Fotografiar coches, ¿cómo debes hacerlo? y mucho más

Fotografiar coches, es uno de los tipos de fotografía mas llamativos. Porque estas imágenes se pueden utilizar tanto a nivel artístico como comercial. Conoce en este artículo cómo capturar de la mejor manera estas imágenes.

Fotografiar coches

Tomar fotografía a los coches es algo muy interesante, ya que estas se pueden realizar tanto para uso personal, artístico o comercial. Hay apasionados de los coches, que les encanta tener una colección de imágenes de los diversos modelos de ellos, así como de las marcas que los fabrican.

También están los fotógrafos profesionales o aficionados que les encanta fotografiar coches para un fin artístico. Pues a través de esas imágenes se puede percibir el estilo de este medio de transporte e incluso es muy interesante cuando toman imágenes con la evolución de los modelos.

Otra finalidad de fotografiar coches es la de tipo comercial, es decir para venderlos. Como ya es conocido por todos, una imagen vale más que mil palabras. Por lo que, en lo referente a la venta esto influye mucho, así que hay siempre que capturar la mejor imagen para poderla promocionar, que en este caso serían los coches el producto.

Según sea la finalidad que se quiera obtener al fotografiar coches, lo mejor es saber aplicar todas las técnicas y estilos fotográficos para obtener el mejor resultado.

En el caso de querer fotografiar el coche para venderlo o para cualquier otra finalidad, hay que tener en cuenta que se deben resaltar los mejores elementos de él. Es decir, el buen estado en el que se encuentra, así como su color y todas las partes de este medio de transporte. Lo importante es que con esa fotografía se evidencie el buen estado en que se encuentra el coche.

Pues al fin y al cabo, los futuros compradores, seguramente observarán primero la fotografía y si les interesa, evidentemente lo siguiente que harán es observar el coche en vivo.

Contexto

Para ello, hay que tener en cuenta una serie de aspectos, para obtener la mejor imagen al fotografiar el coche, especialmente que este se encuentre en buen estado para venderlo. Sin embargo, también hay que considerar algunos otros detalles del contexto donde se encuentra.

Según el tamaño del coche se debe tener en cuenta el lugar donde se va a fotografía. Así que lo más recomendable es colocarlo en un sitio amplio, donde se pueda destacar este medio de transportes. Pues como todo tipo de fotografía, el fondo también juega un papel importante y si este es uno muy agradable, más cautivará la atención del espectador.

Se debe tener en cuenta entonces, que al fotografiar coches, el fondo sea un elemento esencial que apoye a que resalte mucho más el coche. También hay que considerar lo referente al color, tratar de que haya un contraste de la tonalidad de colores del fondo con el coche.

Lo más recomendable siempre es fotografiar coches al aire libre, especialmente donde el fondo sea la naturaleza. Con esto siempre se destacarán mucho más el producto a vender, que en este caso es el coche.

Pues la luz y el fondo, son grandes elementos que le agregaran importancia al fotografiar coches. De hecho, tenerlo aislado, en un sitio determinado donde solo se aprecie el coche es lo mejor. En la mayoría de los casos, tener personas alrededor o incluso otros elementos, son factores distractores para lo que observa el espectador.

Por lo que lo primordial es que el centre la atención en el coche. Para ello, es esencial que este medio de transporte se fotografíe solo en un área donde resalten todos sus componentes.

Otro factor a tomar en cuenta, es evitar fotografiar coches, cuando se quiere vender uno, con otros coches. Es decir, hay que capturar la imagen únicamente del coche que se quiere vender, pues si se aprecia otro, el espectador puede distraerse al observar la imagen. A menos que se estén vendiendo varios coches a la vez, si es recomendable fotografiarlos juntos, pero si lo que se está vendiendo es uno solo, lo mejor es aislarlo de los demás. Una vez más, hay que considerar que el fondo es un elemento que lo ayudará a resaltar.

Las mejores alternativas, son fotografiar coches en áreas muy tranquilas o por lo menos donde no haya ningún elemento distractor. Esto puede ser en algún sitio cercano a una playa, un área con árboles o también con una pared, siempre y cuando esta sea de un color neutro. Todo dependerá de las opciones que tenga a la mano el fotógrafo.

