Exposición correcta de una fotografía, todo a saber

La exposición correcta de una fotografía, es el ajuste esencial para poder obtener un óptimo resultado. Con ella se pueden captar diversos elementos importantes de la imagen y generar una imagen única. Conoce en este artículo todo lo referente a ella.

Exposición correcta de una fotografía

Como ya es conocido por todos, la luz es un elemento fundamental para la fotografía. Sin embargo, aparte de ella, también es primordial lograr una óptima exposición. El trabajo de la luz y de la exposición en la fotografía va de la mano.

Si en el escenario a fotografiar no hay un cálculo adecuado de la iluminación, la exposición tampoco será buena, afectando así a la calidad de la imagen y a los estilos fotográficos que se hayan aplicado en ella.

Para poder saber cómo obtener una exposición correcta de una fotografía, primero se debe entender lo referente al rango dinámico. Este es el encargado de medir la totalidad de las tonalidades claras y oscuras que puede captar la cámara de fotos en la imagen.

Por lo tanto, el rango dinámico hace referencia a la competencia que posee la cámara de fotos para adquirir rasgos tanto en las luces como en las sombras. Asimismo determina la totalidad de escala de tonos que la cámara puede captar.

Debido a esto, mientras más grande es el rango dinámico de la cámara de fotos, este puede percibir y captar más elementos. Lo cual generará una fotografía de óptima calidad. No obstante, hay que tener en cuenta que también para lograr ese resultado, en todo momento de debe realizar una exposición correcta de una fotografía.

Así que al momento de capturar la imagen, se debe tener en cuenta lo relacionado con la iluminación, una adecuada medición y a su vez exposición de toda la escena. Con la finalidad de destacar completamente toda el área protagónica.

Exposición en la fotografía

Para poder lograr una exposición correcta de una fotografía, evidentemente primero se debe saber lo referente a la exposición. La exposición en la fotografía es la técnica y medición a través de la cual la luz ingresa al componente fotosensible. Conocido en la fotografía analógica como película o carrete. Mientras que en las cámaras digitales, se les denomina sensor.

Siendo el tiempo de la exposición una de los tres variables que dominan el ingreso de luz al sensor, también conocido como plano focal, para así obtener una adecuada exposición.

Triángulo de exposición

Para la exposición correcta de una fotografía, hay que saber dominar las tres variables que forman el triángulo de la luz. Estas son la sensibilidad ISO que maneja el ruido y la luz, la apertura de diafragma, encargada de dominar la luz, la profundidades de campo y la velocidad de obturación que maneja la luz y la estabilidad. Estos tres elementos, son los encargados de determinar la exposición de la foto.

Sensibilidad ISO

Este ajuste, es el encargado de manejar la sensibilidad del sensor de la cámara. Es decir, se encarga de determinar la totalidad de luz que necesita la cámara de fotos para poder captar la imagen.

Debido a esto, la luz es un factor elemental para cualquier fotografía. Así haya en el escenario a fotografiar luz natural o artificial. Siendo así la sensibilidad ISO la que representa el valor que indica la totalidad de luz que capta la cámara de fotos.

La denominación de sensibilidad ISO en fotografía, proviene de la fotografía analógica. En ese tiempo no existía el ajuste de la ISO a través de la cámara. Mientras que en la actualidad esta si se puede manejar en una cámara de fotos digital.

En la fotografía analógica, el ISO variaba, ya que individualmente los rollos o películas fotográficas tenían un valor ISO distinto. Por lo que la única manera para adaptar la sensibilidad ISO era cambiando la película fotográfica.

Es por ello, que a medida que fue avanzando el desarrollo de los equipos de fotografía, se logró establecer un ajuste de la sensibilidad ISO en las cámaras digitales. Esto fue posible gracias a la integración de los sensores digitales en las cámaras de tecnología digital.

Por lo tanto, la sensibilidad ISO es una de las variables fundamentales para lograr una exposición correcta de una fotografía. Pues con ella se calcula el comportamiento del sensor, cuando hay un determinado rango de luz en el escenario a fotografiar.

Es por ello, que es inversamente proporcional a la totalidad de luz que se encuentre en la escena. Esto se debe a que cuando hay mayor totalidad de luz en el escenario, se utilizará menor cantidad de sensibilidad ISO y viceversa.

