Diafragma de la cámara, similar al iris de tus ojos y más

El diafragma de la cámara, es el que hace posible el paso de la luz al cuerpo de la cámara. Por lo tanto, es el pequeño orificio similar a un ojo, que se encuentra al frente de la cámara. Conoce en este artículo todo lo referente a él.

Diafragma de la cámara

Diafragma de la cámara

El diafragma de la cámara es un dispositivo que se encuentra en el interior del objetivo. Este dispositivo permite el paso de luz al cuerpo de la cámara y la cantidad de entrada dependerá de la intención que tenga el fotógrafo. Lo cual se debe, a que el diafragma puede dejar entrar más o menos cantidad de luz al sensor.

Es por ello, que el diafragma de la cámara está formado por una serie de palas que se abren y se cierran, a la vez que forman un agujero central por donde pasa la luz al sensor, algo parecido a lo que hace el iris del ojo. Por lo que, el diafragma vendría siendo el iris de la cámara.

Es importante tener en cuenta, que el obturador de la cámara permite controlar el tiempo en que entra la luz, mientras que el diafragma de la cámara permite controlar la cantidad de luz que ingresa. Para realizar esta función, el diafragma de la cámara abre y cierra el paso de luz.

Debido a esto, el diafragma de la cámara, es primordial para medir la velocidad focal. Por lo tanto, el diafragma forma parte de los tres principales ajustes primordiales de la cámara que regulan la exposición o cantidad de luz que tienen las imágenes. Siendo los otros dos ajustes, la velocidad de obturación y la ISO.

Para poder comprender todo lo referente al diafragma de la cámara, hay que tener en cuenta que el objetivo es un dispositivo óptico que posee una serie de lentes que sirven para redireccionar la luz desde el exterior hasta el interior de la cámara, para así capturar la imagen.

Diafragma de la cámara

El objetivo posee en su interior un diafragma, el cual es como una membrana opaca que tiene un agujero que puede ser más grande o más pequeño. Mientras más grande es el agujero más luz deja pasar y mientras más pequeño es, menos luz deja pasar.

Por lo tanto si se compara un objetivo de cámara con el ojo humano, la pupila se puede asociar con el diafragma, ya que como es conocido la pupila se contrae o se dilata para dejar pasar más o menos luz  según la iluminación ambiental.

Cuando el ojo percibe mucha luz, la pupila se contrae para así no dejar pasar mucha luz y evitar deslumbrar a la persona. Pero si se está muy oscuro la pupila se dilata para dejar pasar la mayor cantidad de luz posible y así se pueda visualizar lo que se encuentra alrededor.

Además de esto, la pupila tiene 4 milímetros de diámetro, pero si hay mucha luz puede contraerse a 2 milímetros de diámetro. Esto podría equivaler a un diafragma de 8.3. Pero de lo contrario, si hay poca luz, la pupila puede dilatarse hasta tener 8 milímetros de diámetro, lo cual puede equivaler a un diafragma de 2.1.

Por lo tanto, según el objetivo que se utilice, se podrá obtener un diafragma mínimo y máximo diferente. Así que asimilándolo con lo antes descrito, el objetivo es el ojo de la cámara y el diafragma su iris.

Diafragma de la cámara

Recordando que el iris del ojo, es el encargado de regular la cantidad de luz que ingresa al ojo para poder ver de manera correcta. Por lo que, en condiciones fotópicas, es decir de mucha luz, el iris se contrae y reduce la cantidad de luz que llega a la retina. Mientras que en condiciones escotópica, es decir de baja iluminación, ocurre un efecto contrario cuando el iris se relaja.

Apertura del diafragma

La apertura del diafragma de la cámara, es el orificio que se ubica en medio del lente, el cual puede abrirse o cerrarse, según como lo desee utilizar el fotógrafo. Las ventajas de la apertura del diafragma o del tamaño del orificio por el que está pasando la luz, es que permite mayor ingreso de luz.

Por ejemplo, si es más grande el orificio y se está en una escena oscura puede entrar mucha más luz, facilitando así tomar una buena fotografía. Sin embargo, si el orificio es muy pequeño la fotografía se oscurece, por lo que es recomendable utilizarlo de esa manera para fotografiar un día soleado, donde hay mucha luz.

Escala de valores numéricos “F”

El diafragma de la cámara se identifica, por una escala de valores de números “f”de la lente, los cuales son comunes en todas las cámaras y dispositivos fotográficos. Esos valores se denominan pasos de diafragma. En esta escala el diafragma se identifica de dos maneras:

Diafragma de la cámara

Abiertos

En estos, es posible mayor paso de luz y se visualizan como f/1, f/1.2, f/ 1.8, f/2.8, f/3.6 y f/5.6.

