¿Cómo hacer fotos en movimiento?, todo sobre el tema

El mundo de la fotografía, está integrado de muchos trucos y estilos que pueden crear imágenes muy llamativas y originales. Una de estas son las fotos donde se puede percibir el desplazamiento. Conoce en esta oportunidad todo lo relacionado a ¿cómo hacer fotos en movimiento?

Cómo hacer fotos en movimient

Fotografía en movimiento

También conocida como fotografía de objetos en movimiento. Es uno de los tipos de fotografías que llama más la atención, debido a que se basa en capturar el desplazamiento que realiza una persona u objeto. Donde evidentemente hay que ser muy ágil y manejar con mucha precisión, determinados ajustes de la cámara de fotos. Por lo tanto, a estas se le denomina como fotos en alta velocidad.

Una de las interrogantes que tienen las personas que se están iniciando en la  fotografía es ¿cómo hacer fotos en movimiento? Así que deben tener en cuenta que no solo se requiere tener una cámara de fotos, si no saber utilizar las adaptaciones adecuadas para captar la rápida acción, en una imagen.

Es por ello, que este tipo de fotografía se basa en transmitir la sensación de movimiento. Gracias a la aplicación de una serie de ajustes técnicos que hacen posible este tipo de fotografía. Así que este tipo de fotografía, capta al protagonista de la imagen, el cual puede ser una persona o un artefacto, aplicando velocidades muy lentas, frecuentemente de 1/10 segundos. Esto es lo que genera la sensación de desplazamiento y agilidad.

Es importante aplicar todo lo relacionado a cómo hacer fotos en movimiento, para así evitar que la imagen salga movida y no se pueda apreciar lo que en realidad se quería fotografiar.

¿Cómo hacer fotos en movimiento?

Todas las fotografías, tienen un aspecto especial. Pero lo principal en ella, es la sensación que logran en cada espectador. Pues el mundo fotográfico va más allá de solo ajustar la composición o el protagonista de la imagen. Más interesante todavía, resulta cuando en la fotografía se evidencia un objeto o protagonista en movimiento. De hecho, el espectador puede llegar a sentir que se encuentra en el lugar donde se realizó la fotografía.

Aunque actualmente con el uso de los programas de edición, se puede obtener el efecto de movimiento que realiza este tipo de fotografía. Lo mejor es saber utilizar adecuadamente todos los ajustes de la cámara, que la hacen posible.

Para poder obtener unas óptimas fotos  de artefactos o seres humanos en movimiento, se deben considerar saber manejar el modo manual de la cámara de fotos. Pues este permitirá que se adapte, lo siguiente:

Ajustes de la cámara

Una de las alternativas principales que hay que tomar en consideración de cómo hacer fotos en movimiento, es dominando adecuadamente algunos de los principales ajustes de la cámara de fotos.

Velocidad de obturación

Esta hace referencia al tiempo en el que la cámara de fotos permitirá el acceso de la luz al sensor. Por lo que tiene que abrir y cerrar las cortinillas del obturador.Este ajuste debe considerarse en lo referente a cómo hacer fotos en movimiento, ya que al adaptarlo de la manera adecuada, él se encargará de conservar estáticamente el desplazamiento que dure muy pocos segundos, con otro que perdure más minutos.

Debido a esto, hay que manejar correctamente el modo BULB, el cual controla las velocidades lentas, mientras el obturador está abierto por un tiempo estimado. Así que es fundamental saber que para activar este modo, se debe usar la menor cantidad de segundos que otorgue la cámara de fotos.

Hay que tener en cuenta que este modo, se ubica en muchas cámaras con la letra B. Sin embargo, lo ideal es utilizarlo con un cable disparador. El cual evitará que se tenga que presionar cada media hora el pulsador de la cámara de fotos. Previniendo de esa manera que se mueva la cámara, al momento de tomar la fotografía.

Asimismo, antes de aplicar la recomendación adecuada de cómo hacer fotos en movimiento, con el ajuste de la velocidad de obturación, se debe saber que una de las maneras en que se puede activar este modo es al pulsar el obturador de la cámara para que  este se abra y presionarlo de nuevo para cerrarlo.