Hay que tener en cuenta, que al momento de fotografiar coches, lo mejor es contar con un gran angular para la cámara. Fundamentalmente al momento de tener que capturar en la imagen, coches que estén juntos. Lo importante también es aplicar el mejor encuadre fotográfico para que estos destaquen.

Fotografiar coches

Limpieza

Como todo lo que se quiere vender o incluso en cualquier ámbito de la fotografía, la limpieza debe estar presente en el objeto protagonista de la imagen que en este caso son los coches. Para ello, el o los coches a vender, deben estar impecables.

El aspecto es muy importante, así que lo mejor es que el coche además de estar en óptimas condiciones para vender, esté pulcro. Para lograr esto, lo mejor es lavarlo muy bien y aplicarle cera, esto lo dejará reluciente. Así el coche sea muy antiguo, igualmente debe estar limpio. Una vez más, hay que recordar que el buen aspecto es fundamental, pues con él se cautivará mucho más la atención del comprador.

Hay que tener en cuenta, que una vez que el coche esté impecable, este puede quedar muy reluciente, lo cual es muy bueno. Sin embargo, al momento de fotografiarlo posiblemente haya que hacer uso de un filtro polarizador. Con la finalidad de suprimir cualquier brillo o destello que esté presente en él.

No obstante, hay momentos que al fotografiar  coches, la presencia de los brillos y destellos, puede utilizarse de la mejor manera al capturar la imagen. Así que es una buena alternativa de aplicar diversos estilos fotográficos para destacar estos detalles de la mejor manera, siempre y cuando beneficien a la imagen del coche que se quiere vender.

Selección del objetivo

Como es conocido por todos los fotógrafos o aficionados, el uso correcto de la cámara de fotos es indispensable para obtener las mejores fotografías. Sin embargo, esto es mucho mejor cuando se cuenta con accesorios de fotografía que permitan hacer un mejor uso de la cámara.

Fotografiar coches

Uno de estos, de hecho de los fundamentales, es el objetivo. Para fotografiar coches, se debe tener en cuenta el usar un gran angular o también un 50mm o un teleobjetivo. Todo dependiendo de lo que se quiere destacar.

En el caso de la utilización del gran angular, se debe utilizar cuando se quiere abarcar gran parte del contexto donde se está realizando la fotografía. Incluso es el más indicado al momento de fotografiar coches con un paisaje de fondo. Con el uso de este objetivo, también se puede generar distorsiones muy llamativas para la imagen. Con la finalidad de destacar las líneas o ciertos elementos del medio de transporte. Así que utilizar el gran angular, es una excelente opción.

En lo referente al objetivo 50mm, conocido como el rey de los objetivos, otorgará una excelente nitidez y luminosidad a la imagen. Además que permite capturar unas excelentes tomas, que puede variar de la mejor manera, a través de la aplicación del plano general. Así como puede destacar muy bien elementos importantes del interior o exterior del coche.

Otra de las alternativas de objetivos, con que se puede contar al fotografiar coches, es usando un teleobjetivo. Pues con él se puede hacer un acercamiento al escenario donde se encuentra el coche, debido a la extensa distancia focal que posee. Además de esto puede aplanar la imagen y separarlo del fondo, gracias al buen uso que aplica de la profundidad de campo. Por lo que saber manejar los ajustes de la cámara, siempre serán las mejores alternativas de obtener unas óptimas imágenes.

Punto de vista

Según la focal con la que cuente el fotógrafo o aficionado, para lograr unas imágenes atractivas, se puede fotografiar coches, capturando la imagen desde distintos puntos de vista. Hay que tener en cuenta, que al vender el coche, el futuro comprador quiere observar, detallar y saber todos los aspectos de este. Para ello, lo mejor es tomar las fotos desde diversos puntos de vista, en el área frontal, trasera y lateral.

Se puede apuntar y disparar todos los lados del coche. Incluso fotografiarlo de arriba abajo, lo que se conoce como picado, también puede ser una alternativa, siempre y cuando se destaquen elementos del coche.

También se puede modificar la perspectiva de la imagen, tomando la foto de abajo hacia arriba, conocido también como contra picado. Según el lado donde se tome la foto, variará la perspectiva y lo que se quiere transmitir. Por lo que de una imagen plana, se puede generar una imagen muy llamativa y cautivadora, lo cual le otorga mucho interés a la fotografía. Así que lo más recomendable es aplicar la captura de lo imagen desde todos los puntos de vistas del coche.

