Fotografía de la naturaleza, ¿en qué consiste? y más

Capturar los detalles de elementos naturales, como las flores, los animales y los paisajes, forman parte de la fotografía de la naturaleza. Conoce en este artículo todo lo referente a estas técnicas fotográficas.

Fotografía de la naturaleza

Fotografía de la naturaleza

Nuestro planeta, está rodeado de infinitos lugares naturales llenos de una gran belleza, es por esto que existen técnicas fotográficas para resaltar todo lo que abarca la fotografía de la naturaleza.

Debido a esto, la fotografía de la naturaleza, es la que capta los detalles de un elemento natural, tanto vivo como no. Es decir, abarca los paisajes, la flora y la fauna. Teniendo como función principal resaltar en la imagen, el lado estético de cualquiera de los elementos naturales.

Además de los paisajes, la flora y la fauna, la fotografía de la naturaleza, también abarca lo referente a los tipos de fotografía de plantas, nocturna y de larga exposición, submarina, astrofotografía, de larga exposición diurna, de bodegón y fotografía macro.

Tipos de fotografía de naturaleza

Antes de adentrarse un poco más en el tema referente a la fotografía de la naturaleza, es indispensable saber de qué trata cada tipo de fotografía antes mencionadas:

Fotografía de plantas y flores

Al momento de fotografiar plantas y flores, es necesario aplicar diversas técnicas fotográficas, para poder obtener un buen resultado. Sin embargo, aparte de aplicar las técnicas, también se debe contar con algunos equipos fotográficos.

Uno de estos, son los objetivos macro o un teleobjetivo. Con el uso del objetivo macro, es posible captar absolutamente todos los pequeños detalles de la planta. En el caso de usar un teleobjetivo, permite enfocar la planta, otorgándole protagonismo, por lo que coloca el fondo borroso.

Otro de los accesorios que es esencial utilizar para este tipo de fotografía de la naturaleza, es un trípode para cámara, para evitar que la foto salga con movimiento, mejor conocido en el ámbito fotográfico como trepidación. Lo más recomendable es tener un trípode que se pueda ajustar al tamaño de la planta.

También es recomendable, si está en las posibilidades adquisitivas del fotógrafo, que este accesorio cuente con disparador remoto o temporizador, para evitar el movimiento que podría ocurrir al presionar el botón de la cámara.

Asimismo, al momento de que hay ausencia de luz, lo mejor es contar con un flash para la cámara. En algunos casos, también se puede usar para rellenar las sombras, unos reflectores o incluso una cartulina blanca, que ayude a que se refleje en ella la luz.

Cómo lo sabe la mayoría de los aficionados y de los fotógrafos profesionales, el manejo de la luz es fundamental al momento de tomar una fotografía. Por lo que se debe saber según el tipo de fotografía, cual es la mejor hora del día para capturar  la imagen.

En el caso de la fotografía de plantas y flores, lo ideal es capturar la imagen cuando la luz es suave, por ejemplo en un día nublado, ya que la luz se distribuye de manera uniforme.

Por lo tanto, no se aconseja tomar este tipo de fotografía de la naturaleza, cuando el día está muy soleado, ya que se generan sombras y brillos, lo cual ocasiona que no se puedan captar todos los detalles de las plantas y flores.

Sin embargo, todo depende de lo que quiera captar el fotógrafo, ya que en muchas ocasiones la luz dura, es decir cuando el día está más soleado, puede generar buenos resultados.

Otro de los aspectos que se debe tomar en cuenta, es evitar fotografiar las plantas y flores cuando hay mucho viento, ya que debido al movimiento puede salir borrosa la imagen. La única opción para evitar esto, es que se tome la fotografía con disparos en ráfaga.

Un aspecto muy estético de este tipo de fotografía de la naturaleza, es que cuando llueve, las imágenes de las plantas y flores pueden salir muy bonitas, siempre y cuando se haga un buen encuadre fotográfico.