La diferencia de la sensibilidad ISO con los otros dos parámetros del triángulo de exposición, es que la velocidad de obturación y el diafragma hacen posible el ingreso natural de mayor o menor cantidad de luz al sensor de la cámara de fotos.

Mientras que la sensibilidad ISO, se encarga de expandir de manera digital la señal, para así obtener mayor ganancia de luz. El único inconveniente es que si se varía mucho este ajuste, va disminuyendo la calidad de la imagen.

Por lo tanto, para lograr una exposición correcta de una fotografía, lo más conveniente es que la sensibilidad ISO permanezca los más baja que se pueda. Es decir, con un valor de 100 o 200. Esto también dependerá del modelo de cámara de fotos que se esté utilizando. Una vez que se realice este proceso, solo se deberá cambiar solamente la velocidad de obturación y la apertura del diafragma.

Sin embargo, en determinados momentos, donde sea complicado el manejo de la luz del escenario, la única alternativa es incrementar la sensibilidad ISO. Así que siempre se debe tener en cuenta que la sensibilidad ISO y el sensor trabajan de manera conjunta.

Siendo el sensor de la cámara, un dispositivo muy pequeño que cambia la visión de la persona que captura la foto, en la realidad. Por lo que con la sensibilidad ISO se convierte la luz que ingresa a la imagen.

Para entenderlo mejor, lo que ocurre es una trasformación de luz, ya que el sensor al recibir la luz, genera el archivo digital. Lo que vendría siendo la foto que se almacena inmediatamente en la tarjeta de memoria.

Para poder  comprender mejor cómo funciona la sensibilidad ISO, cuando se fotografía una escena en la que hay escasez de luz, se debe incrementar la señal que se emite a las celdas del sensor. Lo cual ocasiona que aumente la luz que ingresó a él, con pequeña cantidad de ruido. Por lo que, cuando la señal de las celdas carecen de luz, se generará mucho más ruido en la imagen.

Lo antes descrito, es el procedimiento que ocasiona que la imagen tenga ruido. Por lo tanto, cuando hay mayor sensibilidad ISO, la imagen será más clara pero generará mucho ruido. Así que para la exposición correcta de la fotografía, se debe tener en  cuenta que la sensibilidad ISO se debe utilizar al momento en que hay oscuridad en la escena a  fotografiar.

También se puede usar, cuando no se puede incrementar más la apertura del diafragma, para inmovilizar el movimiento. La sensibilidad ISO, también se puede usar cuando se desee adquirir mayor profundidad de campo. Es decir, cuando se cierra bastante el diafragma de la cámara. Otra alternativa para hacer uso de la sensibilidad ISO, es al realizar fotografía nocturna.

Debido a esto, para obtener una exposición correcta de una fotografía, se debe recordar que al incrementar mucho la sensibilidad ISO, la imagen tendrá más ruido, lo que ocasiona que también tenga menos calidad y nitidez.

Es por ello, que se debe utilizar la sensibilidad ISO con valores altos, únicamente cuando no se logre una adecuada exposición que equilibre la escasez de luz, resultado de usar un valor ISO bajo. Ajustando así también los otros dos parámetros del triángulo de exposición, como lo son la velocidad de obturación y la apertura del diafragma.

Apertura de diafragma

Para una exposición correcta de una fotografía, también se debe saber manipular lo relacionado con el diafragma de la cámara. El diafragma es el que permite que ingrese la luz al interior de la cámara de fotos. Así que constituye el diminuto orificio, que tiene gran parecido a un ojo. Localizado delante de la cámara.

Debido a esto, el diafragma de la cámara es el dispositivo, ubicado en la parte interna del objetivo de la cámara. Su función principal es la de hacer posible que la luz ingrese al cuerpo de la cámara. Por lo que, la cantidad de luz que ingrese, será decisión de la intención que quiera lograr el fotógrafo con esa apertura del diafragma.

Esto ocurre, porque el diafragma es el que permite que entre mucha o poca totalidad de luz al sensor de la cámara. De esta manera, el obturador de la cámara, puede manejar la cantidad de tiempo en que ingresa la luz. Pero el diafragma de la cámara hace posible que se domine la totalidad de luz que entra. Es allí donde el diafragma se puede abrir o cerrar para logran el paso de la luz.