Ajuste del triángulo de exposición

Los principales ajustes de la cámara de foto que debe saber utilizar todo fotógrafo o aficionado es el conocido triangulo de exposición, los cuales tienen la función de regular la exposición o cantidad de luz de cada imagen. Pues la exposición, constituye la totalidad de luz que llega al sensor de la cámara, con la finalidad de generar la fotografía.

Sensibilidad ISO

Esta sensibilidad  es la encargada de indicar la cantidad de luz que necesita la cámara para cada escena.  Por lo que constituye a la sensibilidad del sensor de la cámara, cuando se percibe luz. Cabe destacar, que esta se localiza en el sensor de la cámara. Teniendo así la función de hacer la medición del comportamiento del sensor frente a un determinado nivel de luz en la escena.

Al momento de fotografiar coches, para poder adaptar este ajuste en la cámara, lo recomendable es que este valor permanezca lo más bajo que se pueda. De esa manera, mantendrá mucha más nitidez y por ende una óptima calidez en la imagen. Lo mejor para poder aplicar esto y los demás ajustes, es que al momento de usar la cámara de fotos, esta se coloque sobre un trípode para cámaras. Evitando así la trepidación o cualquier movimiento.

Apertura del diafragma

La apertura es la encargada de manejar la cantidad de luz que entra. Por lo que,  permite que se realice el dominio de la cantidad de luz que ingresará al sensor, según la cantidad de tiempo en que se configuró con la velocidad de obturación

Uno de los aspectos fundamentales de este ajuste, es aplicar correctamente lo referente a la profundidad de campo. Teniendo en cuenta que este es un recurso de composición muy bueno para algunos tipos de fotografía. Variar la profundidad de campo puede permitir dirigir la mirada del espectador de la fotografía hacia un sitio determinado de la imagen. Por lo tanto esta profundidad hace referencia  al área de la imagen que se puede visualizar como nítida o enfocada.

Esta consta no solo del punto de enfoque, sino de toda el área que se encuentre por delante y por detrás de este que el ojo capta con una nitidez considerable. Esto depende directamente de la distancia focal, la distancia al plano de enfoque y la apertura de diafragma.

Así que esta constituye la distancia que hay entre el objeto más lejano y el objeto más cercano que aparecen enfocados dentro de la imagen. Hay poca profundidad de campo cuando hay elementos determinados que están enfocados. Mientras que hay mucha profundidad de campo cuando todo aparece enfocado.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta que al tener el diafragma muchos más abierto, esto hará posible que ingrese más luz. Sin embargo, la profundidad de campo que se aplicará es muy reducida. Pero en el caso de cerrar mucho más el diafragma de la cámara, habrá menor cantidad de luz pero la profundidad de campo será muy extensa.

Al capturar la imagen del coche, lo mejor de aplicar para que este quede enfocado es cerrar el diafragma a una apertura aproximada de f/8 o f/11. Por lo que, hay que tomar muchas fotos para poder obtener el resultado ideal.

Velocidad de obturación

La velocidad de obturación, constituye al tiempo en que la cámara de fotos hace posible el ingreso de la luz al sensor. Para poder realizar este proceso, debe abrir y cerrar las cortinillas del obturador.

Al manejar la velocidad de obturación, también se debe conocer acerca del dominio del modo BULB, otro de los conceptos básicos de fotografía. El modo BULB, es una forma de manipular de manera manual, las velocidades lentas, cuando se encuentra abierto el obturador, por un tiempo prolongado.

La diferencia entre la sensibilidad ISO, con la velocidad de obturación y el diafragma, es que estos dos últimos parámetros hacen posible el paso natural de mayor o menor cantidad de luz al sensor de la cámara. Mientras que la ISO lo que ejecuta, es que expande digitalmente la señal, logrando así la ganancia de más luz, a pesar de la disminución de la calidad de la fotografía.

Bracketing

También conocido como horquillado. Esta es una de las alternativas al momento de capturar la imagen del coche. Pues con esta técnica se realizan diversas tomas de la misma imagen. Pero se va modificando en cada una de ellas los ajustes referentes al triangulo de exposición.

Fotografiar coches

En este caso, al fotografiar coches, se puede aplicar esta técnica para integrar el cielo en la fotografía, formando así parte de la exposición en todas las tomas. Siempre y  cuando este medio de transporte se encuentre ubicado en un área abierta con presencia de la naturaleza.

