Equipo para un estudio fotográfico, descúbrelo aquí

Si eres un fotógrafo profesional o estás pensando en dedicar tu vida a esta apasionante carrera, debes conocer todo lo relacionado a lo que debes tener para armas tu propio equipo para un estudio fotográfico. En esta ocasión Entre curiosos te describirá todo lo relacionado a este tema.

Equipo para un estudio fotográfico

Equipo para un estudio fotográfico

En el ámbito fotográfico puedes realizar cualquier tipo de trabajo artístico, uno de estos es la fotografía de interiores. La cual se realiza en un estudio fotográfico. Para poder obtener resultados óptimos de cada una de tus tomas lo mejor es que lo tengas adecuado lo más apto posible. Quizás no cuentes con un amplio presupuesto porque te estás iniciando en esta labor, sin embargo con poseer el correcto equipo para un estudio fotográfico, ya tendrás lo primordial.

En el estudio fotográfico, puedes poseer todo tipo de accesorios de fotografías e incluso kit de iluminación. Todo dependerá de tu estilo fotográfico o del proyecto que vayas a fotografiar en él. Generalmente estos espacios se utilizan para tomar fotos de fotografía de productos y también de fotografía de retrato. Sin embargo, esas son solo algunas de las opciones pues en él puedes lograr mucho más.

Además debes tener en cuenta que en algún momento te toparas con estudios fotográficos profesionales que ofrecen el servicio de alquiler, aunque pueden ser caros. Es por ello, que tú mismo puedes montar tu propio estudio fotográfico, para así adaptarlo a tus requerimientos y aparte de eso tenerlo incluso en tu propia casa o lugar cercano.

Debido a esto, si tu tipo de fotografía es la de moda, de producto, con fondo negro o incluso de retrato. Lo mejor será que cuentes con tu propio equipo para un estudio fotográfico.

Iniciar con el montaje del estudio

Una de las primeras acciones que debes hacer al decidir montar o hacer tu propio estudio fotográfico es investigar todo lo referente al equipo que necesitas para llevar a cabo tu labor en la fotografía. Esto puede ir desde saber seleccionar la batería para cámara que más se adapte a tu equipo hasta el foco de luz más importante para apoyar tu iluminación.

También ten presente que el equipo para un estudio fotográfico, también te servirá cuando practiques los distintos estilos fotográficos. Y lo mejor de todo, sin tener que ir a otro lugar, donde te pongan determinadas normas de uso.

Por lo tanto, para poder saber cuál es el equipo fotográfico que requieres para tu estudio, debes tener claro el tipo de fotografía que más realizarás allí. Pues el uso de cada accesorio de fotografía, varía dependiendo de la utilidad que se le otorgará. Especialmente los relacionados con la luz. Pero, tranquilo, una vez que inicies, con el paso del tiempo irás conociendo qué será lo más conveniente de tener según los trabajos que vayas a realizar.

Espacio adecuado

Cuando ya tienes decidido el tipo o los estilos de fotografía a los que te quieras dedicar y los servicios que quieras ofrecer con tu trabajo, debes iniciar estableciendo o buscando un espacio adecuado para tu estudio. Incluso si tus expectativas van mucho más allá de tu ámbito profesional y también si tu presupuesto lo permite, puedes en algún momento también utilizarlo para alquilarlo.

Así que lo mejor será que busques un lugar cómodo donde puedan estar ubicados adecuadamente todos los equipos para fotografía y muy importante, donde tú puedas desplazarte sin ningún inconveniente. No es necesario que sea un espacio extremadamente amplio. Pero si lo suficiente para que puedan estar allí todos los accesorios de fotografía, el personal que esté trabajando contigo en la sesión fotografía, los modelos o artefactos que se van a fotografiar y por supuesto tú.

De allí, que también tomes las previsiones al momento de seleccionar tu equipo para un estudio fotográfico, en lo referente a lo que puede que requieras para cada sesión fotográfica. Incluso como se mencionó anteriormente, quizás en ocasiones tengan que estar más personas apoyándote en las tomas de cada foto. Esto especialmente ocurre cuando se realizan grandes proyectos fotográficos, donde haya que hacer cambios constantes de iluminación, vestuario e incluso donde se unan varios tipos de fotografía.

Por ejemplo, si vas a realizar una sesión fotográfica de fotografía de retrato, quizás las unas con el tipo de fotografía en blanco y negro o incluso solo con fondo negro. Lo importante es que tengas a la mano los equipos necesarios para captar todos estos efectos. Así como el personal humano que te pueda apoyar.

De hecho, si estás iniciando y no cuentas con un presupuesto para contratar personas, puedes pedirle el apoyo a tus familiares o amigos, siempre y cuando los orientes en lo que deben hacer. Frecuentemente las sesiones fotográficas se llevan a cabo en espacios aproximados de 4 o más metros de ancho y mínimo 5 metros de largo. Donde los elementos que deban estar en él sean principalmente la escenografía que se usará y los protagonistas o el protagonista de la foto.