Es por ello, que el diafragma de la cámara, es el que calcula la velocidad focal. Permitiendo así junto a la sensibilidad ISO y la velocidad de obturación, la regulación de la exposición correcta de una  fotografía.

Debido a esto,  se debe saber utilizar también de manera muy adecuada, el objetivo de la cámara. El cual es un dispositivo óptico que  tiene un grupo de lentes. Estos se utilizan para redirigir la luz desde el exterior de la cámara hasta su área interna. Con la finalidad de captar la imagen fotografiada.

Así que el objetivo, es el que tiene en su parte interna el diafragma. Considerando así, que cuando el orificio es muy grande, ingresará mayor cantidad de luz. Cuando el orificio es más pequeño, el diafragma permitirá el paso de menor cantidad de luz.

Es por ello, que según el tipo de objetivo que se use para la cámara, variará la cantidad de luz que deje pasar o no el diafragma. Por lo tanto, la apertura del diafragma, es el agujero localizado en la mitad de la lente. Este se abre o cierra, según como lo manipule el fotógrafo, ya que él es el que decidirá cómo usarlo para la exposición correcta de una fotografía.

Lo más recomendable, es hacer la apertura del diafragma para una exposición correcta de una fotografía, depende de si hay mucha o poca luz de la escena. Esto se puede comprender, cuando el agujero del diafragma es bastante extenso y se está captando una escena oscura, ya que por él puede ingresar más cantidad de luz y se generará una óptima fotografía.

Exposición correcta de una fotografía

Mientras que cuando el agujero es más diminuto, la imagen se oscurecerá, lo cual se recomienda aplicarlo cuando se tome la foto en un lugar donde haya gran cantidad de luz. Como un día con mucho sol.

Para poder manipular la apertura del diafragma, se debe conocer que esta se describe con una escala de valores de números “f” de la lente de la cámara. Los cuales se conocen como pasos de diafragma.

Cuando estos pasos de diafragma son abiertos, quiere decir que permiten que acceda mayor cantidad de luz. Los valores se indican como  f/1, f/1.2, f/ 1.8, f/2.8, f/3.6 y f/5.6. Mientras que cuando son cerrados, se refiere a que ingresa menos cantidad de luz. Estos se describen con los valores f/8, f/11, f/16, f/22, f/32. Los cuales pueden ser mucho más, según el tipo de objetivo de la lente que se esté usando.

Es por ello, que los números “f”, indican el modo de describir el tamaño de la apertura de diafragma que se utiliza cuando se toma la fotografía. Por lo que esos números pueden indicar dos funciones. Una la apertura y otra las hojas del diafragma.

Siendo la apertura la encargada de adaptar la totalidad de luz que ingresa por la cámara. Por lo que las hojas del diafragma de la cámara, también conocidas como palas, son las que adaptan la totalidad de calidad o desenfoque de la imagen a fotografiar.

Por lo tanto, mientras más se abra el diafragma, menos profundidad de campo se visualizará en la imagen. Generando así más cantidad de desenfoque o bokeh. Esto ocurre cuando se utilizan números f/ muy pequeños, ejemplo f/1,8.

Velocidad de obturación

Esta variable perteneciente también al triangulo de exposición. Es la que hace referencia al tiempo que se toma la cámara para permitir que entre la luz al sensor de la cámara. Por lo que para hacer posible este procedimiento, se debe abrir y cerrar las cortinillas del obturador.

Así que la velocidad de obturación, también  tiene como una de sus principales características el de permanecer sin movimiento un movimiento que dura pocos segundos, a otro movimiento que posea una duración de mayor cantidad de minutos.

Por lo tanto, para poder lograr una exposición correcta de una fotografía, se debe hacer un adecuado manejo de la velocidad de obturación. En este también se encuentra integrado el modo BULB. El cual es una manera de manejar en modo manual las velocidades lentas. Especialmente en el momento en que el obturador está abierto, por un tiempo largo.

El modo BULB, se debe activar según la mínima totalidad de segundos que permita la cámara. Para posteriormente ver el ajuste BULB, que se identifica en algunos modelos de cámara con la letra B.

Es indispensable tener en cuenta, que  cuando se va a utilizar el modo BULB, es preferible tener un cable que funciones como disparador de la cámara. La finalidad de utilizar este cable, es para prevenir presionar cada treinta minutos el botón de la cámara. Evitando así que se desplace la cámara cuando se esté tomando la fotografía.