Fauna

Este tipo de la fotografía de la naturaleza, es una de las más difíciles de capturar, especialmente cuando se hace a animales salvajes. También es complicado fotografiar, a otros tipos de animales, ya que muchos se alejan cuando perciben la presencia humana. Debido a esto, hay que tener en cuenta, lo siguiente:

Estudiar la especie antes de fotografiar

Antes de realizar este tipo de fotografía de la naturaleza, es necesario conocer previamente la especie que se desee fotografías. Esto se debe, a que al saber características de ellas, como su alimentación, lugares en donde se encuentran, entre muchas cosas más, será más sencillo fotografiarlas.

Tener mucha paciencia y perseverancia

Esto se debe, a que como se mencionó anteriormente, la mayoría de los animales no se dejan fotografiar al primer momento. Por lo tanto, es posible que en un día no se consiga el resultado esperado, pero con el paso del tiempo y la práctica si se obtendrán grandes logros.

Sitio para esconderse o hide

Al momento de tomar fotos a la fauna, siempre se debe contar con un espacio donde se pueda esconder el fotógrafo, el cual se ubique lejos del animal. Es primordial hacerlo, ya que desde allí se puede obtener una buena toma, por lo que se debe permanecer tranquilo y en silencio, para que el animal no capte la presencia humana.

Muchos fotógrafos de este tipo de fotografía de la naturaleza, llevan tiendas de campaña, carpas o crean un sitio improvisado para esconderse.  Asimismo, algunos utilizan técnicas para llamar la atención del animal para que se acerque a un determinado lugar, para así lograr una buena toma. Por ejemplo, algunos les colocan un bebedero o comedero para los animales.

Al momento de fotografiar aves acuáticas, se aplica los denominados tumbing hide y el hidro hide. En lo referente al tumbing hide, este trata en permanecer tumbado o acostado en la orilla de un lago por donde suelen transitar las aves.

Mientras que el hidro hide, es una base que puede flotar en el agua, con la finalidad de sostener la cámara y así poder capturar las imágenes, desde el agua, de las diversas especies que no se visualizan desde la orilla. Los resultados de estas imágenes, suelen ser más atractivos que los planos realizados desde arriba.

Para poder convertirse en un fotógrafo profesional de este tipo de fotografía de la naturaleza, es necesario pasar previamente por la experiencia de esperar muchas horas para lograr una buena sesión de fotos de la fauna.

Respetar las especies

Todo fotógrafo que decida dedicarse a la fotografía de la naturaleza, debe tener muy claro que lo primero que se debe respetar es a todo lo que la conforma. Por lo tanto, a la fotografía la fauna, debe respetarse cada especie y su hábitat.

Solicitar permisos

Hay que tener en cuenta, que en muchos sitios, se debe pedir permiso para poder fotografiar a los animales, por lo que se debe averiguar  con antelación todo el proceso para hacerlo.

Fotografía Nocturna y de larga exposición

Es uno de los tipos de fotografía de la naturaleza, más conocidos. Para poder realizarla con éxito, se debe ser muy cuidadoso y ordenado. En lo referente a la cámara, lo recomendable es que esta posea un buen ISO en fotografía de valores altos. También se debe utilizar la cámara en modo manual y con la función Bulb.

Para este tipo de fotografía de la naturaleza, se puede utilizar objetivos de focal fija. Además se debe aplicar una distancia focal pequeña, angular, para capturar gran parte del paisaje nocturno. También se recomienda utilizar un trípode.

No está de más recordar, que para esta y para cualquier otro tipo de fotografía, siempre se debe tener baterías extras para la cámara, así como tarjetas SD. Para la fotografía nocturna, se recomienda utilizar un disparador automático.

Uno de los aspectos a tener en cuenta, es que antes de hacer fotografía nocturna y de larga exposición en el exterior, se debe primero practicar en la casa. Para así, poder ir practicando los estilos fotográficos, ideales para la noche. Es decir, saber lo referente a la meteorológica, la luz de la luna y su posición, la composición, entre otros aspectos.

Además de esto, cuando ya se comience a tomar la fotografía nocturna en el exterior, se debe tener un bolso con todo ordenado, ya que es posible que muchas veces en la oscuridad no se consiga de manera rápida, algún accesorio indispensable para tomar la fotografía.