También se activa cuando se mantiene presionado de forma manual el obturados, por todo el tiempo que se requiera. Por lo que al culminar, se termina de presionar, para que este se pueda cerrar. Se debe tener en cuenta que el valor general de la velocidad de obturación, es aproximadamente entre 30 segundos y 1 / 8000 segundo. El cual es muy recomendable de utilizar para inmovilizar el desplazamiento de la persona u objeto protagonista de la imagen.

Con esa alternativa, también se puede ocultar o destacar determinados elementos, así como hacer barridos e insertar componentes que sean llamativos para la imagen. Cuando se utiliza la velocidad de obturación, hay que considerar que con este, es posible obtener la congelación del movimiento del objeto o de la persona fotografiada. En un tiempo corto de segundos a otro desplazamiento que dure más cantidad de minutos.

Por lo tanto, la mejor opción de cómo hacer fotos en movimiento, utilizando este ajuste, es adaptándolo a una velocidad muy alta. Para así obtener el efecto deseado.

Cómo hacer fotos en movimient

Una de estas puede ser en 1/ 500. También se puede probar utilizando 1 /1000 o incluso hasta 1/ 2000. El incremento del valor dependerá de lo que se quiera obtener en la imagen. Así que cada uno de ellos ofrecerá un punto determinado hasta llegar al óptimo.

Es por ello, que se debe considerar en lo referente a cómo hacer fotos en movimiento, que para transmitir la sensación de desplazamiento, lo más conveniente es disminuir la velocidad de obturación en el disparo de la cámara.

Lo cual se debe, a que la cantidad de tiempo que se permita a la cámara, para que esta grabe la imagen al sensor, ella capturará el desplazamiento preciso del protagonista de la imagen.  Así que mientras más tiempo de exposición haya, más movimiento se evidenciará en la fotografía.

Así que la cantidad de luz es importante para obtener este tipo de fotografía. Lo más conveniente es tener en cuenta que mientras más baja es la velocidad de obturación, mayor totalidad de luz capturará el sensor, ocasionando que puede sobreexponerse la toma fotográfica.

Apertura del diafragma

Como ya se mencionó anteriormente, la velocidad de obturación, señala la totalidad de tiempo en que la cámara de fotos hace posible el acceso de luz, Por lo tanto, la apertura del diafragma, maneja la totalidad de luz que ingresa durante todo ese tiempo.

Así que este ajuste es el que hace posible que se establezca el manejo de la cantidad de luz que accede al sensor, según la totalidad de tiempo en que se ajustó con la velocidad de obturación.

Es por ello, que para hacerlo posible, el fotógrafo aficionado o profesional, tiene que abrir o cerrar menos o más el diafragma de la cámara. Dependiendo de lo que quiera capturar en esa imagen.

Por lo tanto, uno de los ajustes que se debe tener en cuenta en lo referente a cómo hacer fotos en movimiento, es el de la apertura del diafragma. Mientras se va ejecutando la velocidad de obturación, la imagen se capturará en diversas tomas cada vez más opaca. Así que para corregirlo, hay que modificar los ajustes de la cámara de fotos a una apertura elevada. Con la finalidad de hacer posible el ingreso necesario de luz. Hay que recordar que la apertura del diafragma se describe con el valor f/ y puede ser abierta o cerrada.

Donde los abiertos, se encargar de hacer posible el mayor ingreso de luz. Estos se expresan como  f/1, f/1.2, f/ 1.8, f/2.8, f/3.6 y f/5.6 Mientras que los cerrados, son los que dejan acceder menos luz. Identificándose así como f/8, f/11, f/16, f/22, f/32, o muchos más, según sea el objetivo de la lente.

Hay que considerar, que el valor f  de la cámara, se entiende de dos maneras. Una como la apertura y la otra como las hojas o palas de diafragma de la cámara.  Donde la apertura es la que ajusta la cantidad de luz que ingresa por la cámara. Mientras las palas u hojas del diafragma, son las que se ocupan de adaptar la totalidad de calidad o desenfoque en la imagen.

Cómo hacer fotos en movimiento

En el caso de utilizar el valor f/3.5, la apertura será muy amplia, así que ingresará bastante luz. Si al aplicarse este valor la fotografía continúa saliendo opaca, lo mejor es disminuir el valor f/, según a lo que acceda la cámara. Al momento de considerar lo relacionado a cómo hacer fotos en movimiento. Una alternativa ideal es aplicar el valor f/1.8, el cual puede que otorgue a la imagen mayor cantidad de luz.

