Permarexia, todo lo que no conoces de este trastorno y más

La Permarexia es una condición en la que la persona se preocupa, todo el tiempo, por el tema de la comida; pasan la mayor parte del tiempo contando calorías, planeando dietas y ejercicios, que mayormente resultan perjudiciales para la salud. Todo se repite día tras día hasta que se cae irremediablemente en un espiral destructivo sin fin. En este artículo te presentamos datos interesantes sobre la permarexia.

permarexia

La Permarexia

La Permarexia es un trastorno alimenticio, básicamente es un problema que afecta mayormente a las personas jóvenes, las cuales sienten obsesión por ingerir la menor cantidad de calorías posible.

Muchas de las personas que están inmersas en el mundo de la permarexia están obsesionadas con el sobrepeso, y hacen dieta aún en perjuicio de su propia salud.

Lo terrible de la situación es que las personas que manifiestan síntomas de permarexia es que ellos buscan mejorar su condición física, a través del consumo de productos saludables, ejercicios regulares y hábitos conscientes combinando todo en un estilo de vida sano y beneficioso para la salud.

El problema se presenta cuando todos estos elementos se convierten en obsesión, con lo cual nunca es suficiente y se necesita “afinar” lo que se consume y el tipo de ejercicio que se realiza. Para una persona con permarexia cada vez son menos los alimentos que según ella puede consumir. Descubre más sobre temas de salud en nuestro artículo Alimentos con magnesio.

permarexia

De esta manera, las personas que padecen permarexia analizan desde su propia perspectiva el aporte calórico de cada alimento y generalmente deciden qué es lo bueno para su cuerpo que no; muchas veces esta visión errada es lo que representa el inicio del problema.

Describiendo la Obsesión

La permarexia es un este trastorno de conducta, y debe ser tratado como una condición médica relevante. Este comportamiento irregular, lleva a una persona a probar diferentes tipos de dieta y técnicas para perder peso, sin importar su propia salud.

Muchos médicos indican que la permarexia es una condición previa a trastornos alimenticios ya conocidos, los cuales son tan serios que pueden llevar a una persona a la muerte, tales como la bulimia y la anorexia.

La preocupación constante por bajar de peso se puede convertir fácilmente en una conducta obsesiva, debido a que la persona pierde en algún momento la referencia de lo que es saludable y lo que no.

El restringir algunos alimentos y el contar calorias de todos y cada uno de ellos antes de consumirlos no es un hábito saludable, pues es un indicativo de que el peso está comenzando a controlar la vida de la persona.

La mayoría  de los alimentos tienen un aporte nutricional importante para el ser humano, las personas que siempre están a dieta pueden estar eliminando importantes aportes vitamínicos o compuestos necesarios para una vida sana.

Otro de los rasgos de una persona que desarrolla la condición de permarexia es la baja autoestima, pues muchas veces esta condición es el reflejo de problemas psicológicos de cuidado, en los cuales su estado de ánimo depende del peso que tengan y del aspecto físico.

Síntomas de la Permarexia

Los síntomas de la permarexia pueden variar de acuerdo a cada persona, aunque usualmente las personas que sufren de este trastorno tienen comportamientos y debilidades comunes que se hacen presentes en cada persona con este padecimiento.  A continuación exponemos algunas de ellas:

Conteo excesivo de calorías

El contar calorías analizando una y otra vez las etiquetas de información nutricional de los productos a consumir, no es un hábito que se considere saludable.

Tal vez mirar las etiquetas no representa un problema en sí, pero el hacerlo constantemente y calculando las calorías de manera permanente si lo es, pues estimula el evitar ingerir alimentos por miedo a engordar. Descubre más sobre temas interesantes sobre los miedos en nuestro artículo Fobias.

Otro aspecto que implica la observación obsesiva de las etiquetas de información, es que esto se convierte en el objeto de atención de la persona, sin importar nada más. Esto implica sacrificar nutrientes, minerales y vitaminas necesarias solo porque tienen algunas calorías.

Oscilaciones en el peso

Cuando una persona tienen permarexia, es frecuente que su peso fluctúe más de lo normal, pues no sigue un régimen de alimentación saludable, solo evitan el consumo de algunos alimentos sin ningún tipo de control.

Estas oscilaciones en el peso corporal son un indicador de que algo no marcha bien con los hábitos alimenticios; cuando se tiene alterada la ingesta constante de alimentos, se cae en periodos donde no se come casi nada, alternados con periodos donde se cae en excesos, lo cual hace que se comience a hacer otra dieta diferente pensando que la anterior no funcionó.

Consumo excesivo de suplementos alimenticios

Las personas con permarexia suelen recurrir a suplementos alimenticios, que les proporcionen los nutrientes básicos que necesitan para el bienestar del organismo.

