Caja de luz casera, ¿cómo realizarla? y mucho más

La caja de luz casera, se utiliza principalmente para fotografiar elementos esencialmente para fines publicitarios, ya que esta le brinda un aspecto más bonito y atractivo a los productos. Conoce en este artículo todo lo referente para fabricar una.

Caja de luz casera

Caja de luz casera

La caja de luz casera, es muy utilizada en la actualidad especialmente para fotografiar productos con fines publicitarios, por lo tanto su función primordial es la de iluminar los objetos o productos para ofrecerles una forma más suave y extensa. Sin embargo su fin no es solo para productos, también se puede utilizar para fotografiar cualquier cosa que se desee siempre y cuando sea pequeña.

La luz que se utilice para iluminar el objeto o producto a fotografiar suele ser continua, es decir como la luz del flash. Comúnmente la caja de luz casera tiene fondo blanco, ya que esto permite ofrecerle una mayor iluminación al objeto fotografiado. Para obtener un buen resultado en la fotografía solamente se debe tener una caja de luz casera y tener conocimiento de la fotografía básica.

Tipos

Debido a que con la caja de luz casera se obtiene una iluminación suave, casi siempre sin sombras y uniforme, existen dos tipos:

Las fuentes de luz están afuera de la caja

En este tipo de caja de luz casera, las fuentes de luz se ubican fuera de la caja, por lo que se ilumina al objeto o producto por medio de las paredes traslucidas de la caja, las cuales cumplen la función de difundir la luz.

Las paredes de la caja son blancas pero opacas

Este tipo de caja de luz casera, tiene las paredes de la caja de color blanco pero de forma opaca, por lo cual ocurre una variación de la luz, ya que esta se ubicará en el interior de la misma caja. Esto ocurre porque todos los lados de la caja son de color blanco y esto permite que la luz se refleje en ellos logrando una iluminación de forma uniforme.

Caja de luz casera

Es esencial que en cualquiera de los dos tipos de caja, haya fondos neutros y sólidos, los cuales tienen como función principal el resaltar el objeto o producto que se va a fotografiar.

Cómo fabricar la caja de luz casera

Elaborar una caja de luz casera, es muy sencillo, por medio de este sencillo procedimiento:

Materiales

Según la preferencia de cada persona los materiales para fabricar pueden ser diferentes, sin embargos los principales son:

  • Caja: preferiblemente del tamaño más grande que los objetos o productos que se van a fotografiar.
  • Papel blanco: generalmente se utiliza el papel vegetal ya que este permite el paso de la luz, sin embargo también se puede usar el papel de seda o papel de horno. Hay personas que en vez de papel utilizan una tela o una camiseta blanca de algodón.
  • Pintura: preferiblemente blanca.
  • Tijera o cortador (cúter).
  • Pegamento: puede ser normal, de silicón o cinta adhesiva. También puede usarse tachuelas.
  • Lápiz
  • Regla o cinta métrica.
  • Cartulina blanca o de color, según el fin que se le vaya a dar.
  • Cinta aislante: preferiblemente blanca.
  • Cartulina negra.

Paso para elaborar la caja de luz casera

Para fabricar la caja de luz casera se deben seguir los siguientes pasos:

Seleccionar la caja

Es fundamental escoger una caja de cartón del tamaño apropiado a lo que se va a fotografiar, es decir según el objeto o producto a fotografiar, se debe seleccionar una caja más pequeña o más grande.

Proteger el fondo

Con la cinta adhesiva se debe reforzar el fondo de la caja, para que esta no se abra o desmonte al momento de tener el producto dentro de ella.

Señalar un entorno en la caja

Lo primero que se debe hacer es marcar con la regla un marco de la caja, tanto en los lados laterales como en la parte superior. Con el lápiz, la regla o la cinta métrica  se debe dibujar los bordes de referencia en el lado izquierdo, derecho y superior de la caja.