También se debe realizar un trabajo de campo previo, es decir visitar los lugares que se deseen fotografiar en el día. Es primordial tener un manejo adecuado del triángulo de exposición, es decir, la apertura de diafragma de la cámara, la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO. Por lo tanto, previamente se deben conocer todos los ajustes de la cámara.

Es importante saber, que la mayoría de las veces este tipo de fotografía de la naturaleza, pasa por un programa de edición, para así resaltar algunos detalles en la imagen. Otro aspecto importante a tomar en cuenta, es saber tomar fotos en panorámica, ideales para la fotografía nocturna.

Cabe destacar, que es esencial tapar el visor de la cámara cuando ya se logre el enfoque deseado antes de disparar. Esto se debe, a que con el sensor abierto, aunque sea de noche, igualmente puede ingresar la luz y modificar la imagen. Además de esto, se debe evitar la utilización de filtros y aplicar siempre la profundidad de campo.

En la fotografía nocturna, se debe revisar frecuentemente el histograma, para así evitar mucho ruido en la imagen. Por lo que si la cámara posee reducción de ruido, este debe activarse. Sin embargo, lo recomendable es activar la reducción del ruido, en caso de ser necesario, ya que esta función hace que la cámara sea más lenta y gaste gran cantidad de batería.

Un ejemplo de esto, es que  si la exposición dura 5 minutos, la cámara no se debe utilizar por 10 minutos. Entre otros aspectos a considerar, en el caso de querer captar las estrellas, se debe realizar una mayor apertura de diafragma. Asimismo se debe variar las altas luces y los bajos, con la finalidad de incrementar la exposición de las estrellas.

Fotografía de la naturaleza

Submarina

La fotografía de la naturaleza, basada en los fondos marinos, puede generar grandes resultados, si se utiliza una buena cámara de fotos réflex o Evil, con objetivos que se puedan intercambiar. Sin embargo, también se pueden utilizar cámaras compactas que tengan ajustes y funciones avanzadas, las cuales son más económicas que las réflex o Evil.

Otro de los accesorios necesarios para captar este tipo de fotografía de la naturaleza, es utilizar el flash, ya que mientras más se descienda en el agua, será más necesario. Es por ello, que existen flashes submarinos o carcasas para colocar los flashes externos.

No obstante, se debe tomar en cuenta que el flash en algunos casos puede rebotar contra las partículas en suspensión que se ubican en la columna de agua. Especialmente cuando hay gran distancia entre el objetivo y la especie o lugar a fotografiar.

En la fotografía submarina, también se utiliza, una caja estanca. La cual es fundamental para meter la cámara y evitar que esta se moje, así como ofrecerle comodidad al fotógrafo, para que pueda manipularse la cámara sin ningún inconveniente.

En lo referente a los objetivos que más se utilizan en este tipo de fotografía de la naturaleza, se encuentran el gran angular y el macro. En el caso del gran angular, este hace posible que se capte gran parte del paisaje marino, logrando un gran enfoque. Mientras que con el objetivo macro, se utiliza para captar detalles precisos, por medio de un ángulo y profundidad de campo muy reducida.

En lo referente al comportamiento de la luz bajo el agua, se debe saber que bajo el agua, la densidad del agua es 800 veces la del aire. Debido a esto, se percibirá un gran número de partículas en suspensión, las cuales causas la perdida de contraste y color en los objetos a fotografiar.

Debido a esto, bajo el agua, habrá menos nitidez y luz, por lo que en muchos momentos, hay que acercarse a lo que se va a fotografiar. Asimismo, bajo el agua, los colores se ven muy diferentes, ya que estos se filtran según la profundidad en que se encuentre el fotógrafo. Tanto así, que muchos colores pueden desaparecer, según lo lejos que se esté de la superficie.

El primer color que desaparece es el rojo, seguido por el naranja y el amarillo. Por lo que al final, solo queda el verde y el azul. De la misma manera, se debe saber que la distancia horizontal también se modifica, por lo que previamente se debe decir cuales encuadres fotográficos se van a utilizar bajo el mar.

