Encuadre fotográfico, todo para ubicar tu imagen bien

El encuadre fotográfico es todo aquel fragmento que el fotógrafo, decide que va a capturar en su fotografía, es por ello que es importante saber cómo capturar los mejores encuadres, conoce en este artículo todo lo referente a ellos.

Encuadre fotográfico

Encuadre fotográfico

Para tener un buen resultado fotográfico, es esencial realizar un óptimo encuadre fotográfico al momento de capturar una imagen, esto se debe a que por medio de él se decide qué saldrá en la fotografía y qué quedará excluido de ella, con la finalidad de destacar determinados elementos que se puedan transmitir a través de la imagen.

El encuadre fotográfico, es el trozo de espacio que captura el objetivo de la cámara y que constituirá el resultado de plano que se obtendrá en la fotografía. Para realizar un buen encuadre fotográfico, es esencial que el fotógrafo o la persona que toma la fotografía, primero piense qué es lo que quiere destacar en la captura.

En lo referente a la composición fotográfica, el encuadre es uno de los elementos más destacados, sin olvidar la iluminación, enfoque o perspectiva. Pero indudablemente lo primero que se decide al momento de capturar una imagen es el encuadre fotográfico.

Debido a esto, el encuadre fotográfico se puede comprender como el escenario en donde suceden las fotos. Además, es un elemento esencial al momento de construir las fotografías y esto se debe a que los bordes de la fotografía, por lo general son rectangulares y ejercen mucha influencia en el contenido de ella y en las sensaciones que transmite.

Es importante saber, que para lograr un buen encuadre fotográfico, se debe principalmente tener conocimientos en composición fotográfica y practicar tomando muchas fotos hasta obtener el resultado deseado en la fotografía.

Encuadre fotográfico

Formas de encuadrar

Según lo que se quiera fotografiar, se deben determinar las formas de encuadrar, las que se utilizan comúnmente son las siguientes:

  • Decidir con anticipación el encuadre fotográfico, para que una vez que se decidan los elementos a fotografiar, se puedan adaptar los parámetros de la cámara, para tomar la fotografía.
  • Mientras se encuadra, se debe componer la fotografía, por lo tanto se deben decidir los elementos que se insertarán o no en las fotografías en el momento previo a apretar el disparador de la cámara.
  • Se puede tomar la fotografía, para luego reencuadrarla con un programa de edición en la computadora.

Tipos de encuadre

Los encuadres se clasifican de diversas maneras:

Según la posición de la cámara

Al realizar una fotografía se debe decidir primero en qué posición se desea capturar la imagen, por lo tanto la foto se puede tomar de la siguiente manera:

Encuadre horizontal

Esta posición de la cámara, es la más natural, ya que por medio de ella se puede transmitir armonía y estabilidad. Se utiliza usualmente para fotografías paisajes. Es el encuadre más utilizado, ya que es el más natural y sencillo. Además de esto, se puede utilizar aplicando la regla de los tercios o el espacio negativo. Se utiliza usualmente para fotografiar paisajes, retratos de grupo y retratos de publicidad.

Encuadre vertical

Denominado también como encuadre de retrato, ya que es más alto que ancho. El uso de este encuadre es de gran utilidad cuando el objeto o la persona que se quiere destacar en la fotografía, tiene dimensiones que son más altas que anchas. Por lo tanto se puede aplicar para fotografiar un edificio, árbol o el cuerpo humano completo.

Se utiliza mucho en la fotografía de arquitectura, así como en retrato de plano medio.  A través de este encuadre se hace posible la concentración en el objeto principal de la imagen, ya que delimita mejor el espacio horizontal que es mínimo.

Por lo tanto, crea una ilusión de profundidad, transmitiendo a su vez fuerza y firmeza. También se utiliza en la fotografía publicitaria.

Encuadre Inclinado

Aunque muchas personas no lo consideran como un tipo de encuadre, ya que usualmente las fotografías se tomas de manera horizontal o vertical, este encuadre fotográfico se logra colocando la cámara de manera inclinada.

Posición que usualmente se le denomina encuadrar. Las fotografías tomadas con esta posición son ideales para transmitir acción, fuerza, inestabilidad o dinamismo. Se utiliza generalmente al fotografiar deportes extremos o escenas donde se transmite sensación de acción y movimiento.