Es por ello que el Modo BULB, se activa al pulsar e l obturador de la cámara, para que este se abra. Posteriormente se cierra, pulsando nuevamente el obturador, culminando así con el procedimiento de captación de la imagen.

Otra manera de usar el modo BULB, es pulsando manualmente el obturador, por todo el tiempo en el que se vaya a utilizar este modo. Para luego dejar de pulsar el obturador cuando termine la toma de la fotografía.

Una característica a tener en cuenta para la exposición correcta de una fotografía, a través del uso de la velocidad de obturación, es el valor de este. Por lo que, el valor frecuente de la velocidad de obturación dura entre 30 segundos y 1 / 8000 segundo. Lo cual se puede utilizar para inmovilizar el movimiento del protagonista de la imagen.

Así como, ocultar o mostrar componentes que se deseen resaltar en la imagen. También se puede utilizar para aplicar barridos y añadir componentes que llamen la atención en la imagen.

Debido a esto, mientras más amplia sea la velocidad de obturación, menor será la cantidad de luz que ingrese al sensor. Mientras que cuando hay menos velocidad de obturación, más amplia será la luz que ingrese al obturador.

Por lo tanto, cuando se adapta la velocidad de obturación la fotografía tendrá mayor y claridad. Así como también hará posible que se transmita una sensación de desplazamiento. Esto se logra usando velocidades con mayor lentitud o por el contrario, con velocidades muy veloces. Para así poder inmovilizar totalmente la escena a fotografiar.

Lograr una exposición correcta de una fotografía

Para poder lograr una exposición correcta de una fotografía, se debe aplicar las leyes o reglas de la fotografía. Especialmente la ley de reciprocidad, la cual permite que se obtengan una misma exposición con diversas mezclas de velocidad de obturación, apertura del diafragma y sensibilidad ISO.

Por lo tanto, el triángulo de la exposición, se debe adaptar en cada paramento, de manera distinta. Con la finalidad de obtener como resultado la misma exposición correcta de una fotografía.

Para poder lograr la misma exposición con diversas mezclas de sensibilidad ISO, velocidad de obturación y apertura de diafragma, es aplicando las denominadas dobles y mitades. Lo cual se obtiene cuando la apertura del diafragma se mantiene fija, para lograr así la misma exposición, a través de la modificación de la sensibilidad ISO y la velocidad de obturación.

Por ejemplo duplicándola de la siguiente forma: la ISO es de 100 y la velocidad de obturación sea 1/50s. Luego la ISO es 200 y la velocidad de obturación es 1/100s y así sucesivamente.

Es por ello, que en ese caso la exposición siempre se mantendrá igual, Al duplicar la sensibilidad ISO, para poder obtener la misma exposición se puede incrementar la velocidad de manera doble. Manteniendo así la misma exposición de la fotografía.

Esto sucede también cuando se mantiene permanente la sensibilidad ISO  y se cambia la velocidad de obturación y la abertura del diafragma. Por ejemplo: f/1.8 con velocidad 1/ 3200s, así como f/2.8 y velocidad 1/1600s, entre otros.

Por lo que, con esas uniones se generará de nuevo la misma exposición. Lo cual se debe a que el vínculo entre los dos valores es inverso. Pues cuando se cierra el diafragma de la cámara, se debe empequeñecer la velocidad de obturación. Con la finalidad de nivelar el ingreso de luz al sensor.

La otra manera de unión, de los valores del triángulo de exposición, es manteniendo la velocidad de obturación, lograr la misma exposición variando la sensibilidad ISO y la abertura del diafragma. Con la finalidad de generar la misma fotografía como resultado. Un ejemplo de esto, es cuando el valor f/1.8 va con el ISO 100, así como f/2.8 se aplica con ISO 200, entre otros.

Debido a esto, la ley de reciprocidad es necesaria para adaptar los parámetros de la captura de imagen a fotografiar. Pues ella permite manejar adecuadamente muchas de las técnicas fotográficas que se van aplicar para esa fotografía.

Exposición correcta de una fotografía

Lo mejor para lograr una exposición correcta de una fotografía, es practicando con la cámara y ajustando en ella cada uno de los valores antes mencionado. Esto permitirá que se puedan aprender a manejar los ajustes de exposición y por ende con el paso del tiempo se logrará obtener como resultados muy buenas fotografías.