En la fotografía submarina, también se debe conocer que la posición del sol en el cielo, es un determinante para saber la calidad y cantidad de luz que ingresa en el agua. Es por ello, que cuando el sol se ubica muy alto y el mar está tranquilo, la mayor parte de los rayos solares ingresan al agua.

Sin embargo, cuando el mar está embravecido, es decir se mueve mucho, la luz no ingresa al mar y se mantiene en la superficie, lo cual ocasiona que haya menos luz al momento de realizar la foto. Esto también puede ocurrir a primeras o ultimas horas del día.

Por lo tanto, para este tipo de fotografía de la naturaleza, se debe tomar en cuenta principalmente, un buen punto de vista, fotografiando así de abajo a arriba o a la altura de los ojos de la especie marina. También se debe tener mucho cuidado de no causar ningún daño al contexto marino. Por lo que, hay que evitar tocar tanto las especies como su hábitat.

En lo referente a los ajustes fotográficos que se deben utilizar principalmente en la fotografía submarina, se encuentra, trabajar  con un balance de blancos automático, utilizar formato RAW, revisar constantemente el histograma y realizar un buen ajuste de la composición.

Astrofotografía

Indudablemente la fotografía astronómica, es uno de los tipos de fotografía de la naturaleza, que causan mayor intriga. Lo cual se debe, a que cuando se escucha ese nombre, se piensa a que se hace referencia a fotografiar los planetas  o todo el espacio.

Sin embargo, este tipo de fotografía, no solo hacen referencia a esa categoría, ya que con ella también se puede lograr imágenes óptimas del cielo. Debido a esto, para captar buenas imágenes de este tipo de fotografía, se debe tener una buena cámara con ajustes manuales, modo Bulb y objetivos que se puedan intercambiar. Asimismo, es ideal utilizar un trípode, teleobjetivo y un disparador remoto.

En lo referente a querer fotografiar las estrellas, esto se puede lograr colocando la cámara de manera estática en el trípode o también situando la cámara en un artefacto que realice el movimiento de la tierra, o incluso arriba de un telescopio.

No obstante, si lo que se desea es capturar el movimiento de las estrellas, lo recomendable es que se trabaje con velocidades de menor velocidad. Esto se refiere a una ISO muy bajo, así como cerrando el diafragma.

Por otro lado, si lo que se desea es capturar las estrellas de manera estática, pero no se cuenta con los accesorios antes mencionados, se debe disminuir el tiempo de la obturación lo que más se pueda. Esto se logra incrementando la ISO a valores como 2000 o 4000. También se puede abrir el diafragma de la cámara, para obtener una imagen de buena calidad.

Fotografía de la naturaleza

En la astrofotografía, también se recomienda utilizar el modo manual de la cámara, comprobar el histograma, utilizar un disparador remoto con la finalidad de evitar las trepidaciones y hacer varias pruebas.

Ahora bien, si lo que se quiere es fotografiar el sol, se debe usar un teleobjetivo, por lo menos de 200mm. Sin embargo, si no se tiene este accesorio o un telescopio, se pueden realizar diversos encuadres y planos, especialmente de la línea del horizonte, la cual hace que el astro rey se vea de mayor tamaño.

Es fundamental, para lograr esto, que se siempre se tenga abierto el espejo de la cámara de fotos réflex, para evitar el movimiento. La ISO debe estar lo más baja que se pueda, para que así se obtenga una mayor nitidez. El diafragma se debe cerrar a la mitad, para lograr una buena profundidad de campo y se deben hacer diversas pruebas de exposición.

Para fotografiar el sol, se debe previamente conocer el lugar y la hora en que saldrá y e que se pondrá. Asimismo, se recomienda el uso de un disparador remoto o automático de la cámara.

Por otro lado, si lo que se desea es fotografiar la luna, una de las grandes protagonistas de este tipo de fotografía de la naturaleza, se debe saber que mientras más oscuro esté, el resultado será mucho mejor.

