Aprender fotografía, todo lo que debes saber de este tema

Actualmente aprender fotografía es un tema de interés para muchas personas debido al masivo uso de las redes sociales, sin embargo también hay quienes quieren obtener nuevos conocimientos de fotografía para plasmar de la mejor manera posible lo que observan.

Aprender fotografía

Aprender fotografía

La fotografía desde su creación ha tenido un importante desarrollo, esto se debe a que han surgido, además de técnicas para tomar las fotos, muchísimos avances de las cámaras fotográficas, actualmente con un gran impacto tecnológico. Debido a esto, aprender fotografía es un tema de interés para muchísimas personas ya sea para compartir sus fotografías por las redes sociales o tenerlas como imágenes personales.

Aspectos esenciales para aprender fotografía

Para aprender fotografía, es fundamental realizar lo siguiente:

Selección de la cámara

Cuando una persona decide aprender fotografía, debe tener en cuenta que no es necesario poseer una cámara fotográfica profesional para iniciar. Por lo tanto, puede empezar a tomar fotos, con la cámara que tenga a su alcance.

Cuando se está iniciando en el mundo fotográfico, lo primordial es experimentar el arte de las fotografías y cómo hacerlas. Es por ello, que para aprender fotografía se puede utilizar cualquier cámara, incluso la del teléfono celular.

Si se posee una cámara digital básica, una de las maneras para aprender fotografía, es utilizando el modo automático o modo paisaje. Esto se debe, a que con esos modos se obtiene la luz, composición y las otras funciones básicas para la fotografía.

Leer el manual de instrucciones

Es fundamental leer y conocer todo el manual de instrucciones, ya que en este se encuentra descrito detalladamente todas las funciones que realiza la cámara, lo cual permitirá darle todo el uso para el cual fue creada y además permitirá obtener como resultados buenas fotografías.

Practicar capturando fotografía

Una vez que se tiene la cámara para aprender fotografía, se procede a iniciar con las capturas de las fotos, ya que la práctica es ideal para ir mejorando cada día. Experimentar es importante porque es lo que nos provee de nuevos conocimientos, así que hay que iniciar tomándole fotos a todo lo que llame la atención de la persona que está iniciando en el mundo fotográfico.

Con la práctica, se aprenden muchos aspectos importantes de la fotografía, como el encuadre fotográfico adecuado, los colores, lo referente a la luz, perspectivas, entre otras cosas más. Es por ello, que la intuición también es importante al aprender fotografía, ya que esta puede definir más adelante el estilo fotográfico de cada persona.

Obtener cultura visual

El aprender fotografía no se trata solo de tomarlas, también se deben visualizar otras fotografías. Hay gran variedad de libros de fotografías, aunque el medio más accesible y utilizado para observarlas es el internet. Entre las páginas web más destacadas donde se pueden visualizar la variedad de trabajos fotográficos se encuentran: Flickr, 500px, About Me, Issuu, Pinterest y la más utilizada por muchos, Instagram.

En estas páginas web, muchos fotógrafos profesionales y de amplia creatividad, comparten sus trabajos. Una manera para aprender fotografía observando fotos, es buscando fotógrafos que tengan el mismo estilo de interés que la persona que se está iniciando.

Así con el paso del tiempo, se irá comprendiendo al observar cada foto, todo lo referente a ella como el encuadre, estilo, tipo, retoques, uso de la luz entre otros aspectos fotográficos. A esto es a lo que se le denomina cultura visual.

Aprender fotografía

Al observar fotografías, no se hace referencia a copiar los estilos o las fotos, al contrario, lo que se desea es aprender y experimentar por medio del trabajo de otro fotógrafo, para que luego, cada quien vaya definiendo su propia originalidad y estilo.

De hecho, también se recomienda al aprender fotografía, indagar acerca de la historia de la fotografía, para así observar cómo ha sido la evolución de esta, desde su inicio a la actualidad. Debido a la cantidad de fotógrafos que se han dedicado a esta profesión en las últimas décadas, hay muchos trabajos que permiten aumentar el conocimiento de la cultura visual.