Planos a utilizar en la fotografía

Otra de las opciones para obtener un buen encuadre fotográfico, es la de los planos, los cuales pueden ser:

Plano general

Se utiliza para mostrar el cuerpo completo.

Plano americano o tres cuartos

Abarca un plano amplio pero que no exhibe el cuerpo completo. Usualmente al realizar un retrato se suele seccionar o cortar a partir del muslo o rodilla.

Plano medio

Es un plano más cercano, que se realiza seccionando a partir de la cintura.

Plano medio corto

Se conoce también como plano busto, ya que captura a partir de los hombros y parte del pecho de la persona, con este plano se puede retirar o aislar un objeto del resto del ambiente que rodea la fotografía.

Primer plano

Este plano se utiliza para captar los hombros y el rostro, se considera un plano más íntimo.

Primerísimo primer plano

Es una toma más cercana todavía al objeto o persona a fotografiar, en el caso de la persona se toma como referencia el mentón.

Plano detalle

Con esta fotografía se resalta un elemento específico del objeto o persona a fotografiar. Este plano se realiza generalmente en la fotografía de producto, ya que permite que el consumidor pueda conocer e indagar a fondo lo que va a comprar.

Reglas o leyes de composición

Para obtener una buena fotografía es esencial aplicar las reglas de composición, las cuales son una guía que permitirá obtener los mejores elementos que funcionan al momento de realizar un encuadre fotográfico, por lo tanto es esencial conocerlas bien , las más destacadas son:

La regla de los tercios

Generalmente esta es la primera regla que se aplica en la fotografía, esto se debe a que se basa en dividir el encuadre fotográfico en nueve partes con dos líneas imaginarias verticales y dos líneas imaginarias horizontales paralelas y equidistantes, formándose cuatro puntos en los que se cruzaran, que se denominan puntos fuertes.

Debido a esto, es esencial que los elementos que más se quieran destacar en la fotografía, los de mayor importancia, se encuentren en esos puntos o líneas. Además de esto, hay que destacar que muchas cámaras fotográficas tienen como opción la de visualizar en su LCD una rejilla (conocida como grid en inglés), la cual se utiliza para trabajar los tercios.

La regla del movimiento y regla de la mirada

Constituyen dos reglas básicas de la composición de retratos. Estas consisten en respetar la dirección en la que mira la persona que se está fotografiando, con la finalidad de dejar un espacio delante de su mirada. Ese espacio libre siempre debe quedar por delante de la persona,así sea de izquierda, derecha, arriba o abajo.

Encuadre fotográfico

La regla de líneas y horizontes

Esta regla se puede utilizar al tener en la composición líneas verticales con gran potencial, por ejemplo un camino o vía, con la finalidad de hacer un encuadre fotográfico de manera que las líneas guíen la mirada hacia el objeto que se quiere destacar en la fotografía.

Además de esto, se debe pretender que los horizontes o líneas verticales encajen con una de las líneas de la regla de los tercios, es importante tener en cuenta que un horizonte alto proporcionará mayor peso a lo que se encuentra por debajo, mientras que un horizonte bajo proporcionará más protagonismo al cielo y las nubes.

Elementos a tomar en cuenta en el encuadre fotográfico

Entre los principales elementos que se deben tomar en cuenta para realizar un buen encuadre fotográfico se encuentran:

Espacio negativo

El espacio negativo, constituye los grandes espacios vacíos que hay dentro de una fotografía, que generalmente se encuentran a un lado, estos espacios son normalmente en blanco o negro.

Cabe destacar que la lejanía del elemento central de la fotografía, rellenando el resto de la foto de un espacio vacío hace posible la transmisión de una información adicional de aislamiento, soledad o calma a la imagen. Este recurso fotográfico no se utiliza con frecuencia, ya que se enfrenta a la regla de composición consistente en rellenar el encuadre.

Dinámica del encuadre

La dinámica del encuadre se evidencia cuando se recorre en una imagen los elementos que lo conforman. Es por ello que según los elementos que se incluyan en la fotografía y la relación que se establezcan con los bordes del encuadre, se obtendrá una mayor o menor influencia en la imagen.