También se debe tener en cuenta, que cuando se modifica este ajuste, es decir el de la apertura del diafragma, cambia de igual manera, la profundidad de campo. La profundidad de campo, es un recurso de la composición, ideal para diversos tipos de fotografía. Esto se debe a que modificar la profundidad de campo, hace posible dirigir la mirada del espectador hacia un área específica de la imagen.

Esta indica el sitio de la imagen que se puede observar de manera nítida o enfocada. Por ejemplo, la profundidad de campo se evidencia cuando en una imagen hay lugares con mayor nitidez, mientras que otros son más borrosos. Esto se debe a que la profundidad de campo de esa imagen se localiza en el área de la imagen que tiene mayor nitidez.

Abarca el punto de enfoque, así como del área que se localice por delante y detrás de él. Por lo tanto, depende de manera directa de la distancia focal, la apertura de diafragma y la distancia al plano de enfoque.

Por lo que, es la distancia que existe entre el objeto más lejano y el objeto más cercano que aparecen enfocados dentro de la imagen. Distinguiéndose poca profundidad de campo cuando hay elementos específicos que están enfocados.

Es por ello, que hay que estar atentos de que cuando hay una apertura muy elevada, es decir con un valor f/ muy pequeño, la profundidad de campo es muy escasa. Esto genera que el protagonista de la imagen se encuentre totalmente enfocado. Mientras que su alrededor está con desenfoque.

Así que la apertura el diafragma, tiene como función principal manejar la profundidad de campo.  Para ajustar esta función, se presiona  el modo “A” o “Av.” de la cámara. Con esto se regula el diafragma para que así la cámara calcule el resto de forma  automática.

Sin duda, una de los aspectos que se debe considerar en lo referente a cómo hacer fotos en movimiento, es practicando y aplicando los diversos valores de ajuste. Para así poder saber cuál es el mejor para cada fotografía que se quiera realizar. De esta manera, hay que recordar siempre que mientras más rápida es la velocidad de obturación que se utilice, más diminuto es el valor f/ que se deba utilizar.

Sensibilidad ISO

La velocidad de obturación, la apertura del diafragma y la sensibilidad ISO en fotografía, forman el denominado triángulo de exposición. Por lo que son adaptaciones primordiales  que necesitan  aplicarse para regular la exposición o totalidad de luz de cada imagen.

Así que este valor, tiene la finalidad de señalar la totalidad de luz que requiere la cámara de foto para cada escenario a fotografiar. Esto se debe a que trabaja directamente con la sensibilidad del sensor, al detectar la luz.

Cómo hacer fotos en movimiento

Lo cual se evidencia a que cuando aumenta este valor, se puede obtener más cantidad de luz. Pero al utilizarse menor cantidad de valor, se capta menos luz. Esto ocurre porque la sensibilidad ISO se ubica específicamente en el sensor de la cámara.

Encargándose de calcular el comportamiento del sensor, dependiendo del nivel de luz que tenga el contexto, donde se realizará la captura. Los valores normales de esta  sensibilidad, son 100, 200,400, 800 y 1600. Donde cada incremento genera el doble de sensibilidad.

Estos valores se modifican, según la cantidad de luz que haya en el escenario a fotografiar. Aunque, lo más  conveniente es utilizar frecuentemente un valor bajo para así generar una óptima calidad en la fotografía. Hay que saber que La diferencia entre la sensibilidad ISO, con la velocidad de obturación y el diafragma, es que estos dos últimos parámetros ocasionan el paso natural de mayor o menor cantidad de luz al sensor de la cámara.

Mientras que la ISO lo que realiza, es que incrementa digitalmente la señal, obteniendo así la ganancia de más luz, a pesar de la disminución de la calidad de la fotografía.

Por lo tanto, al aplicar progresivamente lo relacionado a cómo hacer fotos en movimiento, hay que ajustar primero la velocidad de obturación. Seguidamente la apertura del diafragma y luego la sensibilidad ISO. De hecho, cuando ya se vaya ajustar esta sensibilidad, la foto ya debe estar observándose óptima. En el caso de que esto no ocurra y continúe saliendo opaca, es donde hay que ajustar este valor de sensibilidad.