Fotografía de la naturaleza

Para lograr esto, se debe usar un teleobjetivo. Sin embargo, en el caso de que el cielo se encuentre despejado y de que se encuentre luna llena, esta ofrece más luz y permitirá que destaquen los elementos que la rodean.  En este caso, se debe bloquear el espejo, utilizar un disparador remoto o automático y tener la ISO lo más bajo que se pueda.

También se recomienda utilizar un trípode, utilizar aperturas de diafragma medias y realizar un enfoque manual. Antes de tomarle fotos a la luna, se debe investigar cuándo ocurrirá cada fase lunar.

Fotografía macro

Este tipo de fotografía de la naturaleza, es aquella en la que el protagonista que se está fotografiando, es del mismo tamaño que en la vida real o incluso más grande.  La finalidad de la fotografía macro, es la de demostrar la belleza del protagonista de la imagen, el cual puede ser una persona, animal, planta y objeto. Sin embargo, también se utiliza mucho en la investigación biológica.

Lo cual se debe, a que con este tipo de fotografía, se documenta diversos estudios que tienen relación con multitud de especies vegetales y animales.

Ahora bien, en lo referente a la cámara que se debe utilizar, muchas cámaras digitales compactas, tienen la opción de seleccionar el modo Macro, identificado con una flor. Sin embargo, no es un modo macro lo que se realiza, ya que únicamente lo que se logra es acercarse a la imagen.

Debido a esto, para poder obtener un modo macro real, se debe utilizar una cámara de fotos réflex. Para pode ejecutar con ella una función macro, se debe utilizar el objetivo macro, pues este es el que hace el enfoque.

En el caso de no poseer un objetivo macro para la cámara, lo recomendable es utilizar un lente conversor macro. Este consiste en colocarle al objetivo un diminuto lente conversor, para transformarlo en un objetivo macro. No obstante, aunque es otra opción que se puede utilizar, este no tomará fotos de alta calidad, como lo haría el objetivo macro.

Fotografía de paisajes

Uno de los más conocidos tipos de fotografía de la naturaleza, es la fotografía de paisaje. La cual abarca prácticamente todos los paisajes que se conocen, tales como: natural, en larga exposición, urbano, minimalista, nocturno, aéreo, invernal, nebuloso, rural, turístico y en blanco y negro.

Esta no solo incluye el paisaje natural, también incluye el artificial, es decir todo lo referente al paisaje urbano, tales como los edificios, o todas la arquitectura de la ciudad.

fotografía de la naturaleza

Para poder obtener una gran foto del paisaje, se debe aparte de tener una buena cámara de fotos réflex, también un objetivo, que posea una distancia focal mínima, especialmente un gran angular. Debido a esto, existen objetivos únicamente para fotografía de paisajes.

Otros de los accesorios que se requiere para la fotografía de paisaje, es el trípode, un disparador remoto y algunos filtros, esencialmente el filtro polarizador. En este tipo de fotografía de la naturaleza, debe prevalecer la nitidez.

Muchos fotógrafos profesionales, han asegurado que tomarle fotos a la primavera, es uno de los trabajos más bellos que han podido realizar, ya que se genera un muy buen resultado, de cada aspecto de esta estación del año. Sin embargo, el invierno también ofrece grandes ventajas para fotografiar

Indudablemente, los paisajes de amanecer y atardecer, también son unos de los más fotografiados. Por lo que, se debe conocer todas las técnicas para aplicar a la luz suave, la cual es la que prevalece en ambos momentos. Asimismo, se debe destacar la calidad y el color de esa luz.

Este tipo de fotografía de la naturaleza, también abarca, la ya antes mencionada de paisaje nocturno. Otro tipo de fotografía de paisajes, es la clásica en blanco y negro. Esto se debe a que cuando no hay color, la foto toma un encanto único, que la hace muy llamativa al espectador.

Se debe tener en cuenta, que como gran parte de la fotografía de la naturaleza, en la de paisajes, también se pasa por un proceso posterior de edición. Por lo tanto, se debe contar con algunos programas o software, para editar. Tales como, Lightroom, Adobe Camera RAM, CaptureOne, Affinity Photo o Luminar.