Esto se debe a que la mirada del espectador, usualmente buscar ser orientada a transitar una fotografía, ya que el encuadre y las líneas, identificada o no, le indicarán a los ojos el camino a transitar al tiempo que se evidencian los mensajes, apoyando a transmitir de mejor manera las sensaciones.

Establecer el centro de interés

El centro de interés, es aquello que se quiere destacar en la fotografía, es decir, el elemento principal que se quiere enseñar en la fotografía. Por lo tanto es fundamental saber qué es lo que se quiere destacar.

Aunque se denomina como centro de interés, no es necesario que el objeto o la persona a fotografiar se ubique en el centro de la foto, ni tampoco ser lo que ocupa la mayor parte de esta.

Es fundamental tener en cuenta que antes de tomar una foto se debe decidir el motivo sobre el que se quiere tomar la fotografía y una vez decidido lo que se debe realizar es enfocar o desenfocar el elemento en el que se quiere centrar el interés.

Re encuadrar

Constituye a una técnica que se refiere a que una vez que se toma la fotografía, tiene que editarse en la computadora, con la finalidad de obtener el encuadre anhelado. Por lo que, primero se captura la fotografía y posteriormente se busca el mejor encuadre.

Aunque se pueden realizar diversos encuadres en una sola escena, el reencuadre se refiere a cuadrar nuevamente después de que la fotografía ha sido tomada, para obtener mayor o menor fuerza, según lo que se quiera transmitir con la imagen.

Relleno del encuadre fotográfico

Al tener la intención de querer contar algo en una foto, se debe llenar la mayor parte con ese elemento, es decir que este se convierta en el centro de atención. Lo importante es no destacar tantas cosas en una misma fotografía, para así no restarle importancia al elemento principal.

Apoyarse en las líneas

En las artes visuales, las líneas constituyen un elemento fundamental, ya que ofrecen formas y contornos. A través de las líneas se encamina la mirada del espectador de una parte de la foto a otra.

Por lo tanto, las líneas representan uno de los elementos de mayor eficacia al momento de dirigir la mirada del espectador de la foto hacia donde el fotógrafo quiera que mire.

Las líneas horizontales, verticales y diagonales, forman parte de los elementos compositivos que brindan un gran significado a las imágenes. Otro tipo de líneas especiales son las líneas convergentes, las cuales son las líneas paralelas que debido al efecto de la distancia, terminan encontrándose en un mismo punto.

Trabajar el flujo

Luego de haber trabajado las líneas, se puede tratar el flujo, el cual en el ámbito fotográfico, es la manera en el que la mirada del espectador se traslada de una parte de la fotografía a otra. El flujo se puede definir por medio del uso de las líneas. Esto se debe a que las líneas pueden ser horizontales, verticales, diagonales, convergentes o divergentes.

En algunos casos, el flujo creado por las líneas, puede ser nítido y claro, como los laterales de un edificio que convergen hacia al cielo. Debido a esto, la mirada del espectador deber ser capaz de transitar los elementos de una parte a otra de la imagen.

Es importante destacar, que el flujo crea la ilusión de movimiento, o la ausencia de movimiento, si es lo que se desea. Es por ello, que las líneas diagonales se consideran en muchos momentos como las más dinámicas, pero las líneas horizontales y verticales se consideran más estáticas.

Por lo tanto, un equilibrio acorde y cuidadoso de elementos estáticos y dinámicos hará posible un sentido global de movimiento en las fotografías.

Jugar con la dirección

La dirección es muy parecida al flujo, ya que crea la ilusión de movimiento. Esto se debe a que si hay algo en la fotografía que parezca estar en movimiento, tiene una dirección en la que se mueve.

Por ejemplo, lo que representa las luces del semáforo para los peatones. En el color rojo, se encuentra una figura que representa a un peatón inmóvil, que tienen las piernas juntas y los brazos bajados.

De manera visual no presenta ningún rasgo de estar en movimiento. No obstante, la figura del peatón verde, que indica que se puede cruzar, tiene una dirección en la cual se está moviendo.

Debido a esto, la dirección en fotografía se puede crear de diversas maneras, ya que una figura a punto de cruzar una calle puede transmitir movimiento a pesar de que el espectador la observe estática y no tenga movimiento en sus brazos y pies.

