome de abstinencia causado por el consumo de otras drogas.

marihuana sintetica

¿Quiénes son más propensos a consumir esta droga?

Los estudios han demostrado que los sectores en los cuales la población cuenta con menos recursos económicos, tiende a ser la que más consume marihuana sintética, también llamada Spice o K2.

Como mencionamos antes, con un dólar se puede comprar uno de estos paquetitos, con los cuales se pueden elaborar unos dos tabacos o “porros”, dependiendo de la cantidad de sustancia que trae la bolsa. De esta manera, es común encontrar adictos a esta droga entre las comunidades de indigentes o en los suburbios de grandes ciudades.

No obstante, también es de uso popular entre adolescentes, sin importar el nivel socioeconómico en el que se encuentren. Esto se debe a que al ser mercadeada como una sustancia legal y “segura”, suelen obtener resultados fuertes y rápidos a bajo precio.

La marihuana sintética en el mundo

El panorama general de esta droga es variopinto, como sucede con la mayoría de las sustancias que no están consideradas a nivel mundial como nocivas. Es por esto que en algunos lugares circula libremente y en otros no.

En el caso de Estados Unidos, las restricciones son cada vez mayores, en función del incremento de casos fatales y de hospitalizaciones de personas que han consumido marihuana sintética, sin embargo, la regulación puede variar según los estados.

En Reino Unido, el índice de personas afectadas por el consumo de drogas sintéticas, específicamente el Spice, ha llevado a las autoridades a que sean cada vez más estrictos con su control. Pasaron de ser uno de los lugares donde se podía encontrar esta droga de forma legal, a tener grandes prohibiciones.

España se mantiene todavía al margen de la penalización de estas sustancias, por lo que es la puerta de acceso desde Asia, para ingresar al mercado europeo.

En lo que se refiere a América Latina, hasta ahora no ha resultado tan popular el consumo de marihuana sintética, no obstante, en Costa Rica se incautó una enorme cantidad de K2 durante el año 2016.

En Colombia y Uruguay también se ha evidenciado el uso de estos compuestos, pero en menor proporción y las autoridades están evaluando las medidas a tomar frente a esta situación.

¿La marihuana sintética es adictiva?

Sí. Luego de un tiempo consumiendo marihuana sintética, la adicción es inevitable. Esto sucede porque al interferir en el funcionamiento normal del cerebro, la persona se ve obligada a tener un suministro constante de la droga. Por otro lado, los síntomas que surgen cuando se para el consumo de estas sustancias, generan un síndrome de abstinencia que los usuarios reportan como muy desagradable, ya que puede incluir:

  • Migraña
  • Insomnio
  • Depresión aguda
  • Cuadros psicóticos
  • Falta o disminución del apetito
  • Mayor irritabilidad
  • Actitudes violentas

Las adicciones siempre son peligrosas y sorprendentemente, las personas pueden ser adictas a casi cualquier cosa. Si esto te resulta interesante, puedes leer nuestro artículo sobre la adicción al sexo.

marihuana sintetica

¿Hay tratamiento para esta adicción?

Así es. Tal y como ocurre con la adicción a otras drogas, existen tratamientos que ayudan a los pacientes a salir de esta situación. Por lo general comienzan con una etapa de desintoxicación, una de medicación y otra de terapias de conducta.

En cualquier caso, son necesarios los exámenes médicos a nivel físico y psicológico, para poder determinar el grado de daños causados por la adicción a la marihuana sintética.

Es importante destacar que, en Europa, al igual que en Estados Unidos, las investigaciones arrojaron como resultado que las personas con mayor vulnerabilidad y posibilidades de ser adictos a sustancias como el Spice, están ubicados en la franja etaria comprendida entre los 14 y los 20 años de edad.

Justamente hacia ese grupo de jóvenes, así como aquellos hombres y mujeres en situación de calle o con escasos recursos económicos, es que se dirige mayormente la rehabilitación y tratamiento. estas alternativas las ofrecen diversas organizaciones encargadas de ayudar a quienes sufren adicciones a cualquier tipo de droga, aunque en este caso en particular, hagamos referencia a la marihuana sintética.

marihuana sintetica

Deja un comentario