Siempre teniendo en cuenta, que ella le otorgará más luz a la imagen, aunque puede ocasionar mayor cantidad de ruido fotográfico. Lo cual también se debe saber manipular, pues tiende a aparecer, si no se domina la sensibilidad de la forma adecuada. El ruido en el ámbito fotográfico, es el efecto secundario que se genera al incrementar el valor de la sensibilidad ISO, antes de una toma. Es por ello que, mientras más oscuridad haya en el escenario a fotografiar, mayor será el ruido que hará la imagen.

Disparo en ráfaga

Casi todos los modelos de cámara de fotos réflex, tienen la opción de ejecutar disparos en ráfaga. Lo cual es fundamental para capturar adecuadamente las fotos en movimiento. Pues al ejecutarse esta opción, por más que se mueva el pulso de la mano o haya vibración, donde esté localizada la cámara, habrá alguna de las fotos que capture la imagen deseada.

Es decir, de todo el disparo en ráfaga, puede que alguna foto salga borrosa, pero seguramente alguna de ellas si habrá captado el desplazamiento del protagonista de la imagen de la manera adecuada.

Así que hay que verificar en la cámara de fotos, la cantidad que puede hacer con esta alternativo. Pues algunos modelos de cámara de fotos, solo toman máximo 10 fotos en ráfaga por segundo. Incluso hay modelos que hacen posible 3 fotos por segundo. Lo interesante de capturar este tipo de fotografía, es que es toda una experiencia emocionante, controlar los valores adecuados, para adaptarlos a la velocidad del desplazamiento del protagonista de la fotografía.

Además de esto, captar una imagen donde se evidencie la velocidad y movimiento, es un gran logro para los fotógrafos tanto aficionados como profesionales. Esto es fundamental para poder captar la imagen ideal. Por lo tanto, es uno de los aspectos fundamentales de cómo hacer fotos en movimiento. La aplicación de cada ajuste de manera adecuada, es lo que permitirá obtener definitivamente una fotografía auténtica.

Cómo hacer fotos en movimiento

Estabilidad

Lo más recomendable para cualquier tipo de fotografía es que la cámara esté estable. Pues de esa manera se evitará cualquier tipo de movimiento en ella o trepidación. De hecho, en muchas ocasiones es más conveniente utilizar un accesorio que otorgue estabilidad, que sostener la cámara con las manos.

Para ello, lo mejor es contar principalmente con un trípode para cámaras y con un disparador remoto. En lo referente al trípode, este se puede adquirir de diversos tamaños y materiales.

Además, es utilizado para colocar encima de él la cámara de fotos y así estabilizar, evitando el movimiento. Es de mucha utilidad al momento de tomar fotografías o grabar videos, ya que se adapta a cualquier tipo de superficie porque al tener tres patas, esto le otorga mayor estabilidad.

Con el uso de él, se evita la trepidación de la cámara cuando se presiona el pulsador de disparo. Hecho que puede ocurrir  porque la parte de arriba, debe movilizarse debido a sus tres ejes. En cuanto, al disparador remoto, este se usa para orientar los disparos que realiza la cámara al momento en que se están capturando una amplia variedad de fotografías.

Así que uno de los aspectos fundamentales que se deben considerar en lo que abarca el cómo hacer fotos en movimiento es tener accesorios fotográficos que otorguen mayor estabilidad a la cámara de fotos. Pues si se quiere transmitir la sensación de movimiento en la imagen esta se debe captar de la mejor manera posible.

Lo cual se logra ajustando los valores necesarios en el menú de la cámara. Así como, ubicándola a ella en un lugar donde no se pueda desplazar. Porque en el caso de no hacerlo de esa manera, la imagen puede salir muy borrosa. Por lo que cada uno de estos detalles cuenta al momento de generar una óptima imagen.

Aspectos esenciales

Tomando en consideración todo lo antes mencionado, relacionado con cómo hacer fotos en movimiento, también se debe tener en cuenta, una serie de aspectos, que permitirán capturan las mejores imágenes que transmiten la sensación de desplazamiento.

Composición del movimiento

Todo fotógrafo profesional o aficionado, debe conocer que el desplazamiento posee sus leyes se composición. Por lo que la más relacionada a este tipo de fotografía, es la que describe que al momento de fotografiar un artefacto en desplazamiento o con disposición de hacerlo, la composición y el encuadre deben otorgar más cantidad de espacio delante del objeto,  hacia el lugar al que se traslada.