Elementos repetidos

Repetir algún elemento, puede transmitir un sentido de relación de diferentes partes de una imagen. Un ejemplo de esto es cuando se toma una foto de un grupo de pájaros, los cuales pueden estar moviéndose en conjunto por el aire, definiendo formas interesantes en el cielo y agregando información sobre la dirección de la fotografía.

Los elementos repetidos, en algunos momentos también pueden ofrecer componentes psicológicos, tales como el sentido de la unión y el compañerismo.

Los colores dicen algo

Hay dos tipos de colores, los cálidos y los fríos. Siendo la gama de colores cálidos, los rojos, naranjas y amarillos. Mientras que los colores fríos son los azules, verdes y morados o violetas. Además de esto hay diversos elementos psicológicos asociados a los colores. Conoce más acerca de las fotos blanco y negro.

Un ejemplo de esto, es que los azules se consideran como colores que transmiten serenidad, sin embargo, en el caso de los colores rojos, son considerados como colores más temperamentales. Debido a esto, siempre se debe tener presente que el color es un elemento fundamental en la composición en fotografía.

Es por ello, que el fotógrafo debe conocer lo referente a la psicología del color. Así como debe tener conocimiento de lo referente a los colores, siempre se debe prestar atención al contraste tonal, el cual es la diferencia de luminosidad entre las partes más claras y más oscuras de una fotografía.

Encuadre fotográfico

Interés de los grupos de tres

En muchas ocasiones, se ha utilizado como uno de los mayores elementos el fotografiar grupos de tres elementos o elementos de manera impar.

Esto se debe, a que un solo elemento puede transmitir soledad o aislamiento, con dos elementos una fotografía puede quedar muy bien equilibrada y estática, mientras que cuatro elementos pueden ser muchos para distribuir.

Debido a esto, las personas utilizan como centro de interés de las fotografías, la agrupación de tres elementos.

Trabajar en tres dimensiones: frente y fondo

En una fotografía el contenido del frente y del fondo, es muy importante. Además de esto, tanto en el fondo como en el frente se encuentran, tienen importancia otros elementos compositivos, tales como las líneas o los colores.

Por lo tanto, lo más importante es que en el frente y en el fondo, no se encuentren muchos detalles que distraigan la vista del espectador del centro de interés.Para esto es fundamental tener conocimientos de la profundidad de campo.

Para encontrar mayor o menor nitidez en el fondo, se debe realizar la apertura del diafragma que se esté utilizando al momento de hacer las fotografías.

Enmarcado natural

Muchos elementos pueden apoyar a colocar un marco para resaltar el centro de interés de la fotografía. De hecho, parte de esos elementos son muy claros, cubriendo completamente parte de la fotografía, como ventanas o puertas.

Sin embargo, otros elementos actúan de una manera menos clara, como las señales de tráfico o las ramas de los árboles, entre otros. Por lo tanto, cualquier elemento que aprisione el centro de interés, permitirá enmarcar la foto, encaminando la atención al elemento que se quiere resaltar.

Las curvas en “S”

Uno de los elementos más utilizados en la fotografía son las curvas en “S”. De hecho, se relacionan con la sensualidad. Además, transmiten movimiento y ayudan a conducir la mirada. Un ejemplo de estos, son la carretera, una vía, un camino o el curso de un río. Ya que estos constituyen elementos visuales muy importantes que pueden otorgar mucho interés a la fotografía.

Formato del encuadre

Los bordes del encuadre y la proporción de estos, son elementos fundamentales en una fotografía, ya que por medio de ellos se puede generar diversas sensaciones en el espectador. Es por ello, que el formato de encuadre, tiene como función el separar a la imagen de todo lo que se encuentra a su alrededor, es decir, encuadrándola de manera que pueda controlar su composición.

Según lo que se quiera transmitir, se debe definir el formato de encuadre. Sin embargo, las fotografías aunque pueden aportar sensación de profundidad, solo tienen dos dimensiones: alto y ancho. Es por ello que al hacer referencia a la proporción o formato del encuadre, se refiere a la relación matemática que hay entre el alto y ancho del encuadre. Los cuatro tipos de formatos son:

Formato estándar 3:2 (Ancho x Alto)

Este constituye el formato más usado por los sensores de las cámaras fotográficas, así sean de 35 mm (ancho del sensor o película) o no. Es un formato muy conocido, ya que representa de muy buena manera la sensación de horizontalidad de la visión que tiene el ser humano.

