El Bosque de Los Suicidios, un lugar extraño y más

El Bosque de Los Suicidios un mar de árboles identificado con en el nombre de Aokigahara, que se encuentra en la base del Monte Fuji en Japón. Un lugar sin duda tenebroso, no por su apariencia, sino por ser escogido por algunas personas como su destino final; ya que acuden a él, cuando esta determinados a morir, descúbrelo todo en este artículo.

El Bosque de Los Suicidios

¿Qué es El Bosque de Los Suicidios?

El Bosque de Los Suicidios tiene por nombre Aokigahara, algunos lo conocen como el Mar de Árboles y cuenta con una extensión de 35 kilómetros cuadrados; ubicados específicamente al noroeste de donde se encuentra la base del Monte Fuji, formando parte del territorio de Japón.

Se dice que este bosque por años ha estado asociado a los demonios que forman parte de la Mitología Japonesa; pero considerado como un bosque maldito, mencionado en muchos poemas que cuentan con más de 1000 años de antigüedad.

Pero lo cierto es que se trata de un lugar al cual acuden las personas que han decidido acabar con su existencia, obteniendo de esta manera el segundo lugar en el mundo en este sentido; ya que el primer puesto los ostenta el popular puente de Golden Gate dentro de la ciudad de San Francisco en los Estados Unidos.

Aokigahara se encuentra a tan solo 100 kilómetros de Tokio; una región provista de amplia belleza natural, solo y tranquilo; custodiado por un denso manto de pinos que son mudos testigos históricos de muertes desafortunadas.

Con tal trayectoria como El Bosque de Los Suicidios; el gobierno de Japón, se ha visto en la necesidad de instalar diversas señales de advertencia en la mayor cantidad de idiomas posibles, a fin de evitar que aquellas personas que lleguen al lugar para quitarse la vida, puedan hacerlo.

Se observan en este sentido mensajes como el que le mostramos a continuación:

‘Tu vida es un hermoso regalo de tus padres. Por favor piensa en tus padres, hermanos e hijos. No te lo guardes. Habla de tus problemas’, ‘No sufras solo, antes, contacta con alguien’…

Con esto se busca crear consciencia en la personas para que recapaciten antes de llegar hasta esa trágica decisión. Incluso se han clausurado ciertas zonas del bosque, a las cuales está prohibida la visita de los turistas, donde tan solo pueden conocer las áreas que cuentan con vigilancia.

Pero vamos a estar claros;  cuando una persona decide que ya no tiene motivos para vivir, buscará de cualquier forma encontrar un lugar apartado de este bosque para quitarse la vida. Aún a pesar de todas las medidas tomadas por las autoridades, los suicidios se siguen produciendo en este lugar.

Los estudios estadísticos han determinado que al año se producen en el Bosque de los Suicidios un centenar de muertes. Mientras que por otro lado los creyentes en los espíritus, consideran que son muchas las almas que quedan penando por todos los senderos del bosque, por lo que es considerado un lugar maldito.

Un Poco de Historia

Aokigahara es un bosque natural del Japón, que está provisto de gran cantidad de árboles, la mayoría de ellos centenarios; el suelo se encuentra cubierto por una espesa capa de roca de origen volcánico; con formaciones ocasionadas por la presencia de la lava y muchas cuevas.

Todas estas formaciones subterráneas se deben a las erupciones del monte Fuji, especialmente ocurridas aproximadamente entre los años 800 y 1083. Incluso cabe destacar que durante el año 864, tuvo lugar una prolongada erupción, que se extendió por unos 10 días.

De esta manera nace el bosque de los suicidios, un lugar donde reina la oscuridad y el silencio; una región natural visitada por las personas para  encontrar paz y quietud y hacer frente a sus decisiones. Allí dan rienda suelta a sus pensamientos y culminan la misión que les llevo hasta este sitio.

Por su amplia cantidad de árboles, se le ha apodado  “Mar de Árboles”, los cuales permiten que una persona pueda perderse con facilidad, incluso si se encuentra tan solo paseando; un motivo ante el cual la mayoría de los excursionistas, han aprendido a hacer uso de cintas de colores atadas a los árboles, como una medida para marcar el camino de retorno; algo que también es empleado por los suicidas en caso de arrepentirse.

Cabe destacar, que en caso de que el suicida llegue a quitarse la vida, la cinta de igual manera, permite a las autoridades puedan rescatar su cuerpo, con la finalidad de entregarlo a sus familiares, para que le den una adecuada sepultura.

El Bosque de Los Suicidios

Pero para algunos turistas es inquietante ver cuando pasean por el bosque algunos detalles que son dejados por los familiares del suicida, como recuerdo del acto cometido y para santificar el lugar donde acabaron con su vida, lo que generalmente se trata de un escenario desolador y triste.

La mayoría de los historiadores coincide en que la práctica del suicidio en este bosque se inicia luego de ser inspirada mediante un cuento de nombre “El Negro Mar de Árboles”, cuyo nombre original es Kuroi Jukai, obra de Seicho Matsumoto. La historia es del conocimiento público durante el año de 1960.

