Fotografiar la Luna, descubre ¿cómo realizarlo y mucho más?

Este satélite natural de la Tierra, también es uno de los más deseados para capturar en una imagen. Conoce todo lo referente a ¿cómo fotografiar la Luna?

Fotografiar la Luna

Fotografiar la Luna

Uno de los mayores atractivos naturales, es la Luna. Debido a esto, muchos desean capturarla en imagen, para así continuar disfrutando de su majestuosidad. Fotografiar la luna, requiere tener en cuenta muchos aspectos fotográficos, ya que lo principal es resaltar su luz, rodeada de oscuridad.

Una de las particularidades de fotografiar la Luna, es que esta se desplaza de manera rápida. Debido a esto, se debe hacer una adecuada exposición y medición, con la finalidad de lograr una adecuada velocidad de obturación.

Fotografía nocturna

Al fotografiar la luna, se debe conocer todo lo referente a la fotografía nocturna, ya que esta abarca todas las imágenes que se toman en la noche, en este caso la Luna. Este tipo de fotografía, requiere de mucha atención, debido a que es compleja, evidentemente por la falta de iluminación.

Sin embargo, la fotografía nocturna, también conocida como Lightpainting, es muy agradable cuando se utilizan las técnicas adecuadas para ella. Esto, se debe a que la técnica Lightpainting, tiene como resultado la obtención de un retrato, donde la imagen tiene gran nitidez y en ella destacan todos los elementos principales de la noche.

Con la fotografía nocturna se debe tener siempre presente, la luminosidad, la nitidez y el enfoque. También se debe conocer todo lo referente a la hora Azul, la cual es las horas de la tarde- noche cuando se visualiza la transición entre la luz natural y la oscuridad.

En la hora azul, destacan diversas luces, como las artificiales, principalmente de los edificios y los faros de las calles. Sin embargo, al querer fotografiar la Luna y las estrellas, la fotografía debe tomarse en la noche, donde no haya presencia de ningún tipo de luz artificial.

Equipo fotográfico para fotografiar la Luna

Como todo tipo de fotografía, se debe contar con un equipo específico para obtener los mejores resultados al fotografiar la Luna. Debido a esto, se recomienda utilizar:

Cámara de fotos réflex

Para obtener las mejores fotos de la luna, se puede utilizar cualquier tipo de cámara profesional, tanta cámara compacta como réflex. Sin embargo, lo ideal es utilizar una cámara de fotos réflex que posee un excelente zoom o un teleobjetivo.

Objetivo de la cámara

El objetivo que se vaya a utilizar debe ser mínimo de 10mm o 200mm, en el caso de utilizar una cámara de medio formato. Si se utiliza, una cámara Full Frame, se debe usar mínimo un objetivo de 20mm o 300mm. Existen también los objetivos que pueden adaptarse al valor que requiera el fotógrafo, según lo que se va a fotografiar, que en este caso en la Luna.

Trípode para cámara

Al fotografiar la Luna, se debe utilizar un trípode para cámara, ya que con este se puede estabilizar la cámara, con la finalidad de que la cámara no se mueva ni presente trepidación.

Además de esto, es ideal al momento de realizar exposiciones largas. Este tipo de exposición, son aquellas cuando se quiere capturar una imagen en movimiento, resaltar las estrellas y en este caso la Luna.

Mando a distancia

Debido a que al fotografiar la Luna, se deben utilizar distancias focales muy largas, lo mejor es utilizar un mando a distancia al momento de disparar la cámara. Esto se debe, a que con ese mando se evita presionar el pulsador, y que la cámara se mueva. También se puede usar el modo retardo de disparo, que se ubica en el menú de la cámara.

Aspectos a considerar al fotografiar la luna

Como todo tipo de fotografía, se deben tener ciertos aspectos y criterios en cuenta, para obtener grandes resultados. En el caso de fotografiar la Luna, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

Conocer las fases de la Luna

Antes de fotografiar la Luna, el fotógrafo debe conocer lo referente a las fases lunares, para así poder saber en qué momento es mejor que realizar la fotografía. En la actualidad, es muy sencillo conocer los días en que habrá fases lunares, ya que se encuentran identificadas en la mayoría de los calendarios.