Cerrados

Con el uso de estos, hay menor paso de luz y se identifican con f/8, f/11, f/16, f/22, f/32, o muchos más, según sea el objetivo de la lente.

Número f

El número f de la cámara, se puede interpretar de dos maneras. Una de ellas es la apertura y la otra a las hojas o palas del diafragma de la cámara. Donde la apertura se encarga de ajustar la cantidad de luz que pasa por la cámara, mientras que las hojas o palas del diafragma, tienen la función de ajustar la cantidad de claridad o desenfoque en la imagen.

Debido a esto, los números “f”, hacen referencia a la manera de describir el tamaño de la apertura de diafragma con el que se trabaja al momento de capturar la fotografía. Por lo que, la apertura de diafragma indica la abertura física del diafragma de la cámara, pero el número “f” representa esa abertura.

Por lo tanto, el número “f” se refiere específicamente a la abertura física del diafragma de la cámara, es decir al diámetro del orificio que dejan las palas. Es por ello, que en todos los objetivos se obtiene la misma escala de números f, así el tamaño físico de sus diafragmas sea grande o pequeño.

Pasos o f stops

La apertura de diafragma de la cámara, se distribuye en pasos o f stops, los cuales no poseen una secuencia lineal, si no que hacen referencia al tamaño de la abertura del orificio que dejan las palas. Estos pasos son:

Pasos de diafragma

El paso de diafragma, representa el salto de un valor f/ al siguiente. Un ejemplo de este, es que cada paso hacia arriba en la escala, quiere decir que se divide por dos la cantidad de luz que ingresa por el objetivo. Por ejemplo f/4 abarca la mitad de la luz que f/2.8.

Mientras que cada paso hacia abajo en la escala, quiere decir que se multiplica por dos la entrada de luz en comparación con el paso anterior de la escala. Por ejemplo f/8, representa el doble de luz que f/11.

Debido a esto, mientras más grande sea la apertura, podrá ingresar mayor cantidad de luz. Pero si el número que acompaña al objetivo es menor, la cantidad de luz que ingresará será mayor, teniendo así más iluminación.

Por lo tanto, el valor del diafragma y su significado contradicen la intuición. Es decir cuando el diafragma de la cámara tiene un valor muy bajo significa que está muy abierto, lo cual hace que entre mucha luz. Pero si el valor del diafragma de la cámara es alto, significa que está muy cerrado y entra poca luz.

Pasos intermedios

Comúnmente se utilizan los pasos de diafragma descritos anteriormente, a los cuales se les considera enteros. Sin embargo, con el desarrollo de las cámaras fotográficas, las numeraciones f/ del diafragma de la cámara ahora son muchas más. Por lo tanto, a esto se les denomina como pasos intermedios y fueron creados para ajustar con mayor precisión la apertura de diafragma.

Un ejemplo de pasos intermedios en el diafragma de la cámara son f/3:5 o f/5. Pero es importante tener en cuenta, que no es usual encontrarlos en la mayoría de las cámaras, si no en algunas. También se conocen como pasos medios o tercios y se activan o desactivan en el menú de la cámara.

Diafragma de la cámara: Descripción en el objetivo

Por ejemplo en el objetivo de la cámara, los números que se encuentran escritos a su alrededor, significan diversas funciones. Entre estas se encuentran, la distancia focal mejor conocido como el zoom y también se indica el diafragma que deja ingresar más luz.

Debido a esto, el número “f” que se describe en el objetivo de la cámara, constituye a la apertura máxima que se obtendrá con ese objetivo. De hecho, en diversos objetivos zoom se puede visualizar que existe un intervalo de números “f”, lo cual tiene como significado que la apertura máxima puede variar según sea la distancia focal que se esté usando.

Usualmente los objetivos zoom con un número “f” fijo, pueden ser mejores que los otros, pero también son muy costosos. Además los objetivos de focal fija, poseen una apertura máxima, mucho más grande que la de los objetivos zoom.

Ajustes esenciales de exposición

Una vez explicado todo lo antes descrito, se debe recordad que la imagen se integra de diversos elementos que se relacionan conjuntamente. Pero tres de ellos son los fundamentales para una buena exposición, estos son: la velocidad de obturación, la sensibilidad ISO y la apertura de diafragma. Por lo tanto es esencial que cada fotógrafo o aficionado, sepa utilizar estos tres ajustes, para obtener una buena fotografía.