Fotografía de bodegón

Este tipo de fotografía de la naturaleza, es aquella que abarca frutas, flores, verduras y objetos caseros, tales como los utensilios de mesa, cocina, libros, entre otros. Para la fotografía de bodegón, se debe tener en cuenta principalmente la composición, el cromatismo y la luz.

Uno de los aspectos interesantes, es que este tipo de fotografía, tuvo su origen en la pintura, por lo que visualizando muchas de ellas, puede generar una gran inspiración. También se puede pensar en una historia, para que así la imagen pueda transmitir un mensaje.

Fotografía de la naturaleza

Luego de seleccionar el utensilio a fotografiar, posteriormente se pueden colocar algunos elementos que apoyen esa imagen principal, lo cual vendría formando parte del fondo. También se debe tomar en cuenta, que hay que tener una buena iluminación.

Generalmente este tipo de fotografía, se toma encima de una mesa y puede llegar a utilizar como fondo tela, cartulina o madera. Además de esto, para destacar la imagen principal, se regula la apertura de diafragma, para brindarle mayor nitidez. Usualmente el ángulo de disparo que se utiliza es desde un punto de vista frontal o normal, así como por encima de la escena.

Pasos para capturar la fotografía de la naturaleza

Ahora bien, una vez que se conocen todos los tipos de fotografía de la naturaleza, es esencial saber cómo capturarla.

  1. Se debe seleccionar el punto de vista

El punto de vista es imprescindible buscarlo, ya que con él se puede logran una distribución organizada de todos los elementos que forman parte de la imagen, para posteriormente seleccionar la distancia focal.

  1. Evitar las obstrucciones visuales

Esto hace referencia a tener en cuenta que no ocurra ningún tipo de obstrucción visual, es decir que los elementos que se encuentran más cerca no oculten a los que están más lejos.

  1. Potenciar la textura

Esto se logra aplicando una dirección de luz caída. Lo cual ocurre en las horas del amanecer y atardecer, ya que se destaca la textura de las superficies que se ubican en el suelo.

  1. Relacionar la luz y la sombra

En toda fotografía de la naturaleza, los elementos que se encuentran iluminados, destacan más que el resto. Por lo tanto, se debe continuar en este paso, la aplicación de la dirección de la luz.

  1. Sacarle el mejor provecho a los reflejos del agua

En la fotografía de la naturaleza, el agua es un elemento que tiene gran protagonismo, en muchas de sus imágenes. Para ello, se puede variar en la imagen los elementos reales y los que se reflejan en el agua, para así logran una composición simétrica. Se debe tomar en cuenta que lo que se observa en el reflejo, siempre dependerá del punto de vista.

  1. Destacar el trayecto de los elementos dinámicos

En estas escenas se debe elegir el tiempo de exposición acorde, para poder obtener el movimiento que se quiere. Este puede ser mostrando la trayectoria de él o congelándolo.

  1. Manejo del color de las imágenes

Para poder controlar el color de las imágenes, se selecciona la temperatura de color y se ajusta la saturación. Esto se puede hacer al capturar la imagen en formato RAW o al editarla. En el caso de querer fotografiar en blanco y negro, se aumenta el contraste para destacar la diferencia entre la luminosidad de todas las partes que integran la imagen.

Consejos 

Entre los principales consejos para la fotografía de la naturaleza, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