También se puede obtener esa información por internet, realizando una búsqueda de la fase lunar diaria. Es importante tomar en cuenta que se debe verificar el calendario de las fases de la Luna, en la zona geográfica donde el fotógrafo quiere capturar la imagen.

Por lo tanto, en el caso de tomar la foto desde la casa del fotógrafo solo se debe observar por la ventana a la luna. Sin embargo, al tomar la fotografía en el exterior, para integrar algún otro elemento en la composición, se debe revisar la fase lunar del día.

Investigar la fase lunar del día

Como se mencionó anteriormente, es indispensable saber la fase lunar diaria. Debido a esto, al momento de fotografiar la Luna, se debe investigar la fase en la que se encuentra el día que se tenga planificado realizar la captura de las fotos.

Sin embargo, lo primordial es que se encuentre en una fase lunar, donde esté muy visible, es por ello que la mayoría la fotografía cuando está en luna llena. No obstante, todo dependerá de la decisión del fotógrafo, quien es el que sabe lo que quiere captar de la Luna y de la fase en que se encuentre.

Ubicar un área para colocar la cámara

Para obtener una buena imagen al fotografiar la Luna, el fotógrafo debe ubicarse en un área donde pueda retratarse. Por lo tanto, se debe colocar el trípode con la cámara en una superficie que ofrezca estabilidad.

Tener en cuenta que mientras más oscuro mejor

Aunque se pueden capturar fotos de la luna de día, lo mejor es fotografiarla en la noche, cuando hay oscuridad. Una de las áreas en donde se puede apreciar y obtener excelentes imágenes de ella es en el campo o en un sitio donde no hay muchas luces artificiales. Por lo tanto,  no se recomienda tomar la foto de la Luna en una ciudad, ya que en estas hay mucha presencia de luz en la atmosfera.

No obstante, en el caso de que el único lugar donde se pueda fotografiar la Luna, sea en la ciudad o en un área donde hay mucha luz artificial, se debe configurar la cámara, según el entorno donde se va a realizar las fotografías.

Instalación del equipo fotográfico

Cuando ya se ha seleccionado el área donde se realizarán las fotografías, se debe colocar el trípode y la cámara, donde se puedan manipular con mayor comodidad. Además de esto, se debe llevar unas linternas, para poder iluminar los equipos mientras se están instalando.

Uso del mando a distancia o modo retardo

Como se mencionó anteriormente, al fotografiar la Luna, se debe utilizar un mando o disparador a distancia o también se puede colocar el mando retardo en la cámara. Para poder activar el mando retardo, se debe realizar dicho ajuste en el menú de la cámara, con un tiempo de 5 o 10 segundos.

Ambas opciones son ideales, para que así no se tenga que pulsar el botón de la cámara, con la finalidad de no moverla al tomar la foto. Una vez que se utiliza el modo retardo o el mando de distancia, el fotógrafo puede alejarse de la cámara, sin necesidad de pulsar ninguna otra opción en ella.

Fotografiar la Luna

Uso del modo medición puntual

Este ajuste se logra, midiendo de la luz de manera puntual, en la cámara. Se utiliza para medir con la cámara la luz de la luna, para que esta se pueda apreciar y destacar en la fotografía.

Debido a esto, la medición de luz, es la que permite que la cámara pueda distinguir qué área del encuadre fotográfico hay que tomar como referencia para capturar la luz o regular la exposición.

La medición puntual, es lo mejor para fotografiar la Luna, de utilizar otra medición, la cámara se esforzará por obtener los detalles en el cielo y por ende sobre expondrá la Luna. Al usar la medición puntual, se mide de manera parecida la fuente de luz que se quiere capturar. En el caso de que la cámara, no posea este ajuste, se debe usar otro tipo de medición que puede ajustar algunos elementos de la exposición.

Utilizar la distancia focal máxima

Al fotografiar la Luna, se puede realizar un gran acercamiento. Esto se puede realizar usando la máxima distancia focal del objetivo o zoom de la cámara de fotos réflex. Cabe destacar, que la distancia focal se mide en milímetros, por lo que su adecuada medición depende totalmente del objetivo que se utilice o del que posea la cámara compacta, en el caso de no tener una réflex.