Cada persona que desee aprender fotografía, puede con el paso del tiempo y de su desarrollo en el trabajo fotográfico, crear su estilo personal para así aportar un valioso conocimiento al entorno fotográfico.

La luz

Fotografía, debe su nombre a la etimología griega de phos=luz y graf= rayar, dibujar, escribir. Lo que unido significa escribir o grabar con la luz. Esto quiere decir, que uno de los elementos esenciales para aprender fotografía es tener en cuenta todo lo referente a la luz.

Saber utilizar la luz es fundamental en la fotografía. Por lo tanto, hay que estudiarla mucho y conocer cómo utilizarla en la fotografía de estudio y en la luz natural.

Uso de la luz en la fotografía de estudio

En la fotografía de estudio, se utiliza la luz artificial, los diversos tipos de iluminación, la dureza en la luz, tipos de colores, colocación de los focos de luz, entre otros.

Uso de la luz natural

Al tomar una fotografía con luz natural, se debe conocer, cuáles son las mejores horas para aprovecharla. Por ejemplo, el uso de la luz de la hora dorada, en el atardecer o en el amanecer, esto se debe a que a esa hora hay diversos matices, colores, contrastes, entre otros.

La composición

Este es otro de los elementos esenciales en la fotografía, al igual que el saber utilizar la luz. Las composición, permite indicar en qué lugar se pueden colocar los objetos, el punto de luz, las personas o los objetos, el horizonte, entre otros.

Mantener la formación e investigar

Como toda profesión, es importante formarse constantemente, por lo tanto lo mismo se debe hacer con la fotografía. Estar informado es muy sencillo en la actualidad, ya que se puede investigar en internet y en libros especializados. De igual manera, también se pueden realizar cursos de fotografía, para estar actualizado y expandir los conocimientos.

Debido a que la fotografía es muy amplia, ya que no solo se basa en técnica sino también en arte, existen diversas maneras de realizarlas, por lo tanto es necesario estar aprendiendo constantemente acerca de ella, para ir evolucionando y mejorando las técnicas fotográficas.

Aprender fotografía

La fotografía es arte, es por ello que debe siempre expresarse de la manera más natural posible y no solo como algo rígido, de ciertas reglas determinadas. Cada aficionado o fotógrafo es libre de elegir su manera de tomar las fotografías, según el estilo con el que más se identifique.

Definir el estilo fotográfico

Existen diversos tipos de fotografías, por lo tanto cada persona elige o se identifica con una de ellas, para desarrollar su trabajo o simplemente tomar sus fotos personales. Una de las maneras en que una persona puede definir su estilo preferido para tomar sus fotografías, es ir probando con cada una de ellas, para así sentir con cuál se identifica más y se siente más cómodo fotografiando.

Una vez que se identifica el estilo de cada persona, esta puede enfocarse en muchos elementos de ese estilo, que quizás anteriormente no le prestaba atención y que con el paso del tiempo puede ir profundizando en ese tema para incluso continuar identificándose con algunos otros estilos que antes no haya utilizado en sus fotos.

Dar a conocer el trabajo fotográfico

Una vez que la persona ya sabe acerca de lo primordial de la fotografía y ha realizado todos los aspectos antes mencionados, es fundamental que dé a conocer su trabajo fotográfico. Por lo tanto, para saber si una fotografía transmite algo, se debe enseñar a otras personas, bien sea la familia, amigos cercanos o incluso al público general.

Lo ideal, es enseñar las fotos a terceras personas, es decir aquellas que no están relacionadas con quien la tomó, ya que así es una manera de conocer la opinión objetiva de los demás. Los comentarios siempre permiten crecer a la persona, ya que con ellos puede aprender y continuar evolucionando su trabajo fotográfico.

Hay que tener en cuenta que siempre se debe estar abierto a escuchar la opinión de los demás en lo referente a las fotos, para saber si se está logrando el efecto deseado con la fotografía. En muchas oportunidades ha ocurrido, que la persona le dedica mucho tiempo a unas fotografías específicas que para él está todo bien pero que para el público no se obtiene la misma opinión.