Formatos intermedios 4:3

Este formato, se utiliza con mayor frecuencia, desde que existen las cámaras digitales, ya que estas ofrecen una sensación más natural de sus imágenes. Sin embargo, en lo referente a la composición, debido a que no hay una dirección dominante (porque se marca menos la diferencia entre el ancho y el alto del encuadre), no permite destacar mucho los elementos en la escena.

Formato cuadrado

Su relación es de 1:1, lo cual significa que tanto el ancho como el alto son iguales. Sin embargo, hay pocas cámaras que permiten disparar de manera automática en este formato. Es por ello, que usualmente se obtiene el formato cuadrado recortando la foto en un programa de edición de la computadora.

Debido a esto, no se utiliza con frecuencia, pero a través de este formato se puede aprovechar la sensación de simetría y equilibrio que transmiten, para posteriormente fracturarla al momento de disponer los elementos destacados.

Panorámica

La panorámica es un tipo de imagen, que se evidencia cuando el ancho del encuadre es mucho mayor a su alto. Debido a esto, la panorámica hace posible el crear un marco horizontal, que esté acorde con la línea del horizonte, lo cual es fundamental en la fotografía de paisajes.

Usualmente, en las fotografías panorámicas, la longitud de la escena es fundamental, mucho más que la profundidad que puedan lograr transmitir.

Encuadre fotográfico

Consejos para hacer un encuadre fotográfico

Para realizar un buen encuadre fotográfico, se pueden seguir los siguientes consejos:

Reglas

Es esencial conocer y aplicar todo lo referente a la regla de los tercios, la regla del movimiento y regla de la mirada y la regla de líneas y horizontes. Las cuales fueron descritas anteriormente.

Programas de edición

El encuadre fotográfico es más recomendable realizarlo al momento de capturar una imagen, sin embargo, la mayoría de los programas de edición hacen posible recortar una fotografía con la finalidad de obtener un nuevo reencuadre. Es por ello, que al momento de tomar una fotografía, lo mejor es que se capture con la máxima resolución que tenga la cámara.

Si se quiere obtener el encuadre fotográfico por medio de un programa de edición, lo que se aconseja es que al instante de capturar la fotografía se realice el encuadre lo más amplio que se pueda para posteriormente recortarla sin que la fotografía quede de un tamaño pequeño. Entre los programas más conocidos se encuentra Photoshop o Lightroom.

Marcos para practicar un encuadre fotográfico

Un encuadre es la base de una buena foto, por lo tanto para lograr un buena encuadre fotográfico no es necesario contar con una cámara de alta resolución, ya que se puede lograr incluso con un teléfono celular, lo más importante es saber las técnicas necesarias para capturarlo.

La práctica es esencial, por lo tanto las siguientes opciones te proporcionarán elementos para realizar un buen encuadre fotográfico:

Marco

Uno de los elementos esenciales para poder practicar un encuadre fotográfico es observar alrededor por medio de un marco que determine los límites de la foto. Si se puede hacer con una cámara digital, es lo ideal ya que el ejercicio es más real y permitirá examinar posteriormente las capturas realizadas. Debido a esto se puede obtener un marco de la siguiente forma:

  • Es preferible utilizar para practicar, la cámara digital de fotos.
  • También se puede usar la cámara del teléfono celular.
  • Si no se cuenta con un elemento digital, se puede hacer un pequeño marco de cartulina, preferiblemente de color negro. Lo recomendable es que se pueda trasladar a cualquier lugar y se pueda guardar en un bolso o cartera.
  • Sin embargo, si no se cuenta con ningún elemento se puede practicar el encuadre fotográfico colocando los dedos de la mano en forma de marco.

Fotografía de la naturaleza

Al momento de fotografiar elementos de la naturaleza, como un ave, generalmente se captura la foto sin tomar en cuenta el encuadre, ya que el desplazamiento de las aves es muy rápido y no se puede tomar mucho tiempo para fotografiarlas. Por lo tanto, lo mejor es capturar las fotos de las aves al momento y luego realizar el encuadre en un programa de edición.

Si te interesó este artículo, quizás quieras saber más acerca de la fotografía básica.

Deja un comentario