Además de esto, también debe estar todo el equipo para un estudio fotográfico. Es decir, los accesorios requeridos, tales como los focos, los trípodes, las luces, entre muchos más. De allí la importancia que tenga una medidas en ancho y alto que sean aptas para tu sesión fotográfica. Porque puede que en algún momento también requieras incluir otros elementos complementarios a ese equipo. Una vez más, no debes olvidar que todo dependerá del tipo de fotografía a realizar.

Fondo del estudio

Cuando ya tienes definido tu espacio óptimo para colocar tu equipo para un estudio fotográfico, debes contar obligatoriamente con un fondo de color blanco. Preferiblemente que sea una pared. Pero en caso de no contar con una de ellas, también existe la posibilidad de que coloques como fondo una tela o alguna textura de color blando.

Eso sí, que sea un fondo plano, para que al momento de capturar las fotos, especialmente cuando se haga uso del flash, no destaquen otros elementos del fondo que pueda distraer al espectador de la fotografía. El color blanco, debe ser imprescindible como fondo, ya que permite que el procesamiento de cada imagen sea mucho más sencillo. Incluso si el fondo es curvo, cuando utilizas telas, entre la pared y el suelo, es ideal para las sesiones fotográficas.

Dominio de la iluminación

Todo fotógrafo desea lograr su sueño de tener su propio estudio fotográfico. Para ello, debe saber también que el dominio de la luz es un aspecto fundamental en cualquier tipo de fotografía, especialmente en la de estudio. Así que este siempre tiene que poseer una excelente iluminación. Para comenzar con el montaje de tu estudio fotográfico puedes contar con diversos equipos indispensables.

Fuentes de Luz

Para poder saber cuál es el mejor tipo de iluminación para la fotografía que estés tomando, es importante que tengas conocimiento de las fuentes de luz. Quienes se aplican según los accesorios que permiten la adaptación de este ajuste, tanto en la cámara de fotos como los equipos de iluminación.

Luz continua

Esta hace referencia a la luz que resplandece en cualquier ocasión. Un ejemplo de estos equipos de iluminación son la lámpara fluorescente, la lámpara de tungsteno, el foco halógeno y los muy conocidos reflectores led.

Por lo que son muy útiles al momento de mantener el espacio iluminado. Así esté la cámara disparando o no. Lo cual es muy distinto al flash, el cual se inicia, al momento del disparo.

Al momento de utilizarlas, te percatarás que se observa con más detalle, la forma en que la luz alcanza a la persona o al objeto que se esté fotografiando. Además que generan unas sombras muy peculiares. No obstante es importante que sepas que este equipo para un estudio fotográfico, algunas veces suele ser muy grande o pesado.

Luz rebotada

Recibe ese nombre, porque hace posible que la iluminación tenga un efecto de rebote en el protagonista de la imagen. Por lo que a su alrededor debe tener alguna superficie, que le permite realizar su función. Especialmente, suele rebotar en el techo. Así que si deseas lograr este efecto, lo mejor es que cuentes con un techo no tan alto que te permita activar el rebote.

Es esencial aplicarlo si puede mover a los lados. Pues una vez que moviliza mirando a arriba, donde se encuentre un techo, mientras se fotografía a la persona u objeto, la luz la recibirá de manera más ligera y cómoda. Que cuando se coloca en posición directa a él.

Por lo tanto, el fotógrafo aparte de los conocimientos referentes a la iluminación del estudio fotográfico, también tome en cuenta que la creatividad, la práctica y la aplicación de todos esos conocimientos, son los elementos fundamentales para obtener la fotografía deseada. Además debe practicar constantemente para saber manipular cada tipo y efecto de luz.

Iluminación uniforme

Se aplica al momento que se ilumina el protagonista de la imagen en primer plano. Con la finalidad de prevenir que el resultado sea un segundo plano más oscuro. Para esto suele usarse el TLT que tiene el flash. Pues en ese proceso la cámara centra su atención a la luz, selecciona la fuerza y le envía esa información al flash.

Hay fotógrafos profesionales, que debido a su experiencia tienen entre su equipo para un estudio fotográfico, un kit de iluminación para fotografía. Con este puedes dejar de preocuparte por comprar individualmente cada uno de los accesorios elementales para la iluminación, ya que los trae integrados. Hay de muchas marcas y variedad, si está en tus posibilidades lo ideal será que adquieras uno de ellos. De lo contrario, puedes comprar los accesorios que se adapten más a tu trabajo.