Sin embargo, en el caso de que el contraste presente entre el cielo y el coche sea muy alto, no se pueden exponer de manera adecuada ambas luces. Pero esto se puede corregir utilizando un filtro de degradado neutro. Ideal para la fotografía de paisaje, pues este disminuye el ingreso de luz en una de esas mitades compensando e igualando las exposiciones de las ares más iluminadas y las más opacas, que en este caso es el cielo y la tierra.

La otra alternativa, para corregir el contraste, es tomando por lo menos tres exposiciones del escenario. Uno donde se sub exponga la imagen, otra con los resultados de medición normal y la última con sobre exposición. Para poder lograr esto, una vez más, es conveniente utilizar un trípode para cámara. Una vez que se tengan esas tres imágenes antes mencionadas, se unen de manera adecuada en un programa de edición.

Detalles en la imagen

Destacar los detalles del coche es fundamental, para ello debe haber mucha creatividad al capturar la imagen. Estos medios de transportes tienen muchísimos detalle, así que hay que decidir cuáles son los que se quieren resaltar en la imagen.

Para ello nuevamente, hay que saber aplicar adecuadamente la profundidad de campo para destacar el centro de interés difuminando el fondo, con extensas aperturas. Especialmente, si el contexto es muy llamativo, se puede destacar en la imagen a través de los espejos o ventanas.

Fotografiar coches

Formato RAW

El formato más utilizados por todas las personas es el JPG. Sin embargo, los fotógrafos aficionados y profesionales también suelen usar el formato RAW. Este almacena  toda la información de la imagen. Por lo que al editar la imagen se pueden corregir los errores de iluminación y aumentar la nitidez. Además de esto, se puede seleccionar la temperatura de color que se desee destacar en la imagen.

Lo más conveniente al fotografiar coches, es capturar la imagen en formato RAW, pues como ya se mencionó anteriormente, con esta se guarda toda la información de la imagen. Lo cual es ideal al momento de editar la fotografía en cualquier programa de edición. Donde se pueden corregir algunos detalles y una vez que esto se realice la imagen continuará teniendo una óptima calidad.

Por lo que con el uso de este formato, se pueden realizar ajustes de luz, contraste, saturación, nitidez y muchos más, mientras se mantiene la misma calidad de imagen. Asimismo se puede cambiar, según sea conveniente, el balance de blancos.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que las imágenes con este formato, pesan mucho más que los otros formatos. Por lo que al tomar las fotografías, se debe prevenir contar con espacio de almacenamiento, para así poder tomar muchas fotos y posteriormente seleccionar las mejores.

Horas del día

Todo fotógrafo y aficionado sabe que la luz es un elemento fundamental para la fotografía. Por lo tanto, al fotografiar coches, captar los mejores aspectos de él, también se relaciona con la hora del día en que se tome la foto.

Así que cualquier hora del día puede ser ideal, siempre y cuando se ajusten los valores en la cámara de foto, que sean necesarios para ese momento. Es por ello, que se debe tener un conocimiento de las técnicas a aplicar cuando se tomen las fotos, bien sea  en la hora dorada o en la hora azul.

Esto es fundamental, para darle mayor fuerza al entorno, especialmente si la foto se está capturando de día. Pues se pueden hacer diversas tomas con la luz exterior y con las del mismo coche. Lo cual sería una imagen muy llamativa y llena de creatividad. En el caso de tomar la foto en un contexto urbano, también se puede jugar con las luces y destellos de los faros o cualquier otro elemento que tenga luz. Siempre y cuando no le quite protagonismo al objeto principal, que en este caso es el coche.

Composición

Como ya se explicó anteriormente, la composición es un factor muy importante para cada fotografía. Así que al fotografiar coches, también se debe considerar todo lo referente a la ley de la mirada o a la regla de los tercios.

A pesar de ser un objeto, a este también se le puede dar un adecuado protagonismo, destacando sus mejores características. Así mismo al momento de fotografiar coches se pueden aplicar todos los planos fotográficos, para resaltar aún más todos sus elementos.

Es importante, también tener en cuenta que se debe fotografiar, aplicando todos los aspectos antes descrito, tanto el interior como el exterior del coche. Resaltando así lo mejor de cada uno de los componentes que lo integran. Si te gustó la información de este artículo, quizá también te interese conocer más acerca de la fotografía para niños.

Deja un comentario