El buen recibimiento, a través de los comentarios de las fotografías, es una señal de que se está logrando el objetivo con el que se tomó cada foto. Sin embargo, en el caso de no obtener la reacción esperada por parte del público o espectador, no hay que desanimarse, al contrario esos comentarios permitirán al aficionado seguir trabajando y desarrollando su estilo fotográfico. Conoce más acerca del proyecto fotográfico.

Ser constante

Toda profesión, actividad o disciplina requiere de constancia. Es por ello, que en el ámbito fotográfico también se debe ser constante, siempre hay que tener en cuenta que nadie nace aprendido, todos nos vamos formando a lo largo de la vida.

Por lo tanto, el ánimo es fundamental para ser constante en todo, en este caso en la fotografía. Una vez que la persona decide aprender fotografía, siempre debe tener constancia, a pesar de las críticas, las situaciones, entre otros factores que influyen.

Siempre se debe tener mucha paciencia, especialmente para lograr buenas fotografías, ya que se debe practicar constantemente para obtener la toma fotográfica ideal. Una vez que se obtiene lo esperado, cada fotografía irá resultando una mejor que otra.

Divertirse y disfrutar

Para obtener el aprendizaje, siempre debe estar presente la motivación y el interés, por lo tanto para lograrlo, es ideal disfrutar lo que se está haciendo. Si se empieza a tomar fotos con un pensamiento obligatorio por querer tener rápidos y buenos resultados inmediatos, no se obtendrá las fotos ideales, ya que la actividad se está haciendo con estrés y esto no permite la concentración.

Si por el contrario, se practica y toma fotos con alegría, disfrutando y divirtiéndose, el resultado indudablemente será muy bueno ya que se presta atención a todos los elementos necesarios para lograr una buena fotografía. El interés siempre estará presente y permitirá al aficionado o fotógrafo desarrollarse cada vez más.

Todo esto, puede incluso expandir nuevas ideas para aprender a utilizar completamente los equipos fotográficos que se tengan a la mano y así obtener grandes resultados con ellos. Es decir, no será una limitante no contar con una cámara profesional para obtener una buena fotografía.

Conceptos fotográficos

Para aprender fotografía, se debe tener en cuenta los términos fotográficos, más utilizados en este ámbito:

Partes de la cámara

Cuando se desea aprender fotografía, lo primero que se debe conocer son las partes de la cámara. Las cuales son:

Objetivo o lente

Según el tipo de cámara puede estar fijo, como en las cámaras compactas o puede quitarse y colocarse como en el caso de las cámaras réflex. En el caso de los lentes desmontables de las cámaras réflex, hay dos interruptores, uno para seleccionar el foco automático y el foco manual, mientras que el otro ayuda a estabilizar la imagen.

También existen lentes de uno, dos o tres anillos, que permiten cambiar el enfoque, el zoom y el diafragma.

Cuerpo

Constituye a la caja hermética que impide el paso de la luz hasta el sensor. Además es el que está conformado por todos los elementos principales para capturar las fotografías. Tales como: los botones de control, los cuales permiten el acceso rápido a diversas funciones de la cámara, como el encenderla y apagarla, el balance de blancos, el acceso a la galería, la activación del flash, el ISO, entre otros.

Visor y pantalla

Hacen posible el observar y encuadrar la fotografía, para así conseguir la composición conveniente para la imagen. Hay cámaras que vienen solo con pantalla, mientras que otras vienen solo con visor y algunas con ambas. Usualmente las cámaras compactas tienen solo pantalla y las cámaras réflex pantalla y visor, o solo una de ellas.

Además en algunos tipos de visores o de pantallas se puede visualizar la configuración de la cámara, es decir, la apertura del diafragma, la sensibilidad ISO, velocidad de obturador, entre otros elementos.

Obturador

Su función es la de regular el tiempo en que el sensor de la cámara se encuentra expuesto a la luz, por lo tanto se normaliza el tiempo de exposición. Esto ocurre porque al pulsar el botón de la cámara, dentro de ella se abren y cierran unas láminas que hacen posible la entrada de la luz, por medio de la velocidad de obturación.