Accesorios de iluminación para el estudio fotográfico

Como ya te pudiste dar cuenta, todo estudio fotográfico debe contar con una óptima iluminación y una vez que sepas dominar cada uno de las fuentes de luz, es necesario que sepas cuáles son los accesorios elementales para apoyar cada una de tus sesiones fotográficas.

Flash externo

Sin duda, es la fuente de luz que te dará más cantidad de potencia y versatilidad. Además de esto, su tamaño, permite que se pueda desplazar a cualquier área de manera muy cómoda. También, es muy útil al momento de realizar los disparos de la cámara de manera directa en el objeto o protagonista que se está fotografiando.

Si lo aplicas adecuadamente, con él puedes rebotar o difuminar la luz, dependiendo de la captura que estés realizando. Además que suele haber muchísimos modelos para que escojas. Eso sí, siempre y cuando se ajuste a tu presupuesto. La ventaja de comprarlo, es que este frecuentemente suele adaptarse a cualquier modelo de cámara, todo dependiendo de la marca.

Por lo que no es necesario que adquieras varios, sino que uno que te brinde las opciones adecuadas para complementar tu estudio para un equipo fotográfico. Hay gran variedad de opciones, de las marcas más conocidas, como Canon o Nikon. O incluso de otras compañías fotográficas.

Lo importante es que estos sean de buena calidad y puedan generar con su uso, unos óptimos resultados. No obstante, antes de adquirirlos hay que saber la funcionalidad que posee cada uno de ellos, ya que en muchas de las marcas varían sus ajustes. Lo mejor es aplicar sus funciones de la manera adecuada. Pues en algunas oportunidades puede que el efecto que genere no sea tan aceptable.

Equipo para un estudio fotográfico

Difusor de flash

Es una especie de cartulina plástica, con material muy ligero y un poco transparente. Que tiene como función captar una cantidad mínima de la luz fuerte del flash, para suavizarla.

Son muy accesibles en lo referente a precios y modelos. De hecho, si no cuentas con los recursos para comprarlos, puedes elaborar uno, utilizando un trozo de hoja de papel color blanca. Incluso hay quienes usan servilletas o toallitas de papel limpias, para reemplazar la función del difusor.

Por lo que puedes usar cualquier elemento de este tipo, lo esencial es que sea de color blanco. Para que pueda lograr el ingreso de luz, con la medición requerida para la captura de la imagen.

Flash de estudio

Posee más potencia que el flash externo. También es de mayor tamaño por lo que no es muy cómodo de movilizar. Todo dependerá de si tiene o no generador agregado.

Una de sus más amplias funciones, es que tiene una potencia óptima, útil para poder adaptar la luz en el estudio fotográfico. Lo único que necesitarás para ajustarlo de manera correcta, es que se ubique al frente de él otro accesorio como, por ejemplo, los difusores. Conoce más del flash para Canon.

Luz de modelado

Una de las funciones primordiales del flash, es iluminar el escenario, al momento en que se dispara la cámara. Por lo que, la gran mayoría del flash de un estudio, tiene lámparas. La cuales pueden expandir la luz continua y de esa manera, otorgar el mismo efecto de luz que la que emite el flash.

Esta es una opción muy adecuada, para poseerla en tu equipo para un estudio fotográfico. Sin embargo, también debes saber que la luz de este tipo de flash no es tan fuerte. Por lo que en muchos momentos carece de las exactas propiedades que brinda el brillo del flash usual. Igualmente es importante que la tengas en el estudio de fotografía, porque te ayudará a captar imágenes óptimas.

Pantallas reflectoras

Las puedes utilizar especialmente cuando tengas que modelar la luz. Pues con ellas puedes reflejar la luz, y hacerla más intensa o incluso reducirla. Esto permitirá que captes fotografías muy auténticas.

Lo que debes tener en cuenta al momento de adquirirla, es el material con el que esté elaborada su superficie. Pues con ellas se puede cambiar el color, la dirección, la intensidad y muchos ajustes más, que serán de utilidad para tu sesión fotografiada en el estudio.

Ventanas de luz

Quizá los conozcas como softbox. Estas son un accesorio que se aplica para suavizar la luz del flash o la fuente que se use según el tipo de fotografía. Por lo que se encargan de que la luz que pasa por ella, se modifique a una más difusa y natural.

Con ellas, también se puede orientar la luz. Debido a que posee un único lado traslucido. Es por ello, que según el material con que se fabriquen, su tamaño y el lugar en el que se sitúe, la luz se manifestará de forma difusa o natural.

Sombrillas

Seguramente los conoces como paraguas. Este elemento debe obligatoriamente formar parte de tu equipo para un estudio fotográfico. Pues con ellas puedes hacer posible el rebote de luz del flash, en los que se presencie una mancha de luz más amplia.

Una vez que las utilizas en tu trabajo fotográfico, la luz se trasladará al protagonista que se está fotografiando, de forma más auténtica. Así que es importante que la ubiques muy cercana o lejana, dependiendo también del lugar donde esté el flash de la sombrilla.