Estos productos no son del todo dañinos pero su uso prolongado y constante hace que causen problemas digestivos. En cuanto a este tipo de productos existe una diversidad impresionante, tienen químicos que les dan un sabor exquisito, un olor a frutas frescas, y una tabla nutricional envidiable, cuando en verdad la mayoría de estos elementos no son del todo ciertos.

Otros productos que hay que manejar con sumo cuidado son los adelgazantes y diuréticos, los cuales pueden llegar a ser un verdadero veneno para el estado de salud de una persona.

Cuando se toman en exceso, pueden causar estragos en el sistema digestivo, así como también en el estado de salud en general, ya que puede producir desde sangrado gástrico, deshidratación, afectan el nivel de potasio en el organismo y hasta pueden causar arritmias y otras condiciones cardíacas.

Permarexia: La Dependencia del peso corporal

Una persona con permarexia usualmente expresa un descontento y preocupación por su propia imagen corporal, con solo mirarse al espejo sienten que el ánimo les cambia, se sienten deprimidos e impotentes por no poder lograr (según ellos) dominar su peso.

En algunos casos más graves, las personas viven en una dieta eterna, pues piensan que con esto pueden llegar a alcanzar los estándares sociales que muestran que el éxito lo consiguen personas que están en forma.

La obsesión por las calorías ingeridas, se origina en el desagrado que se tienen acerca de la propia imagen corporal, lo cual es producto de una baja autoestima. La idea de tener sobrepeso les quita la tranquilidad, y los hace vivir con miedo de que en algún momento esto ocurra.

Como ocurre con la mayoría de los trastornos de conducta, en los casos de permarexia los pensamientos sobre obesidad, comida y calorías son recurrentes, la necesidad de controlar cada caloría que se ingiere produce un estado de estrés y de ansiedad que puede llegar a ser contraproducente para la salud mental y física del individuo.

Justificación de los síntomas 

Las personas que tienen permarexia están tan absortas en su condición que justifican su obsesión insana y auto destructiva, disfrazándola de preocupación por estar en forma y comer de manera saludable.

Muchas veces las personas que presentan esta condición han leído bastante sobre el tema, y tienen un amplio conocimiento sobre dietas, ejercicios, suplementos y maneras de ayudar al cuerpo a bajar de peso; muchas de las razones que esgrimen para defender este comportamiento están según ellos respaldadas por algún estudio científico.

Esto no es más que una excusa para ocultar toda una perturbación que se esconde detrás de una fachada de búsqueda de bienestar físico. Si la dieta y el ejercicio están causando de manera negativa la vida de una persona, es que, en el fondo, es un síntoma de una condición psicológica relevante, que se debe tratar.

Causas de la Permarexia

El trastorno de permarexia se puede manifestar en una persona debido a diversos factores que influyen en la percepción que tienen el individuo sobre sí mismo, aquí presentamos algunos de ellos.

permarexia

Presión social

Actualmente existe una presión social que les dice a las personas, sobre todo a las más jóvenes que es importante para alcanzar los mejores puestos de trabajo, destacarse social y hasta el tener un estilo de vida espectacular, deben tener un buen cuerpo, tonificado y atractivo.

Con este tipo de pensamiento, el común que muchas personas dejen de lado el aspecto de la salud, y traten por todos los medios de perder peso, para poder tener opción a ese mundo de ensueño que muestran las publicidades de las grandes compañías y casas de moda.

Si bien es cierto que la obesidad es una condición médica que pone en peligro la vida de las personas, pues propicia que los órganos internos trabajen de manera forzada y tarde o temprano presenten fallas, los malos hábitos alimenticios para ganarle la batalla al sobrepeso representan también un riesgo.

Creencias irracionales sobre la alimentación

Hoy en día existen dietas y teorías sobre el tipo de alimentos que se deben consumir que están totalmente fuera de la realidad, algunas se contradicen entre sí, y pueden llegar a confundir mucho a una persona que esté buscando una dieta que en verdad funcione.

El problema es que muchas dietas prometen resultados increíbles en muy poco tiempo, además de que se basan en falsa creencias sobre los alimentos y su aporte calórico, o pretenden darle al cliente una dieta a base de un producto que ellos promocionan y que es imprescindible para que baje de peso.

Es por esto que las personas con permarexia saltan de una dieta a otra, pues nunca están satisfechos con los resultados obtenidos, y en medio de su trastorno, cada vez quieren más pérdida de peso en menor tiempo.

Lo cierto es que la mejor opción para mantener un índice de masa corporal acorde a nuestra estructura ósea, es necesario practicar actividades al aire libre, los cuales pueden ser de entretenimiento y ejercicio físico, tomar suficiente agua y comer de manera variada y saludable, con esto poco a poco disfrutaremos de una condición física sana.

Deja un comentario