Como parte de la narrativa de esta obra, se cuenta la trágica historia de una pareja de enamorados que terminan quitándose la vida en este bosque. Pero es esta tan solo una de las posibles causas de la fama del bosque de Aokigahara, pues otros estudiosos en este campo piensan que es posible que su misterio sea debido a la práctica Ubasute del siglo XIX.

Este tipo de ritual identificado como Ubasute o Obasute; se trataba de abandonar a un anciano o familiar, como parte de las tradiciones antiguas del Japón. La finalidad de esto era que la persona al ser estar anciana o enferma, representaba una carga para la familia, por lo cual era llevada a un lugar solo y alejado, en donde morían a causa de hambre, deshidratante o por esta expuestos a la intemperie.

De manera que este tipo de práctica era algo similar a lo que se conoce como la eutanasia, mediante la cual se emplea medios artificiales para ayudar a morir a una persona que está sufriendo mucho dolor y de esta manera se dan fin a su agonía.

En épocas donde dentro del Japón se experimentaba hambre y sequía, la Ubasute, fue una de las formas como muchos familiares se deshicieron de sus ancianos, por representar otra boca más que alimentar; los llevaban a el Bosque de los Suicidios, donde eran abandonados a su suerte. De esta manera Aokigahara, comenzó a tener fama como un lugar encantado, donde se presenciaba la aparición de almas en pena de ancianos, suicidas e incluso niños que eran dejados allí.

Incluso durante el año de 1993, se publicó el llamado “Manual Completo de Suicidio”, un testo que está actualmente prohibido; pero dentro del cual se realizaba una completa descripción de cómo era posible morir en El Bosque de los Suicidios; pues se trataba del lugar perfecto para morir.

El Bosque de Los Suicidios

Un Lugar Perfecto Para Morir

Con esta frase se indica el lugar que dentro del Japón ha sido elegido por aquellas personas que deciden acabar con su vida, a pesar de todas las advertencias que pueden leer a su paso incentivándoles a desistir de la idea de cometer tan terrible acto; recomendándoles por otro lado buscar la ayuda necesaria para enfrentar su trastorno depresivo.

Sabemos que los seres humanos enfrentan a lo largo de su vida una serie de problemas que les llevan a tomar la decisión errada de querer poner fin a su existencia. Pero se trata de un hecho que puede ser prevenido, si se cuenta con la adecuada ayuda, bien por parte de su familia o mediante tratamiento profesional.

Cuando toman esta decisión lo hacen, debido a que piensan que sus problemas no tienen solución y que el suicidio es la última carta que les queda por jugar, para acabar de una manera rápida con su sufrimiento. Pero es necesario que este tipo de persona sepa que se pueden tomar muchas otras medidas, mediante las cuales seguirá viviendo y podrá incluso nuevamente, disfrutar de la vida.

El Bosque de Los Suicidios

En cuanto al hecho de ser considerado un lugar perfecto para morir; se debe al hecho de que se trata de un mar verde de soledad; un rincón apartado donde estarán solos y podrán tomarse todo el tiempo necesario para realizar su trágico ritual.

El Aokigahara es un océano de árboles, muy profundo, oscuro y lleno de vegetación, que sin quererlo es posible perderse en él. Pero en caso de ser necesario es posible orientarse mediante el uso de brújulas, teléfonos o GPS; algo que lógicamente no es del interés del suicida.

Pues ellos dejan un rastro, con la finalidad de que su cuerpo sea encontrado para ofrecerle la adecuada sepultura, por parte de sus familiares. De hecho las autoridades del Japón cuentan con un grupo de voluntarios que recorren sus caminos, con la finalidad de encontrar el cuerpo de aquellas personas que se han quitado la vida.

Las búsquedas generalmente se inician, cuando tienen reportes de personas desaparecidas y que se dan por perdidas por parte de sus familiares; pero pueden pasar días, meses o años antes de poder ser encontrados, pues las entrañas del bosque de los suicidios es tan densa, que sabe ocultarlos muy bien.

Reportajes Sobre El Bosque de Los Suicidios

El misterio dentro del cual se ha envuelto este bosque ha dado pie a la creación de películas de cine y a varios reportajes, dentro de los cuales les mencionaremos el documental realizado por Azusa Hayano, un geólogo.

Este investigador se encontraba realizando un recorrido por este bosque, con la finalidad de encontrar alguna victima; quedando admirado al llegar hasta una tienda de campaña olvidada, lo que era un claro indicio de que el propietario de la misma, se tomó un tiempo para luchar con la idea de acabar con su vida.

Lo cierto es que esto es un indicio de que se deben tratar de localizar a la personas antes del suicidio, para convencerlas de que vale la pena continuar viviendo.