Para poder lograr un mismo nivel de exposición, se debe modificar uno de los tres elementos antes mencionados, pero siempre se debe tener en cuenta que al modificar uno, se deben ajustar los otros dos, utilizando la ley de reciprocidad.

La ley de reciprocidad o ley de Nunsen- Roscoe, hace referencia a que el nivel de exposición de una fotografía es proporcional a la cantidad de luz que incide sobre el sensor. Esta cantidad se obtiene a partir del producto de intensidad por el tiempo.  Donde la intensidad se regula a través de la apertura del diafragma que se utiliza en cada toma.

Mientras que la exposición, depende del nivel se sensibilidad que se considere, así como del tiempo de exposición del sensor (T) y de los abierto o cerrado que se encuentre el diafragma del objetivo. Conoce más acerca del encuadre fotográfico.

Calidad de imagen

En el diafragma, la mayor calidad de imagen, es decir de nitidez, se encuentra al utilizar entre f/5.6, f/8 y f/11. Debido a esto, la apertura de diafragma también juega un rol importante con la nitidez de la imagen. Esto se debe a que todos los objetivos poseen una apertura que hace posible la máxima nitidez. A esto también se le conoce como punto dulce del objetivo o Sweet Spot.

Punto dulce

El punto dulce se ubica en las aperturas intermedias, dependiendo de cada objetivo y de la focal que se utilice. Por lo tanto, si se desea obtener una nitidez más grande, no se debe situar en los extremos de apertura ni de la focal.

Es por ello, que el punto dulce de un objetivo se refiere a la apertura de diafragma óptima en la que ese objetivo en concreto consigue más nitidez en el plano de enfoque. Por lo tanto, cada objetivo posee su propio punto dulce, que usualmente corresponde a dos o tres pasos de diafragma por debajo del diafragma máximo.

Para comprobar en la cámara el punto dulce, se debe ubicar la cámara encima del trípode o de una superficie estable y tomas diversas fotos iguales, teniendo el mismo punto de enfoque, variando la apertura del diafragma, sin olvidar la ley de reciprocidad, para obtener la misma exposición en todas las fotografías.

Posteriormente se debe comparar un recorte del punto de enfoque para descubrir en cuales aperturas se obtuvo mejores resultados. Hay que tomar en cuenta que en los objetivos zoom, también se encuentra el término punto dulce, haciendo referencia a la distancia focal en la que el objetivo otorga mayor nitidez.

Difracción

Se relaciona también con la nitidez de la fotografía y la apertura de diafragma de la cámara. La difracción constituye a la forma natural en que un haz de luz  puede dispersarse al pasar por el agüero muy estrecho. Por lo que, si el agujero que deja libre el diafragma del objetivo es muy pequeño, la luz se dispersará al pasar por él y llegará de forma distorsionada al sensor. Debido a eso, dicha distorsión en la captación de la luz, se interpretará como un descenso de la nitidez de la fotografía.

Profundidad de campo

La profundidad de campo constituye un recurso de composición muy bueno para algunos tipos de fotografía. Variar la profundidad de campo puede permitir dirigir la mirada del espectador de la fotografía hacia un sitio determinado de la imagen.

Por lo tanto esta profundidad hace referencia  al área de la imagen que se puede visualizar como nítida o enfocada. Un ejemplo de esto, es cuando en una imagen se observan áreas más nítidas y otras más borrosas, la profundidad de campo de esa imagen es la de la zona de la imagen que se visualiza como más nítida.

La profundidad de campo consta no solo del punto de enfoque, sino de toda el área que se encuentre por delante y por detrás de este que el ojo capta con una nitidez considerable. Por lo tanto, la profundidad de campo depende directamente de la distancia focal, la distancia al plano de enfoque y la apertura de diafragma.

Debido a esto, la profundidad de campo constituye la distancia que hay entre el objeto más lejano y el objeto más cercano que aparecen enfocados dentro de la imagen. Hay poca profundidad de campo cuando hay elementos determinados que están enfocados. Mientras que hay mucha profundidad de campo cuando todo aparece enfocado.

Diafragma de la cámara

Es por ello que al manipular la apertura del diafragma de la cámara, se altera la profundidad de campo, ya que ambas se relacionan. Por lo que, cuando se altera el diafragma se altera la profundidad de campo.