Difusores

Este accesorio se utiliza para convertir la luz nítida de un flash o foco en una luz más brillante o más precisa. Por tanto, existen amplias alternativas para las marcas de difusores. Esto es muy útil al modelar la luz del flash de acuerdo con los requisitos del fotógrafo o aficionado.

Luces LED

Como ya se ha mencionado anteriormente, el manejo adecuado de la luz es un elemento primordial que debe estar presente en cada fotografía. Esto lo puedes obtener con mayor facilidad, al usar luces LED.

Estas se pueden utilizar cuando se esté grabando algún video con la cámara o incluso para capturar imágenes en contextos interiores o exteriores. Además de esto, también puede usarse como flash al momento de tomar las fotos.

Aunque puede utilizarse, en muchas ocasiones, al momento de tomar las fotografías, suele utilizarse con mayor frecuencia en el tipo de fotografía de producto. Así que indudablemente debe formar parte de tu equipo para un estudio fotográfico.

Su uso también dependerá de la presencia de luz que haya en el contexto donde se realiza la fotografía. Pues permite regular el brillo y la temperatura del color.

Fotómetro

Este es uno de los accesorios que también puedes poseer en tu estudio fotográfico. Con él podrás hacer una adecuada medición de la luz. Para así dominar las luces y la exposición de cada imagen. Además de esto es esencial que sepas dominar los ajustes adecuados para aplicar el triángulo de exposición.

Estabilidad de la cámara

En cualquier tipo de fotografía es elemental que se cuente con accesorios que le otorguen una adecuada estabilidad a la cámara. Para así evitar movimientos o trepidación.

Trípodes

Todo fotógrafo profesional o aficionado obligatoriamente debe tener en su equipo para un estudio fotográfico, el trípode. Pues sobre él colocará la cámara de fotos. Para evitar el movimiento y brindarle mayor estabilidad. Especialmente cuando se toman fotos de manera continua. Es muy útil al momento de tomar fotografías o grabar videos, ya que se adapta a cualquier tipo de superficie. Además, puedes trasladarlo a cualquier área del estudio, de manera fácil y rápida. Así como adaptarlo a la altura que más te convenga.

Caja de luz

Este es uno de los elementos de equipo para un estudio fotográfico, que más se utilizan en la actualidad. Especialmente para tomar fotos de productos o de publicidad. Esta usualmente posee un tono blanco o claro y en algunos casos tiene a su alrededor algunos bombillos, para darle mayor iluminación al producto a fotografiar. Hay quienes la utilizan también para tomar fotos de objetos pequeños.

Además de esto, por ser pequeño puede guardarse cómodamente en cualquier lugar. Además de esto, con su uso se obtiene una iluminación muy suave, en la mayoría de los casos sin sombras.

Puedes comprar cualquier modelo, elaborado en distintos materiales, así que tienes una gran variedad de opciones para escoger. Sin embargo, si no cuentas con el presupuesto acorde para adquirirlas, también puedes fabricarla tú mismo. Simplemente utilizando una caja, papel blanco, pintura blanca, cartulina, entre otros materiales. Conoce más de la caja de luz casera.

Equipo para un estudio fotográfico

Disparador remoto

Como ya se mencionó anteriormente, el flash externo es más conveniente de utilizar al momento de hacer sesiones fotográficas, que el flash que tiene integrada la cámara de fotos. De hecho, se podrá obtener un mejor trabajo si a esto se le une el uso de un cable disparador remoto.

El cual tiene la finalidad de realizar el disparo si te encuentras lejos de la cámara. Ideal para que esta no tenga ningún tipo de movimiento o trepidación. Para que así puedas obtener unas fotografías muy nítidas. Además de esto te brinda la alternativa de usarlo con o sin temporizador. Todo dependiendo de la manera en que lo quieras utilizar.

Pie de iluminación

Así como hay trípodes para sostener y estabilizar la cámara de fotos. También hay pies de iluminación para soportar todos los accesorios de iluminación antes mencionados. Especialmente los paraguas y flashes. Por lo que también debes contar con varios de estos en tu estudio fotográfico.

Pinzas

Al inicio de este artículo, se describió lo relacionado a contar con un buen fondo, que sea principalmente de color blanco. Incluso en algunos casos puede que sea verde para lograr algunos efectos en la edición de fotografías.

De igual manera, es indispensable que tengas en tu equipo, pinzas que te permitan sujetar la tela de fondo. Así como otros elementos que requieras integrar en la sesión fotográfica. Pues son muy fuertes y fijaran mucho mejor todo lo que quieras mantener preciso en la escenografía. Si te interesó la información de este artículo, quizás también te interese conocer todo lo relacionado con la fotografía creativa.

Deja un comentario