Sin embargo, así se utilice una cámara compacta o una réflex, se debe recordar utiliza el zoom en su medida máxima, mientras se enfoca al infinito. De esta manera, se obtendrá una buena y nítida imagen de la Luna.

Apertura del diafragma

Al fotografiar la Luna, se debe realizar una apertura del diafragma media. Es decir, si la apertura del diafragma del objetivo es de f/3,5 a f/22, se debe usar un diafragma en f/8 o en f/11. Esto se debe a que al momento en que cierre el diafragma, ingresar poca luz, pero se incrementará la profundidad de campo.

Debido a esto, se utiliza en la apertura del diafragma, el denominado punto dulce, ya que con el son posibles la apertura de diafragma de mayor calidad. La apertura media del diafragma se utiliza para capturar una gran cantidad de detalles.

Sensibilidad ISO

Debido a la escasez de luz, que hay al momento de fotografiar la Luna, se debe reducir al mínimo la sensibilidad ISO. Con la finalidad de disminuir el ruido de la fotografía y de capturar en la imagen el cielo, donde resalta adecuadamente el color negro.

Para esto, se debe colocar la sensibilidad ISO mínima, es decir con un valor de 100 o 200. En el caso de no poseer un objetivo zoom o un teleobjetivo que tenga un alcance de 200mm, se debe recortar la imagen, para posteriormente ampliarlas. Para obtener un buen resultado en la edición de la fotografía, se debe disparar con sensibilidad ISO muy baja.

Velocidad de obturación

Al momento de fotografiar la luna, la velocidad de obturación no puede ser muy rápida, ya que podría salir la foto muy oscura. Pero tampoco puede ser una velocidad de obturación muy lenta, debido a que el movimiento de la Luna saldría en la foto como una estela blanca.

Fotografiar la Luna

La velocidad de obturación no debe ser ni muy rápida, pero tampoco muy lenta. Es por ello, que lo mejor es ajustar el equilibrio entre el triángulo de exposición, es decir la sensibilidad ISO, la velocidad de obturación y la apertura del diafragma. Por lo tanto, es indispensable ajústalos para poder obtener una adecuada exposición.

Para poder lograr esto, se puede iniciar disparando a 1/125s, para así ir incrementando o disminuyendo la velocidad de obturación, según lo decida el fotógrafo.

Es fundamental realizar un adecuado ajuste de la velocidad de obturación, para así poder conseguir que la Luna no se visualice en la fotografía de manera sobreexpuesta ni subexpuesta. En el caso de que se quiera fotografiar la luna llena, se puede hacer una apertura de diafragma de f/11 con una velocidad de obturación de 1/200 a 1/500. Teniendo así una estabilidad ISO de 100.

Bloquear el espejo

Si se utiliza una cámara de fotos réflex, estas tienen unos espejos, que hacen posible la visualización de la escena por medio del visor, antes que se levanten para que pueda ingresar la luz al sensor. Por lo tanto al fotografiar la Luna, lo mejor es bloquear el espejo, ya que este cuando se levanta, ocasiona vibración o trepidación a la cámara.

Una de los ajustes con que puede bloquearse el espejo de la cámara de fotos réflex, es con el modo Live View. Esto se debe a que con ese modo el espejo se queda levantado, para así no golpear el espejo al pulsar el disparador.

Disparar en formato RAW

Lo ideal al fotografiar la luna, es hacerlo con el formato RAW, ya que con este se guarda toda la información de la imagen. Por lo que al editar la imagen se pueden solventar los errores de iluminación e incrementar la nitidez. También se puede seleccionar la temperatura de color que se desee destacar en la imagen.

Utilizar el histograma

El uso del histograma, es indispensable al momento de fotografiar la Luna. Con el histograma de una fotografía, se puede visualizar gráficamente la distribución de color, así como los diversos tonos que posee una imagen.

Es por ello que con el histograma, se facilita el manejo y la captura de las imágenes de forma correcta con la exposición. Con la finalidad de realizar una corrección de los colores finales de la fotografía.  Se debe tener en cuenta que las luces altas, se visualizan en el área derecha del gráfico.