Fotografía adecuadamente expuesta

La manera de saber si hay una exposición correcta de una fotografía, es percatándose que el sensor de la cámara, pueda captar gran totalidad de luz, así como un rango dinámico acorde a la capacidad que se le permite. Por lo tanto, lo primordial es saber cuánta cantidad de luz puede captar el sensor de la cámara. Aprovechando en todo momento el rango dinámico.

Además de esto, se debe tener en cuenta que cuando ya se ha realizado una exposición correcta de una fotografía, si se desea editar, esto se puede realizar en la computadora, sin preocuparse en bajar la calidad de la imagen.

Así que la exposición correcta de una fotografía es esencial para lograr una imagen con óptima calidad. Que incluso al editarse, continúa manteniendo su calidad original.

Es por ello, que si se subexponen las fotografías, se arriesgará gran cantidad de información importante, que no se puede restablecer después que se edita.

Lo cual ocurre, al momento en que cuando se quiere editar una imagen sobreexpuesta, esta se puede colocar más clara u oscura, pero ocasionará que la imagen pierda gran cantidad de calidad. Esto se debe a que la computadora, crea información en la imagen que no existe.

Tomando en cuenta así, que la edición, hace referencia a adaptar determinados parámetros. Tales como, la exposición, iluminación y las sombras en la computadora. Lo cual se distingue del retoque digital, en el cual se cambia precisamente la escena mediante la alteración de todos sus ajustes originales.

Herramientas para lograr una adecuada exposición

Para lograr una exposición correcta de una fotografía, se puede utilizar también las siguientes herramientas:

Exposímetro

Esta herramienta fotográfica, se encarga de calcular la totalidad de luz que se requiere para que la fotografía sea expuesta de forma adecuada. Por lo que, cuando percibe la luz que se refleja alrededor de todos los componentes de la escena, el exposímetro mide un valor aproximado de la totalidad de tonos claros y oscuros. Para así ajustar los valores de los parámetros del triángulo de exposición.

Es decir, la velocidad de obturación, apertura de diafragma y sensibilidad ISO. Con la finalidad de generar una fotografía adecuadamente expuesta.

El exposímetro es imprescindible en el modo automático y en el modo semiautomático de la cámara. Pues en esas modalidades la cámara es la que selecciona automáticamente, los parámetros de exposición adecuados para cada captura fotográfica.

Exposición correcta de una fotografía

Mientras que en el modo manual, el fotógrafo adapta el exposímetro para ajustar el cálculo de luz del escenario. Utilizar el exposímetro es muy fácil, ya que posee en su descripción el signo de mas (+) y el de menos (-). Los cuales indican si la escena está sobre o subexpuesta.

Por lo que si la línea que varía el exposímetro, se sitúa debajo del número cero (0), quiere decir que la foto está adecuadamente expuesta. Pero si se desplaza a los valores positivos, describe que la imagen es sobreexpuesta. Y al moverse a los valores negativos, describe que la imagen tiene una subexposición.

Debido a esto, en el caso de no desear cambiar los parámetros que se han adaptado y no se está utilizando el modo manual, lo que se puede hacer es compensar la exposición.

Compensación de la exposición

Como se mencionó anteriormente, con el modo automático y el modo semiautomático de la cámara se puede indicar a la cámara que realice una sobreexposición o subexposición. Lo cual se debe a que en algunas ocasiones, el fotómetro de la cámara o el exposímetro no calcula adecuadamente. O puede que no genere el efecto requerido.

Por lo que, cuando el modo manual no soluciona estos inconvenientes, la alternativa a la que se puede acudir es a la compensación de la exposición. Para utilizarla se ingresa en la cámara por medio de la opción del signo más (+) o menos (-). En caso de no conseguirla, se puede buscar su ubicación en el manual de la cámara.

Histograma

Este constituye a un esquema o gráfico que describe la manera en la que están organizados la totalidad de tonalidades de la fotografía. Así sean de color gris o colores RGB, como el azul, rojo y verde. Según el rango dinámico que pueda capturar la cámara de fotos.

Con el histograma, se puede ver la totalidad de píxeles de color claro, medio u oscuro de la fotografía. Lo cual representa la exposición de esta. Es por ello, que se dice que hay una exposición correcta de una fotografía, al momento en que se le brinda mayor importancia a la competencia del sensor para percibir los tonos.