Diafragma

Se ubica en el interior de la cámara, específicamente en el lente. Hace posible la toma correcta de la fotografía, ya que son unas diminutas láminas que se desplazan para abrir o cerrar la abertura por donde entra la luz, regulando así la cantidad de luz que el sensor captará.

Disparador

Constituye un mecanismo que permite abrir el obturador para que este se exponga a la luz y así inicie el funcionamiento de la cámara. Por lo tanto, hace posible el ingreso de la luz por medio del objetivo para capturar la imagen que eligió el ojo visor.

Sensor

Es el dispositivo de la cámara que está lleno de elementos sensibles a la luz, lo cual se conoce como pixeles, estos se disponen como líneas verticales y horizontales. Por lo tanto es fundamental para lograr la resolución de la cámara.

Su función es la de transformar la imagen óptica que creó el objetivo, en un orden de señales de tipo eléctrico que otorgarán un espacio a la imagen digital, además se conforman por una matriz de millones de pequeñas celdas, denominadas fotositos. Según el tipo de cámara pueden variar sus partes, ya que también algunas están conformadas por espejo, pentaprisma, entre otros elementos.

Velocidad de obturación

Este término hace referencia al tiempo que la cámara fotográfica permite el paso de la luz al sensor. Esto lo hace posible debido a que abre y cierra las cortinillas del obturador. Una de las funciones que puede realizar este ajuste es el de mantener inmóvil un movimiento que tenga como duración pocos segundos a otro que dure mayor cantidad de minutos.

Debido a esto, también se debe aprender a utilizar el denominado modo BULB, el cual es una manera de manejar manualmente las velocidades lentas, en donde se mantiene abierto por mucho tiempo el obturador. También puede utilizarse cuando las opciones de tiempo que ofrece la cámara no son las que quiere el aficionado o fotógrafo.

Para seleccionar el modo BULB, se debe utilizar la cantidad mínima de segundos que permita la cámara, para posteriormente visualizar la opción BULB o en algunos casos solo la letra B. Se sugiere también utilizar un cable para no estar cada media hora pulsando el botón o incluso para evitar mover la cámara en el momento en que se esté tomando la foto.

Por lo tanto, el modo BULB, es el encargado de abrir y cerrar el obturador de manera manual, haciendo posible el pase de la luz, la cantidad de tiempo que lo requiera el fotógrafo. Este modo funciona de dos maneras:

  • Pulsando el obturador una vez para que se abra y luego pulsando nuevamente para que se cierre, culminando así la captura.
  • La otra manera de utilizarlo es manteniendo pulsado manualmente el obturador, la cantidad de tiempo que se esté utilizando y luego finalizar la captura cuando se deje de pulsar.

Apertura de diafragma

Apertura de diafragma

Como ya se explicó anteriormente, la velocidad de obturación hace referencia al tiempo que la cámara hace posible el paso de la luz, lo cual se debe a que la apertura maneja la cantidad de luz que ingresa durante ese tiempo.

Debido a esto, la apertura de diafragma hace posible que se maneje la cantidad de luz que llegará al sensor en el tiempo que se configuró con la velocidad de obturación. Para usarlo el fotógrafo debe abrir o cerrar más el diafragma para obtener el resultado deseado.

Por ejemplo, si la foto se quiere realizar en un día donde hay mucho sol, se debe cerrar el diafragma, para así prevenir que ingrese mucha luz. Sin embargo, de igual manera se puede configurar la velocidad de obturación muy veloz, para que no ingrese tanta luz al sensor, así se encuentre configurado el diafragma de manera muy abierta.

Sensibilidad ISO

Constituye junto a la velocidad de obturación y la apertura de diafragma, otro factor que apoya de forma directa en la exposición final de la fotografía. Esto se debe a que la sensibilidad ISO, es la que señala la cantidad de luz que requiere la cámara para cada escena.

Por ejemplo, cuando se incrementa la sensibilidad ISO a 100, 200,400, entre otros, la cámara tiene mayor sensibilidad a la luz, lo que genera que se pueda configurar una velocidad de obturación con mayor o menor velocidad. También se puede abrir o cerrar el diafragma, según sea la modificación de la sensibilidad ISO.

