Fotografía de Interiores, ¿cómo realizarla adecuadamente?

La fotografía de interiores es una modalidad en el universo fotográfico, que es muy frecuente y una de las más populares. Este tipo de fotografías es el que se utiliza cuando se quiere promocionar la venta de un inmueble, pasando por  artículos de decoración,  para mostrar el espacio, las características y el potencial de un lugar en alquiler. A continuación, verás excelentes recomendaciones para realizar una magnífica sesión fotográfica

Fotografía de interiores

La fotografía de Interiores

La fotografía de interiores es interesante, representar con pasión y sensibilidad las líneas, formas, luces y colores que puedes tener en un espacio interno es todo un refinado arte. La perspectiva, las luces y sombras cobran un protagonismo único, para lograr expresar toda la belleza de una composición fotográfica de óptima calidad visual.

La importancia de este tipo de fotografía es crucial en el ámbito comercial, pues las fotos son lo primero que ve el cliente para considerar una opción de compra o alquiler de un inmueble. Si se trata de fotografías que muestran una alternativa en decoración, es primordial que la imagen exponga lo mejor del trabajo realizado.

Las imágenes son importantísimas, pues para captar la atención debe tratarse de fotos llamativas, originales, de buen gusto, pero sobre todo que impulsen a las personas a observar detenidamente y darle oportunidad a la propuesta. Si una foto pasa desapercibida, el posible cliente continuará a la siguiente oferta, sin siquiera detenerse a ver de qué se trata.

fotografía de interiores

Los aspectos más importantes que debes tomar en cuenta a la hora de tomar una fotografía de interiores, son muchos, ya que debes cuidar hasta el más mínimo detalle, debido a que todo esto influye en una buena imagen. Por ejemplo, el orden, la limpieza, la distribución de la decoración y la ambientación, entre otros.

Está comprobado que las fotografías de interior tienen un poderoso efecto sobre los tratos que suelen cerrarse en el mundo del comercio y la decoración.

Nada es más efectivo para una venta exitosa, que la sensación que produce una imagen bien lograda, con habitaciones acogedoras y adecuadamente iluminadas, las cuales te introducen la idea de verte a ti mismo disfrutando de ese maravilloso lugar que estás observando.

Consejos y recomendaciones para lograr la mejor fotografía de interior

Para lograr ese efecto tan deseado de una fotografía de interior, que exponga de la mejor forma los espacios y que sirva de apoyo para captar posibles clientes que se enamoren de las imágenes expuestas, sólo tienes que seguir algunos consejos prácticos, que realmente funcionan y que te ayudarán a resaltar entre un mar de imágenes de tema similar, volviendo la tuya especialmente rentable.

Fotografía de Interiores

El orden y la limpieza

Para resaltar lo mejor de un espacio, debes primero ocuparte en limpiar y ordenar, colocando cada cosa en su lugar. Los profesionales de la fotografía tienen una técnica que se llama Home Staging, la cual se trata de preparar la casa para que luzca mejor en las fotografías.

Esta técnica consiste en arreglar los elementos decorativos de manera similar a como suelen hacerlo los decoradores de interiores. Básicamente, se trata de producir un sitio agradable a la vista, para que en la foto se vea un espacio más comercial, y cumpla con el propósito fundamental de la fotografía de interiores, que es vender.

Crea un espacio armónico para tu fotografía de interiores

Debes tratar de que la decoración y la disposición en general del espacio que quieras fotografiar quede armónico, sobrio, despejado y sublime. Hay un aspecto esencial que debes cuidar para que tus fotografías atraigan clientes, y es la despersonalización.

En esencia, se trata de eliminar todo lo que diga que el espacio tiene dueño, es decir, todo lo que se vea muy personal. Por ejemplo, deben eliminarse las fotos familiares sobre las repisas, demasiados elementos decorativos, el exceso de cojines en el sofá y reducir el número de sillas extra o mesas auxiliares.

fotografía de interiores

La idea de estos cambios, es que el área esté despejada y lo más ordenada posible. Es por esto que las encimeras, mesas y la mayoría de las superficies deben tener la menor cantidad de elementos, todos escogidos con cuidado, para lograr un espacio acogedor, pero impersonal, con el cual muchos de los clientes puedan sentirse identificados y con ideas de cómo personalizarlos a su gusto.

El equipo a utilizar

Para realizar fotografía de interiores debes contar con un equipo adecuado, que te garantice el éxito. Lo ideal es utilizar una buena cámara de gran formato, o en su defecto, una semi  profesional con la que se puedan obtener imágenes de excelente calidad, con un aspecto comercial óptimo.

Para hacer una serie de fotografías con calidad profesional, se necesitan básicamente una cámara con objetivos intercambiables, un lente gran angular, que te ayude a sacar lo mejor de cada espacio sin distorsionar la imagen en general y un trípode.

fotografía de interiores

Utiliza un objetivo gran angular

Para un encuadre perfecto, en el cual puedas incluir todos los detalles interesantes o resaltantes de una habitación en una sola foto, debes utilizar el lente gran angular con la iluminación adecuada. Si quieres más información sobre el equipo fotográfico, puedes mirar en este artículo sobre el equipo para un estudio fotográfico.