Lo cual se distingue, al observar que el histograma  de una fotografía está lo más cerca que pueda al marco derecho. Sin necesidad de tener que extraviar información o estar fuera del gráfico del lado derecho.

Debido a esto, en la actualidad, con la fotografía digital, cuando se capturan mayor cantidad de tonos de color claro, en donde el histograma predomina lo más que pueda del lado derecho, habrá menos extravío de la calidad de la foto. Así pase por un proceso de edición.

Se recomienda, que para poder localizar y hacer un uso adecuado del histograma, primero se lea todo lo referente a él, en el manual de la cámara. Pues esto permitirá como comprender el histograma cada vez que se capture una fotografía.  Hay cámaras de fotos digitales que tienen la opción de visualizar el histograma al momento en que se está capturando la imagen.

Exposición correcta de una fotografía

Pasos para la exposición correcta de una fotografía

Como todo lo referente al ámbito fotográfico, los pasos son una gran opción, para poder aplicar adecuadamente los ajustes o técnicas que se deseen al momento de tomar la foto. Sin embargo, cada fotógrafo adapta los pasos como mejor le convenga. Pues, ellos son los que saben cuál es el resultado que desean obtener con cada fotografía.

Es por ello, que para lograr la exposición correcta de una fotografía, lo primero que se debe tener es paciencia. Ya que como se mencionó anteriormente, la exposición abarca una variedad de parámetros que se pueden ajustar en la cámara de fotos. Por lo tanto, los pasos recomendados a seguir, son los siguientes:

  • Elegir el modo manual de la cámara.
  • Ubicar en el menú de la cámara, la opción de área de medición de la luz en puntual y luego elegirla.
  • Adaptar el valor de la sensibilidad ISO, según sea la manera como la cámara trate el ruido de la imagen. Así como la comprensión de él.
  • Se debe adaptar el diafragma de la cámara y la velocidad de obturación, según el tipo de fotografía, que se desee obtener. Así sea dinámica o inmóvil. Al momento de hacer una fotografía de paisaje, se debe adaptar el diafragma de la cámara para lograr más cantidad de profundidad de campo. Para que así la foto tenga buena nitidez y esté muy bien enfocada.
  • Al momento de tener que adaptar el valor de exposición que se requiera, hay que hacer un cálculo de las tonalidades con mayor claridad de todo el escenario a fotografiar.
  • Cuando ya se ha capturado la fotografía, se debe revisar en la pantalla de la cámara, con el modo histograma activo. Para así poder observar, el resultado de todas las tonalidades claras y oscuras organizadas por toda la fotografía.

Uso de los modos predefinidos de la cámara

Las cámaras de fotos, poseen un fotómetro. El cual tiene la función de calcular la totalidad de luz de las escenas que se quieren capturar. Por lo que, el fotómetro percibe la luz que es destellada por los elementos a la cámara de fotos. Midiendo así la intensidad del reflejo, para poder adaptar de manera automática la exposición de cada captura, en el caso de usar los modos predefinidos.

Así que el fotómetro, está medido para obtener la luz de la escena como si todos los elementos que se encuentran en ella, fueran de color gris medio. Considerando el gris medio, en el ámbito fotográfico como un equilibrio de los tonos con claridad y los oscuros, que se manifiestan en el escenario a fotografiar.

Además de esto, aunque el exposímetro de la cámara, describe cuando hay una exposición correcta de una fotografía, en algunos casos, cuando destaquen colores más claros o más oscuros, puede llegar a indicar que la imagen está sobreexpuesta o subexpuesta, cuando realmente no es eso lo que ocurre.  Es allí donde se debe aplicar, la antes mencionada, compensación de la exposición.

Por lo tanto, lo mejor es evitar usar los modos predefinidos de la cámara. Incluso el fotómetro de la cámara al momento de captar la totalidad de los colores y reconocerlo de color gris neutro, realiza una posición centrada del histograma. Generando así que se pierda gran parte de la información de la imagen y que no se pueda usar todas las funcionalidades de la cámara.

Un ejemplo de esto, es cuando se le toma foto a una hoja de papel color blanco, con el modo automático o semiautomático. El resultado que se obtiene es que la hoja saldrá de color gris y no de color blanco. Lo cual se puede arreglar o modificar, tanto procesando la imagen, lo cual le disminuirá la calidad. O también aplicando una adecuada exposición con el modo manual.