Es indispensable revisarlo, para así poder evitar que haya luces quemadas con información que no se pueda recuperar. En las cámaras de fotos de la actualidad, se visualiza en la pantalla LCD, un parpadeo en las áreas que se encuentran sobreexpuestas. Esta función es muy útil, para estar atento de cada detalle del histograma.

Enfoque de la Luna

Al fotografiar la luna, se debe ajustar el objetivo en enfoque manual, seleccionado el enfoque infinito. Algunos fotógrafos, utilizan la pantalla LCD y el zoom óptico para enfocar con el modo live view. Con este ajuste, se puede visualizar en tiempo real la Luna enfocada en la pantalla, para así poder usar el zoom óptico, con la finalidad de lograr una gran precisión.

Revisar las fotos

Al tomar las fotos, especialmente cuando se toma cada una, lo mejor es revisarlas colocándole el zoom al 100%, para así poder visualizar la nitidez de ellas. Esto se debe, a que si solo se revisan las fotos en la pantalla de la cámara, no se puede apreciar la nitidez y todos los detalles que se quisieron destacar con esa captura de la imagen.

Composición fotográfica

La mayoría de las imágenes de la Luna transmiten un mensaje. Esto se debe a que la luz le otorga un toque de drama y observarla de manera solitaria le brinda gran emotividad a la fotografía. Además de esto, también puede acompañar su composición fotográfica con la luz y con el clima que se encuentre al momento de fotografiarla.

Por lo tanto, siempre debe destacar la Luna, así se fotografíe sola o acompañada de otros elementos, que le den un mayor sentido estético, narrativo o visual a todo el entorno. Algunos fotógrafos utilizan un filtro degradado para oscurecer algún área de la imagen y resaltar los detalles de la luna.

De igual manera, algunos fotógrafos profesionales, al fotografiar la Luna, hacen muchas tomas con diversas exposiciones y posteriormente al editar la imagen, le otorgan mayor composición a la luna, que es la protagonista de la foto.

Fotografiar la Luna

Editar la fotografía

Como la mayoría de los tipos de fotografías, luego de fotografiar la Luna, estás también deben pasar por un proceso de edición. Lo cual se realiza con la finalidad de retocar, destacar algunos detalles en la imagen, tales como las sombras, luces, contraste, entre otros.

El programa de edición que se utilice, dependerá del que tenga cada fotógrafo. No obstante, siempre se debe tener en cuenta que la edición de fotos es solo para destacar ciertos elementos. Debido a esto,  lo mejor es realizar una buena toma de la fotografía, que no deba pasar por un gran proceso de edición.

Como se mencionó anteriormente, en el caso de no haber podido tomar la foto con un objetivo de 200mm o 300mm, posiblemente hay que recortarla. Debido a esto, al momento de recortar la imagen con el programa de edición, lo ideal es obtener un acercamiento de la luna.

Los programas que más se utilizan, estas ocasiones son Lightroom y Photoshop. Sin embargo, existen muchos programas o software de edición de fotos.

Fotografiar la luna con un teléfono inteligente o Smartphone

Anteriormente se ha descrito todo lo referente a fotografiar la Luna con la cámara de fotos réflex, sin embargo muchas personas toman fotografías con sus teléfonos inteligentes. De hecho, existen móviles con mejor cámara, que pueden capturar fotos muy bonitas y artísticas de la Luna. Debido a esto, para obtener fotos de la Luna con un teléfono inteligente, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

Usar un trípode

Al igual que con la cámara de fotos réflex, al tomar la foto de la Luna con el teléfono inteligente, también se debe usar un trípode. Este accesorio es fundamental para la estabilidad, en este caso del teléfono móvil. En caso de no contar con trípode, se puede usar una estructura estable.

Se debe recordar, que al tomar la foto con el pulso, lo más seguro es que la imagen salga movida y con baja nitidez, por lo tanto lo mejor es tener el trípode que tenga adaptador para colocar el teléfono móvil.

Utilizar un telescopio o un objetivo

Debido a que la distancia focal de los teléfonos móvil es muy baja, a pesar de otorgar un amplio campo pero con poco aumento, se debe utilizar el zoom. Sin embargo, con el uso del zoom electrónico de la cámara del teléfono móvil, se pierde la resolución a medida que se amplía la imagen.

