Trepanación, todo su curioso misterio y mucho más

La Trepanación es una práctica quirúrgica que data desde la era prehistórica, la cual consiste en tratar de llegar al cerebro  por medio de una incisión hecha en el cráneo. Las personas recurrían a esta técnica mortal debido a causas médicas o a creencias religiosas. En este artículo descubriremos todo el curioso misterio acerca de este oscuro tema.

trepanación

La Trepanación 

La Trepanación es actualmente llamada “craneotomía” y es un método médico en el cual se busca llegar a tener acceso al cerebro con diversos fines.

El objetivo de un procedimiento tan invasivo como este es el de tener una ventana que deje observar a través del hueso hacia el órgano vital, para manipular ciertas condiciones según sea el estado de salud del paciente.

Este acceso se lograba utilizando un instrumento filoso y fuerte con el cual se lograra romper los duros huesos del cráneo, haciendo cortes para realizar una forma de cuadrado, también se usaban otros instrumentos que hacían agujeros.

Hoy en día la idea de la trepanación es considerada como un método inseguro ya que es un proceso invasivo, peligroso y arroja resultados improbables. La experiencia que se tiene en la práctica de este tipo de procedimientos es poco alentadora.

trepanación

La trepanación en la antigüedad 

La trepanación es una de las prácticas quirúrgicas más antiguas en la historia de la humanidad, se tiene conocimiento de que se ha practicó desde la prehistoria, inclusive hoy en día hay tribus que aunque viven aisladas y en estado primitivo, realizan este tipo de prácticas.

Antiguamente se practicaba la trepanación por motivos insólitos, podían ser de orden religioso, para echar fuera demonios o malos hábitos, para calmar pacientes con problemas nerviosos, o se les consideraba como la cura a los casos de locura en general.

Hoy en día es un método utilizado con cautela, sólo se recurre a este procedimiento cuando es estrictamente necesario; usualmente se utiliza como un acceso quirúrgico cuando se deben realizar delicadas operaciones de neurocirugía.

Un ejemplo del uso de la trepanación actualmente, tenemos el caso cuando se necesitan remover tumores cerebrales, o para tratar el hematoma subdural, el cual es la acumulación anormal de sangre entre la membrana duramadre que es la que recubre el cerebro y la aracnoides una de las membranas principales localizada en las meninges.

trepanación

Uno de los primeros datos que se tienen de la práctica del procedimiento proviene de una evidencia que data desde la era prehistórica, según los datos extraídos de un cráneo encontrado en el año 1685 en Francia.

En el caso del Continente Americano, existe evidencia de algunos casos aislados en Perú y Bolivia, también hubo hallazgos importantes en el Valle de Oaxaca, lugar en donde se cree las tribus de estas zonas solían realizar esta práctica con frecuencia.

Era Prehistórica

Existen pruebas de que en etapas primitivas se realizaba este tipo de práctica, del período Neolítico se han encontrado fósiles de cráneos con señales de trepanación.

En las pinturas rupestres encontradas en las paredes de las cuevas, muestran imágenes en las que se entiende que el hombre prehistórico creía que este método era una cura para ciertos males naturales.

trepanación

Entre los que practicaban antiguamente la trepanación, es frecuente encontrar la creencia de que una persona podía dejar de tener ataques de enfermedades como epilepsia, dolores fuertes y continuos de cabeza y desórdenes mentales, solo con someterse voluntariamente o no a la mencionado técnica.

Algunas veces la trepanación se realizó por motivos místicos, es decir, obedeciendo a creencias religiosas, por lo general los que apoyaban este método creían que muchas de las dolencias que aquejaban a un paciente, lejos de tener un origen físico, eran producto de las asechanzas del demonio.

Debido a esto la explicación para algunos males comunes como migrañas, síntomas de problemas de conducta o enfermedades congénitas podían ser producto de un demonio que vivía en la cabeza de la persona y se liberaba haciendo un hoyo en el cráneo.

Está creencia cobró mucha fuerza, sobre todo en la época medieval, en la cual muchas personas fueron sometidas a la fuerza a este procedimiento y así ser liberados de su flagelo infernal, por medio de esta intervención quirúrgica.

Los Egipcios

El antiguo Egipto fue pionero en muchos de los avances médicos de la era antigua, esta civilización tenía expertos en campos del conocimiento para cuidar de los faraones y de las personas relevantes para la sociedad del momento.