Este marco debe medir aproximadamente 4 ó 5 centímetros desde el borde hacia adentro. Cabe destacar que la medida varía según sea el tamaño de la caja, mientras más pequeña el marco es más angosto.

Caja de luz casera

Recortar los marcos

Una vez marcada la caja, se procede a cortar con la tijera, el cortador o el cúter, por la línea que se señaló. Luego que se recorta se separa el cartón que sobra, quedando una especie de tres ventanas. Las lengüetas de la caja pueden cortarse ya que no se van a utilizar, sin embargo se puede cortar únicamente la lengüeta superior mientras que las otras pueden ofrecer más estabilidad a la caja.

Pintar el interior de la caja

Luego que se recortó, el siguiente paso es pintar el interior de la caja con la pintura blanca, la cual le dará más luminosidad.

Colocar el papel

Cuando ya esté pintada la caja en su interior de color blanco, se debe colocar el papel o la tela, tanto en el exterior como en el interior. Seguidamente se utilizará el papel blanco o la tela como una pared traslúcida, por lo tanto debe recortarse tres pedazos de mayor tamaño que el de las ventanas. Si se decide utilizar papel cebolla o de horno, posiblemente se requiera más de una capa debido a que este es muy delgado.

Este papel o tela se puede pegar con pegamento normal o con la cinta aislante, el silicón o la cinta adhesiva, con cualquiera de las opciones que se tengan al alcance.En el caso de utilizar tela o cualquiera de los tipos de papel que  se tenga, debe estirarse bien y una vez pegado se recorta los bordes que sobran.

Ubicar la cartulina

La cartulina blanca se colocará como fondo, por lo tanto se debe medir el ancho de la caja para recortar a la medida la cartulina. Una vez que está recortada se puede pegar, hay quienes no la pegan si no que le colocan tachuelas para varias el fondo cuando lo deseen. Por lo tanto puede ser blanca o de colores, según el fin que le vaya a dar cada persona.

Lo principal es que la cartulina cuadre de manera adecuada con la caja, evitando que se doble. Es importante recordar que según sea la finalidad que se le va a dar a la fotografía la cartulina puede cambiarse por una o varias de color. Se pueden utilizar una o dos cartulinas.

Dejar secar la caja

El último paso es dejar secar la caja de luz casera y una vez que se encuentre lista ya se puede utilizar. Lo fundamental es que haya quedado muy bien para la función que va a cumplir, que es la de fotografiar objetos o productos.

Cartulina negra

La cartulina negra es opcional, ya que en el caso de no agregar luz desde el lado superior de la caja, se puede utilizar la cartulina negra para cerrar la ventana superior de la caja, ya que en algunos momentos se agrega luz por ese lado.  Por lo tanto se puede usar para bloquear la luz en las fotos por esa área.

Colocación de la luz en la caja

Una vez que la caja de luz casera está lista, se debe empezar a probar la luz que se va a utilizar, lo más recomendable es hacerlo de la siguiente manera:

Colocación de los focos

Principalmente lo más recomendable es colocar focos a cada lado de la caja, con la finalidad de proporcionarle una buena iluminación al producto. Se pueden utilizar lámparas que se tengan en la casa o luces led a los lados de la caja. También se puede iluminar por fuera utilizando los focos o las mismas lámparas.

Caja de luz casera

Fabricación de la caja de luz casera para uso más profesional

Aunque la caja de luz casera generalmente se fabrica de la manera antes descrita, también está la opción de elaborarla para un resultado más profesional, como lo es el caso del difusor con flash y caja blanca. Conoce más acerca de las fotos blanco y negro.

Difusor con flash y caja blanca

Otra de las maneras de fabricar la caja de luz casera pero a nivel más profesional, es hacerla con una caja blanca y un difusor de flash.