Debido a esto, mientras más se incremente la sensibilidad ISO, más rápido será la velocidad de obturación o más se cerrará el diafragma.

Otro ejemplo de la sensibilidad ISO, es cuando se quiere disparar con un diafragma muy cerrado, lo cual se puede hacer de dos maneras para permitir mayor ingreso de luz a la cámara:

  • Aumentando la cantidad de tiempo de exposición, por medio de la configuración de la velocidad de obturación lenta. Esto con la finalidad de que el obturador permanezca abierto por mayor tiempo y permita el ingreso de mucha luz.
  • Incrementando la sensibilidad ISO, lo cual permitirá que el sensor tenga mayor sensibilidad a la luz y requiera menor cantidad de tiempo para capturar muy bien la escena.

Saber utilizar la sensibilidad ISO, es fundamental para obtener una buena fotografía, ya que la luz recordemos, es un elemento esencial en la fotografía.

Enfoque

El enfoque es una herramienta de la cámara que hace posible que la escena salga nítida completamente o un área específica de ella. Según el tipo de cámara, puede haber enfoque manual o semiautomático.

Aprender fotografía

Enfoque manual

El enfoque manual, se puede usar moviendo los anillos del lente hasta lograr la nitidez y el punto deseado, en el caso de la cámara de fotos réflex.

Enfoque automático

Mientras que el enfoque automático, se logra debido a que la cámara se encarga de hacer los ajustes automáticos requeridos para que la escena o el objeto queden totalmente nítidos. Esto es posible debido a los puntos de enfoque, los cuales determinan un área específica de la imagen en donde se situará el foco.

Modos de prioridad semiautomáticos

Muchas personas utilizan generalmente el modo manual. Sin embargo, en muchos casos es más conveniente utilizar el modo semiautomático, debido a que este hace posible capturar una buena foto cuando la escena puede cambiar constantemente, es decir no hay tiempo para ajustar muchos detalles de la cámara. Por lo tanto, al aprender fotografía, también se debe conocer la función de cada modo de prioridad semiautomático.

Modo de prioridad de apertura AV o A

Según el tipo de cámara, se puede ubicar este modo. Por ejemplo, en las marcas más utilizadas, como la marca Canon se identifican con las letras AV, mientras que en las de marca Nikon se encuentra con la letra A.

Al disparar en este modo, se debe configurar la apertura del diafragma y posteriormente la cámara ajustará la velocidad de obturación adecuada para esa apertura.  Este modo es ideal para realizar una apertura determinada y así no estar atento a cada momento de la velocidad de obturación.

Además el modo de prioridad de apertura AV o A, hace posible que se configure la sensibilidad ISO en automático y solo se deba estar atento de la apertura. Sin embargo, siempre se debe estar atento que en los espacios con escasa iluminación, la cámara pueda configurar una sensibilidad muy alta y no capturar la fotografía deseada.

Modo de prioridad a la velocidad de obturación

En la marca Nikon se identifica con la letra S y en la marca Canon como Tv. En este modo se otorga la importancia a la velocidad de obturación o tiempo de exposición, por medio de la variación de la apertura del diafragma. Esto con la finalidad de obtener una exposición adecuada con la velocidad de obturación que se haya configurado con anterioridad.

Se utiliza generalmente cuando se va a fotografiar deportes en acción o escenas con muchos movimientos, por lo tanto con este modo se evitan las fotos movidas. Sin embargo, al variar la apertura también se modifica la profundidad de campo (zona de la fotografía que se visualiza nítida), por lo que puede no quedar la foto como se desea. Debido a esto, lo conveniente es usar el modo manual.

Zoom

Es la herramienta fotográfica que permite al fotógrafo cambiar de manera manual la distancia focal y el ángulo de visión. En el caso de las cámaras compactas se le conoce como power zoom o zoom digital, mientras que en las cámaras réflex se conoce como zoom óptico y utilizarse manualmente. Es decir, se clasifica de la siguiente manera:

Aprender fotografía

Zoom óptico

Hace posible el aumento o disminución del acercamiento de la imagen, ya que se utiliza lentes de la cámara fotográfica o de video, permitiendo la alteración de la distancia focal y cerrando el cuadro con el sujeto.