La medicina desarrollada en el Antiguo Egipto era practicada por profesionales formados en las escuelas del Estado, los cuidados a los enfermos y pacientes eran conferidos a los sacerdotes en los templos acondicionados para ello.

Los médicos de la época clasificaron las enfermedades que podían tener sus ciudadanos en dos causas probables: primero estaban los que experimentaban dolencias de causas manifiestas como las víctimas de accidentes o de heridas de guerra; otros en cambio estaban a merced de causas desconocidas, las cuales obedecían a castigo de los dioses o a obras de seres malignos.

Los Egipcios se caracterizaron por que sus médicos practicaban hábitos de higiene y pulcritud que no se veían en otras culturas, ellos acostumbraban a esterilizar sus instrumentos de trabajo así como sus manos y vestidos.

Se tienen indicios que en esta avanzada sociedad para su época se realizaban complicadas intervenciones quirúrgicas, en el área de traumatología y extirpación de órganos principalmente. También era frecuente que se practicaran trepanaciones como alternativa a ciertas dolencias.

De hecho, los Egipcios fueron los pioneros en practicar intervenciones quirúrgicas cerebrales, que aunque eran realizadas de manera rudimentaria, con instrumentos toscos y sin ningún tipo de anestesia.

Privilegio de la realeza

Una de las costumbres Egipcias que indicaban la naturaleza sobrenatural que le daban al procedimiento de trepanación, es que luego de realizada la intervención personas importantes para el paciente se encargaban de cuidar los fragmentos de hueso arrancados del cráneo, para utilizarlos como amuleto para atraer la buena suerte o adquirir el conocimiento del individuo trepanado.

Los faraones y miembros de la corte real acostumbraban a realizar un acto de trepanación cuando sentían que la muerte estaba cerca, pues se creía que por medio del hueco en el cerebro podía salir el alma del cuerpo justo antes de morir. Descubre más sobre interesantes temas de misterio en nuestro artículo Miedo a la muerte

La trepanación era realizada específicamente por el médico de la corte, ayudado por un personaje llamado el “Hemostático” quien se encargaba de aplicar las técnicas para detener la hemorragia.

La Antigua Grecia

La antigua Grecia logró ser la cuna del conocimiento de la humanidad, el pueblo Griego tuvo un gran desarrollo en todos los campos del conocimiento, entre ellos en los avances en medicina, filosofía, arte y religión.

Entre las creencias de la civilización Griega, se veía a la enfermedad como un castigo divino, y la sanación del paciente, era porque así lo decidían los Dioses.

Hipócrates fue el fundador de la escuela de medicina en la antigüedad, el apoya la idea de que el cuerpo se mantendría sano si se ingerían los alimentos adecuados y también utilizando los poderes curativos de la naturaleza.

Es el sabio Hipócrates quien explica el procedimiento para realizar la trepanación; según este procedimiento se comienza con la aplicación de sedantes al paciente, usualmente utilizando hierbas o preparados con licor, para tratar de alguna manera de mitigar el dolor.

Luego un profesional calificado, se encargará de inmovilizar la cabeza, asegurándola y fijando el lugar exacto donde se debía hacer la perforación, luego se retiraba la parte del hueso de la región anatómica correspondiente para luego reemplazarlo por una placa de metal.

En la actualidad no se tienen registros de cuántas veces se realizó este procedimiento, ni en cuáles pacientes, tampoco se sabe si llegó a funcionar alguna vez.

La Cultura Inca

La civilización Inca (también llamados Quechuas) fueron un poderoso pueblo que tuvo su época de auge en la América de los tiempos Precolombinos.

Sus costumbres, sus adelantos, sus magníficos y fieros guerreros y su organizada sociedad los hicieron uno de los pueblos más importantes de la zonas que lograron dominar luego de originarse en Perú, se expandieron hacia Ecuador, Colombia, Bolivia, Chile y parte de Argentina.

Cuando los Incas lograban conquistar un pueblo, imponían su cultura a los locales, en todos los aspectos, inclusive en formas de realizar artesanía, de construir sus casas, de organizar los asuntos sociales, en los actos religiosos y en cuestiones culturales.

En cuanto a la trepanación, se han encontrado pruebas de que la civilización Inca fue partícipe de esta práctica; el procedimiento descrito por expertos conocedores de la cultura Incaica, indican que realizaban la trepanación de la manera anteriormente descrita, no obstante luego de perforado el cráneo ellos colocaban una placa de oro sólido en la cabeza del paciente.