  • En el caso de querer destacar gotas de agua, encima de las flores, una opción es rociarla con un pulverizador de agua.
  • Al querer destacar las flores de los árboles, se puede fotografiar desde abajo del árbol. Esto se puede realizar pegando la cámara al tronco.
  • Lo más recomendable es disparar en formato RAW.
  • Cuando se quiere fotografiar un árbol solitario, lo ideal es situarse en una posición adecuada donde se destaque el árbol. También se puede disparar desde una distancia focal única, haciendo uso de mucho zoom.
  • Para fotografiar fauna y destacar todos los aspectos de ella, hay que utilizar un teleobjetivo que sea de 100mm o superior. En el caso de tener un objetivo con estabilizador óptico, se puede activar.
  • Es indispensable conocer o ir varias veces al sitio donde se va a realizar la fotografía. Y principalmente tener mucha paciencia.
  • Una buena opción para fotografiar fauna de cerca es ir a un zoológico o parque donde se encuentren diversas especies. Lo mejor es acercarse los días que hay pocas personas.
  • Al querer fotografiar varias flores, que se encuentren juntas, se debe hacer con un plano relativamente abierto, para que destaque todo el grupo. También debe haber una pequeña profundidad de campo.
  • Agregar personas a la fotografía de la naturaleza, le otorga un sentido muy especial a la imagen. Esto se debe a que le otorga emoción.
  • El efecto seda, es uno de los más buscados al fotografiar una cascada. Para lograrla se debe utilizar un trípode, un objetivo con menor distancia focal, gran angular tipo 18mm o 14mm y un filtro Densidad Neutra (ND). Asimismo, se debe ajustar la ISO al mínimo, apertura encima de los f /11. f/16 y una lenta velocidad de obturación. Algunos fotógrafos destacan los detalles con programas de edición.
  • La fotografía de la naturaleza, debe realizarse siempre con formato RAW + JPG. Lo cual permitirá en el proceso de edición, resaltar muchos más detalles de la foto original.
  • Como en todos los tipos de fotografía, en la de naturaleza aparte de todo lo antes descrito, también debe prevalecer la creatividad.
  • Se debe conocer también todo lo referente a la mejor hora para fotografiar, bien sea a la hora azul o a la dorada. Todo depende de lo que busque destacar el fotógrafo de la naturaleza.
  • Para los que les gusta fotografiar hongos y setas, se debe usar un objetivo con mayor apertura de diafragma. Esto para desenfocar el fondo y brindarle protagonismo al hongo o seta.
  • Al encontrarse con elementos no deseados, se debe modificar el punto de vista y hacer una variación de la distancia focal.
  • Cuando en el paisaje hay mucha calima o humedad en el aire, se debe aumentar el contraste.
  • Para destacar el movimiento de un elemento dinámico, se tiene que utilizar largos tiempos de exposición. También se debe utilizar una sensibilidad ISO de 100 y cerrar el diafragma a 22.
  • En lo referente al balance de blancos, se debe disparar en RAW, para posteriormente en la edición ajustar la temperatura del color. Esto se hace con la finalidad de obtener el color que se desee.
  • En la fotografía de la naturaleza, siempre se debe primero analizar la escena. Luego decidir los elementos que se desean destacar en la imagen y posteriormente buscar el punto de vista. Todo esto debe hacerse primero sin utilizar la cámara. Una vez que se ve a través de ella, cambia la distancia focal y otros ajustes, que es mejor seleccionar cuando ya se ha visto previamente, sin ella.
  • Al realizar este tipo de fotografía también se debe probar los diversos formatos de la cámara, estos son: 1:1, 4:3, 3:2 y 16:9. Para posteriormente seleccionar el más apto para la escena.
  • Cuando en las escenas con mucha luz, se desea utilizar un tiempo de exposición ampliamente largo, pero no se puede cerrar el diafragma, es primordial usar filtros de densidad neutra (ND). Estos filtros hacen una considerable reducción de la intensidad de la luz que ingresa en la cámara.
  • El filtro polarizador, se puede utilizar para minimizar la luz del cielo con los demás aspectos de la escena.
  • Se pueden utilizar diversos tiempos de exposición para lograr el movimiento fluido de un elemento en particular.
  • Tanto el amanecer como el atardecer, ofrecen diversas luminosidades, ya que se visualizan áreas iluminadas y otras de sombra. También en estos momentos, la luz suele tener mayor calidez y saturación de los colores. Debido a esto, en la foto no se encontrará tanto contraste, como pudiera ocurrir en otra hora del día.
  • Siempre se debe recordar, que hay que respetar la naturaleza, ya que ella forma parte de nuestra vida. También hay que tomar en cuenta que para este tipo de fotografía se debe tener mucha paciencia y perseverancia, hasta obtener el resultado deseado.

Si te gustó la información de este artículo, quizás también te interese conocer todo lo referente a la fotografía profesional.

Deja un comentario