Para esta caja se debe contar con los siguientes materiales:

  • 1 caja de almacenamiento de plástico blanco translúcido.
  • 1 hoja de papel blanco.
  • 2 flashes.
  • 1 transmisor

Pasos para la elaboración

  • Colocar la caja con la abertura hacia el frente.
  • Ubicar en el interior de la caja una hoja de papel blanco, la cual tendrá la función de fondo.
  • Colocar en el interior de la caja el producto u objeto a fotografiar.
  • Probar la exposición y la posición del transmisor Speedlight a un lado del objeto o producto.
  • Sincronizar el transmisor con los flashes y la cámara.
  • Comenzar a tomar las fotografías.

Comprar la caja de luz casera

En el caso de que no se quiera fabricar la caja de luz casera, también se pueden comprar, ya que tienen precios muy asequibles según la marca que se quiera adquirir. Hay unas que viene con luz incorporada mientras que otras son la caja con diversos fondos de colores que se pueden cambiar según la finalidad o el color que se quiera destacar en la fotografía.

Caja Photon

Entre las opciones de caja de luz casera comerciales, se encuentra la caja Photon que aunque aún no está a la venta, ya se ha dado a conocer como una caja de luz para productos con iluminación LED, que cuenta con las siguientes características:

  • Su uso es para la fotografía profesional.
  • Es un mini estudio modular para fotógrafos de productos.
  • Está compuesta por paneles modulares de iluminación LED.
  • Tiene tres caras de tamaño 50 cm x 50 cm.
  • Cada cara posee bloques de iluminación de 10 cm x 10 cm, teniendo un total de 25 bloques por cada.
  • La iluminación LED tiene una temperatura de 5600ºK, así como 80% de índice de reproducción de color y una pulsación de luz más baja de 5% con frecuencia entre 400 800 kHz.
  • El consumo energético es de 100 W por módulo, teniendo un total de 300 w.
  • Cada módulo posee conexión Wi-fi, lo que hace posible que se conecte en sistema a un teléfono celular, computadora o tableta, a través de una aplicación propia que controla cada bloque de iluminación.
  • Además la aplicación permite determinan diversas configuraciones de iluminación, por lo que se puede obtener variaciones en la iluminación a diferencia de la caja de luz casera tradicional que solo tiene una luz plana.
  • Estas variaciones de la luz a través del control de la aplicación, permiten que se ahorre bastante tiempo de diseño lumínico, ya que en la caja de luz casera, al momento de querer variar la iluminación los recursos que se utilizan son las cartulinas o los modificadores de luz especiales.
  • Los bloques de luz individuales en cada módulo se pueden activar y desactivar con la finalidad de proporcionar la calidad de luz exacta que se quiera utilizar.
  • Tiene un sistema modular, que hace posible extender las caras de la caja para usar el sistema de iluminación en productos más grandes de tamaño.
  • Debido a que el sistema es modular, se puede usar un solo módulo según el arreglo que se quiera.

La caja Photon, debido a todas las características antes descritas, aún no se encuentra a la venta, pero por lo que se ha dado a conocer tendrá  un precio muy elevado, por lo tanto lo más recomendable es fabricar en casa la caja de luz casera.

Ventajas de la caja de luz casera

Las ventajas principales de tener una caja de luz casera son:

  • Las fotografías quedarán muy profesionales y transmiten un excelente aspecto del objeto o producto fotografiado.
  • Es muy útil para realizar fotografías macro, así como imágenes de objetos pequeños y fotografías de productos.
  • Son esenciales para la fotografía de catálogo y detalle de producto.
  • Facilita una iluminación uniforme y crea la ilusión de que el objeto o producto está flotando.
  • Permite obtener distintos tipos de fotografía que se pueden utilizar, para catálogos, publicidad o redes sociales. Así como para uso personal.
  • El producto se puede apreciar nítidamente, gracias a la iluminación.
  • La captura de los objetos o productos se realiza de manera sencilla, gracias a la luz suave.
  • Se puede fabricar en casa con materiales sencillos o también se puede comprar de distintos tamaños e incluso con la iluminación incluida.
  • Es rápida, económica y muy útil.

Si te gustó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca de recuperar fotos de la tarjeta SD dañada.

Deja un comentario