El objetivo de practicar la trepanación en la cultura Inca, es un poco diferente a el de las otras civilizaciones, ya que principalmente se realizó esta técnica para lograr remover fragmentos de huesos y armas que quedaban incrustadas en el cráneo luego de largas y cruentas batallas.

Método

Los Incas seguían un método similar al indicado por Hipócrates en la antigua Grecia, además agregaron otros detalles para realizar un proceso más elaborado y más complejo.

Por ejemplo, para trabajar el aspecto del dolor, y poder controlar más fácilmente el paciente, le suministraban hojas de coca y grandes cantidades de chicha fermentada. Otro detalle era el uso de vendajes en la cabeza luego de la intervención.

Los Incas tenían algunas técnicas de trepanación que solían aplicar de acuerdo a cada caso. La primera es el método de raspado, el cual es el que se aplicaba en los inicios, luego renovaron la técnica y comenzaron a realizar incisiones que se caracterizaban por dejar aberturas poligonales o cuadrilaterales.

La tercera variación de la técnica consiste en darle al orificio de entrada la forma ovalada o circular, muy frecuente en los cráneos encontrados pertenecientes a la época Precolombina. Debido al tipo de instrumento utilizado esta técnica dejaba un borde biselado.

Por último, se tiene conocimiento que el último de los cambios surgidos como innovaciones a la técnica, fueron el realizar no solo una incisión por paciente y por intervención.

Los Incas implementaron perforaciones circulares múltiples realizadas en el mismo procedimiento, lo cual dejaba las marcas en el cráneo que se observan totalmente alineadas de agujeros pequeños y redondos.

Nivel de supervivencia

Increíblemente,  a pesar de lo rudimentario de los instrumentos utilizados y de una terrible etapa post operatoria, existen pruebas de que un alto porcentaje de cráneos trepanados sobrevivieron a esta horrible experiencia y siguieron viviendo un tiempo más luego de haber sido sometidos a la intervención.

Generalmente los individuos sometidos a las técnicas de trepanación por raspado y las de una incisión grande y circular, muestran indicios más altos de supervivencia según los estudios realizados a los cráneos encontrados en la zona.

No obstante los pacientes que eran intervenidos con las técnicas de las incisiones con abertura poligonal y con las perforaciones múltiples perforaciones circulares eran los que menos sobrevivían al procedimiento.

Ciencia o Religión

En la antigüedad la trepanación se llevaba a cabo para liberar a un paciente de una dolencia física que causaba dolores de cabeza intensos, continuos e incapacitantes.

Cuando el procedimiento de la trepanación se realizaba por estas razones, los médicos de la época lo atribuían a un tumor que debía extirparse. Para saber el sitio exacto para realizar la incisión el doctor golpeaba con un pequeño martillo distintas áreas del cerebro hasta que la persona le indicaba el lugar más doloroso, era allí donde debía perforar.

Cuando el motivo de la trepanación era místico, muchas veces se realizaba para alcanzar el nirvana mental o para aliviar alguna dolencia causada por ciertos trastornos de la mente que no muestran alivio con las terapias de medicina convencional.

También en algunas culturas la idea de tener encerrados malos espíritus que molestan al paciente causando todo tipo de molestias, era común, para lo cual ciertas civilizaciones utilizaron frecuentemente la trepanación como método de alivio en estos casos de ataques demoníacos. Descubre más sobre temas de misterio en nuestro artículo ¿Existe la Brujería?

La trepanación en la actualidad

Actualmente las trepanaciones se realizan de manera esporádica, existen personas muy convencidas de su utilidad y su eficacia en combatir algunos de los flagelos en el estado de salud de un individuo.

Por ejemplo existen seguidores de una teoría que argumenta que la evolución del hombre se basa en el cambio del flujo sanguíneo de la masa encefálica, para lo cual era necesario una trepanación. La comunidad científica se muestra escéptica por lo absurdo de estas teorías, pero hay quien las sigue fielmente.

El hecho de que algunos prediquen que la trepanación libera al cerebro de una estructura que lo aprisiona y no lo deja trabajar al máximo de su capacidad cognitiva, es falso y además peligroso, pues al tratar de reajustar la presión intercraneal utilizando este método solo se logra poner en riesgo la propia vida.

Deja un comentario