A consideración del psicólogo de la Universidad Temple de Tokyo, el Dr. Wataru Nishida, “El aislamiento es la principal causa para la depresión y el suicidio” por ello es necesario evitar en lo posible que esto ocurra. Cuando una persona se encuentra sola, se siente vacía y no piensa de manera racional; ya que considera que no es importante para nadie y por ello, decide que su vida debe terminar, pues no existe una razón de peso para vivir.

Este tipo de problemática ha sido enfrentada desde la antigüedad, cuando existían los Kamikazes; soldados que tripulaban el avión suicida del ejército japonés, durante el desarrollo de los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial. Ellos se estrellaban junto con su avión lleno de explosivos, con la finalidad de destruir un objetivo de su enemigo.

Se sacrificaban de manera voluntaria; mientras que por otro lado está el tradicional Harakiri, que era considerado como “La muerte honorable”, practicada por algunos japoneses; mediante la cual se quitaban la vida de manera ritual, abriéndose el vientre con un arma blanca; generalmente inducidos por razones de honor.

Todo esto se suma a las creencias culturales de las tradiciones japonesas; que dan pie a la personas, para considerar cuando deben morir. Más aun cuando se ha determinado que las tradiciones cristianas no están muy arraigadas dentro de esta cultura; motivo por el cual para ellos el suicidio no es visto como un pecado.

Por el contrario se trata de un acto que es visto como un momento en el cual cada persona asume su propia responsabilidad en la vida; decidiendo en que momento deben darla por finalizada.

Mediante la realización de estos documentales y estudios sobre el bosque de los suicidios, se ha determinado que es esta la principal causa de muerte, especialmente de hombres que se encuentran entre los 20 y 44 años.

Visto en las Redes Sociales

Este bosque por muchos años se ha mantenido siendo solo conocido por parte de los turistas y habitantes del Japón; pero durante el año 2018 se dio un acontecimiento a nivel de las redes sociales, específicamente dentro de YouTube; con lo cual volvió a estar en boca de muchas personas, que nunca habían escuchado del lugar.

Como bien se sabe YouTube es un canal donde muchos fanáticos del Internet suben vídeos, para que sean populares al ser vistos por miles de personas. En este caso se trató de un youtuber de nombre Logan Alexander Paul, actor estadounidense. Quien contaba como mucha fama en las redes sociales por publicar una serie de vídeos exitosos en la red, llenos de creatividad, energía y algo de locura.

Pero toco algo considerado como tabú, ya que en el año 2017 viaja al Bosque de los Suicidios, donde encontró durante su recorrido a un hombre colgado de un árbol.

Logan continuo con la grabación de su blog, dentro del cual se acerca al fallecido y lo muestra en la cámara; lo que posteriormente sube al Internet; haciéndose virar en menos de 24 horas; pero de igual manera fue el punto central para muchas críticas; tanto por parte de varias plataformas de Internet, al igual que dentro de varios programas televisivos.

Luego de todo lo sucedido la carrera de Logan comenzó a caer en picada, no obstante de haberse borrado el vídeo y ser sustituido por otro mediante el cual le pidió disculpas a todo el mundo. Lo cierto es que el daño estaba hecho.

La muerte es un acto que se respecta, especialmente por el dolor que esto ocasiona a los familiares del suicida. No obstante Logan mediante su vídeo posterior, manifestaba que el vídeo tenía la intención de generar consciencia sobre el drama ocasionado con el suicidio.

Pero consideramos que no fue la forma de hacerlo, sencillamente con mostrar el lugar del bosque, sin que apareciera la víctima era suficiente. Ya que para evitar que los seres humanos decidan suicidarse, es necesario tener la capacidad de controlar los problemas que les llevan a tomar esa decisión.

Es precisamente la finalidad de los carteles con mensajes que se encuentran colocados en la entrada del bosque, especialmente donde los pasos son cerrados, para evitar que la personas se internen en los sitios menos concurridos.

Como se comentó estos anuncios cuentan con mensajes mediante los cuales se les indica que su vida es un don que les ha sido obsequiado por su padres, y que si piensan quitársela piensen en todos los familiares que están dejando atrás; ademas de indicarle que el dinero no es un problema y que la policía esta allí para hablar con ellos las 24 horas del día.

Si bien se trata de algo que puede ser ignorado por el suicida, de igual manera es posible ampliar este tipo de campaña con otros incentivos; ya que así como los familiares colocan recuerdos en el lugar donde se ha quitado alguno de sus parientes, de igual manera ellos pueden dejar testimonio del dolor por ellos sufrido con esta muerte.

Este mensaje de dolor dejado por muchos familiares, puede ser un incentivo para alertar al suicida, antes de consumar su acto; demostrándoles que existen razones para vivir, solo tiene que saber encontrarlas.

De esta manera llegamos al final de este tema sobre El Bosque de Los Suicidios, esperando que sea de gran utilidad para todos nuestros lectores y en caso de ser así; les recomendamos cordialmente la lectura de los siguientes e interesantes temas:

Deja un comentario