Zoom digital

Debido a que es el utilizado en las cámaras compactas, es un recorte de la fotografía, ya que se suprimen pedazos de los márgenes, expandiendo así el área central de la imagen, para lograr esto solo se utiliza una parte del sensor. Por lo tanto, esto genera que se utilicen menos pixeles, lo que ocasiona una reducción en la calidad de la imagen.

Encuadre fotográfico

Constituye al fragmento o porción que el fotógrafo decide capturar y resaltar en su fotografía. Con el encuadre fotográfico se puede determinar lo que saldrá en la fotografía y lo que no se visualizará en ella. Esto con el objetivo de resaltar elementos específicos de la imagen. Por lo tanto, permite mostrar todo el escenario en donde ocurren las fotos.

Para obtener un buen encuadre, se debe conocer lo referente a la composición fotográfica, así como practicar constantemente hasta lograr el resultado anhelado en la fotografía. Entre los tipos de encuadre se encuentran:

  • Encuadre horizontal: se suele utilizar para fotografiar paisajes, ya que es muy natural y sencillo.
  • Encuadre vertical: se suele utilizar cuando un objeto o persona es más alta que ancha, por lo tanto también se le conoce como encuadre de retrato. Además permite la concentración en el elemento protagonista de la imagen, debido a que define mejor el espacio horizontal que es muy reducido.
  • Encuadre inclinado: se obtiene al colocar la cámara de manera inclinada y se utiliza para fotografiar deportes extremos o escenas con mucho movimiento.

Planos fotográficos

Estos hacen posible seleccionar lo que se quiere resaltar en la imagen. Por lo tanto para utilizarlo, es necesario apoyarse en la distancia focal (distancia entre el sensor de la cámara y el centro óptico del lente) y en los tipos de objetivos o lentes.  Los tipos de planos fotográficos son:

Plano general

Se utiliza para capturar completamente toda la imagen, es decir gran parte del paisaje,  lo que se esté observando o todo el cuerpo de la persona.

Plano americano o tres cuartos

Aunque es un plano amplio, no muestra el cuerpo completo. Por lo general cuando se toma un retrato se reduce desde la cabeza de la persona hasta un poco más arriba de las rodillas.

Plano medio

En el caso de fotografía el cuerpo humano, es más cercano que los planos mencionados anteriormente, ya que se enfoca en el área de la cintura para arriba. Cuando se utiliza este plano se debe estar atento a no cortar en la imagen las manos del protagonista de la foto.

Plano medio corto

Conocido también como plano busto, debido a que la imagen que captura es a partir de los hombros y parte del pecho de la persona. Usualmente se utiliza para mostrar expresiones y sentimientos.

Primer plano

Utilizado para capturar únicamente los hombros y el rostro de la persona, por lo que se le considera como un plano más íntimo. Permite destacar gestos y rasgos de una persona.

Primerísimo primer plano

Es un plano aún  más cercano, en el caso de fotografiar personas se adquiere como referencia el mentón

Plano detalle

Es el plano que se centra en un elemento determinado de la persona o del objeto a fotografiar. Se utiliza generalmente para la fotografía de producto, en los cuales se puede visualizar detalladamente la imagen.  Por lo tanto, el plano detalle hace que el fotógrafo se enfoque en pequeñas cosas para ofrecerles a ellas el protagonismo definitivo de la fotografía.

Los colores en la fotografía

Los tonos en una imagen pueden transmitir diversas emociones, ya que pueden generar la sensación de tranquilidad, euforia, felicidad, entre otras emociones. Debido a esto, es fundamental conocer y practicar el balance de blancos, así como la temperatura del color para ofrecerle el tono deseado para la fotografía.

Un ejemplo de esto, es que si se desea transmitir armonía en la foto de un atardecer, se puede utilizar un balance cálido. Mientras que con un balance frío se puede resaltar serenidad, en el caso de tomar imágenes de alguna ciudad.Si te gustó este artículo, quizás te interese saber más acerca de ¿cómo recuperar fotos de la tarjeta SD dañada?

Deja un comentario