En líneas generales, lo que esto indica es que los componentes en desplazamiento que se localizan dentro del encuadre fotográfico, tienen que ingresar en la fotografía, cediendo más espacio delante de él que por atrás. Así se transmitirá con mayor énfasis la sensación de movimiento en la imagen.

Uso del barrido o Panning

Esta técnica se caracteriza, por inmovilizar al personaje principal de la fotografía, en un escenario con desplazamiento. Es muy utilizado también en la fotografía de deportes. Sin embargo, también se utiliza con frecuencia para fotografiar automóviles en desplazamiento.

Cómo hacer fotos en movimiento

Una de las alternativas más convenientes para aplicarla, es adaptando un velocidad lenta, a 1/60 segundos. Mientras se delinea el movimiento a una velocidad similar a la que está movilizándose el protagonista de la imagen. Es por ello, que se debe tener en cuenta esta técnica, en lo referente a cómo hacer fotos en movimiento. Pues su uso generará unas excelentes imágenes, llenas de mucha creatividad y además de eso serán muy originales.

Así que esta técnica, es una excelente alternativa para captar al fotografiado de manera estática y precisa, mientras que el fondo ofrece una percepción de movimiento. Sin duda, una manera muy peculiar para transmitir de manera única el movimiento y dinamismo del contexto.

Se basa principalmente en movilizar la cámara de fotos con la misma velocidad y dirección en la que se está trasladando el protagonista de la imagen. A esto es lo que se le conoce como barrera la escena. Generando así una sensación de que lo que se encontraba fijo se mueva y lo que se desplazaba salga fijo.

Además se debe considerar que para lograr esta técnica, hay que tomar en cuenta la totalidad de luz que posea el contexto a fotografiar. Según esto se elige una velocidad de obturación más lentas, especialmente las que se eligen cuando no se está aplicando esta técnica.

Sin embargo, al aplicar una velocidad media, se debe tener mucha precisión, ya que si la velocidad de disparo es extremadamente lenta, puede que el protagonista de la imagen se captura muy movido y por ende borroso.

Asimismo, el fotógrafo debe colocarse con una prudente distancia del protagonista de la imagen. Lo cual se debe a que si se localiza cercano a él, puede desplazarse con mayor rapidez en relación con la cámara. Por lo que puede que sea muy complicado lograr los resultados fotográficos que requería el fotógrafo.

Por lo que hay que localizarse en un lugar donde se observe sin ningún inconveniente todo el escenario. Para seguidamente colocar la cámara en un lugar donde se pueda lograr estabilidad al captar la imagen.

Para ello, se puede utilizar una profundidad de campo, según la decisión que tome el fotógrafo. Especialmente, en lo referente a la manera en que desee enfocar al protagonista de la imagen. Así como a desenfocar el fondo, para transmitir la sensación de movimiento. Por lo que se debe ajustar adecuadamente el diafragma de la cámara.

Efecto zooming

Se aplica para trasmitir el efecto de movimiento. Por lo que  se aplica adaptando la velocidad lenta y manteniendo el diafragma de la cámara, lo más cerrado que se pueda. Por lo que  durante la totalidad del tiempo en que el obturador de la cámara esté abierto, se debe modificar la distancia focal del objetivo. Para poder obtener el resultado deseado con este efecto.

Fotosecuencias

Son ideales para este tipo de fotografía. Pues se logra aplicando una secuencia de fotografías. Otorgando un efecto de movimiento del protagonista de la imagen. Además de eso, para lograr un óptimo resultado, solo se debe poseer una cámara de foto que haga disparos en ráfaga, un trípode y un programa de edición.

Fotografía de larga exposición

Uno de los tipos de fotografía más utilizados, especialmente en la fotografía nocturna o de la naturaleza. Pues con ella se fija la cámara de fotos por un tiempo largo, con la finalidad de que esta capte toda la luz presente en el escenario.  Creando así unas maravillosas imágenes, que transmiten una sensación de movimiento.

Otros aspectos

Además de todo lo antes mencionado, para lograr la sensación de transmisión de movimiento en las fotos, también se puede tomar en cuenta la utilización del flash y la exposición prolongada. Así como aplicar filtros de densidad neutra.

También es importante que se tome en cuenta todo lo referente al encuadre fotográfico. Tanto como la utilización del modo manual  y uno de los aspectos también más relevantes, tener mucha paciencia. Si te gustó la información de este artículo quizás también quieras saber más acerca de los accesorios de fotografía.

Deja un comentario