En la apertura de diafragma, mientras más abierto se encuentre, es decir cuando es menor el número “f”, menor será la profundidad de campo de la imagen. Lo cual indica que los elementos que se encuentren en ella estarán desenfocados.

Mientras que cuando menos abierto esté el diafragma, es decir cuando el número “f” sea mayor, la profundidad de campo también será mayor. Indicando que los elementos que se visualizan en la imagen aparecen con nitidez.

Por lo tanto, el diafragma que permite entrar más  menos luz, tiene como función principal de controlar la profundidad de campo. Esto se puede lograr, pulsando el modo “A” o “Av” de la cámara, el cual permite regular el diafragma para que la cámara calcule el resto de manera automática.

Un ejemplo de cómo utilizar el diafragma según el tipo de fotografía, puede evidenciarse de la siguiente manera: cuando hay poca profundidad de campo, se puede lograr un buen retrato, mientras que si hay una mayor profundidad de campo, se puede obtener una buena fotografía de paisaje.

Diafragma de la cámara

La profundidad de campo, también se puede regular cuando se utilizan diversas distancias focales. Cuando hay un objetivo muy angular, se visualiza un campo de visión muy amplio de muchos grados, otorga una gran profundidad de campo. Debido a esto, las grandes aperturas, además de lograr una mayor entrada de luz, también pueden centrar la atención por medio del desenfoque que proporciona.

Por lo tanto, para lograr una buena fotografía, debe haber una buena combinación entre el diafragma de la cámara, la distancia focal del zoom y la distancia en que se encuentre el objeto o persona a fotografiar.

Recordando que si la persona está muy lejos de la cámara se obtendrá más profundidad de campo, mientras que si se ubica más cerca de la cámara habrá menos profundidad de campo. Debido a esto, la profundidad de campo depende solo del diafragma de la cámara.

Ajuste del diafragma de la cámara

Un ejemplo del ajuste del diafragma, se puede visualizar en la cámara réflex de  la marca Canon,  donde se puede ajustar en el dial de modos, seleccionando la opción “Av”, la cual permite modificar el F-STOP o la apertura y se gira la rueda. En algunos modelos de cámara, esto se regula en la misma pantalla.

También se puede pulsar a la opción “M” o manual, la cual se puede utilizar cuando el fotógrafo tiene experiencia y conoce el funcionamiento del triángulo de exposición. Con la opción manual, es posible modificar el F-STOP, la ISO y la velocidad para obtener el efecto que se desea.

Formas precisas de exponer las imágenes

Es indispensable tener en cuenta al momento de tomar una foto, que la imagen no pierda ningún detalle en sus áreas más oscuras o en sus zonas más luminosas.

Imagen subexpuesta

Ocurre cuando las imágenes pierden detalles en sus zonas más oscuras.

Imagen sobreexpuesta

Se evidencia cuando las imágenes pierden detalles en sus áreas más iluminadas.

Luminosidad del objetivo

La luminosidad del objetivo, hace referencia a la capacidad de apertura de diafragma máxima. Esto se debe a que mientras más bajo sea el valor “f”, más luz ingresa a través del objetivo de la cámara, lo cual hace que se considere un objetivo luminoso.

Diafragma de la cámara

Un ejemplo de esto se visualiza si en la descripción del objetivo está escrito Objetivo zoom 18-55 mm 1:3,5-5,6, esto significa lo siguiente:

  • La distancia focal del objetivo se modifica entre los 18mm y los 55mm.
  • Así mismo, la apertura máxima del diafragma de la cámara es de f/3,5 en su mínima distancia focal (18mm).
  • La apertura máxima de diafragma es de f/5,6 en su máxima distancia focal (50mm).

Debido a esto, con ese objetivo, es posible abrir el diafragma de la cámara hasta un máximo de f/3,5 cuando se trabaje en 18mm y un máximo de f/5,6 en 50mm. En el caso de tratarse de ópticas fijas, el objetivo hace referencia solamente a la apertura máxima y la focal fija 50mm 1:1,4 , siendo la apertura máxima de ese objetivo f/1,4.Por lo que entre el zoom y la óptica fija, el 50mm fijo, constituye el objetivo con mayor luminosidad.

Una vez conocido todo lo antes descrito, referente al diafragma, es fundamental siempre recordar que es esencial recordar los números  la apertura. Una manera sencilla de recordarlo es que el menor número “f” representa a la mayor apertura, mientras que el mayor número “f” es la menor apertura.

Si te gusto la información de este artículo, quizás te interese conocer más acerca de aprender fotografía.

Deja un comentario