Por lo tanto, lo recomendable es usar un telescopio, donde se pueda fijar el teléfono móvil, para sí tomar la foto con el método digiscoping. Este método se realiza apuntando la cámara del teléfono móvil hacia el ocular del telescopio, con la finalidad de aprovechar los aumentos de este.

Fotografiar la Luna

Si el telescopio de encuentra ubicado encima de una montura ecuatorial motorizada, es una gran opción, ya que con la montura disminuye el movimiento rotatorio de la Tierra. Por lo tanto, no se tendrá que mover el telescopio.

En el caso de no tener telescopio, también se puede usar un objetivo para teléfono móvil. Este hará posible que se realice mayor aumento  con el zoom, pero no con óptima calidad de la imagen.

El uso de filtros polarizadores

Con estos filtros se puede mejorar el contraste en la imagen. Especialmente cuando se va a fotografiar la Luna, ya que esta tiene un alto rango dinámico. Posee un lado con mayor brillo, y otro lado es más oscuro. Es por ello, que con el uso del filtro polarizador, se puede obtener una buena exposición. Existen filtros que se pueden adaptar al ocular del telescopio y también hay para ajustar al teléfono móvil.

Modo manual

Al igual que en la cámara de fotos réflex, en el teléfono celular también se debe activar el modo manual en la cámara que  la integra. Una vez que se activa este modo, se puede modificar los ajustes de la sensibilidad ISO en fotografía, el enfoque y la exposición.  También existe aplicación que se utilizan como modo manual de la cámara del teléfono móvil.

Es indispensable usar la sensibilidad ISO medio bajo y se debe variar la exposición, para que así no se sobre exponga ninguna área de la Luna.

Evitar tocar el teléfono móvil al tomar la foto

Se debe evitar pulsar la pantalla o los botones del teléfono móvil al momento de fotografiar la Luna. Esto con la finalidad de evitar los movimientos del teléfono móvil. Lo mejor es tener instalada una aplicación de intervalómetro, para poder manejar la cámara y añadirle un retardo de 2 segundos.

También está la opción de controlar el teléfono móvil desde un ordenador o computadora, por medio de WIFI. Además de esto, también se puede manejar  por USB con Vysor y Google Chrome. Todas estas opciones son válidas, para obtener buenas fotos tomadas por el teléfono móvil.

Editar la imagen

Se puede editar la imagen de la luna, descargando aplicaciones como Photoshop. Al momento de editar se debe ajustar de ser necesario algunos elementos del histograma, los parámetros y las configuraciones necesarias para obtener un buen resultado.

Capturar video

Una opción al fotografiar la luna con el teléfono móvil, es grabar video, para extraer las fotografías de este, usando programas como Autostackert, seleccionado los fotogramas más nítidos. Ese programa se debe instalar en el ordenador, ya que solo se puede utilizar allí y no en el teléfono móvil.

Consejos

Al momento de fotografiar la Luna, se deben tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Antes de fotografiarla, se debe saber en qué fase está en ese momento, para poder aplicar las técnicas necesarias.
  • Para poder obtener una óptima fotografía, lo mejor es ubicar la cámara en un adecuado lugar, donde se pueda apreciar completamente la luna.
  • Al fotografiar la Luna, hay que tener siempre presente que mientras más oscuro esté, será mucho mejor.
  • Además, se debe tener presente que lo mejor es utilizar el modo retardo en la cámara o un mando a distancia, para que no haya ningún tipo de movimiento de la cámara, al fotografiar la Luna.
  • También se debe utilizar la medición puntual y la distancia focal máxima.
  • En lo referente al triángulo de exposición, al fotografiar la Luna, hay que realizar una apertura media del diafragma, colocar la estabilidad ISO en el mínimo valor y la velocidad de obturación debe ser ni muy rápida pero tampoco muy lenta.
  • Como toda fotografía, esta también debe pasar por un proceso de edición para poder resaltar algunos detalles en ella.

Si te gustó la información de este artículo, quizás también te interese conocer todo lo referente a la fotografía de la naturaleza.

Deja un comentario