Una distancia focal de entre unos 10mm a los 24 mm, te permite tener una perspectiva adecuada y amplia para una imagen nítida. Si no tienes este tipo de lente, puedes realizar imágenes panorámicas de la habitación, que puedan editarse posteriormente.

El trípode

Se trata de una parte importante del equipo, con él se obtienen resultados satisfactorios en cuanto al encuadre. Usando este complemento, asegúrate de que las líneas de tu composición estén alineadas ya que así es más fácil lograr un balance entre el lado derecho y el izquierdo, así como entre piso y techo.

El trípode es imprescindible para lograr exposiciones prolongadas de calidad, logrando un ajuste de la iluminación, pues esta suele ser escasa; el modo automático producirá ruido excesivo en la imagen.

fotografía de interiores

Lo más adecuado es usar el modo manual y adaptar la sensibilidad del sensor para captar la luz de la cámara (ISO), en un rango entre 100 y 320, para aprovechar la profundidad de campo.

Procura utilizar la profundidad a tu favor. Si la habitación tiene un lado que no te resulta interesante, simplemente puedes utilizar un desenfoque y tomar otro punto focal. Si el espacio es muy amplio el fotógrafo debe asegurar que todo esté bien enfocado y con alta definición.

La iluminación en la fotografía de interiores

La iluminación es importantísima, es recomendable que se utilice la luz natural del espacio, sin utilizar el flash de la cámara, ya que esto  afecta negativamente la calidad de la fotografía, pues le resta dimensión al espacio interior y lo mostrará aplanado, lo cual no es atractivo desde el punto de vista comercial.

Otro aspecto importante a cuidar son las luces que tenga la habitación, todas deben estar apagadas, pues la luz de lámparas y bombillas incandescentes disminuyen los verdaderos colores del espacio. La luz artificial está justificada en los casos que sea la clave para mostrar un aspecto específico del diseño de interiores, como en el tipo de fotografía nocturna.

Las ventanas pueden ser un punto problemático en las tomas, pues la luz exterior puede opacar la composición interna. Si realizas el enfoque de la habitación desde donde esté la luz natural que emana desde afuera, la cámara medirá la iluminación y se oscurecerá la perspectiva interior.

En el caso contrario, no se notará el exterior, si lo que se quiere es mostrar una hermosa vista desde la habitación o el salón, por lo cual es importante encontrar un balance en la exposición. Lo que usualmente se hace es tomar la fotografía con la fuente de luz a tus espaldas.

Aprovecha el espacio

La idea general de una fotografía de interiores es mostrar habitaciones más grandes de lo que en realidad son. Para esto puedes posicionar tu cámara usando las esquinas, o en las paredes de fondo, para captar una imagen de mayor profundidad que dé la sensación de un espacio amplio.

También se pueden colocar elementos en un primer plano, con otros de menor tamaño al fondo, ya que esto crea un contraste de tamaño interesante, sencillo pero efectivo a la hora de mejorar la perspectiva de una habitación pequeña.

Altura de la cámara

La altura en la que se ubica la cámara es algo que también debe tomarse en cuenta, el estilo del fotógrafo definirá la posición en la que se sienta más cómodo.

Cabe resaltar que para buscar una  posición de la cámara apropiada para realizar las tomas, debes darle importancia a las características de los espacios, es decir, de lo que quieres que se vea como punto focal de la imagen.

Por ejemplo, cuando se trata de un cuarto de baño, o de las fotografías de una hermosa cocina, lo que más llamará la atención del espectador es la distribución del espacio. Lo más acertado es que se vean las superficies en primer plano; las encimeras tomadas desde una altura que se ubica más alta que la cintura te darán tomas excelentes.

Sin embargo, en las tomas que se hacen de los dormitorios, el fotógrafo suele colocar la cámara a la altura de la cintura o un poco más abajo, ya que interesan detalles como las tomas de la superficie de la cama.

Lo mismo ocurre con las tomas de un salón, donde lo más importante es sacarle el mejor provecho a la perspectiva, que se muestre el espacio y los objetos decorativos que favorezcan la toma.

En cuanto a la composición de la fotografía, es mejor que se logre un encuadre en la toma que sea de dos paredes, ya que da la idea de amplitud. Si se realiza una imagen que incluya tres paredes, se verá alargada y estrechará la vista general de la foto.

Creatividad y buen gusto

La creatividad y la originalidad a la hora de lograr una toma es esencial, ya que lo que se busca es destacar el mejor punto de vista de los espacios, resaltando los mejores aspectos de la estructura.

Si quieres agregar una idea de grandeza al espacio, realiza tomas desde arriba, apuntando desde lo alto, de modo que se aprecie toda la habitación. Te invitamos a leer también este artículo de fotografía creativa.

Busca diferentes ángulos, aperturas, juega con la iluminación y agrega o elimina los elementos decorativos que quieras, pues son los detalles los que te permitirán realizar la toma exitosa de una fotografía de interiores.

Si este artículo te ha gustado, puedes darle un vistazo también a este otro sobre la fotografía de bodas.

Deja un comentario