En el histograma, se describe el área que no se aprovechó por el sensor de color blanco. Es decir el gráfico no marca nada en esa parte del histograma. Lo cual ocurre cuando no se ejecuta una exposición que pueda destacar todo el beneficio que puede captar el sensor. Con la finalidad de destacar, de manera acorde, las tonalidades de color en toda la escena.

Sin embargo, si se está utilizando una cámara de fotos compacta digital, se puede observar en la pantalla, la manera en como resultará, de forma muy precisa, la fotografía. Previamente a realizar la captura. Por lo que, la distinción entre el cálculo del modo automático y la del modo manual, pueden tener algunas similitudes.

Exposición correcta de una fotografía

Así que en determinadas ocasiones, se puede obtener una satisfactoria mejora del cálculo, ajustado por el mismo fotógrafo. No obstante, hay modelos de cámaras de fotos compactas digitales, que no poseen la opción de adaptar los parámetros de exposición con el modo manual.

Medición de la luz

Para obtener la exposición correcta de una fotografía, se debe aplicar una adecuada medición de la totalidad de luz en la escena a fotografiar. Para posteriormente, exponer la tonalidad de mayor claridad.

La medición en el contexto fotográfico, hace referencia al procedimiento para calcular la totalidad de luz que posee una escena concreta. Con la finalidad de obtener una adecuada exposición. Para que la escena no resulte sobreexpuesta o quemada y tampoco subexpuesta u oscura.

Por lo tanto, cuando se esté tomando cada fotografía, se debe realizar una medición de la totalidad de luz que se refleja en los objetos. Para así adaptar los parámetros que logren la exposición correcta de una fotografía. Es decir, se deben ajustar la apertura del diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO. Con la finalidad de sacar el mayor provecho del rango dinámico de la cámara.

Así que si no se adapta de manera adecuada los ajustes de cada parámetro, es posible que al capturar la fotográfica, no se obtenga una óptima calidad. Por lo que al momento, de editar una imagen subexpuesta, cuando está se quiera aclarar, lo que ocurrirá es que aparecerá ruido en ella. Lo cual ocasiona la disminución de la calidad.

Exposición correcta de una fotografía

Asimismo, cuando la foto quedó sobreexpuesta, porque se extraviaron detalles importantes en las áreas con tonos muy claros, cuando se quiere modificar en el proceso de edición, la computadora tiene que crear una nueva información.

Porque los pixeles acabaron completamente blancos, lo cual generó disminución de la calidad. Cuando quedas datos fuera de la exposición, también se le conoce como zona quemada.

Medición de la luz en fotografía

Para poder realizar la medición de luz en la fotografía, hay dos maneras de lograrlo:

Exposición correcta de una fotografía

Utilizando el exposímetro de la cámara

Es la alternativa que más usan los fotógrafos. Esto se debe a que el fotógrafo de la cámara, frecuentemente calcula la totalidad de luz de la escena que se percibe en el sensor. Con la finalidad de generar información que se adapte para obtener la exposición correcta de una fotografía. Lo cual se puede hacer en modo manual, automático o semiautomático. Todo depende del modo que esté activo.

Es por ello, que se debe tener en cuenta que el exposímetro de la cámara está calibrado para percibir un gris neutro. Así que según el elemento que se esté fotografiando, se reflejará la misma luz de manera diferente. Es por ello, que en muchos casos, cuando el exposímetro está colocado en el número cero (0), no indica precisamente que haya una adecuada exposición.

Fotómetro de mano

La otra manera de realizar una medición de luz en la fotografía, es utilizando un fotómetro de mano.  Frecuentemente, estos son utilizados por fotógrafos profesionales. Su finalidad es calcular la luz que recibe un objeto específico y también la luz que refleja a la cámara de fotos.

Exposición correcta de una fotografía

Por lo tanto, utilizar el fotómetro de mano, requiere que haya más tiempo disponible para planificar la escena. Así como hace una medición de las luces de la escena completa y calculas las medidas de mayor claridad y las más oscuras. Con la finalidad de generar una exposición correcta de los dos tonos.

Modos de medición de la luz

Previamente, ya se ha mencionado en muchas características de la exposición correcta de una fotografía, la importancia de la medición de la luz por parte del fotógrafo. Lo cual se debe, a que todos los modelos de cámara, tienen la opción de utilizar los modos automáticos. Y muchas veces estos se encuentran activos de manera predeterminada.

Sin embargo, la cámara posee diversos modos con los que se puede hacer la medición de luz de la escena a fotografiar. Por lo tanto, los modos de medición de luz en la fotografía, son los siguientes:

Medición matricial o evaluativa

Este calcula la luz de toda la escena. Por lo que trata de obtener una exposición media de la escena. Omitiendo así las altas luces y las sombras. Este modo, es una buena alternativa para iniciarse en la medición de la luz. Lo cual se debe, a que es ideal para obtener la exposición correcta de una fotografía.

Medición parcial o ponderada

Su funcionalidad es igual al modo de medición matricial o evaluativa. La única diferencia, es que en el modo de medición parcial o ponderada, le da mayor importancia a la medición de la luz en el área del centro de la fotografía.

Exposición correcta de una fotografía

Medición puntual

Cuando ya se sepa realizar la medición de la luz en la fotografía, lo ideal es empezar a utilizar el modo de medición puntual.  La ventaja de usar este modo, es que se puede seleccionar el punto de enfoque, en donde el fotógrafo desee que se mida. Lo cual, una vez que se capte el área precisa, se tomará como medida ese punto específico. Así haya distinción con algunas otras áreas de la escena a fotografiar.

Medición adecuada de la luz en la fotografía

En líneas anteriores, se describió que en gran cantidad de ocasiones, el fotómetro de la cámara, describirá que la fotografía está adecuadamente expuesta. Pero posiblemente no lo esté.

Es por ello, que  lo mejor para obtener la exposición correcta de una fotografía, es exponiendo a las tonalidades de mayor claridad. Esto se refiere, a calcular la totalidad de luz del área con mayor claridad en la escena. Para posteriormente adaptar los valores de exposición, son la finalidad de que esa área se capte con la mayor calidad que se pueda. Lo cual se evidencia en el histograma, en el lado derecho de la gráfica de este.

Debido a esto, cuando el tono de mayor calidad de la escena no está sobre expuesto o quemado, hay que asegurarse que se saque el mejor provecho al rango dinámico.

Límite de sobreexposición de la cámara

Para poder determinar el límite de sobreexposición de la cámara, hay que tomar varias fotos a elementos que sean muy claros. Esto con la finalidad de saber hasta que límite la cámara puede captar especificaciones de los tonos con mayor claridad.

Exposición correcta de una fotografía

En esas pruebas, posiblemente la cámara describa que la foto está sobreexpuesta, sin embargo es solo una prueba que se está realizando para conocer el límite de sobreexposición de la cámara.

Debido a esto, luego de saber el límite en el que se puede sobreexponer, sin extraviar ningún tipo de detalle de la imagen, se puede empezar a hacer las mediciones de cada fotografía. Una opción es utilizar el histograma. Así como el modo de zonas destacadas, cuando se revise la fotografía.

Con el modo de zonas destacadas, se observará la foto en la pantalla de la cámara y se marcará los sitios de la imagen que hayan quedado quemados, por medio de un parpadeo. Lo que se debe hacer es disminuir estas áreas indicadas.

Pasos para medir adecuadamente la luz en una fotografía

Los pasos que se deben seguir, para hacer la medición de exposición correcta de una fotografía, son los siguientes:

  • Adaptar la cámara en modo manual.
  • Establecer el modo de medición de la luz en el modo puntual.
  • Localizar el tono de mayor claridad de toda la escena que se va a capturar.
  • Ejecutar la medición de la fotografía en dicho punto.
  • Constituir los parámetros de la exposición, según la estética que se le quiera otorgar a la fotografía. Lo mejor es colocando la sensibilidad ISO, con el valor más bajo. Para así evitar la disminución de la calidad, generada por el ruido de la foto.
  • Hacer el disparo y capturar la imagen.

Exposición correcta de una fotografía

Lo más importante que se debe tener en cuenta para obtener la exposición correcta de una fotografía, aparte de aplicar todo lo antes mencionado, es practicar. Asimismo, la paciencia siempre debe estar presente. Mientras más se practique, mejor resultado se obtendrá. Si te gustó la información de este artículo, quizás también te interese conocer, todo lo referente a la fotografía móvil.

Deja un comentario